Abortistas vandalizan centro provida después del fallo anti-aborto en EE.UU: “Si el aborto no es seguro, ustedes no estarán seguros”.



Las acciones abortistas no se han hecho esperar tras el fallo pro vida de la Corte Suprema, una de ellas tiene como protagonista a un centro de embarazo a favor de la vida en Virginia, el cual fue violentado en toda su estructura además de dejar mensajes amenazantes sobre los derechos “abortistas”.

Tan solo hace unas semanas antes, distintos centros pro vida ya habían sido atacados por grupos abortistas radicales como protesta ante la que era una posible anulación de la ley abortiva más grande del país, ahora que es una realidad no han escatimado en la gravedad de los daños que están causando.

El grupo Jane’s Revenge fue el primero en actuar causando destrozos al Centro de Embarazo Blue Ridge, en Lynchburg, Virginia; en el mismo dejaron una amenaza para todos los que defienden la vida: “Si el aborto no es seguro, ustedes no estarán seguros”.

Las imágenes de los destrozos fueron compartidas por el Departamento de Policía de Lynchburg, los cuales mostraron el logo en aerosol “La Venganza de Jane” usando la A del símbolo anarquista, el cual también fue pintado a los costados del edificio.

El mismo grupo se atribuyó este ataque sin temor o vergüenza alguna, así como con otros actos del mismo tipo durante las últimas cuatro semanas tras la filtración del borrador con la decisión de anular Roe; estos mismos pidieron a todos los centros y organizaciones pro-vida que se disuelvan para que puedan dar paso a una “temporada abierta” a movimientos abortistas y sus actos vandálicos.

Por su parte, los legisladores federales republicanos y conservadores ya han pedido al Departamento de Justicia que se investigue el caso y se pueda hacer justicia con respecto a los ataques, por lo que ya el FBI ha iniciado el proceso en centros pro-vida de todo el país.

Según las imágenes proporcionadas por la Policía de Lynchburg, son cuatro las personas que fueron hasta el centro totalmente encapuchadas para cometer los actos alrededor de la 1:20 de la mañana.

Debido a los ataques, la directora ejecutiva del centro, Susan Campbell, pidió más que seguridad y apoyo financiero, las oraciones de todos para sobrellevar lo ocurrido.

“BRPC ha sido objeto de muchos actos de vandalismo y necesitamos el apoyo de nuestra comunidad ahora más que nunca. Si está disponible para brindar apoyo financiero para seguridad adicional y muchas oraciones, se lo agradeceríamos mucho. Sabemos que Dios tiene Su mano sobre nuestro centro y que el trabajo en BRPC no ha terminado”, decía el comunicado enviado a través de las redes sociales.

Glenn Youngkin, gobernador de Virginia, expresó que dentro del estado no hay lugar para este tipo de vandalidades y que todos están uniendo fuerzas para investigar y dar con los culpables.

“No hay lugar para esto en Virginia, violar la ley es inaceptable. Así no es como encontramos puntos en común. La Policía Estatal de Virginia está lista para apoyar a las fuerzas del orden locales mientras investigan”, escribió en Twitter.

Asimismo dijo que tomará todas las medidas posibles para proteger la vida tras el fallo de la Corte Suprema.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES