Mensajes satánicos en la música moderna: ¿Qué hay de cierto?


Por: Erika Patricia Otero. 

“La música crea estados de ánimo porque la música es en sí algo espiritual. Se puede hipnotizar a las personas por medio de la música y cuando alcanza el punto más débil de resistencia, se le puede predicar directamente en el subconsciente todo lo que se le quiere decir”. (Jimmy Hendrix, LIFE MAGAZINE, 3 de octubre de 1969, p. 74).

¿A quién no le gusta escuchar música? Creo que son pocas las personas que no sienten placer al escuchar una agradable o dulce melodía.

Pues bien, la música no es solo letras, ritmo, instrumentos gratamente combinados que generen una canción impactante. Una canción transmite mensajes de todo tipo. Muchas veces ese mensaje expresado es evidente y descaradamente manifestado; en otras ocasiones, esos mensajes están ocultos tras el ritmo, la letra o la música y la melodía.

¿Qué tipo de mensajes ocultan algunas canciones? Eso depende de la intención de los productores.

Los creyentes de los mensajes subliminales dicen que puede intentar promocionarse al grupo o al intérprete de la canción. También pueden ocultar promociones de productos de los auspiciadores de algún campo de la industria. Sin embargo, lo más aterrador de todo, es que muchas veces -se dice- que traen ocultos mensajes de tipo satánico. ¿Crees que esto sea posible?

¿Qué es un mensaje subliminal?

Los mensajes subliminales son un tipo de información diseñada para ser captada por debajo de los límites normales de percepción. Es decir que no se pueden percibir de manera consciente; la manera en la que son captados sin darnos cuenta de que los estamos captando.

Lo interesante es que esto data de siglos atrás. Hay alusiones de Aristóteles a impulsos que pasan desapercibidos cuando estamos despiertos, que después reaparecen con fuerza cuando estamos dormidos. Michell de Montaigne, O. Poetzle e incluso Sigmund Freud también hicieron referencia a este tipo de fenómenos inconscientes. Sin embargo, los avances de la tecnología hicieron mucho más evidentes estos fenómenos. De este modo, fue en el siglo XX cuando se hizo realmente claro que este tipo de comunicación  era posible.

Mensajes subliminales en la música

Los mensajes subliminales en la música, también conocidos como backmasking se codifican mediante una técnica de grabación. Lo que se hace es grabar un mensaje hacia atrás, en una pista diseñada para reproducirse hacia adelante. Es así como ese mensaje solo puede ser captado conscientemente si la pista se hacer correr hacia atrás.

Hubo dos factores que impulsaron el surgimiento de los mensajes subliminales en la música.

El primero fue el surgimiento de la “música concreta” en Francia. Este género combina sonidos de instrumentos electrónicos con sonidos grabados del medio ambiente. Ambos se combinaban en un estudio de grabación.

El segundo factor fue la utilización de las cintas de grabación; esto con el fin de grabar y conservar las interpretaciones originales de los músicos. Con la consecución de este material, se podía combinar, cortar, superponer y pegar fragmentos de mensajes a la grabación original.

Mensajes satánicos en la música actual

Con la información antes ofrecida, la posibilidad de que la música moderna oculte mensajes de tipo satánico es bastante alta.

¿Sucede en realidad? La verdad es que plataformas como youtube están llenas de videos que exponen -supuestamente- canciones que tienen mensajes subliminales del tipo satánico. Real o no, el miedo de los padres a que sus hijos consuman música satánica siempre está vigente.

Un escándalo grandemente conocido en la década de los noventa recayó sobre la cantante brasileña Xuxa. Ella era una cantante y conductora de un programa infantil que se hizo famoso en Brasil y América Latina. Sin embargo, ella empezó a ser perseguida por fanáticos religiosos que la acusaron de implementar en su música infantil, mensajes de tipo satánico; algo que hizo que su imagen se fuera a pique.

A Xuxa no solo la acusaron de poner en su música infantil, mensajes dañinos para los niños, sino que sus fotografías y gestos también fueron sobre analizadas. En estas, supuestamente “hallaron” más contenido satánico. Ese fue el fin de su carrera.

Verdad o no, ella no ha sido la única artista perseguida con esta acusación. Tanto Shakira, Los Beatles, Led Zepellin, Carlos Santana o Pink Floyd han sido hostigados por esta causa. De nuevo, verdad o mentira, eso lo dejo a tu opinión.

Como seres humanos, tenemos derecho a elegir libremente los productos que queramos consumir. La posibilidad de elección a pesar de que sepas la verdad detrás de la música que consumes, siempre será tuya.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES