viernes, 16 de marzo de 2018

Salvación, ¿Por la sola fe o por fe y obras?


SALVACIÓN, ¿POR FE SOLAMENTE O TAMBIÉN POR OBRAS?

CUANDO SAN PABLO HABLABA DE QUE LAS OBRAS NO SALVAN, ÉL HABLABA DE
LAS OBRAS DE LA LEY DE MOISÉS

COSA MUY DIFERENTE SON LAS OBRAS DE CARIDAD EN JESUCRISTO
Por Saulo de Tarso

Los hermanos protestantes dicen: La Iglesia Católica enseña que debemos ganar la salvación con las obras, pero San Pablo dice claramente que nos salvamos solamente por la fe. Y citan...

Romanos 3,28
Porque pensamos que el hombre es justificado por la fe, sin las obras de la ley.

Gálatas 2,16
conscientes de que el hombre no se justifica por las obras de la ley sino sólo por la fe en Jesucristo, también nosotros hemos creído en Cristo Jesús a fin de conseguir la justificación por la fe en Cristo, y no por las obras de la ley, pues por las obras de la ley nadie será justificado.


¿CÓMO CONCILIAR LA DOCTRINA CATÓLICA CON ÉSTOS TEXTOS DE LA BIBLIA?

Primeramente debemos recordar que la Biblia es una unidad, y no podemos tomar unos textos e ignorar otros. La salvación es un tema muy amplio en las Escrituras y debemos ver qué dice toda la Biblia y no sólo unos pocos textos, que al compararlos con otros hará parecer que la Biblia se contradice. Tenemos que ser fieles a la Palabra de Dios y buscar la verdad, no nuestra verdad.

Lutero tenía sus pasajes favoritos y rechazaba o cambiaba las partes de la Biblia que no apoyaban sus creencias. Algunos ejemplos:

Rom 3,28, la versión original en griego es: "justificado por la fe" (pistei). Lutero lo cambió a "Justificado por la fe solamente". Intentó quitar la carta de Santiago de la Biblia porque contradecía su falsa doctrina de “sola fe”, porque Santiago 2,24, dice "no por la fe solamente".

EL HOMBRE POR SÍ MISMO NO PUEDE LOGRAR SU SALVACIÓN

Mateo 19,25-26
Al oír esto, los discípulos, llenos de asombro, decían: «Entonces, ¿quién se podrá salvar?» Jesús, mirándolos fijamente, dijo: «Para los hombres eso es imposible, mas para Dios todo es posible.»


LA SALVACIÓN NOS VIENE POR GRACIA, POR REGALO DE DIOS

Efesios 2,8-9
Pues habéis sido salvados por la gracia mediante la fe; y esto no viene de vosotros, sino que es un don de Dios; tampoco viene de las obras, para que nadie se gloríe.


Jesucristo ganó nuestra salvación con los méritos de su pasión. Nosotros mismos, hagamos lo que hagamos jamás podremos salvarnos por nuestros propios méritos. El Concilio de Trento dice: "NO PODEMOS SALVARNOS NOSOTROS MISMOS SINO SÓLO POR LA GRACIA DE DIOS".

CUANDO SAN PABLO HABLA DE QUE LAS OBRAS NO SALVAN ¿A QUÉ OBRAS SE REFIERE?

El Papa Benedicto XVI afirma: "La expresión "sola fide" de Lutero es cierta si no se opone la fe a la caridad, al amor. La fe es mirar a Cristo, encomendarse a Cristo, unirse a Cristo, conformarse a Cristo, a su vida. Y la forma, la vida de Cristo es el amor; por tanto creer es conformarse con Cristo y entrar en su amor. Por eso san Pablo en la Carta a los Gálatas, en la que sobre todo ha desarrollado su doctrina sobre la justificación, habla de la fe que obra por medio de la caridad (Gal 5,6)".

El error está en oponer o separar la fe y la caridad.

San Pablo nos dice claramente que la sola fe no sirve para nada, que hay algo más importante que la fe y que si sólo tenemos fe (sola fe) nada somos. ¿Y que es más importante que la fe? San Pablo nos dice que el amor, es decir, LA CARIDAD.

I Corintios 13,2
Aunque tuviera el don de profecía, y conociera todos los misterios y toda la ciencia; aunque tuviera plenitud de fe como para trasladar montañas, si no tengo caridad, nada soy.

I Corintios 13,13
Ahora subsisten la fe, la esperanza y la caridad, estas tres. Pero la mayor de todas ellas es la caridad.


Siempre que San Pablo dice que las obras no salvan, él se refiere a las obras de la ley de Moisés, no a las obras de caridad en Cristo Jesús.

La aseveración protestante de que el hombre no tiene que hacer nada por su propia salvación, porque Cristo ya lo hizo todo ¡es falsa! San Pablo dice que hay que obrar, osea OBRAS.

Filipenses 2,12-13
Así pues, queridos míos, de la misma manera que habéis obedecido siempre, no sólo cuando estaba presente sino mucho más ahora que estoy ausente, trabajad con temor y temblor por vuestra salvación, pues Dios es quien obra en vosotros el querer y el obrar, como bien le parece.

I Timoteo 4,16
Vela por ti mismo y por la enseñanza; persevera en estas disposiciones, pues obrando así te salvarás a ti mismo y a los que te escuchen.
 


Es interesante notar que San Pablo escribe a personas que ya tienen fe, han aceptado a Cristo y han recibido el don de salvación. Pero les enseña que deben "trabajar con temor y temblor" para salvarse. Ciertamente han recibido la gracia para salvarse y Dios no falla, pero San Pablo está consciente que nosotros sí podemos fallar y perder la salvación si no obramos con la obediencia de la fe.

Debemos obrar por nuestra propia salvación. Pero no cualquier obra, de lo contrario los ateos altruistas también serían salvos por sus obras. Sólo las obras de la gracia que provienen de Dios, que obra en el hombre nos justifican, pues como dijo San Pablo:

Gálatas 2,20
y no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí; la vida que vivo al presente en la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Romanos 2,6
el cual dará a cada cual según sus obras

I Corintios 9,24
¿No sabéis que en las carreras del estadio todos corren, mas uno solo recibe el premio? ¡Corred de manera que lo consigáis!


El mismo Pablo, hombre de fe, sabía que podía perder su salvación.

I Corintios 9,27
sino que golpeo mi cuerpo y lo esclavizo; no sea que, habiendo proclamado a los demás, resulte yo mismo descalificado.


EL APÓSTOL SANTIAGO NOS DICE: LA FE SIN OBRAS NO SALVA.

Santiago advirtió sobre el peligro de interpretar mal a san Pablo, como en efecto lo hizo después Lutero.

Santiago 2,14-26
¿De qué sirve, hermanos míos, que alguien diga: «Tengo fe», si no tiene obras? ¿Acaso podrá salvarle la fe? Si un hermano o una hermana están desnudos y carecen del sustento diario, y alguno de vosotros les dice: «Idos en paz, calentaos y hartaos», pero no les dais lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve? Así también la fe, si no tiene obras, está realmente muerta. Y al contrario, alguno podrá decir: «¿Tú tienes fe?; pues yo tengo obras. Pruébame tu fe sin obras y yo te probaré por las obras mi fe. ¿Tú crees que hay un solo Dios? Haces bien. También los demonios lo creen y tiemblan. ¿Quieres saber tú, insensato, que la fe sin obras es estéril? Abraham nuestro padre ¿no alcanzó la justificación por las obras cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? ¿Ves cómo la fe cooperaba con sus obras y, por las obras, la fe alcanzó su perfección? Y alcanzó pleno cumplimiento la Escritura que dice: Creyó Abraham en Dios y le fue reputado como justicia y fue llamado amigo de Dios.» Ya veis cómo el hombre es justificado por las obras y no por la fe solamente. Del mismo modo Rajab, la prostituta, ¿no quedó justificada por las obras dando hospedaje a los mensajeros y haciéndoles marchar por otro camino? Porque así como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.


¿Qué más claro lo quieres?

¿ACASO SAN PABLO Y SANTIAGO SE CONTRADICEN? ENTONCES, ¿LA BIBLIA SE CONTRADICE?

Hay que entender que ellos se refieren a dos tipos diferentes de "obras". San Pablo, se refiere a las "obras de la ley de Moisés" requeridas en el Antiguo Testamento, especialmente la circuncisión, que algunos judaizantes querían hacer requisito para los cristianos.

Gálatas 2,16
conscientes de que el hombre no se justifica por las obras de la ley sino sólo por la fe en Jesucristo, también nosotros hemos creído en Cristo Jesús a fin de conseguir la justificación por la fe en Cristo, y no por las obras de la ley, pues por las obras de la ley nadie será justificado.


Cuando Santiago habla de cumplir la ley, se refiere al amor al prójimo, es decir, a la ley de la libertad en Cristo, no a la ley de Moisés, de lo contrario, aclara el mismo Santiago, tendríamos que cumplir toda la ley mosaica.

Santiago 2,8-12
Si cumplís plenamente la Ley regia según la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, obráis bien; pero si tenéis acepción de personas, cometéis pecado y quedáis convictos de transgresión por la Ley. Porque quien observa toda la Ley, pero falta en un solo precepto, se hace reo de todos. Pues el que dijo: No adulteres, dijo también: No mates. Si no adulteras, pero matas, eres transgresor de la Ley. Hablad y obrad tal como corresponde a los que han de ser juzgados por la Ley de la libertad.


Es claro que Santiago nos pide hablar y obrar como quienes serán juzgados por la ley de la libertad y no por la ley que esclavizó, o sea, la ley de Moisés, pues es imposible cumplir toda la ley mosaica.

PABLO ENSEÑA TAMBIÉN SOBRE LA FE QUE ACTÚA POR CARIDAD (OBRAS DE
CARIDAD)

Hay personas con poca preparación, sobre todo entre los protestantes que erróneamente creen que Pablo y Santiago se contradicen y que San Pablo excluye las obras como medio de salvación, y cuando se les muestran los textos de Santiago a favor de las obras, sencillamente las desprecian. Pero, ¿Qué dice San Pablo?

Gálatas 5,6
Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión ni la incircuncisión tienen valor, sino solamente la fe que obra por la caridad.

Romanos 2,13
que no son justos delante de Dios los que oyen la ley, sino los que la cumplen: ésos serán justificados.

Filipenses 4,9
Todo cuanto habéis aprendido y recibido y oído y visto en mí, ponedlo por obra y el Dios de la paz estará con vosotros.

Colosenses 1,10
para que viváis de una manera digna del Señor, agradándole en todo, fructificando en toda obra buena y creciendo en el conocimiento de Dios.

Colosenses 3,9
No os mintáis unos a otros. Despojaos del hombre viejo con sus obras.

II Tesalonicenses 2,16-17
Que el mismo Señor nuestro Jesucristo y Dios, nuestro Padre, que nos ha amado y que nos ha dado gratuitamente una consolación eterna y una esperanza dichosa, consuele vuestros corazones y los afiance en toda obra y palabra buena.

I Timoteo 2,9-10
Así mismo que las mujeres, vestidas decorosamente, se adornen con pudor y modestia, no con trenzas ni con oro o perlas o vestidos costosos, sino con buenas obras, como conviene a mujeres que hacen profesión de piedad.

I Timoteo 5,9-10
Que la viuda que sea inscrita en el catálogo de las viudas no tenga menos de sesenta años, haya estado casada una sola vez, y tenga el testimonio de sus buenas obras: haber educado bien a los hijos, practicado la hospitalidad, lavado los pies de los santos, socorrido a los atribulados, y haberse ejercitado en toda clase de buenas obras.

I Timoteo 5,24-25
Los pecados de algunas personas son notorios aun antes de que sean investigados; en cambio los de otras, lo son solamente después. Del mismo modo las obras buenas son manifiestas; y las que no lo son, no pueden quedar ocultas.

I Timoteo 6,18-19
que practiquen el bien, que se enriquezcan de buenas obras, que den con generosidad y con liberalidad; de esta forma irán atesorando para el futuro un excelente fondo con el que podrán adquirir la vida verdadera.

II Timoteo 2,21
Si, pues, alguno se mantiene limpio de estas faltas, será un utensilio para uso noble, santificado y útil para su Dueño, dispuesto para toda obra buena.

II Timoteo 3,17
así el hombre de Dios se encuentra perfecto y preparado para toda obra buena.

Tito 1,16
Profesan conocer a Dios, mas con sus obras le niegan; son abominables y rebeldes e incapaces de toda obra buena.

Tito 2,7-8
Muéstrate dechado de buenas obras: pureza de doctrina, dignidad, palabra sana, intachable, para que el adversario se avergüence, no teniendo nada malo que decir de nosotros.

Tito 2,14
el cual se entregó por nosotros a fin de rescatarnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo que fuese suyo, fervoroso en buenas obras.

Tito 3,1
Amonéstales que vivan sumisos a los magistrados y a las autoridades, que les obedezcan y estén prontos para toda obra buena.

Tito 3,8
Es cierta esta afirmación, y quiero que en esto te mantengas firme, para que los que creen en Dios traten de sobresalir en la práctica de las buenas obras. Esto es bueno y provechoso para los hombres.

Tito 3,14
Que aprendan también los nuestros a sobresalir en la práctica de las buenas obras, atendiendo a las necesidades urgentes, para que no sean unos inútiles.


De modo que, San Pablo coincide con Santiago. Recordemos que ambas enseñanzas forman parte de una misma Biblia y una misma verdad que solo se entiende cuando se captan en conjunto.

Los Apóstoles y la Biblia son veraces y no hay contradicción en ellos. Pero cuando una doctrina hace que la Biblia parezca contradecirse, esa doctrina es falsa, de modo que, la doctrina protestante de “salvación por la sola fe” ¡ES FALSA!

JESUCRISTO NUNCA DIJO QUE ÉL YA HIZO TODO Y QUE SÓLO HAY QUE ACEPTARLO COMO SEÑOR.

Mateo 7,21-23
«No todo el que me diga: "Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial. Muchos me dirán aquel Día: "Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?" Y entonces les declararé: "¡Jamás os conocí; apartaos de mí, agentes de iniquidad!"


Lucas 6,46
«¿Por qué me llamáis: "Señor, Señor", y no hacéis lo que digo?


También es necesario un cambio de vida:

Mateo 18,3
«Yo os aseguro: si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los Cielos.


(RECOMENDAMOS LEER COMPLETO EL CAPÍTULO 25 DE MATEO PARA ENTENDER LA IMPORTANCIA DE LAS OBRAS)

RESUMEN

1-. HEMOS SIDO SALVADOS POR LA GRACIA DE DIOS, ES DECIR, GRATIS.

2-. NOSOTROS JUSTIFICAMOS NUESTRA SALVACIÓN CON FE Y OBRAS.

3-. LA FE SOLA NO SIRVE, LAS OBRAS SOLAS NO SIRVEN. SALVACIÓN POR FE Y OBRAS, JUNTAS.

Veamos la relación entre salvación, fe, obediencia y obras. Según las Escrituras seremos juzgados de acuerdo, no a nuestra fe, sino a nuestras obras:

-La fe sin obras está muerta. Sant. 2, 14-26.
-Por nuestras obras descansaremos en paz. Ap 14, 13.
-Y los muertos fueron juzgados según lo escrito en los libros, conforme a sus obras. Ap 20,12.
-Por los frutos se conocerán. Mt. 7, 17-20.
-No sólo basta con proclamarlo. Mt. 7, 21-23.
-Nos dará según nuestras obras. Mt. 16, 27.
-Para llegar al Reino de Dios hay que cumplir los mandamientos. Mt. 19, 16-21
-Recibiremos de acuerdo a nuestras obras. II Cor. 5, 10 .


PAX ET BONUM


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES