miércoles, 26 de septiembre de 2018

Ante la muerto de un ser querido



ANTE LA MUERTE DE UN SER QUERIDO
Recopilación, Saulo de Tarso

"La muerte es un fenómeno que tarde o temprano vamos experimentando todos los que hemos nacido. Sólo los que no han nacido, no mueren. Todos los que hemos nacido, llevamos como un riesgo de la vida este momento crucial. Pero, hablarle a una persona frente al cadáver de un ser que ha querido, que ha amado, es difícil. No hay palabras humanas que puedan llenar el vacío de ese corazón..." Hermano Salvador Gómez

Si nuestros seres queridos que se han ido pudieran hablarnos, nos dirían...

DESDE EL CIELO

Si tú me amas... no llores.

Si conocieras el misterio insondable del Cielo donde me encuentro...

Si pudieras ver y sentir lo que veo y siento en estos horizontes sin fin y en esta luz que todo alcanza y penetra, tú jamás llora­rías por mí.

Estoy ahora absorto por el encanto de Dios y por sus expresiones de infinita belleza. En confrontación con esta nueva vida, las cosas del pasado son pequeñas e insignificantes.

Conservo aún todo mi afecto por tí y una ternura que jamás te pude en verdad revelar.

Nos amamos eternamente en vida, pero todo era entonces muy fugaz y limitado.

Vivo en la serena expectativa de tu llegada un día...

Entre nosotros... piensa en mí así.

En tus luchas... piensa en esta maravillosa morada donde no existe la muerte y donde estoy junto a la fuente inagotable de la alegría y del amor.

Si verdaderamente me amas., no llores por mí.. ¡Estoy en paz!

"No es más grande el que más espacio ocupa, sino el que más vacío deja cuando se va"

El luto tal vez nunca se acaba, pero es necesario llevarlo solamente en el corazón, recordando las cosas buenas, los momentos lindos y agradecer a Dios por habernos dado la dicha de haber tenido a esa persona aquí en la tierra y pedir que un día no muy lejos, cuando Él diga nuestro nombre sea para estar de nuevo juntos en el reino con Dios.

Apocalipsis 14,13
Luego oí una voz que decía desde el cielo: «Escribe: Dichosos los muertos que mueren en el Señor. Desde ahora, sí - dice el Espíritu -, que descansen de sus fatigas, porque sus obras los acompañan.»


Eso es por un lado, por el otro, no tenemos la seguridad de que nuestro ser querido esté en el cielo y existe la posibilidad de que su salvación este en riesgo. ¿Vencidos por el dolor y la tristeza olvidaremos orar por su salvación? Eso en verdad sería egoísta para con un ser que decimos amar. Es mejor que sufrir en exceso, rezar el Rosario, ofrecer Misas por su salvación eterna. Nuestro sufrimiento desmedido no le hará ningún bien, en cambio nuestras oraciones ayudarán a su salvación o a salir pronto del Purgatorio. El dolor egoísta nos puede llevar a olvidar lo que verdaderamente es importante y necesario para nuestro ser amado que ha partido.


PAX ET BONUM


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES