lunes, 3 de septiembre de 2018

¡Cuidado con las cadenas de oración!


¡CUIDADO CON LAS CADENAS DE ORACIÓN! O SON, ¿CADENAS DE PRESIÓN?
Por Saulo de Tarso

¿A quién de nosotros no nos ha llegado alguna “cadena”, ya sea en nuestro correo, Facebook, o actualmente hasta por WhatsApp? Con esos mensajes que nos prometen dinero, milagros, buenas noticias o en caso de no mandarlo algún terrible castigo.

Algunas te amenazan con terribles castigos
si no les das "me gusta". Eso no es de Dios
Muchos que aseguran no creer, lo llegan a compartir: "por si las dudas”. Pero lo que no saben muchos católicos con escasa preparación, es que esto es incompatible con la enseñanza de la Iglesia Católica, y no son sólo las "cadenas", sino también otras muchas prácticas y supersticiones que a menudo demostramos.

Otras te prometen un milagro por el solo hecho
de escribir "Amén". Los milagros dependen
de la voluntad de Dios, no por un "amén". 
Una de las ofensas que hacemos a Dios, es quitarle a Él nuestra total y plena confianza, poniéndola en una imagen de Facebook, mensajes en cadena. Cabe destacar que esto es solo superstición, y ¿Qué es superstición? Según la Real Academia Española: es una creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón, o una fe desmedida o valoración excesiva respecto de algo. Es decir, la superstición es contraria a la fe.






Según la Iglesia, la superstición es la desviación del sentimiento religioso y de las prácticas que impone, cada vez que atribuimos un “milagro” al hecho de compartir una publicación de Facebook, mensaje, correo, o a que ese día llevábamos puesta nuestra medalla de la suerte de la virgencita de Guadalupe; restándole importancia a quien abre los mares y es el único que realiza milagros, o sea, Dios.

Esta es una de las ofensas más graves que le podemos hacer a Dios. Siempre que compartes ese tipo de cadenas, contribuyes a difundir la superstición y ignorancia. Cada vez que compartes una cadena, pecas y haces caer en pecado a los demás.

Ahora resulta que para demostrar que crees en Dios
debes detenerte en todas estas publicaciones,
¡absurdo! 
Dios, que es la fuente de la misericordia, nos perdona estas faltas de fe, de confianza e infidelidades. Pero nuestro deber como auténticos cristianos católicos, es confiar ciegamente en Él, entregándole nuestra voluntad, y dejando que guíe nuestras vidas. Esto se logra con la oración, con el estudio de la Biblia, la palabra de Dios, escuchándola y sobre todo practicándola.


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES