"Dios te he fallado, no escuché los gemidos del Espíritu Santo", escribió en su nota suicida el gerente de Walmart que asesinó a sus compañeros.



La terrible historia de un gerente de Walmart que mató a tiros a sus compañeros de trabajo en plena tienda tiene nuevos detalles que conocer sobre su autor, el cual le pidió perdón a Dios por lo que estaba por hacer y que no quiso hacer caso al Espíritu Santo.

Andre Bain, quien era uno de los gerentes encargados de la tienda Walmart en Chesapeake, disparó contra el personal que tenía a cargo causándole la muerte a 6 de ellos para luego suicidarse; se conoció que él antes de cometer la tragedia, había dejado una nota suicida dirigida a Dios.

Según The Western Journal, la nota especificaba que sus víctimas se burlaban de él y que por ello, decidió hacerlo pero que deseaba haber podido salvarlos a todos de lo que iba a hacer; constantemente era comparado con Jeffrey Dahmer, asesino serial conocido como el “Carnicero de Milwaukee”.

La nota, que fue hallada en su teléfono expresaba que Andre estaba dolido porque era comparado muy a menudo con Dahmer y que sus compañeros se burlaban de él con “sonrisas retorcidas y malvadas que lo atormentaban”.

«Se rieron de mí y dijeron que era como Jeffrey Dahmer. Nunca hubiera matado a nadie que entrara a mi casa», decía la nota.

“Se burlaron de mí y celebraron mi caída el último día. Es por eso que sufren el mismo destino que yo», expresó.

Esa nota fue entregada a las autoridades el viernes 24 de Noviembre y en ella Andre se refería a sus compañeros de trabajo como “idiotas con poca inteligencia” y que “fue guiado por satanás para matarlos a todos” no haciendo caso al Espíritu Santo “que le dijo que se detuviera”.

«Que Dios me perdone por lo que voy a hacer… Desearía haber podido salvar a todos de mí mismo», aseguró.

“Lo siento Dios, te he fallado, esto no fue culpa tuya sino mía. No escuché los gemidos del Espíritu Santo, lo que me hizo una pobre representación de ti», agregó.

Además, Bing decía que ante las constantes burlas de sus compañeros “se había mantenido fuerte” y que aunque no fue planeado el tiroteo, tenía malos deseos contra sus compañeros y que incluso uno de ellos lo había traicionado.

«Los asociados lo orquestaron. Se rieron e hicieron sutiles discursos en código, que finalmente descubrí. Pensé que era mi amigo, pero me traicionó. La traición es uno de los peores sentimientos, junto al arrepentimiento», explicó diciendo que no quisieron conocerlo y que era una buena persona.

«Mi único deseo hubiera sido comenzar de nuevo desde cero y que mis padres hubieran prestado más atención a mis déficits sociales. Lo siento, pero no planeé esto. Prometo que las cosas simplemente cayeron en su lugar como si Satanás me dirigiera», aseguró.

«… Mi verdadera intención nunca fue asesinar a nadie, lo creas o no. En realidad, era una de las personas más amorosas del mundo si me llegaras a conocer. Solo quería una esposa que estuviera unida por igual. Como yo obsesionado con el pensamiento, sin embargo, no merecía una esposa. Espero que la gente aprenda de los errores de todos y ame verdaderamente a Dios y no a las posesiones materiales del mundo», agregó.

Hizo énfasis en hablar de una compañera de trabajo que había renunciado a su puesto porque “podía sentir al Espíritu Santo y si le escuchó”.

“La gente pensó que estaba loca por irse, pero a diferencia de mí, ella en realidad escuchó al Espíritu Santo… Así que un día se me acercó en personal y me pidió disculpas. En su último día, me miró a los ojos, aterrorizado por un aura demoníaca», finalizó.

Varios de sus compañeros expresaron que Andre tenía conductas muy extrañas y que le gustaba molestar al personal por ser gerente del lugar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES