China: Obispo amenaza negar sacramentos a católicos que no se registren asociación comunista



Mons. Francis An Shuxin amenaza con suspender la administración de los sacramentos. La diócesis está en caos.

Mons. Francis An Shuxin, obispo oficial de Baoding – que permaneció confinado en una prisión de 1996 a 2006, y en 2009 vaciló y aceptó registrarse en la Asociación Patriótica del Partido Comunista – ahora amenaza con suspender los sacramentos a quienes se nieguen a unirse la “iglesia oficial” comunista de China.

Se estima que seis millones de católicos están registrados en el PCCh. La iglesia “clandestina” o “no oficial” está compuesta por varios millones de católicos en China que se niegan a unirse a la Asociación Patriótica y son leales a Roma.

Como informó Asia News, el 15 de julio, el Prelado publicó una carta invitando a los sacerdotes a registrarse en la Asociación Patriótica Católica de China, advirtiendo que de no hacerlo se restringiría su acceso a los sacramentos.

El Prelado también pidió a los fieles de la Diócesis de Baoding que acepten los sacerdotes que se unieron a la “iglesia oficial”, para promover la unidad en la Iglesia local.

Para sustentar su petición, el prelado citó declaraciones pontificias, el acuerdo provisional entre el Vaticano y China, que estará vigente hasta octubre de este año, y la Orientación Pastoral de la Santa Sede sobre el registro civil del clero en China.

Una fuente china de Asia News denunció que este año las autoridades del régimen comunista están utilizando la Orientación Pastoral del Vaticano para obligar a los sacerdotes del país, particularmente en Hebei, a unirse a la Asociación Patriótica y así llevar a cabo una “transformación” del clero en el país. país.

Además de “restringir totalmente las libertades personales del clero no oficial – con vigilancia y encarcelamiento – ”, ahora “este documento se ha convertido en el arma más poderosa del gobierno para ‘transformar’ al clero clandestino bajo la bandera del Vaticano”, dijo.

Diócesis en caos

“En Baoding, por ejemplo, sacerdotes conocidos durante décadas por su fidelidad [a Roma], en solo dos o tres meses firmaron lo que alguna vez consideraron ‘contrario’ a su fe y compartieron la Eucaristía con el obispo An, quien ya se había unido a la Asociación Patriótica. Pensaron que era la voluntad de la Santa Sede”, agregó.

“Después de firmar, algunos sacerdotes sufrieron una crisis nerviosa, mientras que otros se arrepintieron de lo que habían hecho y reaccionaron con gran pesar. En algunos casos, los sacerdotes que se unieron a la Iglesia oficial fueron rechazados por sus feligreses y tuvieron que regresar a casa y aislarse. Como resultado, la Diócesis de Baoding se encuentra ahora en un estado de caos sin precedentes”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES