La actriz y cantante Selena Gómez afirma haber querido suicidarse en repetidas ocasiones. Un sacerdote nos explica cómo ayudar a personas con depresión.



La famosa actriz y cantante Selena Gómez relata en una entrevista que hace algunos años sufrió depresión, psicosis y fue diagnosticada como bipolar, problemas que la llevaron a pensar en el suicidio durante varios años y en repetidas ocasiones.

“Voy a ser muy abierta con todos en esto: he estado en cuatro centros de tratamiento”, dijo Gómez, de 30 años, en entrevista con la revista estadounidense Rolling Stone, en ocasión del estreno del documental “Selena Gómez: My Mind & Me" (Mi mente y yo) en Apple TV.

“Creo que cuando llegué a los 20 años todo comenzó a ponerse muy oscuro, cuando comencé a sentir que no tenía control sobre lo que sentía, ya fuera bueno o malo”.

Gómez, dijo que “todo comenzó con la depresión y pasó luego al aislamiento. Luego no me podía mover de mi cama, no quería hablar con nadie. Mis amigos me llevaban comida porque me querían, pero ninguno de nosotros sabía qué era”.

El entrevistador de Rolling Stone indica luego que Selena Gómez nunca intentó suicidarse, pero consideró la idea durante algunos años.

“Pensaba que el mundo estaría mejor sin mí”, aseguró la joven, quien dijo que pensaba que estaría casada a los 25 años, que no se sentía a gusto entre las jóvenes celebridades y que su “única amiga en la industria es Taylor” Swift.

“Sentía a todos a mi alrededor viviendo vidas plenas. Tenía esta posición y era realmente feliz, ¿pero en realidad lo era? ¿Estas cosas materiales me hacían feliz?”.

Fue diagnosticada como bipolar, padeció de psicosis y uno de los tratamientos que recibió no fue adecuado según relata. Tuvo que “desintoxicarse de las medicinas que tomaba”.

“Me costó mucho aceptar que era bipolar, pero aprendí a lidiar con eso”, aseguró Selena Gómez, que también colaboró en la producción de la serie 13 Reasons Why, que cuenta la historia de una adolescente de 17 años que se suicida y que señala a un grupo personas como las 13 “razones” por las que decidió acabar con su vida.

Las claves para afrontar las ideas suicidas y el suicidio

El P. Antonio María Domenech, de la diócesis española de Cuenca, explicó recientemente a EWTN Noticias que “Dios nos da tres virtudes: la fe, la esperanza y la caridad. Aquellos que se quitan la vida pueden tener fe pero han perdido la esperanza. No confían en que el sufrimiento de sus vidas puede llegar a ser un camino para el encuentro con Dios. Eso es la esperanza”.

El sacerdote indicó luego que a quienes piensan en el suicidio hay que ayudarlos a vivir la esperanza ante el hecho que el amor o “la caridad la practican poco, porque creen que su amor no le sirve a nadie y se han hundido internamente”.

El P. Domenech dijo que una forma concreta de disuadir a una persona que quiere suicidarse es decirle “‘Dios te ama’. Y a partir de ello empezar a hablar de Dios y su amor para luego intentar sacarlos de las ideas que los llevan a pensar en sí mismos”.

Toca entonces “sacar ese corazón de esa angustia personal y poder hacerlo pensar en personas, situaciones o momentos en que pueden ayudar a alguien, hacerlos saber que alguien los espera en algún sitio”.

De ese modo, precisó el sacerdote español, “si alguien nos espera o conseguimos que alguien reciba de la persona un bien, pues se les puede salvar la vida”.

¿Qué se puede hacer después de disuadir a alguien del suicidio?

El sacerdote dijo que en su experiencia, una vez que logra derribar las ideas suicidas, “intento mantener el contacto”.

“Me gustaría que cuando intentamos ayudar a alguien que está mal seamos capaces de vivir lo que dice el Evangelio: ‘al que te pide que le acompañes una milla, ve con él durante dos’, es decir darle el doble de lo que necesita”.

El P. Domenech dijo también a EWTN Noticias que a estas personas que se logró disuadir del suicidio “hay que llevarlos a Cristo e intentar caminar a su lado durante un tiempo, sin ser invasivo. Es bueno ponerse al lado, estar disponible aunque sea solo para hablar”.

“A veces hablando o escuchando se hace mucho porque esas personas no suelen ser escuchadas”, resaltó el sacerdote.

“Cada uno según su estado y circunstancias puede hacer algo, suscitando la confianza. Si tú abres el corazón, ellos también lo abrirán”, concluyó.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES