miércoles, 26 de septiembre de 2018

Las campanas, ¿Cuál es su significado y por qué las utiliza la Iglesia?


LAS CAMPANAS, ¿CUÁL ES SU SIGNIFICADO Y POR QUÉ LAS UTILIZA LA IGLESIA?

Hay veces en que escuchamos sonar las campanas de las iglesias, cada vez que hay Misa o cuando se anuncia una boda. Estamos tan acostumbrados a ello, que muchas veces ya ni las notamos.

¿POR QUÉ LA IGLESIA USA CAMPANAS?

LAS CAMPANAS son un instrumento bien conocido alrededor del mundo. Su sonido es inconfundible, sea cual sea el lugar. Casi todas las iglesias Católicas cuentan con un campanario, lugar donde se encuentran las mismas, y que son parte esencial del edificio religioso, pero, ¿Se ha preguntado de donde vienen o por qué se usan? Veamos la historia de estos instrumentos tan hermosos.

SU HISTORIA

El uso de las campanas para anunciar cualquier acontecimiento más o menos notable es muy antiguo, pero en la Iglesia comenzaron a usarse en un tiempo relativamente tardío.

El aviso para los Oficios Divinos, en los primeros siglos, se hacía de viva voz; parece que existieron unos diáconos, cuyo nombre era "cursores", que avisaban de casa en casa.

Como nosotros los cristianos, fuimos perseguidos por el imperio romano en los primeros siglos de la Iglesia, no se podían construir iglesias, pues se celebraba la Misa en las catacumbas. Si no se podían construir edificios religiosos, mucho menos se podían usar las campanas, pues eran tiempos de persecución.

El uso de las campanas aparece en la Iglesia Occidental, en el siglo VII y en la Oriental, parece que no se usaron antes del siglo IX, apareciendo las primeras campanas en Santa Sofía de Constantinopla.

Antes del uso de las campanas, aparecen otros instrumentos de convocatoria, como son: Tabletas o láminas de madera, golpeándolas unas contra otras; una barra de metal, bocinas o trompetas (prescritas por la Regla de San Pacomio para congregar a los monjes).

Cuando se pusieron en uso las campanas, en un principio, no había más que una en cada iglesia, multiplicándose posteriormente.

Al crecer el número de campanas, como así mismo el volumen de las mismas, se vio la necesidad de construir torres para colocarlas debidamente y para que la sonoridad de las mismas pudiera esparcirse más.

En el tiempo de San Anastasio, Mártir de Persia, no se usaban campanas, debido a las sangrientas y crueles persecuciones que se padecían. Luego que se consiguiera la tranquilidad deseada, el Papa Sabiniano, que gobernó la Iglesia del año 604 hasta el 606, mandó que en todas las iglesias se pusieran campanas y que se tocaran de día y de noche.

El primer lugar donde se fabricaron primeramente las campanas cristianas para el uso que se les da hoy, fue en Nola, Ciudad de la región de Campania. Su inventor fue San Paulino, Obispo de Nola. Las grandes se llamaron "campanas" por ser hechas en la región de Campania, y las pequeñas, "nolas", por la ciudad de Nola, donde se fundieron y usaron por primera vez.

¿POR QUÉ LAS USA LA IGLESIA?

Porque a su sonido concurren los fieles a oír la Palabra de Dios, a orar y a alabar a Dios y cumplir con las obligaciones de todo cristiano.

El uso de las campanas en la Iglesia es tan provechoso y tan útil. Con su sonido, excitan los ánimos de los fieles a la devoción, alegran los corazones para pedir auxilio a Dios.

Cuando usted y cualquier persona escucha las campanas de la Iglesia, usted interpreta que la Misa esta por comenzar. Las campanas y el campanario siempre han identificado a las iglesias católicas. Usted puede reconocer si una iglesia es católica por su campanario y sus campanas. Los centros de reuniones protestantes no cuentan con campanario y campanas, no porque no puedan usarlas, sino porque su uso esta tan arraigado a la Iglesia Católica, que cualquier elemento que los llegue a ligar con la Iglesia, lo rechazan, para no tener parecido en nada. Esto se hace más evidente por ejemplo con los testigos de Jehová, quienes al juzgarnos de "religión falsa", evitan tener parecido con la Iglesia.

¿QUÉ SIMBOLIZAN LAS CAMPANAS?

Las campanas simbolizan a los Prelados, Predicadores y Confesores, porque así como el sonido llama a los fieles a la unión de la Iglesia, así los Prelados, Predicadores y Confesores con su ejemplo, doctrina y persuasión han de atraer a los fieles al amor de Dios y al conocimiento.

El sonido de la campana simboliza también la voz de Dios. El badajo, (la bola o martillo que golpea la campana para que suene) simboliza el mundo, que baila de alegría ante la voz de Dios.

Las campanas constituían todo un sistema de comunicación a distancia inalámbrico.

Se trataba de todo un sistema comunicación codificado, es decir, tantos toques significa esto, a tal velocidad significa aquello, si va más lento lo otro. Este lenguaje, ¡Era aprendido por los niños desde pequeños!

Explicar cuales eran los toques de campanas sería muy de realizar por escrito. Existen toques que corresponden a las autoridades civiles, otros para las actividades religiosas.

Había toques a la oración. Primero para los mojes en los monasterios de la edad media y luego en las parroquias mascaban el tiempo. El inicio del día, su mitad y su fin.

Había toques civiles. Eran responsabilidad del concejo. avisaban a fuego, a perdidos, a agrupación de ganados comunales, al propio concejo, invasión, llegada del señor, etc.

Toques para misa o días festivos. Todo un calendario laboral con los días festivos a lo largo del año.

Toques de difuntos. Avisan de la pérdida de un miembro de la comunidad e incluso podía saberse si era hombre, mujer o niño, en algunos lugares también se señalaba la clase social.

Toques de protección contra las tormentas.

Toques extraordinarios. Cuando iba un obispo de forma pública a una iglesia, cuando llegaba el rey o el emperador. Nunca para el señor temporal. Si se celebraba en la ciudad un Sínodo diocesano, estaban obligadas a tocar todas las campanas la víspera.

Había también momentos en los que las campanas tenían que callar. Desde el Jueves Santo hasta el Sábado Santo. También cuando las ciudades quedaban castigadas sin entierros eclesiales o culto por haber quedado en entredicho. A esto se le llamaba “tiempo de entredicho”. A veces una campana tañía para recordar a la población la desgracia en que había caído.

Si una campana causaba la muerte de alguien, quedaba silenciada, castigada por años incluso, según la autoridad eclesiástica fijara un tiempo determinado, después de lo cual se exorcizaba cumplido el tiempo de su castigo y volvía a sonar.

Cada uno de lo tañidos de campana recibía un nombre, amplio vocabulario para diferenciar los toques.

A rebato: Es un toque general y desorganizado que avisa de algún peligro grave.

Ángelus: Se mantiene hoy. La versión más extendida consiste en tres golpes de campanas más un grupo final de 9, 12 0 33 golpes. Se tocaba a la 6 de la mañana, a las 12 y a las 6 de la tarde. Su origen se remonta al siglo XIII con la pretensión de recordar el momento de la Anunciación de María.

Animas: Se ejecutaba a la puesta del sol. Es un momento de oración, en especial por las almas del purgatorio. Un modo de no olvidar a los fallecidos que pudieran necesitar de la ayuda de los vivos para acceder al reino de los cielos.

Clamor: Un toque pausado realizado la noche de ánimas en la antigüedad.

Concejo: Se ejecutaba desde la campana del concejo, con un sonido característico y diferenciable.

Difuntos: En muchos casos se ejecutaba durante el camino hacia el cementerio.

Fuego: Es un toque específico.

Queda: Realizado por una sola campana, marca el final del día y el cierre de las puertas.

Repique: Toque alegre a ritmo vivo propio de los díal festivos. Señala el comienzo de los oficios.

Nublo: En tiempos próximos a la recogida de los productos del campo y existe peligro de tormenta los vecinos pedían se realizara este toque con el fin de ahuyentar y dispersar las nubes antes de que descarguen el temido granizo.

Vísperas: Un toque para llamar a los oficios el día de la víspera de las Fiestas Mayores de la Iglesia.

Para abrir y cerrar las puertas de la ciudad.

El toque que indicaba el comienzo y el final de la jornada. Tenían prohibido trabajar con poca iluminación, para poder identificar la llegada de extraños, amigos o enemigos.

Había un toque que prohibía andar por las calles sin antorcha.

Toda una batería de medidas de seguridad; nos demuestran el mundo peligroso en que vivían las personas en la antigüedad.

LAS CAMPANAS TAMBIÉN TIENEN NOMBRE PROPIO INSCRITO

Lavdo Devm verum, alabo al Dios verdadero

Satan fvgo, hago huir al demonio.

Nimbus fugo, hago huir a las nubes

Fulmina frango, quebranto los rayos

Sabbata pango, celebro con cantos los sábados.

Excito lentos, excito a los perezosos.

Dissipo ventos, disipo las tempestades.

Paco cruentos, apaciguo disputas sangrientas.

Popvlum voco, llamo al pueblo.

Defvnstos ploro, lloro a los muertos.

Festa decoro, decoro las fiestas.

En fin, el mundo y significado de las campanas en la Iglesia Católica da para es cribir un libro completo, aquí sólo hemos intentado dar a conocer de forma general, el hermoso su significado. Estamos seguros, que cuando vuelvas a escuchar las campanas de tu parroquia, tendrán un nuevo significado para ti...


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



3 comentarios:

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES