domingo, 7 de julio de 2019

¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo?


Columna dominical

¿DE QUÉ LE SIRVE AL HOMBRE GANAR EL MUNDO?

Por Juan M. Rodea

Quiero comenzar honrando a la gente que con su franqueza me ha ayudado a recordar que evidentemente yo no podría ser standupero porque tengo un talento natural para matar chistes ajenos contándolos mal o sin gracia, y quiero poner un ejemplo de ese talento que no tengo nato y que si llegara a adquirir preferiría renunciar a él para evitar que pierda de vista asuntos más importantes: hace tiempo leí en una sección humorística que si daba risa la historia de un hombre que tenía la oportunidad de escoger entre dos deseos, la opción de tener todo el dinero del mundo y la de tener todo el conocimiento del mundo; escogió tener todo el conocimiento del mundo, ¿y qué crees?, le preguntaron qué pensaba y para sorpresa de todos respondió que estaba arrepentido de su decisión y que deseaba haber escogido mejor adquirir todo el dinero del mundo. Si yo hubiera sido el hombre de la historia estaría contando mejor los detalles y la referencia se entendería con gracia y sin esfuerzo...



Pues bien, ¿qué deberíamos escoger nosotros?, venga un ejemplo gráfico: con toda la sencillez de un niño y antes de conocer la historia de dos juegos parecidos por separado, al comparar una pirinola mexicana con un driedel judío, podría apostar una quincena completa a que uno de los dos le copió al otro sin atreverme sin embargo a decir quién fue el que copió y quién el que se dejó copiar y por qué. El punto es que además de la forma que tienen los dos juguetes, ambos objetos comparten dentro de sus reglas para jugar una en particular que todo mundo quiere:




¡¡¡TOMA TODO!!!

¿Y qué harías si te dieran la oportunidad de escoger en qué lado puede la pirinola caer?, y si fuese Dios mismo quien estuviese jugando ¿qué escogería?..., más difícil aún, si Dios fuese como uno de nosotros ¿cambiaría el resultado?..., si en verdad le estás agarrando sabor a lo que estás leyendo, te invito a abrir tu Biblia en cualquiera de las dos citas que te voy a dar, la que te indique la moneda que lances, o el dado que avientes o cualquier otra forma en que quieras decidir elegirla a modo de juego de azar: Mt. 4,9 vs Lc. 4,7. Y para hacer el juego más emocionante, te reto a vendarte los ojos para hacerlo con la traducción que sea...



Bueno, si eres de los prudentes que está leyendo y no te animaste a entrarle al juego –y aún así deseas continuar leyendo–, no te preocupes, para perder el miedo juntos me ofrezco a ayudarte con una simulación: una de las traducciones que más confusión podría generar es una que editan en un lugar llamado Brooklyn en Nueva York –la famosa Traducción del Nuevo Mundo–. Te brindo un comparativo de ambos escenarios: "Todas estas cosas te las daré si caes y me rindes un acto de adoración" (Mt. 4:9 TNM) vs "Por eso, si tú haces un acto de adoración delante de mí, todo será tuyo" (Lc. 4:7 TNM), y si te fijas no hay mucha diferencia si lo comparas con la Reina Valera o la Biblia de Jerusalén...



Hace poco fui a una librería en busca de algunos títulos sobre economía y filosofía, y sin buscarla vi ante mis ojos un ejemplar con el título "Biblia de las Promesas", la abrí y sin revisar por la prisa cuáles eran –además de la evidente falta de interés en gastar mi dinero en adquirirla–, vi que tenía algunos versículos subrayados..., y recibí tiempo después una inesperada sorpresa al ver un ejemplar idéntico..., ¡en un tianguis de libros usados!, ¿y por qué habría de acabar una biblia llena de promesas en un lugar así de ordinario y a cambio de una bicoca–y créanme, se encuentran unos excelentes precios para todo público en esos lugares cada vez más comunes en estas ciudades en crecimiento, ¿acaso la persona que recibió todo lo que esperaba de un manual tan detallado no podría haber vendido ese valiosísimo ejemplar en una millonaria subasta?


En el caso de que hasta ahorita estés cayendo en cuenta de lo que estoy hablando, ¿te das cuenta por qué no es bueno practicar la "bibliomancia" y en qué consiste?, y algo aún más interesante, si llegara en estos momentos un vendedor elegantemente vestido en un lujoso traje a intentar convencerte a ti o alguien que conoces de que hay una "promesa bíblica" en uno de esos dos versículos –sin mencionarte el contexto–, ¿le creerías?, ¿aceptarías la oferta de esa persona o dejarías que alguien a quien aprecias la aceptara?



Hay que analizar la decisión de nuestro Señor Jesucristo: si Él siendo dueño de todo se vio sin nada y en condiciones de "recuperarlo todo" cediendo un poco en un simple gesto de sumisión, ¿por qué decidió no hacerlo?, si el conocimiento no lo es todo, ¿por qué entonces tampoco lo es la riqueza y la gloria del mundo?...

Evidentemente si en Mt. 16,26 cuestiona esto al momento de enseñarlo lo dice desde la vivencia previa, ni el conocimiento ni la riqueza lo son todo y tenemos un cofre lleno de libertad para comprar una de las dos opciones, ¿en qué forma podríamos convertir la adquisición de una de ellas en una decisión que no estemos lamentando posteriormente, sino que por el contrario nos deje una satisfacción real que culmine con la Plenitud y la Trascendencia?, la clave está en la consecuente posibilidad de intercambiar lo que tenemos en las manos posteriormente y si realmente vale la pena renunciar a algo primero y qué sería.

A algunos podrían quedarnos dos preguntas más en el aire y que podrían ser aún más relevantes: ¿son el conocimiento y la riqueza todo lo que hay en el mundo?, y en caso de que lo fueran y fuera posible adquirir ambas cosas, ¿realmente vale la pena renunciar a algo para ganarnos el mundo?

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está  en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES