domingo, 11 de marzo de 2018

La primera discípula de Jesucristo


MARÍA FUE LA PRIMER DISCÍPULA DE JESUCRISTO

ELLA ES SIN DUDA LA PRIMERA CRISTIANA

¿EXISTE EVIDENCIA BÍBLICA DE ESTO O ES UN INVENTO DE LA IGLESIA?
Por Saulo de Tarso

La Virgen María como primer discípula de Jesús, no constituye un dogma de fe por parte de la Iglesia, sin embargo, en la praxis es común la afirmación de que María fue la primer discípula de Nuestro Señor Jesucristo. De inmediato se levantan las voces de los no-católicos, de esos “cristianos” que despotrican ante todo lo que tenga que ver con el nombre de María, descalificando tal doctrina como “otro invento de la Iglesia” sin apoyo bíblico.

Ellos exigen que el Católico les muestre un texto en la Biblia que diga: “María fue la primer discípula”, “María fue siempre Virgen”, etc. etc. Pero exigen lo que no están dispuestos a dar, ellos no pueden mostrar un solo texto de la Biblia que diga: “sólo la Biblia es la única norma de fe, moral y conducta” o uno que diga: “la Iglesia Católica es la gran ramera” etc. etc.

Lo importante no es encontrar una palabra o una frase en la Escritura, la Biblia no es un diccionario. Lo importante es, si nuestra afirmación concuerda con lo que la Escritura enseña.

Es Jesucristo mismo y la Biblia quienes nos dicen cuáles son las características que debe cumplir un verdadero discípulo de Cristo y veremos si la Virgen María cumple como verdadera discípula.

EL DISCÍPULO DEBE ESCUCHAR EL LLAMADO DE SU SEÑOR SIN TARDANZA, Y SEGUIRLO SIN DUDAR

“Otro de los discípulos le dijo: «Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre.» Dícele Jesús: «Sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos.» Subió a la barca y sus discípulos le siguieron” Mateo 8, 21-23.

“Llamando a la gente a la vez que a sus discípulos, les dijo: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame” Marcos 8, 34.


La Virgen María como verdadera discípula escuchó el llamado del Señor y sin dudarlo acudió con prontitud.

“Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue” Lucas 1, 38.

María seguirá a Cristo, no como un Apóstol, pero estará siempre ahí, en los sucesos más significativos e importantes, su figura silenciosa será mencionada por la Biblia, pues el protagonista es su hijo, ella sin embargo, en silencio, sin palabras, está siempre presente.

En su nacimiento Lc 2, 6-7; presentación en el templo Lc 2, 33-35; al ser perdido y hallado en el templo Lc 2, 41-50; durante su crecimiento Lc 2, 51-52; su primer milagro Jn 2, 1-11; durante su predicación Mt 12, 46-47; en su muerte, aún cuando todos sus discípulos lo abandonaron Mt 26, 56, vemos a María al pie de la cruz Jn 19, 25-27; con la Iglesia naciente y los Apóstoles en Pentecostés Hc 1, 13-14.

UNA VEZ ESCUCHADO EL LLAMADO Y SEGUIDO AL MAESTRO, EL DISCÍPULO DEBE GUARDAR SU PALABRA

“Lo que en buena tierra, son los que, después de haber oído, conservan la Palabra con corazón bueno y recto, y dan fruto con perseverancia” Lucas 8, 15.

“Pero él dijo: «Dichosos más bien los que oyen la Palabra de Dios y la guardan.»” Lucas 11, 27-28.

“Decía, pues, Jesús a los judíos que habían creído en él: «Si os mantenéis en mi Palabra, seréis verdaderamente mis discípulos” Juan 8, 31.

“La gloria de mi Padre está en que deis mucho fruto, y seáis mis discípulos” Juan 15, 8.


María más que nadie guardó la palabra de Dios en su corazón y dio el más grande fruto que ser humano pudo dar “EL FRUTO BENDITO DE SU VIENTRE, JESUS”.

“Bajó con ellos y vino a Nazaret, y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón” Lucas 2, 51.

“Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno” Lucas 1, 41-42.


EL VERDADERO DISCÍPULO CUMPLE LA VOLUNTAD DEL PADRE CELESTIAL

“No todo el que me diga: "Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial” Mateo 7, 21.

“Pues todo el que cumpla la voluntad de mi Padre celestial, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre” Mateo 12, 47-50.


María cumple la voluntad del Padre, su parentesco con Jesús no se reduce al hecho biológico de dar a luz, ella es su Madre por haber cumplido la voluntad del Padre.

“Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue” Lucas 1,38.

EL VERDADERO DISCÍPULO CREE EN EL MAESTRO, CREE EN LA PALABRA DE DIOS

“Así, en Caná de Galilea, dio Jesús comienzo a sus señales. Y manifestó su gloria, y creyeron en él sus discípulos” Juan 2, 11.

“Tomás le contestó: «Señor mío y Dios mío.» Dícele Jesús: «Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído”
Juan 20, 28.


María es la primer creyente, la que sin dudar un instante “cree”. El Espíritu Santo por boca de Isabel proclama que María es dichosa por creer:

“Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!” Lucas 1, 44-45.

En las bodas de Caná, María cree en Jesucristo antes que nadie, ella sabe lo que su hijo es capaz de hacer, los discípulos creyeron en Jesús después de ver el milagro Jn 2, 11. MARÍA CREYÓ EN ÉL ANTES QUE SUS DISCÍPULOS, ANTES DE REALIZADO EL MILAGRO.

Muchos que se hacen llamar “cristianos” y dicen ser verdaderos discípulos de Jesucristo, aseguran que para salvarte debes “creer en el Señor Jesús, aceptarlo en tu corazón y serás salvo”, pues bien, como hemos visto en la Biblia, María hizo todo eso antes que nadie, antes que los Apóstoles, antes que esos “cristianos”, ella fue la primer Cristiana.

LOS VERDADEROS DISCÍPULOS DE JESUCRISTO DEBEN AMARSE LOS UNOS A LOS OTROS

“En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los otros” Juan 13, 35.

Hechos 1, 13-14 no deja lugar a dudas de que María es un miembro de la Iglesia y no un miembro más, sino un miembro importante, destacado, pues después de los Apóstoles, sólo María es mencionada por su propio nombre, de entre los 120 hermanos que formaban parte de la naciente Iglesia.

Si como Jesucristo mismo afirma, amarse unos a otros es señal para reconocer a sus verdaderos discípulos, cabe preguntar: ¿Esos “cristianos” que afirman ser los verdaderos discípulos de Cristo, aman a María? La respuesta todos la conocemos, basta con mencionar el nombre de María para desatar su ira y toda clase de descalificativos, cuando no muchas veces insultos y hasta maldiciones contra la Primera Cristiana, la Primera Discípula de Jesucristo.

¿Bases bíblicas? Las dimos en abundancia, sólo unas cuantas de muchas.

CREER EN MARÍA COMO LA PRIMER CRISTIANA, LA PRIMER DISCÍPULA DE JESUCRISTO, NO ES OBLIGATORIO, NO ES DOGMA DE FE.

NO CREERLO SERÍA NECEDAD...


PAX ET BONUM


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.
Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES