¿Tu pareja revisa a escondidas tu celular? Su relación está en riesgo



Los celos no nacieron con la tecnología, pero en nuestra época, pareciera que las redes sociales los han incrementado.

Revisar el celular o las redes sociales de la pareja se ha convertido en una práctica común en las relaciones amorosas, sobre todo en los jóvenes, muchas veces motivados por los celos. Pero, ¿esto es normal? Aquí te explicamos que hay detrás de esta obsesión.

Revisar el celular, una invasión a la privacidad

¿Tienes una relación en la que todo el tiempo te sientes vigilado(a) por tu pareja? ¿Te pide compartir tu ubicación de forma constante? ¿Te exige decir siempre con quién estás? ¿Te ha obligado a que le des la contraseñas de tus redes sociales? ¿Te revisa a escondidas tu celular? ¡Cuidado, esto no es normal! Su relación es muy frágil.

Primero que nada debemos hacer conciencia es de que todo esto constituye una invasiones a la privacidad, e incluso, es una forma de violencia, ya sea que tú la ejerzas o la recibas.

Es algo similar -y resultaría igual de desagradable- que encontraras a tu pareja revisando tus cajones en busca de algo que le haga confirmar algún engaño. Es muy probable que no escondas nada, pero está violando tu espacio personal.

Los celos y las redes sociales

En nuestra época, las redes sociales han incrementado los celos: “¿por qué le diste like a esa foto?”, “¿por qué le comentaste a esa persona?”, “¿quién es ese tipo que te escribió?” Pero el problema no es la tecnología, pues los celos no nacieron con ella.

El verdadero problema surge de las inseguridades personales y también de la falta de comunicación y confianza en muchas parejas; es el no haber aprendido a llevar una relación basada en el amor y la confianza.

Esto se incrementa en el noviazgo. Cada vez son más los jóvenes que padecen celos obsesivo, incluso delirantes, que buscan resolver sus problemas internos a través de lo que pueden encontrar en el celular o en las redes sociales de su pareja.

Las redes sociales lo que hacen es abrirnos una puerta a una nueva forma de intentar vigilar al otro, sólo para al final darnos cuenta de que no podemos controlar a los demás.

¿Qué hacer para acabar con esta obsesión?

Si queremos generar relaciones sanas entonces tenemos una solución: hay que confiar en las personas y aprender a comunicarnos de forma constante y efectiva.

En el caso de una relación de pareja, en lugar de imaginar “¿por qué le dio like a tal foto?”, lo más sencillo sería decirle: “Vi esto y me causó molestia”, con lo cual obtendrías al menos una explicación.

Cualquier relación de pareja y amistad se basa en el respeto, la confianza y la comunicación, y es algo en lo que siempre tendremos que trabajar, no importa de cuántos años nos conozcamos.

En la vida privada hay barreras que no debemos transgredir. Y antes de caer en esta violación a la privacidad de la pareja, recordemos el dicho: “El que busca encuentra… y quien busca donde no debe, se entera de lo que no quiere”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES