Europa le da la espalda a Dios: El 60% de las iglesias en Holanda cerrarán en los próximos cinco años



En Holanda, la proyección es que en los próximos cinco años deberían cerrarse el 60% de las iglesias. Una verdadera catástrofe, para no llamarnos a engaños. La información la aporta Luke Coppen en The Pillar Catholic.

La diócesis de Haarlem-Amsterdan, que existe hace casi cinco siglos, cubre la provincia de Holanda del Norte y la parte sur de la provincia de Flevoland. Incluye por supuesto la capital holandesa, la ciudad más populosa del país.

Recientemente en reunión con su clero, Mons. Jan Hendricks dijo que estaba claro “que la pandemia del coronavirus ha acelerado el proceso de reducción en el que ya estábamos: los feligreses fieles de edad avanzada han envejecido aún más y, en ocasiones, han dejado de asistir a la iglesia; otros se han acostumbrado a un formato diferente para los domingos por la mañana, los voluntarios se han retirado, los coros se han detenido”.

Las autoridades diocesanas afirman que de las 164 iglesias de la diócesis, 99 deberían cerrar en los próximos cinco años. De las 65 restantes, 37 continuarían por un espacio de entre cinco a diez años como “iglesias de apoyo”, y solo 28 permanecerían por largo término como “iglesias centrales”. La realidad es que de los más de 25.000 fieles que iban a misa en el 2013, ahora solo lo hacen 12.000: un verdadero obituario. Lo peor es que este mismo escenario se proyecta en el país entero.

Es claro que el problema no es solo pandémico: El vicario general de la jurisdicción, Mons. Bart Putter, expresó que en la década de los 50’s del siglo pasado, el 80% de los bautizados iba a misa. Ahora no lo hace sino el 3% de los 425.000 registrados como bautizados.

Las explicaciones abundan. Pero la realidad de fondo es el de sociedades que menosprecian la fe; y que por tanto caminan para su disolución, pues la vida de la gracia es la cohesión y futuro de los grupos humanos.

Es claro que esa realidad, no privilegio solo de Holanda, amerita exámenes de conciencia, a todo nivel, incluso eclesial. Antiguamente la evangelización comenzaba de cero y llegaba por ejemplo a un 40% de católicos en un país como Holanda. Hoy ni el 5% de los suyos creen mucho en su fe.

¿Tal vez demasiada apertura a un mundo, que lejos de ser conquistado por las banderas de Cristo infectó con sus banderas a la propia Iglesia?

Lula le mandó una carta al Papa y le mostró su temor por el "riesgo" de la segunda vuelta en las elecciones


"Querido amigo". Así encabeza Lula da Silva la carta que le ha hecho llegar a papa Francisco y en la que, además de recordarle las líneas que le hizo llegar a la cárcel de Curitiba, donde estaba preso, le habla de las elecciones a la que el expresidente de Brasil vuelve a presentarse como el principal candidato opositor al actual mandatario, Jair Bolsonaro.

En la carta, que le fue entregada al Pontífice por el exsenador y uno de los fundadores del Partido de los Trabajadores (PT) durante su participación en el encuentro en Asís de la Economía de Francisco, Lula le dice al Papa que "la batalla está lejos de haber terminado", que "existe la arriesgada posibilidad de la segunda vuelta y luego la necesidad, en caso de victoria, de asegurar nuestra investidura", en lo que ha sido interpretado como temor a que en caso de victoria del partido de izquierdas se puedan producir movilizaciones por acusaciones de fraude. De hecho, muchos medios de comunicación y analistas han advertido ya contra las continuas apelaciones a que se va a cometer un fraude electoral si gana Lula porque, como aduce Bolsonaro, los jueces "que le sacaron de la cárcel son los que están llevando ahora el proceso electoral".

"Espero que, en eso de confirmarse nuestra victoria [que recogen la totalidad de los sondeos previos], nos podamos encontrar en breve y dialogar sobre nuestras preocupaciones y esperanzas" y que "podamos planear juntos alternativas de construcción de un amplio movimiento que contribuya a la superación del Hambre y la Miseria, condiciones para que se consiga, de hecho, La Paz y la Fraternidad en Brasil y en el Mundo", sigue las carta.

Finalmente, el candidato del PT se despide del Papa enviándole un "abrazo muy fraterno", a la vez que "pido sus oraciones para que la esperanza del pueblo Brasileño se concrete en breve y para que yo pueda ser un instrumento fiel para la consecución de este sueño y esperanzas para nuestra gente".

Alberto Linero, el sacerdote que renunció a su ministerio, graba video con su novia.



Desde 2018, cuando Alberto Linero anunció que se alejaba del sacerdocio, tras más de 20 de pertenecer a la comunidad religiosa, el ex sacerdote ha dado de qué hablar entre los feligreses por sus opiniones con respecto a la religión, el amor y otros aspectos de la vida.

Precisamente fue hace un año cuando mostró a Alcy, su pareja, por primera vez en redes sociales por medio de una fotografía de ella de espalda y frente al mar. 

En entrevista con el programa especializado en entretenimiento 'La Red', contó que estaba enamorado de ella desde hacía años de conocerla, pero inició la relación hasta un año después de retirarse de la vida religiosa.

Cada paso es valioso si se da con amor'

Ahora, están juntos y no dudan en mostrar el amor que tienen el uno por el otro. Ese fue el caso de Linero, quien publicó un video en conmemoración del día del amor y la amistad en compañía de la mujer que se robó su corazón. 

"¡Dichosos quienes encuentran amor y amistad en la misma persona! ¡Que hoy sea un día para amar más de la cuenta, sabiendo que nunca es suficiente!", escribió en su cuenta de Instagram el ex sacerdote; acompañando el clip en el que se ve a la pareja posando para una sesión de fotos. Una de las fotografías es un tierno beso.

De fondo se escucha la voz de ambos hablando de las relaciones románticas y todo lo que conllevan, recalcando lo hermoso que es encontrar a la persona correcta: "Empiezas a construir vida y te das cuenta de que cada paso es valioso si se da con amor, agarrados de la mano. Que cada proyecto es un motivo para seguir caminando juntos".

Por su parte, Alcy escribió lo siguiente en los comentarios de la publicación: "El mejor parche, la fuerza para crecer y esto que se construye día a día me emociona".

Hackearon el Whatsapp de tres obispos y estuvieron pidiendo dinero a los fieles a través de ellos.


El arzobispo de León, México, Mons. Alfonso Cortés Contreras, dio a conocer que a inicios de septiembre él y otros dos obispos mexicanos fueron hackeados. Aconteció que la delincuencia cibernética logró hacerse con el control de las cuentas de whatsapp de los eclesiásticos y posteriormente las personas que las robaron se pusieron a pedir donativos desde ellas.

El arzobispo de León trascendió el hecho del robo cibernético y subrayó que el problema de la delincuencia ha trascendido al gobierno y pertenece ya a toda la sociedad.

El pastor de una de las diócesis más pobladas de México refirió también que ha habido problemas con la delincuencia en al menos 3 capillas de su territorio.

Aunque este caso se hizo más conocido por tratarse de obispos, muchos sacerdotes, monjas y católicos se han visto despojados de su cuenta de whatsapp. Se recomienda la activación de la validación en dos pasos para evitar el robo de cuentas.

Papa Francisco: "Jesús no es solo un protagonista de la historia o un maestro de moral, es el Señor de la Vida".


Con diferentes presentaciones en Milán, Roma y Chioggia ve la luz en Italia este martes 27 de septiembre el nuevo libro de Andrea Tornielli, director editorial de los medios vaticanos. Bajo el título ‘Vida de Jesús’ (editorial Piemme) el periodista alterna textos de los evangelios con un relato personal. El papa Francisco ha escrito el prólogo de la publicación fijándose en las miradas de Jesús a Zaqueo o el ciego de Jericó.

“En cada página del Evangelio hay miradas, es el modo en que las personas se encuentran con Jesús“, escribe el pontífice. Y es que, añade, “la mirada es importante, son importantes las miradas. No basta con leer, no basta con escuchar, es bello entrar en los episodios evangélicos en primera persona, componiendo en la mente y en el corazón la mirada de Jesús”. Una mirada como la que tiene a la viuda que da su donativo en el templo que “es la canonización de la generosidad”.

El Papa invita: “Acerquémonos entonces a los episodios de la vida de Jesús con ojos llenos de contemplación. Es verdad que la fe comienza por la escucha, pero el encuentro comienza por el ver. Por eso es importante escuchar y ver a Jesús en los Evangelios”. Para Francisco, “el ver se une más fácilmente a la memoria, que hace crecer la vida cristiana: es, como enseña san Juan, pero más generalmente toda la Sagrada Escritura, la memoria de las cosas que hemos visto y oído”.

El pontífice invita a los lectores que la figura de Jesús “no se quede sólo en un gran personaje, un protagonista de la historia, un líder religioso o un maestro de moral, sino que se convierta para cada uno, cada día, en el Señor. El Señor de la vida”. “Deseo a quien lo lee esto que vea a Jesús, que se encuentre con Jesús y que reciban la gracia –que es un don del Espíritu Santo– de dejarse atraer por Él”, concluye.

La misión de las monjas de esta Congregación es rezar día y noche por los Sacerdotes, conócelas.



Conversaba hace poco con un sacerdote que tiene 35 años de ordenado, acerca de la parábola evangélica de los talentos, que se leyó días atrás en la misa. Coincidimos sobre la importancia de que el sacerdote multiplique los talentos recibidos.

Me comentó que él ve dos talentos muy marcados en el párroco con el que vive. “Me refiero a la amabilidad y el cariño espiritual”. Me lo explicó con unos ejemplos, antes de ir a celebrar su tercera misa del domingo.

“El padre recibe a los fieles en la sacristía o en la puerta del templo, con los brazos abiertos; siempre responde con palabras amables y sugiere una solución atinada a cada problema que le traen las familias”. Parece algo simple lo que me contó, pero él y yo sabíamos que eso no es fácil de ver.

Aunque ya estaba revestido para celebrar la misa, no se fue sin decirnos por qué admiraba tanto a su hermano sacerdote: “Él dialoga, escucha, tiene paciencia, no siente que es dueño de la verdad. Además consulta, promueve  a las personas, los trata con respeto y con una sonrisa, así sea la persona más impertinente”.

Algo cabizbajo, reconoció que más bien él se ha vuelto “regañón” con los años “y eso aleja a la gente”. Un buen punto para empezar un cambio, proceso en el que no estará solo, sino acompañado por la oración de unas hermanas que velan por él día y noche…

Nacidas para acompañar

Muy cerca a mi lugar de trabajo en Madrid, hay un convento de clausura, cuyas religiosas conforman una congregación que no se empeña en nada mejor, que orar por los sacerdotes o “presbíteros”, como sería más apropiado llamarlos.

Es decir, ellas rezan para que hayan más sacerdotes como el apreciado por mi amigo, y a la vez, la comunidad ora y se sacrifica para que se apacigüe el ánimo de los regañones, para que tengan paz… De este modo, encontraremos más pastores con “Cara de pascua” y menos, con “Cara de cuaresma”, tal como los compara el papa Francisco.

Nos referimos a las Hermanas Oblatas de Cristo Sacerdote, fundadas en Madrid en 1938 y que han extendido su presencia en las ciudades españolas de Salamanca, Huelva, Valencia, Toledo y en la Prelatura de Moyobamba (Perú).

“Han escogido la mejor parte, que no se la quitarán”, pues desde el principio fueron fundadas e impulsadas con determinación por el hoy venerable obispo español, José María García Lahiguera, que sería obispo en Madrid, Huelva y Valencia, hasta su fallecimiento en el año 1989.

A través de una amable gestión de mi jefe, el padre Evaristo -hombre lleno de talentos, multiplicados a la máxima potencia a sus 84 años-, pudimos conocer en el locutorio del monasterio a la Superiora General de la congregación, madre María Teresa López-Orozco.

Pero no estaba sola. La acompañaba la madre María Eugenia Vigil, Consejera General y encargada de los procesos de beatificación del fundador y de la cofundadora, madre María del Carmen Hidalgo de Cavieses, fallecida en el año 2001.

El torno del convento también giró a nuestro favor, para que una de las hermanas porteras nos alcanzara una refrescante limonada, que colmó de hospitalidad el primer encuentro.

Celebrar la fiesta

El celo por la santificación de los sacerdotes de estas religiosas, hunde sus raíces también en las actas del Concilio Vaticano II, las cuales recogen el irrebatible pedido de monseñor García Lahiguera, quien sugirió allí mismo “instituir la fiesta litúrgica de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote”.

Por ello, los esfuerzos y sacrificios del obispo, aún con detrimento de su salud, estuvieron dedicados a convencer a los sacerdotes y obispos, de que dicha fiesta, permitiría tener muy presente que los corazones de los sacerdotes “deben estar configurados al Corazón de Cristo”.

La congregación –nos explica la madre general–, vive, actúa, reza y difunde para que el sacerdote, antes que todo, “mantenga una amistad con Cristo, a través de la intimidad de la oración”.

Este elemento es vital en la comprensión del carisma de las hermanas Oblatas, pues tienen muy claro que, de un corazón así, forjado en la intimidad con Cristo, brotarán los mismos deseos e intereses del Señor y se multiplicarán los talentos…

Por eso la madre María Teresa tiene muy presente lo que dijo el papa Francisco, de que el pastor debe “oler a ovejas”. Esto es algo que desde la congregación se interpreta como “vivir muy cerca al pueblo, nunca alejado de su pueblo; sino siempre preparado para darse y dejarse comer por la gente”.

Mediar entre el cielo y la tierra

A las religiosas Oblatas de Jesús Sacerdote les gusta mucho acompañar, con su oración, el ministerio que ejercen los sacerdotes a través del sacramento de la reconciliación.

“De este modo, el ministro no solo se acerca a las almas para curar sus heridas, sino que es una ‘fuente insustituible’ de gracia, a través de la cual transmite de modo exclusivo, por su ministerio, al Espíritu Santo, que reintegra la dignidad al pecador”. La madre general lo dice con tanta unción, que motiva a cualquiera a buscar pronto un confesor…

Como dijimos, están comprometidas, desde las primeras ideas del venerable José María García Lahiguera, en que se instituya la fiesta anual de Jesucristo Sumo y Eterno sacerdote, cada jueves posterior a Pentecostés. Ellas en Madrid, y en aquellas ciudades donde están presentes, convocan al presbiterio local, para que junto a su pastor, el obispo, se celebre esta fiesta sacerdotal.

Otras diócesis del mundo también han incorporado la fiesta en su calendario litúrgico. Y pueden hacerlo muchas más.

“Es como una pedagogía” nos dice la madre María Eugenia Vigil, pues ve que así, el pueblo de Dios reconocerá mejor la figura de Cristo sacerdote en los presbíteros.

Empeñada en cumplir con su deber de propagar la figura del padre fundador, la madre María Eugenia destaca varios talentos en él, que buena falta nos hacen hoy en día: “Nunca hablaba mal de nadie –y menos de un sacerdote–, era a la vez humilde y caritativo, alegre y sencillo, mientras quería y demostraba su voluntad de hacer siempre la voluntad de Dios”.

“Ven y verás”

Al sonar la campana, que es la voz de Dios para una religiosa, no se despidieron sin dejarnos ambas un mensaje para las jóvenes, que se proponen entrar a la vida monástica: “Aquí está la plenitud de la vida, porque la vida contemplativa es vivir en intimidad con Cristo, desde el corazón de Cristo, hacia la plenitud de la vida de la Iglesia”.

La solidez, convicción y la alegría con que lo dicen, daría mérito para que una joven inquieta, considere la posibilidad de tener una experiencia corta o participar de una jornada vocacional y conocerlas mejor.

Y les ofrecen también esta certeza: “Cristo nos ha cautivado y esto nos hace orar y velar por los sacerdotes y seminaristas. Nos entregamos a ello, porque sabemos que Jesús está ansioso por que los sacerdotes alcancen la santidad, pues sin ellos, no estaría el Cristo real entre nosotros”.

Estos y otros motivos, nos convencen de que el mensaje del venerable José María García Lahiguera y de la sierva de Dios, María del Carmen Hidalgo de Caviedes, fundadores ambos de la congregación de las Hermanas Oblatas de Cristo Sacerdote, está más vigente y urgente que nunca.

Finalizada la visita, salimos de este foco de irradiación de oración e intercesión, con el propósito de entregarle un solo mensaje a mi buen amigo, el padre regañón… Y así salió a través del WhatsApp: “No estás solo en la lucha por dominar tu carácter y multiplicar tus talentos, hay cientos de religiosas que rezan por ti. ¡Ánimo!”.

¿Sabemos pedirle a Dios?



¿Sabemos pedirle a Dios? A veces no sabemos hacerlo, nuestras peticiones llegan a ser incomprensibles o ambiguas, por ejemplo: pedimos salud, pero no nos centramos en aquello que tal vez nos está causando un malestar específico, de manera que, nuestra plegaria se queda en un buen intento, sin llegar a lo que verdaderamente necesitamos.

He escuchado a varias personas que piden para encontrar un trabajo, no son concisos en su petición, tampoco piden trabajar en algún lugar, dejan abierta la opción y no le dan seguimiento a algún procedimiento hecho con anterioridad; simplemente piden por un trabajo, cualquiera. Debemos pedir con confianza de hijos, con toda la audacia que se basa en las palabras mismas de Jesús: “Todo cuanto pidieran al Padre en mi nombre se les concederá”.

Es en los tiempos de dificultad cuando el amor de Nuestro Padre se manifiesta en forma de cobijo y abrigo. Si nuestra vida está fortalecida en Dios, nada nos derrumbará y su fuerza nos pondrá en pie, incluso en las situaciones más adversas de nuestra vida. Por ello la importancia de saber pedir y ser específicos en esas peticiones, aunque parezcan intrascendentes para la magnitud de Nuestro Señor, de manera que aquello que pidamos debe llevar esa cuidado y precisión.

¿Qué es lo que realmente necesitamos? ¿Para qué lo pedimos? ¿Qué haremos con eso? Sé que para muchos hermanos entrar en detalles con Dios, no es muy usual; pero ser precisos nos ayudará a encontrar lo que estamos buscando y si la respuesta de Dios tarda en llegar, quiere decir que no era lo que verdaderamente necesitábamos.

Dios nos acompaña en esos momentos

Y recién acabo de leer la siguiente frase: Los “sí” de Dios nos bendicen y los “no” de Dios nos protegen. Sin duda, Dios siempre se interesa por nosotros, somos importantes para Él, por ello es significativo elevar nuestras plegarias de manera concisa sin exigencias, con paciencia y sin sobresaltos.

En ocasiones y ante la respuesta silenciosa o aparente esterilidad, dejamos de hablar con Él y convertimos nuestra oración en un condicionamiento, es triste decirlo, pero una gran cantidad de hermanos se han ido de nuestra iglesia por no esperar en el tiempo de Dios. Para muchos, sabemos que Dios es muy generoso y que nos da más de lo que le pedimos, la fe lleva al ser humano a un encuentro vivo con Dios en la oración atenta y de corazón.

Nuestra vida tiene un gran valor para Nuestro Padre Celestial, pero las dificultades y complejidades de nuestra existencia nos hacen olvidar lo verdaderamente importante que somos para el Eterno. Por esta razón nuestras peticiones, mientras más precisas, nos llevarán a acciones concretas.

«¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta» Santiago 2-15,26.

La vida en la abundancia y prosperidad diluye y dispersa la fe, nos olvidamos de las bendiciones de Dios. Cuando el viento está a nuestro favor, tal vez por condición humana se nos olvida que también Dios nos acompaña en esos momentos.

Autor: Rafael Salomón

¿Qué significa el amor?



El articulo de una revista argentina con este título – Qué significa el amor – publicaba en 1994, presentó 46 posibles definiciones que muchas parejas de enamorados daban de cómo conciben el amor. Es difícil intentar reproducirlas todas en este espacio. Nos limitaremos a glosar algunas de ellas, las que suenan más interesantes. Algunas de ellas son éstas:

–  Es dar sin calcular si amo más, si amo menos. Es perdonar. Es comprender. Es aceptarse a sí mismo para luego hacer con el otro tal cual. Es estar juntos en las buenas y en las malas, es esperar, tolerar, escuchar, callar, hablar…

–  Podríamos resumir el amor en una pequeña frase: ‘cuenta conmigo’, o ‘a mi me agradaría estar contigo’. El amor nos hace vivir un cierto éxtasis que no significa vivir en la fantasía, porque los dos  somos personas diferentes con distintos gustos, defectos y virtudes. Es allí donde el amor  nos hace aceptar, cambiar, perdonar y, ¿porqué no? hacer feliz al que está a  nuestro lado.

–  Nos resulta  muy difícil encontrar una definición del AMOR. No obstante, lo consideramos un sentimiento que crece cada día. No tiene límites, ni tiempo, ni espacio; es mucho más que un querer. Es algo que se da y se recibe.

–  Nos es muy difícil escribir sobre el AMOR. Sabemos que es un sentimiento que a los dos nos atrapa. Es una semillita que a medida que nos conocimos y nos tratamos fue creciendo y creemos que ya es una planta. Tal vez todo esto sea muy platónico, pero es una forma de decir lo que entendemos por nuestro AMOR.

Cada una de las 46 definiciones que han dado acerca de la naturaleza del amor son diferentes; apuntan a querer decir algo sublime, inexpresable con términos humanos. Tienen razón al no lograr aprisionar el concepto de amor en una definición porque el AMOR es un misterio. El Evangelista Juan, queriendo definir lo que es Dios, no halló otro vocablo mejor que decir que DIOS ES  AMOR.

De este Amor Divino participan a su manera el varón y la mujer porque fueron creados a imagen y semejanza de Dios. San Juan Pablo II,  en su primera carta encíclica – Redemptor hominis– escribió que “el ser humano no puede vivir sin amar; sería un ser incomprensible, su vida estaría privada de razón de ser si no encuentra el amor, si no participa de él vivamente, si no lo experimenta” (n. 10).

DIOS-AMOR, y al crear al varón y la mujer a su imagen y semejanza, los ha creado diferentes para que expresen en forma distinta lo que es el amor. De aquí que varón y mujer amen en forma diversa:

·         En él el amor tiene una dimensión carnal, en ella el amor tiene dimensión afectiva,   

·         En él el amor da importancia a la acción, en ella a las palabras.

·         En él el amor es dudoso, incierto, en ella es un amor subterráneo y progresivo.

·         En él el amor se manifiesta como admiración, en ella como una atracción.

·         En él el amor es un amor de conquista, en ella es un amor que pide protección.

Estas diferencias en el modo de amar hacen que varón y mujer  sean seres complementarios, es decir, que él necesita de ella y ella de él para llegar a ser una sola carne en la vida de pareja.  Esta complementación necesita del tiempo; con razón que el libro del Génesis, aludiendo a la complementación haya empleado tres verbos en futuro: “el varón dejará a su padre y a su madre, Se unirá a su mujer y se harán los dos una sola carne”.

 Esta reflexión sobre el AMOR nos lleva a concluir diciendo que amar es asemejarnos a Dios; de ahí que el amor sea algo divino.

Las tres veces que el demonio se le presentó al Padre Pío y cómo lo enfrentó.



Durante toda su vida, el padre Pío sufrió los ataques espirituales y físicos del demonio. Un día, se le apareció en el confesionario.

Uno de los aspectos más conocidos de la vida del padre Pío de Pieltrelcina fue la lucha constante frente al demonio, quien se ensañó especialmente con él, a grado tal que no sólo lo atacaba espiritualmente, sino también de forma física. En este artículo te presentamos 3 encuentros del padre Pío con el demonio.

En una visita a Pietrelcina, el lugar de nacimiento del santo capuchino, el Papa Francisco resaltó especialmente esta situación:

“El padre Pío -dijo entonces el Santo Padre- tenía miedo de que el demonio lo asaltara, lo empujase al pecado”.

“En aquellos momentos terribles, el padre Pío obtuvo linfa vital de la oración constante y de la confianza que supo depositar en el Señor:

‘Todos los malos fantasmas —así decía— que el demonio me va metiendo en la mente desaparecen cuando me abandono confiado en los brazos de Jesús’.

A continuación, te contamos 3 ocasiones en las que Pío de Pietrelcina tuvo que luchar contra el demonio:

1. El confesionario

Es bien sabido que, tras celebrar la Santa Misa, el padre Pío se sentaba durante largas horas en el confesionario para confesar a los fieles que podían esperar hasta cuatro días para recibir de él el Sacramento de la Reconciliación.

En una ocasión -lo narra en sus escritos- un hombre se arrodilló para confesarse. Era alto, guapo, vestido con refinamiento, amable y educado. Pero todos sus pecados era abominables y, uno a uno, los fue justificando con astucia.

“Las respuestas que me dio con tan hábil sutileza y malicia me sorprendieron. Yo me preguntaba: ¿quién es él?, ¿de qué mundo viene?, y traté de mirarlo para leer algo en su rostro. Al mismo tiempo, me concentré en cada palabra que decía, tratando de descubrir alguna pista sobre su identidad. Pero de repente; a través de una luz vívida, radiante e interna, claramente reconocí quién era.

“Con un sonido y el tono imperial, le dije: ‘¡Larga vida a Jesús, larga vida a María!’. Tan pronto como pronuncié estos dulces nombres y potentes, Satanás desapareció al instante en un reguero de fuego, dejando tras de sí un hedor insoportable”.

2. Un hombre muy grande

Cuando apenas era un niño, en Pietrelcina, su pueblo natal, el padre Pío tuvo una de sus primeras visiones del demonio.

Entrevistado por Gaudium Press, el periodista Marco Tosatti, autor del libro ‘Padre Pío contra Satanás’, trae a la luz una de las primeras asechanzas del maligno contra este santo.

“Veo una lucha épica del padre Pío contra el demonio, que incluso desde fuera de la fe se ve que tiene un valor literario muy grande. Ya se ve de niño, cuando tiene una visión de un hombre muy grande, un hombre perverso, que es el demonio, que quería combatir con él”.

3. Lucha física

En una de sus innumerables cartas a sacerdotes confidentes y directores espirituales, el padre Pío relató otro de sus encuentros con el demonio, que pasó de los ataques espirituales a las vejaciones.

“Estos demonios no se detienen, incluso me golpean y me hacen caer de la cama, arrancan mi camisa. Pero ahora no me asustan más. Jesús me ama, a menudo me levanta y me pone de nuevo en la cama. De hecho, si estamos cerca del Señor, no debemos tener ningún miedo de los demonios.”

Si mi hijo de 4 años me dice que se quiere vestir de... (El mensaje que todas las redes sociales están borrando)




Ya son varias veces que facebook e Instagram borran este mensaje.

Mi opinión es obvia: 

Si mi hijo de 4 años me dice que se quiere vestir de princesa, le diré que no, porque él nació niño y los niños son príncipes; voy a tratar que mi hija prefiera practicar un deporte de su agrado o violín, pero no voy a apoyar comportamientos masculinos, así como no voy a avalar que alguien le diga que existe un tercer género, le voy a enseñar que no, que hay solamente dos cromosomas, que sí, que Dios creó al hombre en principio fue Adán y a Eva.

Ahhhh pero "eres cuadrado, autoritario, legalista, mente cerrada, no le puedes obligar a la criatura". 

Lo siento por ti, pero la respuesta es sí, 
así como le obligo a comer verduras, a hacer sus tareas, a cepillarse los dientes e ir al dentista, le obligo también a que duerma a una hora determinada, también puedo elegir qué ropa comprarle. Por qué me cuesta a mi.

Porque en la vida hay reglas, no se puede hacer todo lo que uno quiere, cuando quiere, como quiere, a la hora que se le antoja; y no por eso le amo menos, muy al contrario! Porque le amo lo hago.

Ahora, si después ya siendo un adulto. 
(Porque ese era el ejemplo que me daban mis padres y porque esa es la edad legal donde uno adquiere capacidad de hecho) mi hijo viene y me dice: papá, desde hoy yo quiero ser musulmán, budista, vegetariano, vestirme como mujer, cambiar de sexo, ser espiritista, caníbal, vampiro o un árbol... bueno, ahí será oooootra la historia, pero ANTES mientras esté bajo mi techo, no. Antes, no voy a huir de mi responsabilidad de padre/ madre y mi obligación de enseñarle las cosas como son.

Una cosa es enseñar a respetar las decisiones de las personas y no excluirlas ….. otra cosa es que te obliguen a pensar como aquellas personas que deciden cierta opción y las aceptes y las imites… Que le pasa al mundo?

Si piensas igual, te invito a que lo expreses y no te quedes callado, si otros gritan sus derechos yo grito los míos.

¡He dicho!

¡Aunque se indignen!

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES