martes, 23 de julio de 2019

El exorcista que expulsa demonios en Tierra Santa

Latin Patriarchate of Jerusalem
EL EXORCISTA QUE EXPULSA DEMONIOS EN TIERRA SANTA
por Ary Waldir Ramos Díaz

La lucha entre el bien y el mal que describen los evangelios en el testimonio del exorcista oficial del Patriarcado Latino de Jerusalén: “Hechiceros reciben ayuda del mundo de los espíritus”.

En Tierra Santa hay muchas personas que afirman tener el poder de expulsar a los demonios, y otras más acuden a ellas en busca de ayuda. Sin embargo, el exorcista oficial del Patriarcado de Jerusalén advierte que estos charlatanes causan mucho daño, pues el jeque, el chamán o el hechicero expone a la persona y a sí mismo a un reino de oscuridad contrario al reino de Cristo.

“San Juan Evangelista dice: ‘Quien niega que Jesús es el Cristo es el anticristo’. Los jeques, chamanes y hechiceros obtienen su poder del mundo de los espíritus y son facultados por ellos con conocimientos y habilidades precisas. El peligro es que uno se exponga al reino de la oscuridad al someterse a tales personas”.

El sacerdote irlandés, Michael McDonagh, llegó a Jerusalén en 1999 y hace un año fue nombrado exorcista para Palestina e Israel por el administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, el arzobispo, franciscano, Pierbattista Pizzaballa.

El Patriarcado Latino de Jerusalén informó en su página web que padre McDonagh, visita y bendice cotidianamente a personas que son víctimas de demonios y maldiciones, incluso recorriendo varios kilómetros y horas para llevar sanación y liberación.

El experto está autorizado por la Iglesia Católica a usar el Rito del exorcismo, el agua y la sal bendita. El Patriarcado Latino de Jerusalén es cuidadoso en la información que publica, pero, en este caso, la intención manifiesta es mostrar la práctica del ministerio del exorcismo y denunciar la actividad demoníaca y su interferencia en la vida de las personas en Tierra Santa.

La institución invita a leer con mente y corazón abierto la entrevista a padre McDonagh realizada por Rula Shomali, sobre todo, para creer en el poder de Jesucristo para que los fieles estén al tanto y lleven una vida cristiana plena, lejos de engaños y maleficios.

La influencia diabólica

En primer lugar, el experto explica qué es una influencia diabólica, es decir, “todo lo que concierne o caracteriza al diablo”; lo satánico. La influencia diabólica es la apropiación especialmente malvada y cruel realizada por un demonio/diablo. Es un poder que afecta a una persona, lugar, cosa o evento”.

El sacerdote ilustró que la Iglesia “enseña que hay dos categorías de actividad demoníaca; Actividad diabólica ordinaria y extraordinaria. La actividad diabólica ordinaria generalmente está asociada a la tentación y es una batalla de por vida”.

Advierte, “la tentación es extremadamente seria cuando conduce al pecado mortal y, como tal, no debe ser tratada a la ligera. Toda persona puede ser víctima de una actividad diabólica ordinaria. Sin embargo, Jesús aceptó someterse a la prueba de la tentación. La tentación de mentir para proteger la reputación de uno es una tentación común y corriente”.

“La gran mayoría de los casos de extraordinaria actividad diabólica comienzan como una actividad diabólica ordinaria”. En su análisis, muestra que la actividad diabólica extraordinaria recibe ese título, no solo porque es rara (a menudo lo es) sino más precisamente porque está “fuera de lo común”.

“¡La actividad diabólica extraordinaria es mucho menos común que la actividad diabólica ordinaria y gracias a Dios por este hecho! En la actividad diabólica extraordinaria, Satanás puede tomar posesión completa del cuerpo de una persona, aunque no del alma. Satanás habla y actúa sin el conocimiento o consentimiento de la víctima, que, por lo tanto, es moralmente irreprensible”.

El odio y la rabia

El exorcista para Palestina e Israel trata de responder a la pregunta de por quéDios le permite al diablo y a los demonios que vaguen por la tierra, aún estando en el infierno, causando daños e intentando tomar a alguien, si a los condenados se les envía al infierno por toda la eternidad.

“El entendimiento común es que él está sufriendo en el infierno junto con sus secuaces y los otros condenados. Por el contrario, no parece que esté sufriendo en absoluto, sino que parece estar ‘pasándolo bien’ causando estragos en la tierra.

Sería demasiado fácil decir que los demonios y Satanás no sufren nada. Como nosotros, experimentan victorias y derrotas; hay resultados que los ‘emocionan’ y aquellos que los decepcionan y los enojan. Por supuesto, sufren de una manera que no entendemos. Habitan en un estado de odio y de rabia”.

En efecto, son varios los textos de las Sagradas Escrituras que hablan de los demonios: “Y después que el demonio había sido expulsado, el mudo habló; y las multitudes se maravillaban, y decían: Jamás se ha visto cosa igual en Israel” (Mateo 9:33); “Y después de haber resucitado, muy temprano el primer día de la semana, {Jesús} se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado fuera siete demonios (Marcos 16:9)”; “Y si Satanás expulsa a Satanás, está dividido contra sí mismo; ¿cómo puede entonces mantenerse en pie su reino?” (Mateo 12:26).

La protección contra los demonios

“Según la Iglesia”, insiste el experto exorcista, “la mejor protección contra el diablo y los demonios es: Oración; los sacramentos (Confesión y Eucaristía): nada destruye la influencia demoníaca con más fuerza que la digna recepción del Cuerpo de Cristo. Obrar bien; Viviendo una vida espiritual”.

A las personas que tienen trabajos que los ponen en riesgo o en peligro en el campo demoníaco, les recomienda “usar la invocación de San Miguel Arcángel, que es altamente efectiva. También pueden encomendarse a su ángel guardián o pedirle a Dios directamente que los proteja”.

“Proteger la casa propia debe ser una prioridad. Primero, debe tener la casa bendecida, y el propietario de la vivienda o el inquilino deben ser diligentes en la aspersión del agua bendecida (hecha así por la oración de exorcismo y bendición de la sal y el agua, tomada del antiguo Ritual Romano, o agua bendecida en el Fiesta de la Epifanía), también tener crucifijos bendecidos, estatuas de la Santísima Madre, etc.

Por ejemplo, el papa Francisco había invitado a los fieles del mundo a rezar el rosario cada día durante todo el mes mariano de octubre de 2018 ante los ataques del demonio en el contexto de crisis y división de la Iglesia relacionada con los abusos de conciencia, de poder y sexuales. Además, difundió una oración de Papa León XIII, quien escribió de su puño el 13 de octubre de 1884, la oración a San Miguel, debido a una visión horrible que le impactó y para que proteja la Iglesia en la lucha contra el mal.

Defiéndenos en la batalla, sé nuestro amparo contra la perversidad y las asechanzas del enemigo

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

“San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla.
Sé nuestro amparo contra la perversidad y las asechanzas del enemigo.
Reprímelo Dios, te pedimos humildemente,
y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, arroja al infierno a Satanás
y a otros espíritus malignos, que andan por el mundo
para la perdición de las almas.
Amen”. (León XIII)

El sacramento de la Penitencia

El sacerdote irlandés expresó asimismo que el poder del sacramento de la penitencia es incuestionable contra los demonios y sus influencias. El sacramento del perdón de los pecados es una forma santificadora de gracia que puede ser útil para evitar el pecado en el futuro.

“Una persona que reciba al mismo Cristo con frecuencia será más fortificada contra los ataques demoníacos. Aquellos que no usen recibir la comunión o la usen con moderación y sin entusiasmo, serán más vulnerables a la actividad demoníaca”.

¿Quién puede expulsar demonios?

“La respuesta simple es SÍ, pero lamentablemente muy pocos están preparados para hacerlo, por lo que no deben intentarlo. Obviamente, para el rito oficial del exorcismo, se necesita un llamado de Dios y un mandato del Obispo para llevarlo a cabo. Muchos cristianos no son lo suficientemente maduros al seguir al Señor Jesús y en el movimiento del Espíritu Santo”.

Además, indica, “pocos están bien equipados con un conocimiento de las Escrituras. Algunos cristianos pueden tener sus propios demonios que podrían interferir. Sin embargo, en la Iglesia Católica, la realidad de la autoridad delegada por la Iglesia, así como la autoridad espiritual personal, determina quién puede exorcizar a los demonios, a diferencia de la oración de liberación o liberación”.

Este enfoque previene de los peligros que pueden correr quienes están involucrados en la expulsión de espíritus. “Saber lo que es demoníaco y lo que no es, requiere discernimiento. En los Hechos de los Apóstoles, hay un relato notable relacionado con aquellos que, tal vez, bien intencionados, pero mal preparados, intentan expulsar a los demonios”.

En este sentido, recuerda que habían algunos charlatanes religiosos en Éfeso que pretendían “tener poderes especiales para hacer milagros. Escevas, quien es identificado como “un sacerdote judío” (Hechos 19:14), tuvo siete hijos “que anduvieron expulsando espíritus malignos” (versículo 13).

Al ver el éxito que Pablo tuvo en exorcizar demonios, los siete hijos de Escevas comenzaron a usar una nueva fórmula que invoca el nombre de Jesús. Le dirían al demonio: “En el nombre del Jesús que Pablo predica, te ordeno que salgas” (versículo 13). Este estratagema de los siete hijos de Escevas fracasó un día. Un demonio al que intentaban expulsar se negó, diciendo: “Conozco a Jesús y sé quien es Pablo, pero ustedes, ¿Quiénes son?” (Hechos 19:15).

El hombre que tenía el espíritu malo se lanzó sobre ellos, los sujetó a ambos. Les dio tal paliza que salieron de la casa desnudos y sangrando”(versículo 16). Los siete hijos de Escevas no eran rivales para el poder demoníaco con el que estaban jugando (ver Marcos 5: 1–4)”.

Películas y series de televisión

El exorcista también advierte a las generaciones más jóvenes que ven varias imágenes, ficción y representaciones que causan insensibilidad el mal. “El problema de ver varias series de televisión y películas sobre la presencia sobrenatural y demoníaca es que la visualización regular de estos géneros tiene una forma de matar la conciencia.

Se necesita mucho más para sorprender a nuestras conciencias hoy en día. Como resultado, hay una creciente insensibilización al mal en su raíz más profunda. Una persona puede exponerse a una fascinación y curiosidad por el mal. Le roba al espíritu y al alma humana el celo por las cosas de Dios”.

Fuente aleteia

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser, usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATÓLICO DEFIENDE TU FE.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES