El papa Francisco: ¿vegano?



Desde los inicios de su pontificado, Jorge Bergoglio-papa Francisco ha dado muchas sorpresas. La mayor parte de ellas son doctrinales, pues a diferencia de sus predecesores, más dados a cerrar y detener en materia teológica y pastoral, el argentino ha buscado abrir e impulsar.

No se diga en su estilo de vida. Desde pagar su hospedaje durante el cónclave en que se dio su elección, hasta vivir de manera permanente en la Casa Santa Marta, en vez de habitar en los apartamentos papales del Palacio Apostólico.

¿Estamos ante otra posible característica de Francisco de Roma que puede causar extrañeza? ¿El Papa es vegano?

La pregunta viene a colación porque, en una reciente carta dirigida a los participantes de la ‘EU Youth Conference’, reunidos en Praga del 11 al 13 de julio, recomendó a los jóvenes no comer carne.

¿Quiere el Papa poner a dieta a los jóvenes del mundo entero? ¿Ha hecho suya alguna doctrina esotérica que busca proteger a los animales?

No va por ahí la invitación. Francisco considera que disminuir el consumo de carne ayudaría a detener el grave impacto ambiental causado por la producción cárnica y el uso de energía no renovable.

Y es que según la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el sector cárnico emite más gases de efecto invernadero que la totalidad del transporte mundial. El ganado y sus subproductos generan el 51% de tales gases. Hay más datos abrumadores: para producir 1 kg de carne de vaca, se necesitan 15 mil litros de agua; para la de cerdo unos 8 mil litros, y para la de pollo 4 mil litros.

No estamos, entonces, ante una ‘ocurrencia’ más del Papa, sino a la continuidad de su mensaje, ejemplificado en la ‘Laudato Si’, Encíclica publicada en 2015, y en donde invita de manera decidida a la protección del medio ambiente.

Francisco no nos quiere más esbeltos. Lo que sí quiere es que nos comprometamos a cuidar a la naturaleza. No hacerlo durante años nos tiene en la actual crisis climática.

Pro-vocación

¿Qué cualidades debe tener un candidato a obispo? Hace muchos años era fundamental una excelente preparación académica: si no había estudiado en Roma, disminuían sus posibilidades. Tiempo después se preguntaba con insistencia si sería capaz de mantener buenas relaciones con las autoridades civiles. Recientemente, y a causa de los escándalos de pederastia, se ha enfatizado que no presente en su historial algún comportamiento moral indebido. Con el insólito arribo de tres mujeres a la Congregación para Obispos, quizá surjan otros criterios de selección como: ¿es misericordioso?, ¿vive cercano a los fieles?, ¿es austero? Veremos.

Autor: Padre José Francisco Gómez Hinojosa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES