lunes, 27 de mayo de 2019

#Afteroffice: el especial "detrás de cámaras" (Parte 1)

Especial de recuento

Por Juan M. Rodea

El #Afteroffice (Parte 1): ¿de dónde surgió la idea?


Un poco de contexto sobre mí de forma bastante sintetizada: quien me conoce sabe que soy economista de profesión y mi trayectoria pastoral ha pasado por los ambientes juveniles de la Renovación Carismática Católica, para ser precisos, en la Comunidad Nueva Alianza en San Luis Potosí, ahí crecí junto a otros jóvenes y ahí continué después de cierto tiempo de distancia ahora formando a otros jóvenes...




Es asombroso como aprendemos en estos ambientes bastante junto a otros jóvenes, y como cuando nos toca estar al frente aprendemos a su vez de esos jóvenes, especialmente en un mundo donde es cada vez más difícil el mantener viva una Esperanza, y la clave que descubrí antes de esta otra etapa, se encontraba aún a través de la ausencia: en la Fe, redescubrirla cuando es necesario y restaurarla cuando ha enfrentado una crisis.

A pesar de todo y antes de transmitir la enseñanza a esos jóvenes apoyando a un cordial equipo pastoral, fue necesaria no solamente la experiencia de vida, sino también la preparación doctrinal y pastoral adecuada, fue entonces cuando conocí a dos personas que me introdujeron en el mundo de la filosofía y la antropología con una perspectiva cristiana y orientada hacia la cristología, la mariología y algunos pincelazos de neumatología: Andrés Leyva y el padre Aarón Escobar, siendo Andrés mi profesor de las materias en cuestión, Aarón como invitado en su calidad de vicario de la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios de Tequis y dado que cuenta con grado de máster en filosofía aplicada en la escuela donde trabajo al día de hoy, dirigió unas cuántas sesiones de cafés filosóficos, y aquí era donde convergían dos de mis más grandes pasiones en la vida en calidad de amateur: la filosofía y el café.

Y para no perder el contexto: ¿qué es un café filosófico?, esta es la explicación más completa que he encontrado con otro ejemplo que asombrosamente coincide en esta diócesis donde aún resido:




De manera profesional ahí tenemos una persona que ha estado con ese proyecto, y hacerlo en un ambiente pastoral es aún más edificante por los temas y la perspectiva con la que se puede llevar, un ejemplo claro fue el segundo café al que asistí con ellos donde estuvo presente otro de mis maestros de esos cursos de formación pastoral para líderes juveniles: Alejandro Sánchez, quien me introdujo a su vez a la aventura que representa la Doctrina Social de la Iglesia.



¡Suena padre!, ¿no?, porque inspirado en San Juan XXIII quedo como muchos animando a los jóvenes a pensar y de paso a agarrar vuelo retomando las fortalezas de esa etapa alrededor de la edad en la que Nuestro Maestro y Señor inició su vida pública..., porque siendo así, si con los jóvenes católicos da resultados, ¿qué pasaría si hiciéramos esto con profesionistas católicos?:



Coincidió que después de una reunión para acordar en oración y revisando material de trabajo, mi compañera de coordinación de aquel entonces y yo dimos con la exhortación apostólica Christifideles laici, que nos hablaba del papel del laico y aquí vimos muchos de los elementos que nos involucraban envueltos en una ambientación particular que hace alusión especial a los numerales del 1 al 8 y que en el último sintetiza en un versículo, Jn. 15,5, que se convirtió en nuestra cita lema: "Yo soy la Vid; ustedes los sarmientos", y cuando pedí sugerencias y apoyo para prácticas al padre Aarón, con gusto accedió a partir de la propuesta de hacer, no un café ni una tertulia, sino un vino filosófico. Y entonces aquí fue donde una sesión de temas, dinámicas, momentos de oración y un par de vinos filosóficos dieron comienzo a una etapa de nuevas fuerzas tanto para quienes tomaron el taller como para los organizadores, y después de este evento asumí la coordinación del distrito de profesionistas de la Comunidad Nueva Alianza.

Y en este caminar, entendí que asi como el crecimiento en la vida y el conocimiento de Dios para servirlo se da por etapas, la reflexión como uno de los medios que nos ayuda en el recorrido es conveniente que parta de un cuestionamiento y que nos haga pasar a la siguiente etapa teniendo claras nuestras dudas para después de un respiro ir hacia la que a su vez le sigue, y qué mejor que procurar eso en un ambiente relajado, alusivo a lo que bien podría ser una reunión informal de esas de las que se acostumbra tener en las grandes ciudades después del trabajo en lo que se despeja el tráfico de camino a la oficina –algo se me tenía que quedar en la mente después de medio año de residir en la Ciudad de México–, muy al estilo de los ciudades más cosmopolitas de los países más desarrollados, donde entre tantas distracciones y ajetreo poco es el tiempo que se le podría dedicar a Dios, y de el nombre de esa costumbre fue que salió el nombre de esta sección: el #Afteroffice, ¿y cómo no recordar como empezó todo?, esta fue la primera publicación:



La mayoría de los contenidos catequéticos básicos comienzan la enseñanza del Plan de Salvación desde el comienzo de todo que es Dios y su Amor para nosotros, por eso había escogido la pregunta de esa cita de Is. 49,15: "¿acaso olvida una mujer a su niño...?", y así fue como finalicé una primer semana hablando del Amor de Dios para nosotros desde el inicio de la creación, cerrando con esta pregunta: si el Amor de Dios es infinito e incondicional, fuente de todo gozo, paz y armonía, ¿por qué el ser humano no es feliz?, y el último post de la semana fue este:



Después de haberlo tenido todo, el hombre cayó bajo el peso del pecado y fue necesario que después de asumir las consecuencias tocara fondo y volviera a Dios, que le pregunta dónde está (Gén. 3,9), y a pesar de que el hombre se esconde, nos retorna Dios hacia Él haciéndonos la misma pregunta de la semana anterior: ¿acaso olvida una madre a su niño?:



Y dentro de todo, el precio del pecado es la muerte (Gén. 2,16-17; Rom. 3,23;6,23), y ante esta problemática, el libro sapiensal de Job nos habla de un personaje que se pregunta si el hombre puede revivir después de muerto, y después de ello quizás emprendimos una búsqueda de respuestas que para ser bien encauzada nos lleva a preguntarnos: ¿a quién buscas?:



A todo esto, llega un momento en el que después de años de buscar la Solución, llega Jesús, y en algunas ocasiones la gente lo cuestiona al respecto, Nicodemo por ejemplo le pregunta cómo volver a nacer siendo ya viejo (Jn. 3,4), lo que nos lleva a preguntarnos qué necesitamos hacer ante nuestra situación actual para experimentar la Plenitud de ese nuevo nacimiento:


Y dado que llevamos ya varios meses en este proyecto, la última jornada semanal que citaré será esta: la promesa del Espíritu Santo como sello confirmatorio del Plan de Salvación para en adelante crecer como cristianos, y así como la samaritana pregunta al Maestro de dónde tiene esa Agua Viva (Jn. 4,), conforme vamos obteniedo ese conocimiento  y crecimiento de nuestro espíritu en Dios y con Dios, debemos reconocer nuestro estado de Gracia y Plenitud en el Espíritu Santo a través de respondernos tal cuál a la siguiente pregunta: ¿qué experiencia tengo en mi vida del Poder del Espíritu Santo y qué frutos espero dar en adelante?



Y hasta aquí la reseña del comienzo de todo, cómo inició este proyecto, cómo me ayuda a mi a manera de catársis y retroalimentación de mi propio Encuentro, y cómo es que espero de corazón que te ayude a ti a comenzar de cero o a crecer junto conmigo dado que como hijos de Dios estamos llamados a trascender después de dar el "si" tal cuál lo hizo María una vez. A nuestro equipo le interesa saber qué piensas de todo esto y qué esperas de esta y las demás secciones de la página en esta línea. Asimismo, te llevo de la mano por este especial con la siguiente pregunta conclusiva –para no perder la costumbre– que me hice yo mismo después de estas cinco primeras semanas –poco más de un mes, buen periodo de prueba– y que toda persona se hace después de una iniciación básica en la vida de Fe: después del Kerygma, ¿qué seguirá?

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está  en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES