sábado, 8 de septiembre de 2018

La estrella del Mesías, ¿Cuál fue el propósito de Dios para usarla?



LA ESTRELLA DEL MESÍAS, DIOS VA EN BUSCA DEL HOMBRE 

LOS REYES MAGOS ERAN ASTRÓLOGOS, UNA PRÁCTICA QUE DIOS DETESTA 

SIN EMBARGO, DIOS UTILIZÓ UNA ESTRELLA PARA LLEVARLOS A CRISTO
Por Saulo de Tarso 

El universo es la obra maestra de la creación de Dios.

Apocalipsis 4,11
«Eres digno, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, el honor y el poder, porque tú has creado el universo; por tu voluntad, no existía y fue creado.»

El Señor creó a las estrellas, y las llama a cada una por su nombre:

Salmos 8,4
Al ver tu cielo, hechura de tus dedos, la luna y las estrellas, que fijaste tú.

Salmos 147,4
El cuenta el número de estrellas, y llama a cada una por su nombre.

Pero con el extravío del hombre en el pecado, éste ha terminado por hacer un uso incorrecto de la creación a pesar de las advertencias de Dios, muchos han terminado por adorar a las estrellas como dioses o les han otorgado poder sobre ellos, mediante la creencia en los horóscopos. Terminaron adorando a la creación, en vez de adorar al creador.

Deuteronomio 4,19
Cuando levantes tus ojos al cielo, cuando veas el sol, la luna, las estrellas y todo el ejército de los cielos, no vayas a dejarte seducir y te postres ante ellos para darles culto. Eso se lo ha repartido Yahveh tu Dios a todos los pueblos que hay debajo del cielo.

Amós 5,26
Vosotros llevaréis a Sakkut, vuestro rey, y la estrella de vuestro dios, Keván, esas imágenes que os habéis fabricado.

Romanos 1,25
A ellos que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en vez del Creador, que es bendito por los siglos. Amén.

Sin embargo, la obra de la creación de Dios es buena...

Génesis 1,16-18
Hizo Dios los dos luceros mayores; el lucero grande para el dominio del día, y el lucero pequeño para el dominio de la noche, y las estrellas; y púsolos Dios en el firmamento celeste para alumbrar sobre la tierra, y para dominar en el día y en la noche, y para apartar la luz de la oscuridad; y vio Dios que era bueno.

Y por eso Dios decidió utilizar su creación, eso bueno que Él había hecho, una estrella, para volver a esas gentes perdidas, adoradores de las estrellas creadas, en adoradores del único Dios verdadero, creador de todo el universo.


LA ESTRELLA DE BELÉN

Ya desde tiempos muy antiguos, Dios había anunciado por boca del profeta Balaam, que la aparición de una estrella anunciaría la llegada del Mesías. 

Números 24,17
Lo veo, aunque no para ahora, lo diviso, pero no de cerca: de Jacob avanza una estrella, un cetro surge de Israel. Aplasta las sienes de Moab, el cráneo de todos los hijos de Set.

Jesucristo es Rey de los judíos, pero sobre todo es Rey del universo, de todas las naciones. Así lo expresó el viejo Simeón, a quien Dios le reveló por el Espíritu Santo que no moriría sin haber visto nacer al Salvador. 

Lucas 2,29-32
«Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz; porque han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los pueblos, luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel.»

Los Reyes Magos eran justamente eso, practicantes de la magia y la astrología, costumbres muy difundidas entre los pueblos paganos; creencias que Dios detesta: 

Deuteronomio 18,10-12
No ha de haber en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, que practique adivinación, astrología, hechicería o magia, ningún encantador ni consultor de espectros o adivinos, ni evocador de muertos.
Porque todo el que hace estas cosas es una abominación para Yahveh tu Dios y por causa de estas abominaciones desaloja Yahveh tu Dios a esas naciones delante de ti.

Pero si bien es cierto que Dios detesta la práctica del pecado, ama sin embargo, al hombre pecador y sale a su encuentro. 

I Timoteo 2,3-4
Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad.

Dios en su infinita sabiduría, sabía que una estrella luminosa nunca antes vista, no era una estrella más, sino que era "la estrella", no podía ser ignorada por estos hombres que amaban observar los astros. 

Viajaron por muchos y largos días, y al final, donde la estrella se detuvo encontraron a Jesucristo, al Dios verdadero, Rey y Salvador del mundo. Conocieron al que es el camino, la verdad y la vida, Juan, 14, 6. 

Y la verdad los hizo libres, ellos jamás volvieron a practicar la magia y la astrología. La Biblia nos lo cuenta simbólicamente con palabras de terciopelo, cuando en Lucas 2, 12, nos cuenta que los magos: "VOLVIERON A SU TIERRA POR OTRO CAMINO". 

Porque una vez que se ha conocido la verdad, que se ha conocido a Jesucristo, no se puede continuar por el mismo camino. 

Juan 17,3
Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesucristo.

El Catecismo de la Iglesia Católica nos dice lo siguiente:

528 La Epifanía es la manifestación de Jesús como Mesías de Israel, Hijo de Dios y Salvador del mundo. Con el bautismo de Jesús en el Jordán y las bodas de Caná (cf. Solemnidad de la Epifanía del Señor, Antífona del "Magnificat" en II Vísperas, LH), la Epifanía celebra la adoración de Jesús por unos "magos" venidos de Oriente (Mt 2, 1) En estos "magos", representantes de religiones paganas de pueblos vecinos, el Evangelio ve las primicias de las naciones que acogen, por la Encarnación, la Buena Nueva de la salvación. La llegada de los magos a Jerusalén para "rendir homenaje al rey de los Judíos" (Mt 2, 2) muestra que buscan en Israel, a la luz mesiánica de la estrella de David (cf. Nm24, 17; Ap 22, 16) al que será el rey de las naciones (cf. Nm 24, 17-19). Su venida significa que los gentiles no pueden descubrir a Jesús y adorarle como Hijo de Dios y Salvador del mundo sino volviéndose hacia los judíos (cf. Jn 4, 22) y recibiendo de ellos su promesa mesiánica tal como está contenida en el Antiguo Testamento (cf. Mt 2, 4-6). La Epifanía manifiesta que "la multitud de los gentiles entra en la familia de los patriarcas"(San León Magno, Sermones, 23: PL 54, 224B ) y adquiere la  israelitica dignitas (la dignidad israelítica) (Vigilia pascual, Oración después de la tercera lectura: Misal Romano).

QUE LA LUZ DE CRISTO ILUMINE SUS VIDAS.

Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook. 



Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.


Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

1 comentario:

  1. “LOS REYES MAGOS ERAN ASTRÓLOGOS, UNA PRÁCTICA QUE DIOS DETESTA
    SIN EMBARGO, DIOS UTILIZÓ UNA ESTRELLA PARA LLEVARLOS A CRISTO”

    SEGÚN TENGO ENTENDIDO, POR LO QUE DECÍAN ALGUNOS SACERDOTES, LOS REYES MAGOS NO ERAN ASTRÓLOGOS SINO ASTRÓNOMOS.

    ResponderEliminar

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES