Cineasta podría pasar tres años en la cárcel por afirmar que «los hombres trans no pueden ser lesbianas ni quedar embarazadas»



Desde Noruega, una cineasta podría pasar hasta 3 años en la cárcel debido a sus más recientes declaraciones sobre el engaño en el que viven las personas de la comunidad LGBT.

Tonje Gjevjon, quien es cineasta y también actriz además de ser abiertamente lesbiana, criticó a su propia comunidad sexual diciendo que un hombre trans “jamás podría ser o afirmar que es lesbiana”.

Los comentarios surgieron luego de que ella criticara la forma en la que se refiere a sí mismo el activista LGBT noruego Christine Jentoft, quien se define como “mujer transgénero y madre lesbiana”; lo que al parecer le causó un conflicto a la actriz por la forma de expresarse sobre su sexualidad.

Por medio de Facebook, Gjevjon escribió lo siguiente:

«Es tan imposible que los hombres se vuelvan lesbianas como que queden embarazadas».

“Los hombres son hombres independientemente de sus fetiches sexuales”.

Con estas declaraciones, la actriz mostró estar en desacuerdo en cuanto a la ideología de género y denunció que muchos activistas trans buscan que las mujeres que no están de acuerdo con ello, sean arrestadas por la policía y castigadas con la cárcel.

Ahora, esto es lo que sufre Tonje, pues Noruega tiene una ampliación en su código penal para proteger a las personas gay y lesbianas desde 1981, la cual incluyó a los trans hace dos años.

La actriz y también comediante dijo que hizo esta publicación “para llamar la atención sobre la ley de incitación al odio” de su país, ya que los trans han tratado en múltiples ocasiones de cerrar sus exposiciones de arte porque no comparte la misma ideología que ellos.

«He declarado que las mujeres son mujeres, que las lesbianas no tienen penes, que los niños no deben ser responsables de las decisiones de las que no tienen la capacidad de comprender el alcance, y que no- las plataformas son dañinas para la democracia. Por estas opiniones me han cancelado varias veces”, dijo en un ensayo escrito para el periódico local Klassekampen.

Además, afirmó que ha sido “demonizada” por esa comunidad “por no estar en sintonía”.

“No estaba preparada para el alcance de cómo las organizaciones queer, los políticos y los activistas demonizarían a una artista lesbiana que no estaba en sintonía. Los activistas trans se ponen en contacto con las personas con las que trabajo, retratándome como odioso y advirtiendo que no se asocien conmigo”, agregó en el escrito.

Ahora, ella está siendo investigada por la enmienda antes mencionada, por lo que podría estar enfrentando una multa de gran cantidad de dinero o encarcelada de uno a tres años por comentarios públicos que “inciten al odio”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES