lunes, 12 de marzo de 2018

La ayuda del Padre, la conmovedora historia detrás de una foto


“Ayúdeme padrecito”…. Y dígale a mi mamá cómo morí"
"LA AYUDA DEL PADRE" FOTOGRAFÍA GANADORA DEL PREMIO PULITZER 1963

EL SACERDOTE, CAPELLÁN DE LA ARMADA, LUIS MARÍA PADILLA, AUXILIA A LOS
SOLDADOS EN MEDIO DE LOS DISPAROS DE FRANCOTIRADORES.
Por Jesús Mondragón

Era el año 1962, en Venezuela surgió un conflicto sociopolítico que rápidamente dio la vuelta al mundo gracias a una fotografía. En la calle yace un soldado moribundo producto de disparos de francotiradores y este, es sostenido por un cura que a pesar de todo el peligro en que incurría el hecho, lo sujeta y le da la extremaunción. Esta es la historia detrás de la fotografía que ganó el World Press Photo de ese año.

El 2 de junio de 1962, se inicia una sublevación cívico militar sin parangón en Venezuela conocido como El Porteñazo, iniciado en la base naval Agustín Armario en Puerto Cabello, contra el gobierno del entonces presidente Rómulo Betancourt, y que producto de la misma, la fuerza militar se vio dividida y enfrentada en bandos contrarios, estallando un conflicto de grandes proporciones entre militares y civiles rebeldes, contra las tropas leales al gobierno y que finalmente, al ser repelido y contenido el alzamiento se persiguió a los culpables que eran afines o simpatizantes del Partido Comunista de Venezuela y aunado a esto, se realizó una depuración de las fuerzas armadas eliminando de las filas a sospechosos y militares ligados a la izquierda.

El fotógrafo Héctor Rondón Lovera, viajó desde Caracas hasta Puerto Cabello para cubrir y capturar en imágenes lo que estaba pasando en ese momento y es así, que justo cuando aparecían en las calles de la ciudad los tanques del gobierno, el fotógrafo se vio envuelto en un intenso fuego cruzado entre los 2 bandos que lo llevó a tirarse en el suelo y ser testigo privilegiado de lo que estaba ocurriendo y que pudo plasmar con una serie de fotografías de los hechos, donde aparece un sacerdote con sotana (Capellán de la Armada) de nombre Luis María Padilla, que desafía las balas para darle la extremaunción a un soldado herido por los disparos de francotiradores durante esta revuelta en Venezuela y que fue la fotografía icónica que impactó e impresionó al mundo.

Este sacerdote entre las balas de los francotiradores se abrió camino para ofrecer la extremaunción a los soldados combatientes que perdieron la vida.

Un dato que de modo irónico valoriza más la foto icónica es el telón de fondo “la carnicería” que sin pretenderlo, describe lo que en ese momento estaba pasando en ese lugar y que literalmente era una carnicería que refleja el horror de la escena donde más de 400 soldados murieron y otros 700 resultaron heridos.

La foto fue registrada el 4 de junio de 1962 por Héctor Rondón Lovera, fotógrafo de Caracas para el periódico la República de Venezuela y logró ganar el World Press Photo de ese año y el Premio Pulitzer del año de 1963. La foto con historia fue titulada como "La ayuda del padre".

Una semana después la revista Élite publicaría la siguiente nota: “El valiente sacerdote no conserva, frente a los redactores, en su modesta casa de Borburata, el mismo arrojo que demostró en las líneas de fuego. No quiere hablar de los sucesos, por demás penosos para él. Todavía bajo la impresión de la muerte rondando en torno a los hombres, recuerda que cuando intentó auxiliar a un herido (el que aparece en la foto que publicaron todos los periódicos del mundo), al tomarlo por los brazos, le dijo con un grito doloroso: ‘Por ahí no’. Era que estaba ametrallado en el costado. No pudo alcanzar una ambulancia y el soldado murió en sus brazos.

"Otro soldado, -seguimos citando a Élite, de junio de 1962-, que parecía herido, le confió, cuando trató de ayudarlo: ‘No estoy herido, padre, pero no me puedo parar porque me van a matar’. La metralla silbaba sobre sus cabezas; y el sacerdote le dijo: ‘Está bien, no te muevas’. Al rato lo colocó en una ambulancia junto con los heridos y muertos. Una vida más era salvada."

Un reportaje-tesis, presentado en 2009 por el investigador Juan Carlos Solórzano, recoge las impresiones de Freddy Martínez Rey, jefe de fotógrafos del diario La República en 1962:

“Durante el combate -anota Solórzano- Héctor Rondón se repliega en el umbral de una sastrería desde donde logra un registro fotográfico extraordinario. Por media hora, el fuego era cerrado allí en La Alcantarilla. Los insurrectos no se veían, disparaban hasta granadas. Los tanques se fueron finalmente, dejando a los muertos. Entonces fue cuando venía un cura por la acera derecha.


“El cura frente a nosotros se puso a revisar los heridos. Uno en el medio de la calle levantó la cabeza. El cura trató de socorrer a otro. Lo levantó. Trató de cargarlo. Yo tomé la foto”.

El escritor y poeta Juan Camarasa Brufal dedica una poesía al suceso de Puerto Cabello, donde incluye unos versos que mencionan este hecho:

En medio de tu dolor, un ángel te mandó Dios,

que sin miedo ni pavor, era solo…, y el herido dos


Sus alas fueron dos brazos levantando los heridos;


las balas respetaban sus pasos, al oír los tristes gemidos


Eres tú, capellán Padilla, un ángel de paz y amor;


que germine esta semilla, y no habrá tanto dolor.


“Ayúdeme padrecito”…. “Procuraba echármelo al hombro. De pronto, llegó una ráfaga de ametralladora que hizo blanco en él, me paré y dándole la absolución expiró. Otro herido me dijo al tocarlo: ‘dígale a mi mamá cómo morí’… sobre todos di la absolución…” (Extracto del testimonio de Monseñor Luis María Padilla al Consejo de Guerra). Así relató el momento de la célebre fotografía, la cual fue distribuida por la Associated Press y salió en muchas revistas de todo el mundo, entre otras, en la portada de la revista Life en español.


Mons. Padilla ejerció la función de párroco de Borburata hasta 1979, fue asimilado con el grado de Capitán de Corbeta. A los 83 años de vida y 57 años como Sacerdote, encontrándose en la ciudad de Orlando, estado de Florida (EE.UU), fue llamado a la Casa del Padre Eterno en 1985.

Fuentes diversas.


PAX ET BONUM


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES