Los lefebvristas ya tienen más de 700 sacerdotes en el mundo, pero cuidado, sus sacramentos pueden ser ilícitos.



Actualmente 707 sacerdotes forman parte de la Fraternidad San Pío X, creada por el obispo excomulgado Marcel Lefebvre como reacción al Vaticano II. La entidad ha actualizado sus estadísticas tras las últimas ordenaciones del último mes: 6 en Estados Unidos, 8 en Suiza y 3 en Alemania. Además, 10 seminaristas han recibido el diaconado –y dos en argentina en enero–.

¿Quinta congregación?


Estos sacerdotes has sido instruidos en “la certeza de que la Misa Tridentina nunca podrá desaparecer de la faz de la tierra: es un signo de esperanza sumamente necesario”, según Davide Pagliarani, superior actual de la fraternidad con sede en Suiza. En un comunicado, estacan que “según las mejores estimaciones disponibles, después de los jesuitas (14.500), franciscanos (8.500), benedictinos (3.400) y agustinos (1.800), la FSSPX sería la quinta congregación religiosa más grande de sacerdotes ordenados entre sus miembros profesos”. Si bien en sus cuentas olvidan congregaciones como los salesianos que superan los 14.000 miembros.

Los lefebvrianos destacan que en la defensa de la misa ‘ad orientem’ los nuevos sacerdotes se unen a otras comunidades tradicionalistas como son la Fraternidad San Pedro con 341 sacerdotes, el Instituto de Cristo Rey con 80 curas y el Instituto del Buen Pastor que cuenta con unos 50 presbíteros.

Nota importante: En 2015 la Santa Sede determinó que, quienes durante ese Año Santo de la Misericordia se acercaran a los sacerdotes de la FSSPX para recibir el sacramento del perdón, “recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados”. Finalizado ese año, Roma misma extendió ese permiso “más allá del período jubilar, hasta nueva disposición” por la Carta Apostólica Misericordia et misera de 2016.

En el caso del Sacramento de la Eucaristia, la Iglesia declaró lo siguiente:

a. Que por no tratarse de un “cisma formal” (declarado) sino de un “problema interno” de la Iglesia Católica, los sacerdotes de FFSPX, aunque estén válidamente ordenados, por no estar incardinados en una diócesis o instituto religioso, celebran misa válida pero ilícitamente.

b. Que no constituye pecado o delito alguno asistir a las misas de los sacerdotes de la FSSPX, salvo que se haga con la intención “de separarse de la comunión con el Romano Pontífice y de los que están en comunión con él” (los "tradicionalistas" que acusan al Papa Francisco de "antipapa" o pero aun, los que desconocen el Concilio Vaticano II y todos los papas desde entonces, SÍ estarían en pecado grave al asistir a las misas de la FSSPX al acudir con una intención cismática a las mismas).

c. Que si alguna misa celebrada según la “forma ordinaria” del rito romano resultase peligrosa para la Fe (vgr., se profiriesen errores voluntarios, se dijesen herejías, etc.), o no fuese celebrada conforme a las rúbricas vigentes y no existiese otra alternativa, se podría, ciertamente, asistir a las misas de la FSSPX.

d. Que los fieles cumplen con el precepto dominical asistiendo a una misa celebrada por un sacerdote de la FSSPX.

e. Que no es pecado contribuir a la colecta dominical de sus capillas, prioratos, etc.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES