lunes, 25 de febrero de 2019

La verdad sobre Constantino



LA VERDAD SOBRE CONSTANTINO
Por Frank Morera

En su libro “América en la Profecía” la autora del mismo y creadora del Adventismo moderno, Ellen G. White nos dice en el Prefacio, pág. 11.

"Al revelarme el Espíritu de Dios las grandes verdades de su Palabra y las escenas del pasado y de lo porvenir se me ordeno hacer un bosquejo de la Historia de la lucha en las edades pasadas".

En este libro de características proféticas (según la autora declara) ella nos dice en el Capitulo 3 página 50:

"A principios del siglo IV el emperador Constantino expidió un decreto que hacia del Domingo un día de fiesta pública en todo el imperio Romano. El día del sol fue reverenciado por sus súbditos paganos y honrado por los cristianos".

Al igual que la señora White todos los Protestantes han atacado a Constantino y lo han acusado de corromper a la Iglesia, haciendo de ella la religión oficial del Imperio Romano, claro que la señora White no es fiable como profeta ya que en el mismo libro "América en la Profecía" dice en las paginas 201, 208 y 209 que en el siglo venidero (Siglo XX o XXI) las Iglesias protestantes se unirían a la Iglesia católica y el catolicismo junto con los fieles ganados del protestantismo y el gobierno harían del Domingo un día obligatorio de descanso para todos y perseguirán a los que no lo observaran. Como profeta le fue muy mal pues a ocurrido todo lo contrario, cada día se observa menos el Domingo por el estado y el protestantismo cada día se aleja mas de la Iglesia Católica.

¿Por qué este odio a Constantino? ¿Cuál es la verdadera historia de este hombre que se le ha acusado nada menos que de ser el fundador de la Iglesia Católica?

Constantino fue el hijo de Constancio Cloro, gobernador de Bretaña, Galia y España como César y de Helena, mujer piadosa y profundamente cristiana.

A la muerte de su padre en el año 306 Constantino es aclamado como César en York, Gran Bretaña, no llegó a ser emperador único hasta que venció al ultimo de sus rivales, Licinio, en el año 323.

Su relación con el Cristianismo no estuvo clara hasta el año 312, cuando en su marcha hacia Roma para dar la batalla definitiva por la supremacía del imperio contra su rival Majencio, tuvo una visión en el cielo de una Cruz con estas palabras: "en este signo vencerás".

Constantino venció a Majencio en el puente Milvio cerca de Roma con una tropa muy inferior al numero de su oponente, que había confiado en los oráculos paganos de que ganaría la batalla.

En el año 313 Constantino y Licinio acuerdan en Milán asegurar la tolerancia hacia los Cristianos, acto conocido como el Edicto de Milán, aunque en realidad fue firmado en el Asia Menor. Este edicto terminaba la persecución de los Cristianos por el estado y es el que ha dado la pauta a personas sin ningún conocimiento histórico a decir que Constantino fundo la Iglesia Católica. ¿Qué decía este edicto?

El Edicto de Milán redactado por Constantino y Licinio en Milán y firmado en Nicomedia en junio del 313 decía en parte así:

"Durante largo tiempo ha sido nuestra intención que no solo no se negase la libertad de culto sino que todos tengan el derecho a practicar su religión tal como la elija. Por tanto, hemos dado ordenes de que tanto a cristianos como a todos los demás se le permita guardar la fe de su propio culto… a cerca de los Cristianos que se elimine todo aquello que pareciera injustificado o extraño a nuestra clemencia, y que de ahora en adelante todo aquel que desee observar la forma cristiana de culto le sea permitido hacerlo sin obstáculo alguno. Tu dedicación comprenderá que el permiso se ha dado también a otros que deseen seguir sus propias observancias y forma de culto, para que cada uno pueda tener potestad para escoger y practicar cualquier forma que escoja. Esto lo hemos hecho para que no parezca que hemos menospreciado ningún rito ni forma de culto en manera alguna."

¿Qué ha sucedido? Hagamos un poco de historia.

El imperio Romano fue por naturaleza propia tolerante con toda forma de culto y de adoración, fue política imperial traer el culto y los dioses de los vencidos y hacerlos parte de Roma. En el imperio florecían los cultos egipcios, persas, babilonios, griegos y Judío, junto a la religión oficial de Roma, e inclusive un culto al emperador. ¿Qué sucedió que el cristianismo fue tan cruelmente combatido? ¿Por qué tuvieron que morir decenas de miles de hombres mujeres y niños por proclamar su Fe?

La respuesta es sencilla: los demás cultos eran sincréticos y se fundían unos con otros, el Cristianismo sólo aceptaba el Dios de Jesús. Los demás cultos efectuaban cada año sin problemas de conciencia ninguno la adoración exigida de todo ciudadano al César al quemar incienso delante de una estatua del emperador y recitar "Cesar es Señor". Los cristianos se negaban y aducían que "solo Jesús es Señor", el estado, la religión oficial y la sociedad se sintió amenazada por esta nueva Fe. Al Cristianismo se le persiguió de forma aterradora, en el 303 (tres siglos después de la Ascensión de Jesús) comenzó la persecución mas severa que la Fe Cristiana había experimentado hasta el momento. Esta ocurrió bajo el Emperador Diocleciano y abarcó a todo el imperio, desde Gran Bretaña hasta el oriente, los cristianos fueron echados a las fieras, quemados vivos, torturados, exterminados en masa, ciudades enteras fueron rodeadas por los soldados imperiales e incendiadas con todos sus habitantes cristianos dentro.

Constantino detuvo este horror y proclamo algo parecido a lo que todo el mundo reclama hoy y que es parte de la Declaración de los Derechos Humanos, libertad religiosa y de conciencia para todos. ¿Por qué el odio a Constantino? ¿Cuáles son las principales inculpaciones y como contestarlas?

1) Constantino declaró al Catolicismo Religión oficial del estado y así comenzó la decadencia de la Fe Cristiana.

FALSO. El historiador Kenneth Scott Latourette en su libro "Historia de la Iglesia" Editado por "Casa Bautista de Publicaciones", en la pagina 132 dice:

"La política de Constantino fue de tolerancia. Él NO HIZO DEL CRISTIANISMO LA RELIGIÓN ÚNICA DEL ESTADO. Esto habría de suceder mas tarde bajo el dominio de emperadores posteriores. El continuó apoyando tanto al paganismo como al cristianismo. Como vimos anteriormente en el extracto del Edicto de Milán se proclamaba la libertad de culto".

2) Constantino hizo del Domingo el día de adoración oficial del imperio.

FALSO. El mismo historiador protestante Kenneth S. Laturette nos dice en la pagina 132 de su libro "Historia del Cristianismo" Editado por "Casa Bautista de Publicaciones" lo siguiente:

"El día de descanso de los cristianos fue por decreto puesto en la misma posición legal que los días de fiestas paganos".

3) Constantino realzó el poder de Roma como centro de la Iglesia católica.

FALSO. Es más, hizo lo contrario, trasladó la capital del Imperio a Bizancio, más tarde conocida como Constantinopla, haciendo de Roma una ciudad de segundo orden. Utilizó todo su poder político para que el Obispo de Roma se trasladara a su nueva capital. Cosa que el Papa no hizo y que siglos más tarde daría pie a la primera división de la Iglesia en la Ortodoxa y la Latina.

4. Constantino presidía los concilios.

FALSO. Según los estatutos del Imperio sólo el Emperador podía llamar a una reunión de tal magnitud donde se abarcara en Imperio en toda su extensión. Preocupado por la falta de cohesión de la Doctrina Cristiana y por las luchas intestinas de los diferentes grupos llamó a varios Concilios entre ellos el de Arles y el de Nicea, donde dijo las palabras iniciales y después se retiró dejando a los Obispos con el Nuncio del Papa Silvestre. Nuestra Doctrina y el Credo de Nicea que es la Fe de la Mayoría de las Denominaciones Cristianas surgieron de este Concilio, si fuera como dicen los Protestantes, toda la Doctrina Cristiana, inclusive la de ellos, estuviera totalmente viciada.

Constantino murió en el año 337 poco después de recibir el Bautismo.

¿Quién fue Constantino?

La mayoría de los historiadores serios están de acuerdo en afirmar que la conversión de Constantino fue sincera, su madre fue una santa mujer con una Fe firme y sincera en Cristo, una vez, con todo el poder imperial, hizo tantos favores a los cristianos que no se pueden abarcar en estas pocas paginas. Restauró las propiedades de culto cristianos desbastadas por las persecuciones, edificó grandes basílicas en el Monte de los Olivos, en Belén, sobre el Santo Sepulcro, sobre la tumba de Pedro, apoyó las caridades cristianas, fortaleció la institución del Matrimonio totalmente desacreditada en Roma, condeno la adivinación, prohibió el combate de Gladiadores y la crucifixión, fue un laico católico comprometido con la pureza de la Fe, para eso convocó varios concilios en calidad de representante máximo del imperio, advirtió a los otros emperadores que no persiguieran a los cristianos. El historiador también protestante, Dr. Timothy D. Barnes, en su libro "Constantino y Eusebio" en la pagina 275 dice:

"Después del 312 Constantino considero que su principal deber como emperador era inculcar en sus súbditos la virtud y persuadirles para que adoraran a Dios…"

Si nos quedara alguna duda, podemos ver en su mejor obra, sus hijos, que legado dejó. Dice Kenneth Laturrette en la página 133 de su "Historia de la Iglesia", pág. 133:

"Los tres hijos de Constantino que sucesivamente le siguieron en el trono, apoyaron de una manera más decidida la Fe Cristiana, que como lo hizo su padre. El tercero, Constancio, mandó que cesara la superstición y que la locura de los sacrificios fueran abolidas y quito" del senado la estatua de la diosa Victoria. Mandó que fueran cerrados los templos paganos, las procesiones y sus fiestas".

Decididamente Constantino terminó la cruenta persecución de los Cristianos y les dio un estatus igualitario en cuanto a las demás religiones del imperio.

¿Cómo era esta Iglesia que emergió de las Catacumbas y que sobrevivió la terrible persecución?

Características de la Iglesia que emerge protegida por el Edicto de Milán:

A) ¿Qué culto celebraba la Iglesia antes de Constantino y que este ya encontró organizada?

No era un culto de pandereta y milagros espectaculares. Dejemos que sea el Obispo Ignacio de Antioquía en su Carta a la Iglesia de Filadelfia en el año 107 DC quién lo diga:

"poned pues todo ahínco en usar de una sola Eucaristía; porque una sola es la carne de Nuestro Señor Jesucristo y un solo cáliz para unirnos con su Sangre. Un solo Altar así como no hay mas que un solo Obispo , junto a los Presbíteros y Diáconos consiervos míos".
B) ¿Cómo era esta Eucaristía? Dejemos que sea el Mártir Justino quien nos la describa en el año 155 DC, en su carta al emperador Antonino Pío.

Cualquier parecido a nuestra Misa 1845 años después NO es coincidencia.

"El día que ustedes llaman “día del sol” tiene lugar la reunión en un mismo sitio de todos los que habitan en la ciudad o en el campo".

Se leen las memorias de los Apóstoles y los Escritos de los Profetas, cuando el lector ha terminado, el que preside toma la palabra para incitar y exhortar a la imitación de tan bellas cosas. (esta es nuestra actual liturgia de la Palabra). Luego nos levantamos y oramos por nosotros y por todos los demás donde quiera que estén a fin de que seamos hallados justos en nuestra vida y nuestras acciones y seamos fieles a los mandamientos para alcanzar la salvación eterna (nuestra oración de los fieles hoy). Luego se lleva la que preside pan y una copa con vino y agua mezclado. El que preside los toma y eleva alabanzas y gloria al Padre del Universo por el nombre del Hijo y del Espíritu Santo y da gracias largamente porque hallamos sido juzgados dignos de estos dones (esta es nuestro ofertorio y la liturgia Eucarística).

Cuando el que preside ha hecho la acción de gracias y el pueblo ha dicho Amen, los que entre nosotros se llaman Diáconos distribuyen todos los que están presente este pan y vino Eucaristizados. (Nuestra Comunión). Porque no tomamos estos alimentos como si fueran un pan o una bebida común, sino que así como Cristo, Nuestro Salvador se hizo carne y sangre a causa de nuestra salvación, de la misma manera hemos aprendido que el que recita la Acción de Gracias (Eucaristía) que contiene las palabras de Jesús y que con que se alimenta y transforma nuestra sangre y nuestra carne es precisamente la carne y la sangre de aquel mismo Jesús que se encarnó".

Como vemos, los cristianos del Siglo II celebraban ya la Eucaristía tal como la celebra la Iglesia hoy.

C) ¿Cómo estaba estructurada esta Iglesia que salió de las Catacumbas?

Estudiemos lo que nos dice el Obispo Ignacio de Antioquía en su Carta a los Tralianos, año 107:

"Ahora que por vuestra parte todos habéis también de respetar a los Diáconos como a Jesucristo, lo mismo digo del Obispo que es prefigura del Padre y de los Presbíteros que representan el Senado de Dios y el Colegio de los Apóstoles si quitan esto NO HAY IGLESIA".

Como vemos era una Iglesia estructurada tal como hoy esta estructurada la Iglesia Católica.

D) ¿Qué día guardaban los Cristianos de la Iglesia de la persecución?

El mismo Obispo Ignacio de Antioquía nos lo relata en su carta a la Comunidad de Magnesia y ya vimos el testimonio de Justino Mártir en el inciso “B”.

"Ahora bien, si los que se habían criado en el antiguo orden de cosas vinieron a la novedad de la esperanza no guardando ya el sábado sino viviendo el Domingo, día en que amaneció nuestra vida".

Como vemos la Iglesia de la Prosecución ya guardaba desde el Siglo II el Domingo como día de Adoración.

E) ¿Qué nombre se le daba a la Iglesia de los Mártires que vivió la persecución?

El Obispo Ignacio de Antioquía es quien le da el nombre, recordemos que el nombre de Cristianos también se le dio por primera vez en esta ciudad. En su Carta a la Iglesia de Esmirna, año 107 se utiliza el nombre por primera vez y que más tarde quedará como nombre propio.

"Donde quiera que esta el Obispo, allí este la muchedumbre, de modo que donde este Jesucristo, este la Iglesia Católica. Sin el permiso del Obispo no les es licito celebrar la Eucaristía".

Vemos que a la Iglesia del siglo II ya se le conocía como Iglesia Católica, tal como se le conoce hoy.

F) ¿Quién era la fuente de autoridad de esta Iglesia que Constantino liberó de la persecución y la muerte?

En el año 95 estalló una gran disputa en la Iglesia de Corinto que ya Pablo la veía venir en sus epistolares necesario recalcar que la Iglesia de Corintos está en territorio Griego y que en esos años vivía en Éfeso, muy cerca de Corinto el Apóstol Juan, el amado del Señor. Los Corintios en contra de toda lógica, en vez de acudir a la autoridad del último Apóstol vivo se remiten al Obispo de Roma, un Obispo extranjero y aceptan su decisión, terminando el cisma tan pronto llega la respuesta del Papa Clemente, de cuya carta a los Corintios extraemos un párrafo. Véase con que autoridad escribe Clemente en el año 99 DC:

"Les escribimos para amonestarlos, ustedes los que fueron causa de sedición sométanse a sus Presbíteros y reciban su corrección con arrepentimiento. Mas si alguno desobedeciere las amonestaciones que yo les envío, sepan que se harán reos de un gran pecado y se expondrán a un gran peligro".

Confirmando este tema les expongo un fragmento de la carta del Papa Cornelio I a el Obispo Fabio de Antioquía, fechada en el año 251:

"Así pues, ¿no sabias que en una Iglesia Católica solo debe haber un Obispo al frente de la comunión?"

Como queda demostrado, en la Iglesia que existía antes de Constantino, el orden lo tenía el Obispo de Roma.

¿QUE REACCION TUVIERON LOS CRISTIANOS AL EDICTO DE MILÁN Y A CONSTANTINO?

El primer historiador de la Iglesia, el Obispo Eusebio de Cesárea, nos escribe sobre el año 316 lo siguiente:

"Las gentes perdieron ahora el temor de sus anteriores opresores y celebraron brillantes festejos. Resplandecía la luz por doquier y los hombres que antes andaban decaídos se saludaban ahora con rostros sonrientes y ojos gozosos. Con danzas y cánticos en la ciudad y en el campo, daban honor primero al Dios supremo, como habían sido instruidos, y luego al piadoso emperador y a sus hijos, amados por Dios. Se olvidaron las antiguas angustias, se desvaneció toda impiedad; se gozaba de las bondades presentes y se anticipaba las del porvenir".

Por este escrito emocionante vemos la alegría del pueblo cristiano por haber sido rescatados de la muerte y de la persecución por Constantino. Hubiera querido ver a los que hoy acusan al Emperador en esa época... ¿se disgustarían al saber que sus hijos ya no van a ser pastos de las fieras? Es muy fácil hacer un juicio 1700 años después sin conocimientos históricos y llevados por los prejuicios y la información manipulada.

En su libro número 10, Eusebio nos narra sus consideraciones sobre las medidas de Constantino, dejemos hablar al Obispo de Cesárea:

"Por ello cantare ahora el nuevo cántico, porque después de aquellas sombrías y horrendas escenas y narraciones (el martirio) he tenido el privilegio de ver y celebrar lo que muchos justos y mártires de Dios antes que yo desearon ver y no vieron, quisieron oír y no oyeron. Me encuentro absolutamente atónito ante la magnitud de la Gracia que nos ha dado y le ofrezco toda mi maravilla y adoración. A partir de ahora resplandeció sobre la Iglesia de Cristo por todo el mundo, un día sin nubes, radiante y bañado de rayos de luz celestial . De modo que los hombres quedaron libre de la opresión del tirano y rescatados de sus antiguas desgracias, reconocieron en diversas maneras que el Defensor de los piadosos era el Dios único y verdadero.Pero especialmente nosotros, los que habíamos esperado en Cristo, teníamos una dicha inenarrable al ver lugares que poco antes habían sido desbastados y que ahora revivían y como los templos volvían a levantarse desde sus cimientos a grandes alturas.

Luego vino el espectáculo por el que todos habíamos orado y anhelado fiestas de dedicación en las ciudades y consagración de las nuevas casas de culto, conferencias de Obispos y unidad entre los miembros del Cuerpo de Cristo. Había un poder del Espíritu divino infundido en todos sus miembros mientras los sacerdotes ordenados observaban lo sagrados ritos de la Iglesia cantando salmos y ministrando el Culto Divino todo bajo el símbolo de la Pasión del Salvador. Varones y mujeres daban gloria a Dios, el autor de su felicidad con todo el Corazón".


Finalmente tenemos este dato como resumen:

El Edicto de Milán (en latín, Edictum Mediolanense), conocido también como, La tolerancia del cristianismo, fue promulgado durante su gobierno en Milán en el año 313. En el momento de la promulgación del edicto, existían en el Imperio cerca de 1.500 sedes episcopales y ya habían pasado nada más y nada menos que 33 PAPAS:

1.-San Pedro (Simón Bar Jona)2.- San Lino, Toscana, (67-76).3.- San Anacleto (Cleto), Roma (76-88)4.- San Clemente I (88-97)5.- San Evaristo, Grecia, (97-105) 6.- San Alejandro I, Roma, (105-115)7.- San Sixto I, Roma (115-125)8.- San Telésforo, Grecia, (125-136)9.- San Iginio, Grecia, (136-140)10.- San Pío I,Aquileia, (140-155)11.- San Aniceto, Siria, (155-166)12.- San Sotero, Campania, (166-175)13.- San Eleuterio, Grecia, (175-189)14.- San Víctor I Africa (189-199) 15.- San Ceferino (199-217)16.- San Calixto I, (217-222)17.- San Urbano I (222-230)18.- San Ponciano (230-235)19.- San Anterus (Grecia) (235)20.- San Fabian (236-250)21.- San Cornelio (251-253)22.- San Lucio I (253-254)23.- San Esteban I (254-257)24.- San Sixto II (Grecia) (257-258)25.- San Dionisio (259-268) 26.- San Felix I (269-274)27.- San Eutiquiano (275-283)28.- San Cayo (Dalmacia) (283-296)29.- San Marcelino (296-304)30.- San Marcelo I (308-309)31.- San Eusebio, Grecia (309-309)32.- San Melquiades o Miltiades, Africa (311-314)33.- San Silvestre I (314-335)

Como ven, la Iglesia Católica y Apostólica existía tres siglos antes de el Emperador Constantino, tenemos los datos y fechas que dan históricamente constancia de esta absoluta verdad.

El Emperador Constantino no fue un santo, la Iglesia que canonizó a su madre Santa Helena, jamás intentó hacer lo mismo con su hijo, a pesar de todo lo que él hizo por ella, como hombre tuvo aciertos y errores, pero esta es la obra de Constantino, ¿Quién se atreverá a criticarla después de oír a la Iglesia que sufrió y permaneció fiel?

Para los que condenan a Constantino llevados por el odio a la Iglesia Apostólica les recuerdo el pensamiento de Marco Aurelio:

"quien comete injusticia se hace daño a si mismo".

Tengan Paz+

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES