Mujer contrajo "matrimonio" con el diablo; sacerdote advierte que estas cosas no son un juego.




Ha dado vueltas por la red un video donde una mujer del Estado de Veracruz (México) decidió casarse con el mismísimo demonio.

Un brujo de Catemaco, conocido no sólo por sus brebajes y "curas diabólicas", sino porque hasta de chef la hizo en una competencia televisiva, fue quien ofició la blasfema “misa satánica” para "casar" a su clienta con Satanás.

Enrique Marthen, brujo que se hace llamar “El Ahijado” en Catemaco, publicó en sus redes sociales la boda: "Por primera vez se comparte una boda con Satanás", publicado con un video en la red social TikTok.

Una figura demoniaca es el cónyuge en la boda que se realizó en el museo de la brujería donde Marthen realiza sus conjuros y celebra el Día de Los Brujos cada primer viernes de marzo.

La mujer vestida de blanco se para frente a su “marido”, figura de más de dos metros de Satanás, Lucifer, Belcebú, Luzbel o el demonio, como se le conoce popularmente al diablo, quien tiene además un enorme falo, como símbolo de impureza, contrario a la pureza y castidad cristiana enseñada por la Iglesia católica.

En la ceremonia la mujer dice estar allí de manera voluntaria y que no le importa lo que diga la sociedad, amigos o familiares, pues ella estaba segura de que sería muy feliz entregándole su corazón a Satanás.

En redes sociales las burlas y críticas no se hicieron esperar.

Sacerdote advierte sobre el peligro de estas prácticas.

“El diablo no ama”


El P. López Ruiz subrayó que “el diablo no ama, sino que odia, destruye. Y cuando hace un pacto con una persona, lo hace no por amor sino porque le es útil este pacto, porque de esa manera esclaviza al alma”.

El demonio usa este tipo de pactos orquestados por brujos “para esclavizarlos más, encadenarlos más a su reino, a su dominio, y asegurarse de tener cautivas sus almas. Y después, instrumentalizar a estas mismas personas para sus fines de hacer caer a otros y dañar a otras personas”.

“Al demonio lo mueve el odio contra Dios y todo lo que le es útil para promover el odio contra Dios y el mal a las almas, pues él lo va a utilizar”, advirtió.

El sacerdote mexicano advirtió que “todo pacto con el demonio es un pecado gravísimo, (que) usualmente también incluye la apostasía, la renuncia total a la fe y un sometimiento libre de la voluntad al demonio”.

La persona queda así, indicó, “en un estado previo a la condenación”.

El exorcista mexicano precisó que quien se somete a este tipo de pacto “puede arrepentirse”, pues “no es algo definitivo, y hay muchos casos donde personas que han hecho pactos con el demonio se han arrepentido y han renunciado a sus pactos y seguido un camino de conversión”.

Quien participa en este tipo de rituales, advirtió, “aunque fuera por curiosidad, claro que también cometería un pecado y también podría ser víctima de la acción extraordinaria del demonio”.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES