Los 7 fenómenos místicos (inexplicables) que vivió el Padre Pío



Tres tipos de visiones diferentes, xenoglosia, locuciones y muchos otros hechos que aún hoy la ciencia no logra explicar

Hay 7 fenómenos místicos que acontecieron en la vida del Padre Pío. El santo de Pietrelcina, desde el comienzo de su vida religiosa y antes del noviciado, como señala el padre Agustín, su director espiritual, en el Diario, está rodeado de hechos inexplicables.

Sin embargo, él no hace alarde en público: extrema confidencialidad y prudencia caracterizan su trabajo (siempre que se puede).

Los 7 fenómenos místicos son reportados en el libro Padre Pio Modello di santità e guida per il cristiano (Padre Pío Modelo de santidad y guía para el cristiano) de Francesco Guarino y Marcello Stanzione.

1. LAS VISIONES

El Padre Pío está rodeado de visiones. Se definen como «percepciones sobrenaturales de un objeto naturalmente invisible al ser humano«.

En Padre Pío las visiones son de una triple tipología: corporal o sensible, imaginativa, intelectual.

Sensible

Las visiones corporales o sensibles, también llamadas apariciones, son aquellas en las que el sentido de la vista percibe una realidad objetiva (no necesariamente un cuerpo humano, sino también una forma externa sensible o luminosa) naturalmente invisible para el hombre.

Se pueden producir de dos maneras: ya sea por la verdadera presencia de un cuerpo o por una acción inmediata ejercida por un agente externo sobre el órgano de la vista.

Imaginaria

La visión imaginaria es una representación sensible enteramente limitada a la imaginación y que se presenta de manera sobrenatural al espíritu con una vivacidad y claridad superiores a las propias realidades físicas externas.

Se puede producir de tres maneras: a través de la representación de las imágenes recibidas de los sentidos; a través de la combinación sobrenatural de estas especies adquiridas y preservadas en la imaginación; por medio de nuevas imágenes infundidas.

Intelectual

Las visiones intelectuales son conocimientos sobrenaturales que se producen a través de una simple visión de la inteligencia sin impresión ni imagen sensible.

2. LOCUCIONES

En el Padre Pío también hay locuciones interiores, difíciles de manifestar sin permiso divino. Las locuciones son fórmulas que enuncian afirmaciones o deseos y se refieren solo al lenguaje articulado percibido a través de la audición corporal.

3. TOQUE MÍSTICO

Siguiendo el orden cronológico del Epistolario está claro que el otro fenómeno extraordinario del que se enriquece el Padre Pío es el llamado toque místico.

En Padre Pío el toque místico es de tres naturalezas: fusión de corazones, beso de amor y toque sustancial.

Son sentimientos deliciosos impresos por Dios, a través del contacto espiritual, «en las profundidades o punta del alma», en la «cima del espíritu».

«Sustanciales»

Se distinguen por el mayor o menor grado de intensidad, y los más profundos se llaman «sustanciales», porque parece que ocurren entre las dos sustancias, Dios y el alma, pero en realidad Dios actúa en las potencias y no en la sustancia del alma.

En la carta que escribió el 18 de abril de 1912 al padre Agostino, revela cómo vive sus días en Pietrelcina, entre miedos y deleites, entre las luchas incesantes que les mueven los demonios y los consuelos que recibe de Jesús.

4. BILOCACIÓN

Es ese fenómeno místico que hace que el hombre esté presente al mismo tiempo en dos lugares diferentes, sin hacer ningún tipo de movimiento.

Numerosos episodios de bilocación se han encontrado en la vida de los santos (Francisco de Asís, Antonio de Padua, Francisco Javier, Pablo de la Cruz, Alfonso de Liguori). Sigue siendo uno de los fenómenos más difíciles de explicar de manera satisfactoria.

El caso de Raffaelina

Muchas personas, dignas de fe, fueron testigos de los casos de bilocación que acompañaban al santo de Pietrelcina en sus viajes para consolar a las personas que necesitaban su presencia. Nunca eludió la misión que Dios le había confiado.

El 25 de octubre, escribió a su discípula de Foggia, Raffaelina Cerase, revelando que días antes había ido a visitarla en espíritu.

El 10 de diciembre de 1914, sin embargo, también visitó a su hermana Giovina Cerase sin que ella se diera cuenta.

5. TRANSVERBERACIÓN

La transverberación, según la teología mística, es «un fenómeno místico particular que consiste en una herida producida en el alma con una llaga hecha al costado o al corazón o en ambos. El elemento formal y determinante del fenómeno es el amor de Dios y produce en el sujeto alegría, causada por la dulzura del amor divino, y dolor, debido al sitio amoris, que nos hace desear más amor y experimentar no la posesión plena».

En el origen del fenómeno místico de la transverberación está la herida de Cristo crucificado.

6 de agosto de 1918

En el Padre Pío ocurrió este fenómeno de transverberación, según el relato que da el padre Benedicto en la carta del 21 de agosto de 1918, el 6 de agosto de 1918.

Según su descripción precisa de lo sucedido, se aprecia la presencia de un personaje celeste, mientras confiesa a los muchachos del seminario.

Tenía en la mano una especie de herramienta, similar a una lámina de hierro muy larga con una punta bien afilada, de la que parecía salir fuego.

El misterioso personaje arrojó con toda su violencia la punta afilada en el alma del fraile. El atroz martirio duró hasta la mañana del día siguiente.

6. ESTIGMATIZACIÓN

Es el fenómeno místico que dio a conocer al Padre Pío y lo llevó al foco de la crónica del tiempo y a la popularidad.

Por otro lado, también era el don místico más incómodo, a la luz de las disposiciones eclesiásticas y el sufrimiento que le causaban la humillación y los prejuicios.

La esfera personal del Padre Pío

Hasta antes de la estigmatización visible, nadie podía saber del Padre Pío de Pietrelcina, y todo lo místico que ocurría en él estaba protegido por la mano de Dios y del secreto ministerial de sus superiores espirituales.

Todo quedaba relegado a la esfera personal del fraile capuchino y sólo las cartas constituían un destello a través del cual apenas se podía vislumbrar una pequeña parte de lo que Dios estaba obrando en él.

En público con los estigmas

Pero cuando viene visiblemente marcados por los estigmas, el misterio se hace de conocimiento público y muchos de los que se enteran del Padre Pío intentan contactarlo, o al menos verlo.


Desde el 20 de septiembre de 1918, hasta su muerte, el 23 de septiembre de 1968, ya no pudo ocultar esos signos y se vio obligado a presentarse siempre como una persona estigmatizada en todas sus funciones, ministeriales y de otro tipo: desde la misa hasta las confesiones, desde la dirección espiritual hasta cualquier otro momento comunitario de oración o recreación.

7. XENOGLOSIA

Es ese fenómeno espiritual místico a través del cual se da a conocer las lenguas desconocidas y a hablarlas también, sin que estas hayan sido estudiadas nunca por quienes poseen este fenómeno.

El Padre Pío no conoce otros idiomas que el italiano y el latín, que es el idioma oficial de la Iglesia, pero escribe dos cartas desde Pietrelcina: una en francés y otra en griego.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES