¿Quién es Fray Bigotes y por qué es tan viral en las redes sociales?



La historia de Fray Bigotes es un testimonio contundente de cómo la adopción de mascotas les puede abrir la puerta a una vida más digna.

Las mascotas se han vuelto parte importante de las familias; reciben el amor y cuidados que hasta hace algunos años no se les tenía. Y la historia de Fray Bigotes es precisamente un testimonio de cómo este cambio de conciencia en la sociedad puede darle a los animalitos una vida digna.

Fray Bigotes es un perrito schnauzer, raza que se caracteriza por el bigote en la parte superior del hocico, pero también por su estado siempre alerta y una gran lealtad hacia sus dueños. Pero lo que lo distingue a este perrito de otros de su raza es su hábito franciscano color marrón, lo que ha provocado una gran ternura en las redes sociales.

La historia de Fray Bigotes

Este perrito fue adoptado por la comunidad de los franciscanos de Cochabamba, Bolivia. Fue un religioso polaco quien lo llevó a vivir al convento, pues un feligrés se lo había dado en adopción.

Cuando llegó, el cachorro tenía sólo un mes de edad, y desde entonces se convirtió en parte de esa familia religiosa, pero bajo el nombre de Carmelo. Fue tiempo después, cuando empezó a aparecer en las redes, que los propios usuarios le pusieron el mote de Fray Bigotes.

La primera foto de él que aparece en Facebook data del 30 de julio de 2017, hace cinco años. La congregación lo presumía entonces como un cachorro juguetón.

Pero fue el 17 de agosto del 2021 cuando Bigotón –como también se le conoce- se hizo viral tras la publicación de una fotogalería en la que se le observa vestido como franciscano, caminando por los jardines del convento, viendo nadar a unos peces en la fuente y tomado de las patas por dos religiosos.

Tan grande fue el impacto, que en abril de 2019, fray Jorge Fernández, quien es su principal cuidador, se vio en la necesidad de llevar a cabo un live a través de Facebook para aclarar algunas dudas y cuestiones en torno a Fray Bigotes.

Ahí explicó que Fray Bigotes no lleva encima todo el tiempo la vestimenta, sino que solamente se le ha puesto para tomar algunas fotografías. De hecho, el hábito es de un muñeco de peluche que los franciscanos suelen utilizar para evangelizar a los pequeños.

En febrero de este 2022, Fray Jorge abrió su cuenta en TikTok @fraygorgeyfraybigoton en la que también se muestran varios videos del perrito jugando, por ejemplo, con un gato llamado Michi que también vive en el convento, así como con su cría macho de nombre Metodio, porque Fray Bigotes ya es papá.

Más allá de ser famoso

Pero el cariño que la gente tiene por Fray Bigotes no depende sólo de lo que se muestra en las redes sociales.

El perrito se ha convertido también en bandera para la adopción de mascotas en Cochabamba, Bolivia, a través de un proyecto llamado Franciskanitos, una organización sin fines de lucro, dirigida por laicos, para dar en adopción a mascotas maltratadas o abandonadas.

Esta organización ha sido inspirada en la vida de Fray Bigotes, que si bien no llegó al convento en condiciones de abandono, sí fue adoptado por la familia religiosa, cuyo fundador, San Francisco de Asís, es el principal patrono de los animales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES