viernes, 9 de marzo de 2018

El fraude del fin del mundo y las sectas protestantes


TERREMOTOS, HURACANES, GUERRAS, HAMBRUNAS, EPIDEMIAS, DESASTRES NATURALES. ¿SON ACASO LAS SEÑALES DEL FIN DEL MUNDO Y LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO?

EL FRAUDE DEL FIN DEL MUNDO Y LAS SECTAS PROTESTANTES

¿CUÁLES SON LAS VERDADERAS SEÑALES?
Por Saulo de Tarso

Terremotos cada vez más frecuentes, huracanes, epidemias mundiales como el VIH (SIDA), guerras, el tsunami de 2004 que costó la vida a 250,000 personas etc. Son presentadas por las sectas "cristianas evangélicas", "testigos de Jehová", etcétera, como las señales precursoras del fin del mundo, profetizadas por Jesucristo en los capítulos 24 y 21 de Mateo y Lucas respectivamente.

Sembrando el miedo en las personas no familiarizadas con estos temas, son muchos los que abandonan la sana doctrina de la Iglesia Católica y se unen a las sectas, creyendo inminente el fin del mundo.

"Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por sus propias pasiones, se harán con un montón de maestros por el prurito de oír novedades". 2 de Timoteo 4,3.

En épocas antiguas, antes de que aparecieran las vacunas, enfermedades como la viruela, sarampión, peste, y un sin fin más, diezmaban la vida de millones de personas. El VIH es de risa comparada con la "fiebre española" por ejemplo, que a partir de 1918, en sólo 3 años cegó la vida de más de 100 millones de personas.

Nunca como hoy se han llevado registros tan minuciosos de huracanes, terremotos, tornados etc. Que siempre han acompañado y acompañarán la historia de la humanidad y que naturalmente al aumentar la población mundial, según la "ley de probabilidades", aumentará también el número de víctimas. Pero vayamos a la Biblia, MATEO CAPÍTULO 24.

"Salió Jesús del Templo y, cuando se iba, se le acercaron sus discípulos para mostrarle las construcciones del Templo. Pero él les respondió: «¿Veis todo esto? Yo os aseguro no quedará aquí piedra sobre piedra que no sea derruida.» Estando luego sentado en el monte de los Olivos, se acercaron a él en privado sus discípulos, y le dijeron: «Dinos cuándo sucederá eso, y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo.»". Mateo 24, 1-3.

Para evangélicos y demás sectas, la anterior cita constituye una sola pregunta. Pero en realidad son 3 y al mezclar ellos las respuestas dadas por Jesucristo, sólo generan caos y confusión en las personas. Las 3 preguntas hechas por los Apóstoles son las siguientes.

1- ¿Cuándo serán destruidos el Templo y la ciudad de Jerusalén y de ellos no quedará piedra sobre piedra?

2- ¿Cuáles serán las señales de tu venida?

3- ¿Cuándo será el fin del mundo?

Jesucristo, antes de contestar les advierte que: NO SE DEJEN ENGAÑAR POR FALSOS PROFETAS:

"Jesús les respondió: «Mirad que no os engañe nadie. Porque vendrán muchos usurpando mi nombre y diciendo: "Yo soy el Cristo", y engañarán a muchos. Oiréis también hablar de guerras y rumores de guerras. ¡Cuidado, no os alarméis! Porque eso es necesario que suceda, pero no es todavía el fin". Mateo 24, 4-6.

Al iniciar su respuesta, por 10 versículos del 4 al 14, Jesucristo advierte primero que las guerras y otros sucesos no son las señales, sino que es necesario (normal) que eso suceda, nos advierte de NO DEJARNOS ENGAÑAR porque son los primeros dolores del parto (versículo 8), pero que no será todavía el fin. Y ¿qué simbolizan en la Biblia los dolores del parto?

"En lo que se refiere al tiempo y al momento, hermanos, no tenéis necesidad que os escriba. Vosotros mismos sabéis perfectamente que el Día del Señor ha de venir como un ladrón en la noche. Cuando digan: «Paz y seguridad», entonces mismo, de repente, vendrá sobre ellos la ruina, como los dolores de parto a la que está encinta; y no escaparán". 1 de Tesalonicenses 5,1-3.

Si algo tienen en común el ladrón que llega por la noche y los dolores del parto, es que ambos, LLEGAN SIN PREVIO AVISO.

"¡hijos míos!, por quienes sufro de nuevo dolores de parto, hasta ver a Cristo formado en vosotros". Gálatas 4, 19.

Dolores del parto también significa que Cristo no ha nacido en el corazón de los hombres y por eso la maldad continúa en el mundo. El niño no ha nacido aún y ya creen muchos que se refiere al fin. ¡Error! El Señor advertirá también a sus Apóstoles sobre las persecuciones que sufrirá la Iglesia.

"Pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará". Mateo 24, 13.

Si las persecuciones a la Iglesia, los terremotos, huracanes, guerras, enfermedades, desastres naturales y más. No son las señales de la segunda venida de Cristo, ¿Cuáles son entonces? Es hasta el versículo 15 que Jesucristo comienza a responder propiamente cada una de las 3 preguntas.

RESPUESTA 1- ¿Cuándo serán destruidos el Templo y la ciudad de Jerusalén?

"«Cuando veáis, pues, la abominación de la desolación, anunciada por el profeta Daniel, erigida en el Lugar Santo (el que lea, que entienda)". Mateo 24, 15.

"Cuando veáis a Jerusalén cercada por ejércitos, sabed entonces que se acerca su desolación". Lucas 21, 20.

Jerusalén fue rodeada por ejércitos romanos y destruida junto con su Templo, no quedó piedra sobre piedra en el año 70 después de Cristo. Nuestro Señor lo profetizó con 40 años de anticipación.

RESPUESTA 2- ¿Cuáles serán las señales de la venida de Jesucristo?

Antes de las señales propiamente dichas, tiene que ocurrir un hecho que las sectas "cristianas evangélicas" están muy lejos de lograr:

"Se proclamará esta Buena Nueva del Reino en el mundo entero, para dar testimonio a todas las naciones. Y entonces vendrá el fin". Mateo 24, 14.

Sumando los 1,300 millones de Cristianos Católicos, Ortodoxos y las miles y miles de sectas cristianas en el mundo, sólo el 20% de la población mundial es Cristiana. Es decir, el 80% de la población mundial ¡no conoce a Cristo!

Las señales serán celestiales, serán señales nunca antes vistas. Descartados eclipses, cometas, meteoritos etc.

"Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, y las fuerzas de los cielos serán sacudidas. Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre; y entonces se golpearán el pecho todas las razas de la tierra y verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con gran poder y gloria". Mateo 24, 29-30.

Todos los días los Cristianos Católicos nos encomendamos a Dios "Por la señal de la Santa Cruz", y el símbolo universal de Jesucristo aún entre los paganos es la Cruz. Muy probablemente una de las señales que aparecerá en el cielo será una cruz, "la señal del hijo del hombre".

Sin embargo, hay una señal mencionada por Cristo, una señal más clara e inequívoca aún y que es completamente ignorada y soslayada por las sectas "cristianas". ¡LA SIGUIENTE SEÑAL ES LA CLAVE!

"De la higuera aprended esta parábola: cuando ya sus ramas están tiernas y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todo esto, sabed que Él está cerca, a las puertas". Mateo 24, 32-33.

Cuando veamos que la higuera comienza a dar hojas, sabremos que está a la puerta la llegada del hijo del hombre. Pero, ¿QUÉ O QUIÉN ES LA HIGUERA?

"Y viendo de lejos una higuera con hojas, fue a ver si encontraba algo en ella; acercándose a ella, no encontró más que hojas; es que no era tiempo de higos. Entonces le dijo: «¡Que nunca jamás coma nadie fruto de ti!» Y sus discípulos oían esto". Marcos 11, 13-14.


No era tiempo de higos pero aún así Jesucristo maldice a la higuera. No, el Señor no se ha vuelto loco. ¡Todo lo que hace Cristo tiene una enseñanza, una razón!

"Les dijo esta parábola: «Un hombre tenía plantada una higuera en su viña, y fue a buscar fruto en ella y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: "Ya hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro; córtala; ¿para qué va a cansar la tierra?" Pero él le respondió: "Señor, déjala por este año todavía y mientras tanto cavaré a su alrededor y echaré abono, por si da fruto en adelante; y si no da, la cortas."» Lucas 13, 6-9.

La higuera simboliza al pueblo de Israel, el pueblo elegido por Dios en medio del mundo. Cristo buscó por 3 años fruto de conversión y no encontró, pidió un año más al Padre y el cuarto año no se completó, los Judíos crucificaron al Señor a los 3 años y medio de su ministerio.

Al maldecir Jesús a la higuera, maldice al pueblo de Israel, pero esa maldición no será eterna, pues al final de los tiempos los Judíos se convertirán a la Iglesia de Jesucristo y aprenderán a decir: Bendito el que viene en el nombre del Señor:

"«¡Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados! ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina reúne a sus pollos bajo las alas, y no habéis querido! Pues bien, se os va a dejar desierta vuestra casa. Porque os digo que ya no me volveréis a ver hasta que digáis: ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!»". Mateo 23, 37-39.

La verdadera y segura señal es la conversión del pueblo Judío.

"Pues no quiero que ignoréis, hermanos, este misterio, no sea que presumáis de sabios: el endurecimiento parcial que sobrevino a Israel durará hasta que entre la totalidad de los gentiles, y así, todo Israel será salvo, como dice la Escritura: Vendrá de Sion el Libertador; alejará de Jacob las impiedades. Y esta será mi Alianza con ellos, cuando haya borrado sus pecados". Romanos 11, 25-27.

Primero se proclamará el Evangelio en el mundo entero, hasta que hayan entrado "todos los gentiles" y al final entrará también Israel. Esa es la señal más clara sobre el fin del mundo, sin embargo, HOY ISRAEL ESTÁ MÁS LEJOS QUE NUNCA DE ACEPTAR A JESUCRISTO COMO EL MESÍAS.

RESPUESTA 3- ¿Cuándo será el fin del mundo? ¿Cuándo volverá Jesucristo?

"Por lo que respecta a la Venida de nuestro Señor Jesucristo y a nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis alterar tan fácilmente en vuestro ánimo, ni os alarméis por alguna manifestación del Espíritu, por algunas palabras o por alguna carta presentada como nuestra, que os haga suponer que está inminente el Día del Señor. Que nadie os engañe de ninguna manera. Primero tiene que venir la apostasía y manifestarse el Hombre impío, el Hijo de perdición," 2 de Tesalonicenses 2, 1-3.

San Pablo advierte: primero deben venir la apostasía y el hijo de perdición, es decir, el "ANTICRISTO" y ¿no sé ustedes? Pero últimamente no recuerdo haber visto al anticristo por ahí, por más que muchos se empeñen en ver anticristos por todos lados. Fieles a su inventerada costumbre dirán los protestantes: ¡el Papa es el anticristo! Otra de sus fantasías.

"Más de aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino sólo el Padre". Mateo 24, 36.

No nos dejemos engañar por falsos profetas, ya el Señor y el Apóstol San Pablo nos lo han advertido, y además, un buen Cristiano no debe estar preocupado sobre cuando será el fin del mundo, eso, nos lo dijo Jesucristo, ¡NO ES PROBLEMA NUESTRO!

"Los que estaban reunidos le preguntaron: «Señor, ¿es en este momento cuando vas a restablecer el Reino de Israel?» Él les contestó: «A vosotros no os corresponde conocer el tiempo y el momento que ha fijado el Padre con su autoridad, sino que recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.»". Hechos 1, 6-8.

La Iglesia Católica no anda anunciando el fin del mundo con falsas señales. La Iglesia da testimonio y proclama el Evangelio hasta los confines de la tierra, porque ese es el mandato que le dió Jesucristo y no el andar anunciando el fin.

"Así nos ha ordenado el Señor: Yo te he establecido para ser luz de las naciones, para llevar la salvación hasta los confines de la tierra". Hechos 13,47

Todos los días anhelando el regreso del Señor, los Cristianos Católicos, proclamamos en todas las Misas del mundo: MARANATHA, ¡VEN SEÑOR JESÚS!


PAX ET BONUM

Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


2 comentarios:

  1. Hola Saulo quisiera xf me expliques xq este texto "Se proclamará esta Buena Nueva del Reino en el mundo entero, para dar testimonio a todas las naciones. Y entonces vendrá el fin". Mateo 24, 14.
    Lo interpretas como que todo el mundo debe ser cristiano? Dice que se proclamará en el mundo entero no que será proclamada por el mundo entero. Me refiero a que estás dejando pasar la alternativa que sería que el evangelio sí está siendo proclamado en el mundo entero sin que necesariamente el 100% de loa habitantes de la tierra quieran convertirse. Un ejemplo es que yo habll de Cristo en mi trabajo pero hay personas que por la dureza de su corazón siguen como bloqueados a aceptarlo. Gracias de antemano x la respuesta.

    ResponderEliminar
  2. Creo que no existe una fecha exacta...Más de aquel día y hora, nadie sabe nada, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino sólo el Padre". Mateo 24, 36.... a seguir cultivandonos en la palabra

    ResponderEliminar

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES