sábado, 16 de febrero de 2019

Pedro, ¿Me amas más que éstos?


PEDRO, ¿ME AMAS MAS QUE ÉSTOS?
Por Frank Morera

El Griego es un idioma muy rico en palabras, lo cual, lo hace muy difícil. Para nosotros amor o amar se expresa sólo con esta palabra. En Griego, hay tres palabras muy importante para decir “amor”

ἀγαπάω (agapáô), φιλέω([philéô), ἐράω( eráô).

1) φιλέω (philéô) Describe en general el amor afectuoso, basado en emociones y afectos. Es el amor entre amigos, entre familiares; es el cariño para quienes también nos tienen cariño. Se lo traduce correctamente como "querer”.

2) ἐράω (eráô) Se refiere al amor sensual. Es la raíz de la palabra "erotismo", y como tal describe el amor que se manifiesta en el plano físico.

3) ἀγαπάω (agapáô. Es un principio de acción y no una acción regida por sentimientos. Pone en acción las facultades superiores de la mente y de la inteligencia. El ἀγάπη [agápê] es el amor más puro y excelso, amor que no puede ser igualado, amor que obliga a una persona a sacrificarse en bien de otros. Implica reverencia para Dios y respeto a los prójimos. Es el amor de Dios, Dios nos ama con aγαπάω.

Al final del Evangelio de San Juan aparece la triple confesión que Jesús hace pronunciar a San Pedro delante de los Apóstoles, sin duda que en el contexto Judío tres afirmaciones corresponde al cierre de un negocio, en este contexto, con el tono solemne de JESÚS. corresponde a una alianza. ¿Cuál es el "negocio"? Apacentar a la Iglesia en nombre del Maestro. ¿Por qué? Porque DIOS es un DIOS de orden y conocía la necesidad de un pastoreo visible para mantener la unidad de la Iglesia. Recuerda que JESÚS le dijo al mismo Pedro: "Sobre esta piedra edifico MI Iglesia", pero místicamente tiene también un mensaje muy profundo que nos abre una ventana al espíritu de Pedro y a la obra que el Señor estaba e iba a hacer en él.

En esta triple confesión se utilizan dos de las palabras que hemos mencionado, ἀγαπάω (agapáô) y φιλέω([philéô) ambas tienen un significado profundo en este dialogo.

En esta triple confesión de San Juan 21, 15, comienza Jesús preguntando: "Simón hijo de Juan, ¿Me amas más que estos?". Acá Jesus utiliza la palabra AGAPE, o sea, Jesús le dice a Pedro: “Pedro me amas con amor divino como el Padre me ama a mí, con amor de SACRIFICIO?” A lo que Pedro responde: “Tú sabes que te amo”, pero Pedro acá responde con la palabra “phileo” o sea, Pedro responde: "Señor tú sabes que te amo como un amigo, o sea, con todas mis emociones".

Jesús le vuelve a preguntar por segunda vez: "Simón, hijo de Juan, ¿Me amas más que estos?" Acá Jesús vuelve a utilizar la palabra "AGAPE". A lo que Pedro vuelve a responder con la palabra “phileo”.

O sea, Jesús le pregunta a Pedro: "¿Me amas con amor de Dios?" y Pedro responde dos veces: “te amo con amor humano”, amor de emoción.

Por tercera vez, Jesús hace la pregunta, pero ahora dándose cuenta de que Pedro aún no ha abierto su corazón a las cosas de arriba, cambia las palabras y Jesús pregunta:

“Simón, ¿Me amas (phileo) más que estos?” Y Pedro, sin entender, responde: "Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que de verdad yo te amo (phileo)".

Ahora sí podemos entender y encaja lo que Jesus dice después:

"Te aseguro que cuando eras joven, tú mismo te vestías e ibas a donde querías. Pero cuando seas viejo, extenderás tus brazos, y otro te atará y te llevará a donde no quieras".

Acá Jesús le dice a Pedro: "Pedro, ahora me amas con amor humano, de emoción (phileo), pero más adelante me vas a amar con amor divino (ágape) y sabrás lo que es, pues darás tu vida por mí".

¿Aprendió Pedro esta lección? Por supuesto que sí, el Espíritu Santo, el día de Pentecostés, irrumpió en el espíritu de Pedro y transformó el Phileo en Agape… así lo vemos en sus Epístolas:

1 Pedro 1:8
a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso ;ἀγαπᾶτε (agapáte).

I Pedro 1:22
Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; ἀγαπήσατε [agapêsate]


Hermano pidamos al Espíritu de vida que irrumpa en nuestros corazones y transforme nuestro amor de Phileo, en Amor de Agape, tal como hizo en Pedro. Eso es lo que la Iglesia necesita. Eso es lo que el mundo necesita. Sólo el Santo Espíritu de Dios puede transformar el amor del hombre, en el amor de Dios.

¡Ven Espíritu Santo, renueva la faz de la tierra!

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES