Diez propósitos para agradecer el año nuevo a Dios


Ya ha arrancado un nuevo año, que puede ser de distracción o de agradecimiento al autor de la vida, sin olvidar que siempre se nos da para vivir junto a los otros, que son el rostro más cercano de Dios

1. Vivir la fe. Proponerse más seriamente la fe cristiana sabiendo que, como la vida, también es un don al que podemos responder.

2. Mirarse a uno mismo y a las personas cercanas como un don que Dios nos hace para reconocerle vivo y presente. «Con amor eterno te amé, por eso tuve piedad de tu nada», dice el Señor.

3. Apuntarse a alguna acción de caridad, ya que« no hay fe sin obras», y el prójimo es el rostro más cercano de Dios. «Tuve sed y me disteis de beber», dice Jesús.

4. Planta amor y esperanza entre tus amigos, familiares y compañeros de trabajo. Los días así serán más hermosos.

5. Involucrarse en las actividades de la parroquia, de la asociación o movimiento de pertenencia. La singularidad personal es una riqueza para la construcción de la Iglesia.

6. Alimentar el alma con cosas sanas y descubrir qué cosas, en cambio, te hacen daño en el día a día.

7. Confesarse, reconocer los límites en el sacramento de la confesión ante Dios, ya que permite comenzar de nuevo, como el año.

8. Leer la Escritura, meditarla, no como un libro de normas, lejano y pesado, sino desde la profundidad del amor que Jesús tiene por cada uno de nosotros.

9. Leer buenos libros, esos que ensanchan el alma y hacen descubrir la profundidad y el misterio de la vida.

10. No abandonar la Iglesia y si se ha hecho, volver a ella, ya que es la casa de la misericordia, la casa de Dios para todos sus hijos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES