Mostrando las entradas con la etiqueta María. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta María. Mostrar todas las entradas

Obispo luterano defiende a la Virgen y afirma que intercede por nosotros y facilitó nuestra salvación.

 

Arzobispo luterano Urmas Viilma.

En un acto loable, que merece todo nuestro respeto, el Arzobipo de la Iglesia Evangélica Luterana de Estonia, Urmas Viilma, salió en defensa de la Virgen María, luego de que en una exposición en el museo público de aquel país del norte de Europa se ofreciera la oportunidad a los visitantes de "destruir" a la Virgen.

El Museo Nacional de Estonia está presentando por estos días una muestra relacionada con la reforma protestante, acontecimiento conmemorado por los luteranos el 31 de octubre. En la exposición hay una imagen virtual de la Virgen María que aparece dentro de una especie de vitrina, y cuando un visitante "patea" una zona especial colocada en la base, la imagen se destruye en pedazos y aparece la palabra "Reforma".

Ante esta burla hacia la Virgen María, el Arzobispo luterano no solamente salió a declarar contra el irrespetuoso acto como un simple gesto diplomático más para solicitar respeto hacia los católicos, sino que fue mucho más allá, afirmando que la Virgen no es solo una "figura histórica que ha caído en el olvido sino una realidad hoy en día".

María facilitó nuestra salvación e intercede por nosotros: Arzobispo de la Iglesia Luterana

Pero eso no es todo, lo más sorprendente es que el obispo luterano Viilma ha declarado que el papel de María en el mundo sirvió para facilitar nuestra salvación y que siempre intercede por nosotros. Parte de las palabras de este represente de la Iglesia Luterana de Estonia fueron las siguiente:

«La Reforma protestante fue en gran parte un movimiento político y económico, además de un cisma religioso. La Virgen no fue parte de ese mal. Su papel en el mundo sirvió para facilitar nuestra salvación. Ella no se merece, por su santo nombre, ser profanada» [...] «no es meramente una figura o una idea sino una verdadera santa que habita con Dios. Ella está siempre presente en la Tierra junto a los fieles e intercede por nosotros» [...] «como Madre de Dios merece el máximo respeto y a no ser tratada irrespetuosamente»

Si bien es cierto que el luteranismo histórico siempre reconoció el papel tan importante de la Virgen María, que admitió el título de 'Madre de Dios' y que el propio Lutero siempre creyó en su virginidad perpetua e incluso que María ejercía una maternidad espiritual sobre los cristianos, la doctrina de la intercesión de los santos se desvaneció por completo e incluso fue combatida y excluida del cuerpo teológico de los reformadores. De ahí que no deje de sorprender que este Arzobispo luterano reconozca la intercesión de la Virgen María ante Dios.

Conoce a la Virgen Desatadora de Nudos que resuelve los problemas



En una atmósfera selvática que llena de paz a los visitantes, se encuentra el Santuario de la Virgen Desatadora de Nudos, en Cancún, Quintana Roo, en cuyo atrio se puede apreciar más de medio millón de listones colgando de cuerdas dispuestas para esta piadosa práctica de colocar cintas con nudos, mismos que representan problemas que las personas no han podido resolver y para los cuales necesitan de un milagro.

Los visitantes cuelgan estos listones como “recordatorios” a la Virgen María para que interceda por ellos ante toda clase de problemas, pero en especial los relacionados con el Matrimonio.

Origen de la devoción

Sobre el tema, el padre Luis Pablo Garza L.C., quien está al frente de este santuario, explica que la devoción tiene su origen en Alemania en el siglo XVII, por una pintura al óleo mandada hacer por un joven -quien posteriormente se haría sacerdote-. Él mandó elaborarla por un milagro que la Virgen concedió a sus abuelos, quienes pudieron encontrar solución a sus múltiples problemas matrimoniales.

“En el siglo XVII -platica el padre Luis Pablo-, la costumbre en Alemania para quienes contraían Matrimonio era usar un listón blanco durante la ceremonia religiosa. A los esposos se les ataban las manos para simbolizar una nueva comunión de vida, y conforme iban surgiendo los problemas, le iban haciendo nudos al listón”.

Así, refiere aquel Matrimonio cuyo nieto mandó pintar el óleo ya había llenado de nudos su listón; sus problemas eran grandes, por lo que se propusieron rezar durante 40 días con un sacerdote. Al final, este sacerdote presentó el listón a la Virgen, y le suplicó: ‘María, desata los nudos de este Matrimonio’. “Se desataron milagrosamente, el listón recobró su belleza y el Matrimonio se reconcilió”.

Explica que, aunque la devoción tiene su origen en el siglo XVII con este óleo, el fundamento teológico de la imagen corresponde al siglo III, con san Irineo, quien señalaba que Eva ató a todos los seres humanos en el nudo del pecado original, y la Nueva Eva, que es María, los desató al traer al mundo al Salvador.

Así llegó a México la devoción

El padre Luis Pablo refiere que la devoción fue llevada hace varias décadas de Alemania a Argentina por el Papa Francisco, quien durante muchos años se dedicó a difundir la imagen a través de tarjetas; y cuando fue nombrado Obispo Auxiliar de Buenos Aires, consiguió colocar una imagen de ella en la Parroquia San José del Talán. “De ahí, la devoción fue llevada a Brasil por un piloto francés, y en este país se le construyó un santuario.

“Yo la conocí en Brasil -refiere-. Me di cuenta de que los fieles le tenían un especial cariño a la imagen, así que viajé a Alemania y visité la Iglesia donde está el cuadro original, para enterarme más de su historia. Ahí además obtuve una réplica de la imagen. En el año 2015 la coloqué bajo una humilde carpa y abrí las Misas. En 2016, en San Cristóbal de las Casas, el Papa Francisco me bendijo la primera piedra, y comencé la construcción del santuario, que finalmente quedó hecho en madera”.

El santuario, un referente para el turismo

A cuatro años y medio de que el padre Luis Pablo celebrara la primera Misa, el Santuario de la Virgen Desatadora de Nudos se ha vuelto todo un referente para el turismo religioso nacional e internacional, e incluso hay agencias de viaje que ya lo ponen como un punto a visitar en los recorridos para quienes van a Cancún.

“Aquí hay muchas iglesias, pero hacía falta un lugar apto para la oración y la meditación. A las personas les gusta venir ya que es una experiencia original en medio de la selva; el lugar mezcla los signos tradicionales de la fe, con la convivencia en un ambiente de acogida, en el que se puede andar entre la naturaleza”.

Después de que empezara en 2015 como una humilde carpa, el Santuario de la Virgen Desatadora de Nudos hoy cuenta con varias capillas: “Tenemos la Capilla del Santo Silencio, donde adoramos al Santísimo; la Capilla de la Virgen de Guadalupe, que es una ermita muy bonita; la Capilla de la Divina Misericordia, donde hay reliquias de san Juan Pablo II y santa Faustina Kowalska, y la Plaza de los agradecimientos, donde la gente regresa a agradecer a la Virgen con listones de colores”.

Nudos atados y desatados

El padre Luis Pablo ha sido testigo de conmovedores milagros obrados por Dios por intercesión de la Virgen Desatadora de Nudos.

“Aquí vienen muchas personas de Monterrey -explica-, y los primeros milagros que me tocó atestiguar fueron a dos niños de aquel estado: vinieron con problemas muy graves del corazón; ambos sanaron, y las familias quedaron muy agradecidas con la Virgen”.

Pero también el padre ha visto muchas reconciliaciones matrimoniales, así como mujeres que no se podían embarazar, que han hecho sus peticiones a la Virgen y posteriormente han vuelto al santuario con sus niños para colgar sus listones de agradecimiento.

Finalmente, el padre Luis Pablo explica que el cuadro de la Virgen Desatadora de Nudos tiene toda una simbología teológica relacionada con el matrimonio:

“Abajo está san Rafael guiando a Tobías -un símbolo del Matrimonio cristiano-; la Virgen es la mujer del Apocalipsis, con su corona de estrellas, la luna a sus pies, y aplastándole la cabeza a la serpiente; arriba está el Espíritu Santo, que nos recuerda que María sólo es intercesora y la gracia sólo viene de Dios; y flotando en el cielo están dos ángeles, uno que le presenta los listones llenos de nudos y otro que ya trae las cintas desatadas”.

María en el Corán


MARÍA EN EL CORÁN

El Corán, que es la Biblia de los Musulmanes, contiene muchos pasajes concernientes a La Santísima Virgen. Primero, el Corán cree en Su Inmaculada Concepción, también en su parto virginal. El Tercer capítulo del Corán, coloca la historia de la familia de María, en una genealogía que se remonta a Abraham, Noé y Adán. Cuando, se comparan los relatos del Corán y del evangelio apócrifo sobre el nacimiento de María, somos tentados a creer que Mahoma dependía mucho de este último. Los dos libros describen la avanzada edad y esterilidad de la madre de María. Cuando, a pesar de todo, concibe, la madre de María proclama, según el Corán: «Oh Señor, te ofrezco y consagro a ti lo que ya está en mi. Acéptalo de mí».

Cuando nace María, su madre exclama: «¡y yo te la consagro con toda su descendencia bajo tu protección, Oh Dios, contra Satanás!».
El Corán pasa por alto a José en la vida de María, pero la tradición musulmana, conoce su nombre y tiene algo de familiaridad con él. En esta tradición, José habla con María, quien es virgen. Al preguntarle como fue que ella concibió a Jesús sin padre, María le contesta: «¿No sabes tú que Dios, cuando creó el trigo no necesitó semilla, y que Dios, por Su poder, hizo crecer los árboles sin ayuda de la lluvia? Todo lo que Dios hizo fue decir «Hágase», y se hizo».

El Corán también contiene versos sobre La Anunciación, la Visitación y el Nacimiento. Contiene pinturas de Ángeles acompañando a La Santa Madre y diciendo: «Oh María, Dios te escogió y purificó, y te eligió sobre todas las mujeres de la tierra».

En el décimo-noveno capítulo del Corán, existen 41 versos sobre Jesús y la Santísima Virgen María. Hay de hecho tal defensa de su virginidad, que el Corán en su cuarto libro, atribuye la condenación de los judíos, a la monstruosa calumnia de ellos contra la Madre de Dios.

El Significado de Fátima

María, entonces, es para los musulmanes la verdadera Sayyida o Señora. El único posible serio rival en su credo, sería la hija del mismo Mahoma, cuyo nombre es Fátima. Pero después de la muerte de Fátima, Mahoma escribió: «Tú serás la más bendita entre todas las mujeres del paraíso, después de María». En una variante del texto, dice: «Sobrepasó a toda mujer excepto a María».

Esto nos lleva a la pregunta: ¿Por que la Santa Madre, en el siglo 20, se reveló en la pequeña aldea de Fátima, para que todas las futuras generaciones la conocieran como «Nuestra Señora de Fátima»?. Ya que nada sucede desde el cielo si no es con la mayor fineza de detalle. La Santísima Virgen escogió ser conocida como «Nuestras Señora de Fátima», como promesa y signo de esperanza para el pueblo musulmán, y como asegurándoles que ellos, que le manifiestan tanto respeto, un día aceptarán también a su Divino Hijo.

Evidencia para respaldar estas opiniones se encuentra en el hecho histórico de que los musulmanes ocuparon Portugal durante siglos. Cuando al fin los echaron fuera, el último jefe musulmán tenía una hermosa hija llamada Fátima. Un joven católico se enamoró de ella y por él, ella no sólo se quedó cuando se retiraron los musulmanes, sino que también abrazó la Fe. El joven esposo estaba tan enamorado de ella, que le cambió el nombre al pueblo donde vivía por el de Fátima. Por lo tanto, el lugar donde la Virgen apareció en 1917 tiene una conexión histórica con Fátima, la hija de Mahoma (y con la conversión de los musulmanes).

La última prueba de la relación de Fátima y los musulmanes, es la entusiástica recepción que los musulmanes en África, la India y otros lugares, le dieron a la estatua peregrina de Nuestra Señora de Fátima. Los Musulmanes asistieron a servicios de la Iglesia en honor a Nuestra Señora, y permitieron procesiones religiosas, y hasta oraciones frente a sus Mezquitas. En Mozambique, los musulmanes que no se convirtieron, comenzaron a ser cristianos después que la imagen de Nuestra Señora de Fátima fue erigida.

Arzobispo Fulton J. Sheen
Escrito en 1952 y re-impreso Oct, 2001
por Mindszenty Report
Original publicado en inglés por
La Fundación del Cardenal Mindszenty.
Traducido del inglés por www.corazones.org
Publicado en Apologética Siloé

Fuente proyectoemaus.com

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

DESEAS APOYARNOS CON UN DONATIVO, DIOS TE BENDIGA POR SIEMPRE Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATÓLICO DEFIENDE TU FE. 



La Virgen María es Pneumatófora y Pneumatoformis. Mira lo que esto significa.



LA VIRGEN MARÍA ES PNEUMATÓFORA Y PNEUMATOFORMIS. MIRA AQUÍ LO QUE ESTO SIGNIFICA

Primero leamos este pasaje del Evangelio sobre la visitación de la Santísima Virgen a su prima Santa Isabel:

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas (Lc 1,39-50)

“En aquellos mismos días, María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Aconteció que, en cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel de Espíritu Santo y, levantando la voz, exclamó: «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? Pues, en cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Bienaventurada la que ha creído, porque lo que le ha dicho el Señor se cumplirá». María dijo: «Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humildad de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí: Su Nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación”.
__________________________

En cuanto Isabel oyó el saludo de María, San Juan Bautista saltó en el vientre de Isabel y quedaron llenos del Espíritu Santo.

En este pasaje del Evangelio de San Lucas ha quedado plasmada una verdad que los cristianos creemos desde los primeros siglos: que María, desde el momento de la Anunciación del Ángel Gabriel, es la Portadora del Espíritu Santo y la que, con su presencia, sirve de mediación para que el Espíritu llegue a las almas. 

Cuando la Virgen María saluda a un alma, esta última queda llena del Espíritu Santo. Este saludo debemos entender que es "la Paz contigo", y es seguro que lo recibimos de la Virgen María cuando a Ella la saludamos con el mismo afecto y saludo del Ángel: "Ave María, llena de Gracia" o "Ave María, Gratia plena" o "Χαῖρε, Κεχαριτωμένη". En cada Rosario, en cada Ave María recibimos este saludo de la Virgen y el Espíritu Santo viene a nosotros para asistirnos, con sus gracias, en nuestras necesidades, sobre todo, en nuestra deificación obrada por el mismo Espíritu, en nuestra cristificación o transformación en Cristo. Desde nuestro bautismo empieza a obrarse en nosotros la cristificación, nuestra transformación en Cristo, y es el Espíritu Santo quien obra esto en nosotros. Ser cristianos es dejarse transformar en Cristo, pues es cristificados como entramos en la Vida eterna. Si tu meta, tu objetivo no es ser transformado en Cristo, entonces no has comprendido el llamado que Dios te ha hecho cuando te regaló la fe.

Pero volvamos a nuestro tema. La Virgen María es portadora del Espíritu Santo desde la Anunciación, es Pneumatófora, y es desde Ella, como mediación, que el Espíritu Santo se comunica a los fieles. Por eso también Ella es Pneumatoformis. En este pasaje evangélico se ven estas dos características de María como Pneumatófora y Pneumatoformis, como la que porta el Espíritu y lo da a los que Ella saluda. Por esta razón Ella estuvo presente en Pentecostés. Por esta misma razón es que Jesús, antes de expirar, en la persona del discípulo amado que a todo cristiano representa, nos dejó a su misma Madre como Madre nuestra, y sólo cuando el discípulo la recibió como propia fue que Jesús, inclinando su sagrada Cabeza, les entregó el Espíritu. Muchos autores, escritores y Padres de la Iglesia ven aquí representado o aludido en el Evangelio de San Juan el gran prodigio de Pentecostés. Tanto en la narración lucana (Hch 1,4-2,4) como en la joánica (Jn 19,25-30) está presente María, porque sólo donde está María se hace presente y actúa el Espíritu Santo renovando la faz de la tierra y transformándonos en hijos de Dios, partícipes de la naturaleza divina.

Por eso, hermanos, dejaos conducir por el Espíritu Santo que dijo por boca de María que Ella sería llamada «Bienaventurada» por todas las generaciones. Llámala tú también «Bienaventurada», no temas, no la endiosas, no ofendes a Dios con esto, al contrario, le das mayor gloria a Dios por las maravillas que ha obrado y sigue obrando a través de Ella (cf. Lc 1,49), y por Ella hace que Su Misericordia llegue a sus fieles de generación en generación (cf. Lc 1,50). La segunda Persona de la Trinidad ha unido su naturaleza divina a la naturaleza humana en Jesús, el Verbo encarnado; pero el Espíritu ha unido su Persona a la Persona de María en un matrimonio espiritual indisoluble, de tal modo que, cuando le llamamos a Ella «Bienaventurada», cuando la saludamos con el saludo del Ángel, con el Ave María, o cuando rezamos el Rosario, el Espíritu Santo se derrama sobre nosotros por medio de las manos maternales, inmaculadas y virginales de la Bienaventurada Santa María. Dios es mayormente alabado, ensalzado, glorificado, bendecido y adorado cuando reconocemos públicamente Sus obras, de las cuales María Santísima es la más excelsa y grande de todas, Su Obra Maestra. Haz la Voluntad de Dios en este sentido, y tu deificación, tu transformación en Su Hijo Jesucristo se producirá de una forma más rápida y eficaz.

Paz a vosotros.

Waldemar Niesermar.

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.


TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATÓLICO DEFIENDE TU FE.


Las 5 apariciones de la Virgen de Guadalupe


LAS 5 APARICIONES DE LA VIRGEN DE GUADALUPE

Cada 12 de diciembre, millones de mexicanos acuden a la Basílica de Guadalupe

Para los mexicanos no hay festejo religioso más arraigado que el de la Virgen de Guadalupe.

Cada 12 de diciembre, millones de mexicanos acuden a la Basílica de Guadalupe a presentarse ante la Virgen morena.

Este es un breve resumen de la historia de la Virgen de Guadalupe y sus cinco apariciones.

Primera aparición.

Ocurrió el 9 de diciembre de 1531, cuando la Virgen se le apareció al indio Juan Diego, en el cerro del Tepeyac.

La virgen le pidió a Juan Diego que le dijera al obispo Juan de Zumárraga, que deseaba que le fuera construida una Iglesia en el lugar de la aparición.

"Juanito: el más pequeño de mis hijos, yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive. Deseo vivamente que se me construya aquí un templo, para en él mostrar y prodigar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa a todos los moradores de esta tierra y a todos los que me invoquen y en Mí confíen. Ve donde el Señor Obispo y dile que deseo un templo en este llano. Anda y pon en ello todo tu esfuerzo".

Juan Diego regresó a su pueblo y le transmitió el mensaje al obispo, quien no creyó en su relato.

Segunda aparición.

Ese mismo día, al volver a pasar por el cerro, la Virgen se apareció de nuevo a Juan Diego, quien le dijo la respuesta del obispo. María le pidió insistir en su encargo.

"Mucho te ruego, hijo mío el más pequeño, y con rigor te mando, que otra vez vayas mañana a ver al obispo. Dale parte en mi nombre y hazle saber por entero mi voluntad, que tiene que poner por obra el templo que le pido. Y otra vez dile que yo en persona, la siempre Virgen Santa María, Madre de Dios, te envía".

Al día siguiente, Juan Diego volvió a encontrar al obispo, quien le pidió pruebas de sus dichos.

Tercera aparición.
Ocurrió el 10 de diciembre, cuando Juan Diego le comunicó el mensaje del obispo. La virgen le pidió que volviera a buscarla el día siguiente para recibir las pruebas que llevaría al prelado.

"Hijo mío, volverás aquí mañana para que lleves al obispo la señal que te ha pedido; con eso te creerá y acerca de esto ya no dudará ni de ti sospechará y sábete, hijito mío, que yo te pagaré tu cuidado y el trabajo y cansancio que por mí has impedido; ea, vete ahora; que mañana aquí te aguardo".

Sin embargo, al día siguiente Juan Diego no pudo asistir al encuentro con la Virgen, debido a que su tío Juan Bernardino enfermó de gravedad.

Cuarta aparición

El martes 12 de diciembre, Juan Diego salió a buscar a un sacerdote para su tío, cuando la Virgen se le presentó y lo consoló.

“No temas esa enfermedad, ni otra alguna enfermedad y angustia. ¿No estoy yo aquí que soy tu Madre? ¿No estás bajo mi sombra? ¿No soy yo tu salud? ¿No estás por ventura en mi regazo? ¿Qué más has menester? No te apene ni te inquiete otra cosa; no te aflija la enfermedad de tu tío, que no morirá ahora de ella: está seguro de que ya sanó".

Luego le pidió subir a la cima del Tepeyac donde encontraría varias flores. "Sube, hijo mío el más pequeño, a la cumbre del cerrillo, allí donde me viste y te di órdenes, hallarás que hay diferentes flores; córtalas, júntalas, recógelas; enseguida baja y tráelas a mi presencia".

Juan Diego encontró flores muy hermosas y las colocó en su tilma. La Virgen le pidió que se las presentara al Obispo.

Cuando se encontró frente al obispo, Juan Diego abrió su tilma, dejando caer las flores. En la tilma apareció la imagen de la Virgen de Guadalupe.

Ante la revelación el Obispo y los demás se postraron con gran asombro.

Quinta aparición.

Cuando Juan Diego fue a ver a su tío Juan Bernardino, lo encontró recuperado y le narró que la Virgen también se le había aparecido y que le había pedido que contara lo de su curación al obispo.

(Con información de ACI Prensa)

Fuente union guanajuato

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser, usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATÓLICO DEFIENDE TU FE.


¿Es verdad que María es la diosa Astarté, la Reina del cielo, un culto prohibido en la Biblia?


¿ES VERDAD QUE MARÍA ES LA DIOSA ASTARTÉ, LA REINA DEL CIELO, UN CULTO PROHIBIDO EN LA BIBLIA?
Por Jesús Mondragón 

Los Cristianos Católicos damos a la Virgen María el título de «Reina del cielo». Esto es aprovechado por algunos protestantes mal informados y grupos sectarios malintencionados, que aseguran que los católicos somos unos idólatras, que adoramos a la diosa Astarté o Astaroth, puesto que en la Biblia, dicha deidad pagana es nombrada con el título de "Reina del cielo". 

Jeremías 7,18
Los hijos recogen leña, los padres prenden fuego, las mujeres amasan para hacer tortas a la REINA DE LOS CIELOS, y se liba en honor de otros dioses para exasperarme. 

Ver también: Jeremías 44,16-25 

¿A CUÁL REINA DE LOS CIELOS SE REFIERE LA BIBLIA? 

Este título: «Reina de los cielos» se refiere a Astarté, diosa de Babilonia y Asiria, también llamada Astaroth por otros grupos. Se creía que ella era la esposa del falso dios Baal, también conocido como Moloc. 

Al mezclarse el pueblo de Israel con el culto pagano de Astarté o Astaroth, con el tiempo se originó la idea de que Astaroth era la "consorte" de Yahveh. Es fácil ver cómo la mezcla del paganismo que exalta a una diosa con la adoración del verdadero Rey del cielo, puede llevar a la combinación de Dios y Astaroth, «Reina de los cielos», pues «Dios del Cielo» era un título dado a Yahveh: 

Daniel 2,44
En tiempo de estos reyes, EL DIOS DEL CIELO hará surgir un reino que jamás será destruido, y este reino no pasará a otro pueblo. Pulverizará y aniquilará a todos estos reinos, y él subsistirá eternamente. 

Así, Yahveh y Astarté serían los "REYES DEL CIELO". 

El culto a Astarté, siempre estuvo en oposición al culto de Yahveh, el Dios verdadero, como nos lo muestran las numerosas referencias que de ella hace la Sagrada Escritura. 

Jueces 2,13
dejaron a Yahveh y sirvieron a Baal y a las Astartés. 

Jueces 10,6
Los israelitas volvieron a hacer lo que desagradaba a Yahveh. Sirvieron a los Baales y a las Astartés, a los dioses de Aram y Sidón, a los dioses de Moab, a los de los ammonitas y de los filisteos. Abandonaron a Yahveh y ya no le servían. 

También pueden verse: 1 Samuel 7,3-4; 12,10; 31,10; 1 Reyes 11,5.33; 2 Reyes 22,13. 

¿Significa que Astarté, y la Virgen María son la misma diosa sólo porque ambas son llamadas "Reina del cielo"? 

La respuesta es no, no son la misma, en primer lugar, porque María no es una diosa, ni los Cristianos Católicos la adoramos, sino que la veneramos. Además, la Biblia no puede referirse a María como la Reina del cielo ¡Porque María existió 1000 años después de que Astarté fue mencionada por primera vez¡ 

La Iglesia siempre ha enseñado que el único digno de ser adorado es Dios y nadie más, así sea el más poderoso y bello de los ángeles, el más fiel santo de la Iglesia o la mismísima Madre de Dios. 

Sin embargo, en la historia de la Iglesia hubo un grupo de “cristianos” que cayeron en el error de adorar a la Virgen María. 

En el siglo IV apareció un grupo conocidos como los coliridianos, quienes ofrecían tortas y pasteles a la Virgen como signo de adoración. 

Eran una secta gnóstica integrada mayoritariamente por mujeres que mezclaron la figura de María con deidades paganas. 

Cuando San Epifanio, obispo de Salamina, se enteró de esta herejía no dudó en denunciarla y condenarla en nombre de toda la Iglesia Católica. 

Dijo: “Sea María honrada. Sean Padre, Hijo, y Espíritu Santo adorados, pero que ninguno adore a María”

El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) enseña que la Virgen María es honrada de manera especial, pero no tiene el culto de adoración que solamente se le rinde a Dios (CIC 971)

Por otra parte, existen en la Sagrada Escritura varios títulos que se le dan a Yahveh Dios y que también son títulos de dioses paganos. ¿Significa entonces que todos los adoradores de Yahveh o Jehová, en realidad adoran a dioses paganos? He aquí algunos ejemplos. 

EL DIOS DEL CIELO, ¿EL DIOS PAGANO URANO ES YAHVEH? 

Como hemos visto anteriormente en el texto de Daniel 2,44 citado más arriba, Yahveh, el único Dios verdadero, es nombrado en la Biblia como «EL DIOS DEL CIELO»: 

Esdras 5,11
«Ellos nos han dado esta respuesta: "Nosotros somos servidores del DIOS DEL CIELO y de la tierra; estamos reconstruyendo una Casa que estuvo en pie anteriormente durante muchos años y que un gran rey de Israel construyó y acabó. 

¿Significa entonces que Yahveh es el dios pagano Urano?




Urano es conocido en la mitología griega como EL DIOS DEL CIELO hecho persona, ya que esto es lo que significa su nombre, conocido en la mitología romana como Caelus. Era hijo y esposo de Gea, la madre tierra. 

Aunque Yahveh y Urano son llamados "EL DIOS DEL CIELO", no significa que se trate del mismo Dios. 

EL PADRE DE TODO, ¿EL DIOS NÓRDICO ODÍN ES YAHVEH? 

La Biblia llama a Yahveh Dios, el PADRE DE TODO: 

Efesios 4,6
un solo Dios y PADRE DE TODOS, que está sobre todos, por todos y en todos. 

El dios nórdico Odín, gobernante de Asgard, donde recibió el epíteto de "EL PADRE DE TODO", es decir, el padre de todos los dioses y todo lo creado, se enamoró de la diosa mayor, Gaea, por quién es el padre de Thor.




Sería tonto deducir que por ser llamados con el mismo título, Yahveh y Odín sean el mismo Dios, pero eso es precisamente lo que hacen quienes sostienen la falsa idea de que Astarté y María son una misma y única REINA DEL CIELO. 

REY DE REYES, ¿JESUCRISTO ES EL REY PAGANO NABUCODONOSOR? 

Rey de Reyes, es el título que reciben los reyes Nabucodonosor, de Babilonia y Artajerjes. 

Daniel 2,37.46
Tú, oh rey, REY DE REYES, a quien el Dios del cielo ha dado reino, fuerza, poder y gloria... Entonces el rey NABUCODONOSOR cayó rostro en tierra, se postró ante Daniel, y ordenó que se le ofreciera oblación y calmante aroma. 

Esdras 7,12
«ARTARJERJES, REY DE REYES, al sacerdote Esdras, secretario de la Ley del Dios del cielo, paz perfecta, etc. 

El mismo título de "Rey de Reyes", es dado por la Biblia también a Jesucristo: 

Apocalipsis 17,14
Estos harán la guerra al Cordero, pero el Cordero, como es Señor de Señores y REY DE REYES, los vencerá en unión con los suyos, los llamados y elegidos y fieles.» 

¿Debemos concluir, que Jesucristo es el rey pagano adorado como un dios y enemigo del pueblo de Israel, Nabucodonosor? Eso, simplemente sería ridículo. 

Pues esto es justamente lo que hacen algunos protestantes y grupos sectarios al llegar a la inverosímil conclusión, de que la Virgen María es la diosa pagana Astarté, sólo porque reciben el mismo título. 

ASTARTÉ ES REPRESENTADA CON UN NIÑO DE BRAZOS


Astarté, Astaroth, Asera, comparada con María.

Otra prueba presentada por tales gentes, de que María es la diosa Astarté, es según ellos, que se la representa con un niño de brazos igual que a la Virgen.


Isis, diosa egipcia, equivalente a Astarté, comparada con María.

Si usamos el mismo modo de razonar empleado por los grupos sectarios, deberíamos concluir que toda madre que aparezca en una fotografía cargando a su hijo, es la diosa Astarté.




O que Jesucristo es el dios pagano Thor, porque así como Yahveh tiene un hijo, Odín es padre de Thor, o también podemos deducir que Jesucristo es Hércules, mitad dios, mitad hombre, hijo del dios pagano Zeus, PADRE DE TODOS los dioses. Los ejemplos serían interminables. Pero a este tipo de conclusiones se llega cuando en vez de buscar la verdad, el objetivo es denostar, ridiculizar, calumniar la fe de otras personas, motivadas por la ignorancia y lo que es peor, en muchas ocasiones por el odio.

¿Qué dice la Biblia sobre María y su hijo?

Mateo 2,11
Entraron en la casa; VIERON AL NIÑO CON MARÍA SU MADRE y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra.

MARÍA ES LA REINA DEL CIELO, FUNDAMENTO BÍBLICO 

En el pueblo judío, la reyna no era la esposa del rey, sino la madre, quien recibía el título de "Gebirá". La palabra gebirá se utiliza para designar a la 'mujer que gobierna', siendo traducido en muchas Biblias como la reina madre, dado que se utiliza para designar a la que era la madre del rey y no a la esposa de éste. 

I Reyes 2,19
Entró Betsabé donde el rey Salomón para hablarle acerca de Adonías. Se levantó el rey, fue a su encuentro y se postró ante ella, y se sentó después en su trono; pusieron un trono para la madre del rey y ella se sentó a su diestra. 

1 Re 15, 13
Incluso a su abuela materna Maacá le quitó el título de reina madre (gebirá). 

2 Re 10, 13
Somos parientes de Ocozías y vamos a saludar a los hijos del rey y a los de la reina madre (gebirá). 

También pueden verse 2 Cro 15, 16; Jer 13, 18; Jer 29, 2. 

Siendo Jesucristo el REY DE REYES, y siguiendo la tipología, María es la GEBIRÁ, la REINA MADRE que está en el cielo: 

Apocalipsis 12,1
Una gran señal APARECIÓ EN EL CIELO: UNA MUJER, vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y una CORONA DE DOCE ESTRELLAS sobre su cabeza. 

En la Carta a los Hebreos, el Apóstol San Pablo aplica a Jesucristo una profecía del Salmo 45.

Hebreos 1,8
Pero del Hijo: Tu trono, ¡oh Dios!, por los siglos de los siglos; y: El cetro de tu realeza, cetro de equidad.

Si continuamos leyendo la cita de Pablo, esa profecía menciona a una Reina sentada a la derecha de Cristo, igual que el rey Salomón y su madre.

Salmos 45,7.10
Tu trono es de Dios para siempre jamás; un cetro de equidad, el cetro de tu reino... Hijas de reyes hay entre tus preferidas; A TU DIESTRA UNA REINA, con el oro de Ofir.

Esa Reina no puede ser otra más que María, sla madre del Rey, la Gebirá.

CONCLUSIÓN 

La Santísima Virgen María es la Gebirá, la Reina Madre, la Reina del cielo, pero no es la diosa Astarté, ni es pagana y mucho menos se le adora. 

PAX ET BONUM 

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook. 


TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS! 

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATÓLICO DEFIENDE TU FE.


La Biblia dice que hay una mujer más poderosa que la serpiente (Satanás)


LA BIBLIA DICE QUE HAY UNA MUJER MÁS PODEROSA QUE LA SERPIENTE (SATANÁS) 

La Biblia dice que hay una «Mujer» más poderosa que la serpiente (Satanás). Ella te pisará la cabeza, mientras tú tratas de herir su talón (Gén 3, 15) 

Apareció en el cielo una señal grandiosa: una mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza(…) Y la mujer dio a luz un hijo varón, que ha de gobernar a todas las naciones con vara de hierro (Ap 12, 1-18) 

La pregunta sería: -¿Quién es el que regirá a todas las naciones? -¿Quién es la madre del que regirá a todas las naciones? 

Entonces se desató una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles combatieron contra el dragón. Lucharon el dragón y sus ángeles pero no pudieron vencer, y ya no hubo lugar para ellos en el cielo. El dragón grande, la antigua serpiente, conocida como el Demonio ó Satanás, fue expulsado; el seductor del mundo entero fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él (…) (Ap 12,7)

El dragón no pudo contra el que regirá a todas las naciones, el dragón tampoco pudo contra la mujer, entonces el dragón enfurecido fue a hacer la guerra contra los hijos de la mujer (Ap 12, 13-18) ¿Quien es esa «Mujer» que es más poderosa que el demonio? ¿Quién es la «Mujer» por cuya descendencia se  le aplasta la cabeza al Demonio? 

Por Eva y Adán entró el pecado al mundo. Por Jesucristo y María vino la Salvación a toda la humanidad. 

LA RESPUESTA SERÍA: Sabemos que Jesucristo es quien regirá a todas las naciones y la BIBLIA en (Ap 12) dice que la MUJER dió a luz a aquel que regirá a todas las naciones y todos sabemos que ella es LA VIRGEN MARÍA. 

Por eso el mundo la odia, la desprestigia, la humilla, la insulta y se burlan de ella, y es el mismo demonio quien está en contra de estos ataques, para que nadie ore a ella, para que nadie use esa arma que nos dio que es «el Santo Rosario» 

Ella es quien por medio de su descendencia, Jesucristo, le aplasta la cabeza a Satanás, no porque ella sea una diosa o porque sea más que Jesucristo, sino porque Dios quiso que fuera así, para humillar al Demonio con la más débil de sus criaturas (la mujer) y sobre todo, con la mas humilde y obediente que él, lo contrario de Satanás, quien es el más soberbio, orgulloso, desobediente y rebelde. Con la mujer, el mismo instrumento que Satán empleó para perdernos, será el instrumento por medio del cual, llegue la Salvación.

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook. 


TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS! 

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATÓLICO DEFIENDE TU FE.


¿Por qué la Biblia llama a María, llena de gracia?


¿POR QUÉ LA BIBLIA LLAMA A MARÍA, LA LLENA DE GRACIA?
Por: José Céspedes Ballestero

Comúnmente los miembros de las sectas dicen que María fue una simple mujer utilizada por Dios y que pudo haber escogido a cualquier otra. ¿Pero en verdad la Biblia nos enseña que María era una mujer como cualquier otra?

Lucas 1,26-28
Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María.
Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia (Kejaritomene), el Señor está contigo.»

La palabra κεχαριτομένη es una extensión de tres palabras: χαριτοω (charitoo), μένη (mene) y κε (ke). χαριτοω (charitoo) significa “gracia”, κε (ke) es un prefijo de χαριτοω que significa que la palabra está en tiempo perfecto. Este indica un estado presente producto de una acción completada en el pasado. μένη (mene) hace esto un participio pasivo. “Pasivo” significa que la acción es realizada en el sujeto (en nuestro caso la Virgen María) por otra persona (en nuestro caso Dios). Resumiendo, la palabra κεχαριτομένη de María es un participio pasivo de χαριτοω (charitoo): Es Dios el autor de su estado de gracia: llenada, colmada de gracia.

Sabemos que la fe es una gracia de Dios, que el arrepentimiento lo es, en fin Dios da multitud de gracias. En el caso de María ella esta llena de gracia, llena de Dios, llena de todas las gracias que gratuitamente o pidiendolas puede dar Dios. Esto es muy importante ya que si Dios se encarnó para salvarnos del pecado la mujer en que se iba a encarnar debía estar llena de Dios para saber discernir sus inspiraciones.

Lucas 1,30-33
El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.»

En esta parte es donde muchos se confunden ya que aseguran que antes hubo otros personajes que encontraron gracia ante Dios por lo tanto María no tiene nada de extraordinario. Analicemos esto un poco más: En la oración del Padrenuestro que Jesús nos enseñó le pedimos al Padre que no nos dejé caer en la tentación o sea le pedimos la gracia de no caer en la tentación. Si analizamos diferentes personajes Bíblicos del Antiguo Testamento que encontraron gracia ante Dios vemos que estos pecaron, la misma Biblia muestra en que pecó Noé, David, Salomón, etc. Pero María al estar llena de gracia puede ser tentada pero ya tiene la gracia de no caer en la tentación.
Ahora bien estas palabras del ángel hacen que María haga una pregunta para discernir si esa es la voluntad de Dios para ella.

Lucas 1,34
María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?»

Ya Dios había inspirado a María ser virgen y como esté no se puede contradecir la respuesta del ángel si era voluntad de Dios debía ir conforme a ese camino que ya le había trazado Dios.

Lucas 1,35-37
El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios.»

María mientras el ángel habla medita cada cosa que dice, cada palabra y estas la llenan de confianza, no la turban ya que van de acuerdo al plan que Dios le había trazado. María esta llena de Dios y ve el camino con claridad, finalmente dice:

Lucas 1,38
Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue.

Pidamole a Dios que nos de la gracia al igual que María de poder discernir el camino por el que nos llama y decirle sí a esté.

Dios los bendiga.

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATÓLICO DEFIENDE TU FE.



¿Es realmente María, la madre de Dios?


¿ES REALMENTE MARÍA, LA MADRE DE DIOS?

Los fundamentalistas a veces se horrorizan cuando se hace referencia a la Virgen María como la Madre de Dios. Sin embargo, su reacción a menudo se basa en una interpretación errónea no solo de lo que significa este título particular de María, sino también de quién era Jesús y de lo que sus antepasados ​​teológicos, los reformadores protestantes, tenían que decir con respecto a esta doctrina. 

Una mujer es la madre de un hombre, ya sea si lo llevó en su vientre o si fue la mujer que contribuyó con la mitad de su materia genética o ambas. María era la madre de Jesús en ambos sentidos, porque no solo llevaba a Jesús en su vientre, sino que también suministraba toda la materia genética para su cuerpo humano, ya que fue a través de ella, no de José, que Jesús "descendió de David según la carne ”(Rom. 1: 3). 

Como María es la madre de Jesús, debe concluirse que ella también es la Madre de Dios: si María es la madre de Jesús, y si Jesús es Dios, entonces María es la Madre de Dios.No hay salida de este silogismo lógico. 

Aunque María es la Madre de Dios, ella no es su madre en el sentido de que es mayor que Dios o la fuente de la divinidad de su Hijo, porque tampoco lo es. Más bien, decimos que ella es la Madre de Dios en el sentido de que llevó en su vientre a una persona divina: Jesucristo, Dios "en la carne" (2 Juan 7, cf. Juan 1:14), y en el sentido que ella contribuyó con la materia genética a la forma humana que Dios tomó en Jesucristo. 

Para evitar esta conclusión, los fundamentalistas a menudo afirman que María no llevó a Dios en su vientre, sino que solo llevó la naturaleza humana de Cristo . Esta afirmación reinventa una herejía del siglo V conocida como nestorianismo , que encalla en el hecho de que una madre no solo lleva la naturaleza humana de su hijo en su vientre. Más bien, ella lleva a la persona de su hijo. Las mujeres no dan a luz a la naturaleza humana; dan a luz a personas .María llevó y dio a luz a la persona de Jesucristo, y la persona a la que dio a luz fue Dios . 

La afirmación nestoriana de que María no dio a luz a la persona unificada de Jesucristo intenta separar la naturaleza humana de Cristo de su naturaleza divina, creando dos personas separadas y distintas, una divina y una humana, unidas en una afiliación laxa. Por lo tanto, es una herejía cristológica, que incluso los reformadores protestantes reconocieron. Tanto Martín Lutero como Juan Calvino insistieron en la maternidad divina de María. De hecho, incluso parece que el propio Nestorio puede no haber creído la herejía que lleva su nombre. Además, la iglesia "nestoriana" ha firmado una declaración conjunta sobre cristología con la Iglesia católica y reconoce la maternidad divina de María, tal como lo hacen otros cristianos. 

Dado que negar que María sea la madre de Dios implica dudas sobre la divinidad de Jesús, está claro por qué los cristianos (hasta tiempos recientes) han sido unánimes al proclamar a María como Madre de Dios. 

Los Padres de la Iglesia , por supuesto, estuvieron de acuerdo, y los siguientes pasajes dan testimonio de su vivo reconocimiento de la sagrada verdad y el gran don de la maternidad divina que se le otorgó a María. 

Ireneo 

"La Virgen María, siendo obediente a su palabra, recibió de un ángel las buenas nuevas de que ella daría a luz a Dios" ( Contra las Herejías , 5: 19: 1 [AD 189]). 

Hipólito 

“[A] de todas las generaciones [los profetas] se han imaginado los temas más importantes para la contemplación y la acción. Así, también, predicaron del advenimiento de Dios en la carne al mundo, su advenimiento por la inmaculada y portadora de Dios (theotokos ) María en el camino del nacimiento y el crecimiento "(Discurso sobre el fin del mundo 1 [AD 217]). 

Gregory the Wonderworker 

"Para Lucas, en las narraciones inspiradas del Evangelio, da un testimonio no solo a José, sino también a María, la Madre de Dios, y da este relato con referencia a la familia y la casa de David" ( Cuatro homilías 1 [262 d. C. ]). 

“Es nuestro deber presentar a Dios, como sacrificios, todos los festivales y celebraciones de himnos; y antes que nada, [la fiesta de] la Anunciación a la santa Madre de Dios, a saber, el saludo que le hizo el ángel, '¡Salve, llena de gracia!' ”(ibid., 2). 

Pedro de Alejandria 

"Llegaron a la iglesia de la Madre de Dios más bendita, y la siempre virgen María, que, como comenzamos a decir, había construido en el barrio occidental, en un suburbio, para un cementerio de los mártires" ( The Genuine Actos de Pedro de Alejandría [AD 305]). 

“Reconocemos la resurrección de los muertos, de los cuales Jesucristo nuestro Señor se convirtió en el primogénito; llevaba un cuerpo no en apariencia sino en verdad derivado de María, la Madre de Dios "( Carta a todos los obispos no egipcios 12 [324 dC]). 

Metodio 

"Mientras que el viejo [Simeón] estaba exultante y se regocijaba con una alegría extremadamente grande y santa, lo que antes había sido mencionado en una figura por el profeta Isaías, la santa Madre de Dios ahora se cumplió manifiestamente" ( Oración sobre Simeón y Anna 7 [AD 305]). 

“Te saludo para siempre, virgen Madre de Dios, nuestra alegría incesante, porque a ti vuelvo otra vez. . . . Salve, eres fuente del amor del Hijo por el hombre. . . . Por lo tanto, te rogamos, la más excelente entre las mujeres, que se jactan de la confianza de tus honores maternos, para que nos recuerdes sin cesar. Oh santa Madre de Dios, recuérdanos, digo, quién se jacta de ti y quién en agosto himnos celebran tu memoria, que siempre vivirá y nunca se desvanecerá ”(ibid., 14). 

Cirilo de Jerusalén 

“El Padre da testimonio del cielo a su Hijo. El Espíritu Santo da testimonio, bajando corporalmente en forma de paloma. El arcángel Gabriel da testimonio, trayendo las buenas nuevas a María. La Virgen Madre de Dios da testimonio ”(Catechetical Lectures 10:19 [AD 350]). 

Efraín el sirio 

"Aunque todavía era virgen, llevaba un niño en su vientre, y la esclava y la obra de su sabiduría se convirtieron en la Madre de Dios" (Canciones de alabanza 1:20 [351 dC]). 

Atanasio 

"La Palabra engendrada del Padre desde lo alto, inexpresable, inexplicable, incomprensible y eternamente, es el que nace en el tiempo aquí abajo de la Virgen María, la Madre de Dios" ( La Encarnación de la Palabra de Dios 8 [AD 365]). 

Epifanio de Salamina 

"Siendo perfecto al lado del Padre y encarnado entre nosotros, no en apariencia sino en verdad, él [el Hijo] reformó al hombre a la perfección en sí mismo de María la Madre de Dios a través del Espíritu Santo" ( El hombre bien anclado 75 [AD 374]). 

Ambrosio de Milán 

“Lo primero que enciende el ardor en el aprendizaje es la grandeza del maestro. ¿Qué es más grande que la Madre de Dios? ¿Qué más glorioso que ella, a quien Gloria misma eligió? ”( The Virgins 2: 2 [7] [AD 377]). 

Gregorio de Nazianz 

"Si alguien no está de acuerdo con que la santa María es Madre de Dios, está en desacuerdo con la Deidad" ( Carta a Cledonio el Sacerdote 101 [AD 382]). 

Jerome 

“En cuanto a cómo una virgen se convirtió en la Madre de Dios, él [Rufinus] tiene pleno conocimiento;en cuanto a cómo él mismo nació, no sabe nada ”( Contra Rufinus 2:10 [AD 401]). 

"No te maravilles de la novedad de la cosa, si una Virgen da a luz a Dios" ( Comentarios sobre Isaías 3: 7: 15 [AD 409]). 

Teodoro de Mopsuestia 

“Cuando, por lo tanto, preguntan, '¿Es María madre del hombre o Madre de Dios?' nosotros respondemos, '¡Ambos!' Uno por la naturaleza misma de lo que se hizo y el otro por relación ”( The Incarnation 15 [AD 405]). 

Cirilo de Alejandria 

“Me ha sorprendido que algunos tengan dudas sobre si la santa Virgen puede o no ser llamada la Madre de Dios. Porque si nuestro Señor Jesucristo es Dios, ¿cómo no debería ser la Madre de Dios la Santa Virgen que lo dio a luz? ”(Carta a los Monjes de Egipto 1 [427 DC]). 

“Esta expresión, sin embargo, 'la Palabra se hizo carne' [Juan 1:14], no puede significar nada más que participar de carne y hueso como nosotros; hizo nuestro cuerpo suyo, y salió del hombre de una mujer, no desechando su existencia como Dios, o su generación de Dios el Padre, sino incluso tomando para sí la carne que permanecía como era.Esta es la declaración de la fe correcta que se proclama en todas partes. Este era el sentimiento de los santos Padres; por lo tanto, se aventuraron a llamar a la santa Virgen 'la Madre de Dios', no como si la naturaleza de la Palabra o su divinidad tuviera su origen en la santa Virgen, sino que gracias a ella nació ese cuerpo santo con un alma racional, a la cual se dice que la Palabra, unida personalmente, nace según la carne ”( Primera carta a Nestorio [AD 430]). 

"Y dado que la Virgen virgen dio a luz corporalmente a Dios hecho uno con carne de acuerdo con la naturaleza, por esta razón también la llamamos Madre de Dios, no como si la naturaleza de la Palabra tuviera el principio de su existencia desde la carne" ( Tercera Carta a Nestorio [AD 430]). 

"Si alguien no confiesa que el Emmanuel es Dios, y que, por lo tanto, la Santísima Virgen es la Madre de Dios, por cuanto en la carne ella llevó la Palabra de Dios hecha carne [Juan 1:14]: que sea anatema" (ibídem.). 

John Cassian 

“Ahora, hereje, dices (quienquiera que seas que niegas que Dios haya nacido de la Virgen), que María, la Madre de nuestro Señor Jesucristo, no puede ser llamada la Madre de Dios, sino la Madre solo de Cristo y no de Dios, porque nadie, dices, da a luz a uno mayor que ella. Y con respecto a este argumento completamente estúpido. . .demostremos por medio de testimonios divinos que Cristo es Dios y que María es la Madre de Dios ”( Sobre la Encarnación de Cristo contra Nestorio 2: 2 [429 DC]). 

“No puedes evitar admitir que la gracia viene de Dios. Es Dios, entonces, quien lo ha dado. Pero ha sido dado por nuestro Señor Jesucristo. Por eso el Señor Jesucristo es Dios. Pero si él es Dios, como ciertamente lo es, entonces la que dio a luz a Dios es la Madre de Dios ”(ibid., 2: 5). 

Concilio de Efeso 

"Confesamos, entonces, nuestro Señor Jesucristo, el unigénito Hijo de Dios, Dios perfecto y hombre perfecto, de un alma racional y un cuerpo, engendrado antes de todas las edades del Padre en su Divinidad, lo mismo en los últimos días, para nosotros y para nuestra salvación, nacidos de María la Virgen de acuerdo con su humanidad, uno y el mismo consustancial con el Padre en Dios y consustancial con nosotros en la humanidad, para una unión de dos naturalezas. Por lo tanto, confesamos un Cristo, un Hijo, un Señor. De acuerdo con esta comprensión de la unión confusa, confesamos que la Santa Virgen es la Madre de Dios porque Dios la Palabra se hizo carne y se hizo hombre y desde su misma concepción se unió a sí mismo el templo que tomó de ella "( Fórmula de la Unión [AD 431]). 

Vicente de Lerins 

"Nestorio, cuya enfermedad es de un tipo opuesto, mientras finge que posee dos sustancias distintas en Cristo, trae de repente a dos personas, y con una maldad inaudita tendría dos hijos de Dios, dos Cristos, uno, Dios , el otro hombre; uno, engendrado de su padre, el otro, nacido de su madre.Por esta razón, él sostiene que Santa María debería ser llamada, no la Madre de Dios, sino la Madre de Cristo "( The Notebooks 12 [35] [434 DC]). 

NIHIL OBSTAT: He concluido que los materiales 
presentados en este trabajo están libres de errores doctrinales o morales. 
Bernadeane Carr, STL, Censor Librorum, 10 de agosto de 2004 

IMPRIMATUR: De acuerdo con 1983 CIC 827 
se otorga permiso para publicar este trabajo. 
+ Robert H. Brom, obispo de San Diego, 10 de agosto de 2004 

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook. 


TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS! 

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATÓLICO DEFIENDE TU FE.


Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES