12 pasos para convertirte en un gran ateo.

 


1.- Lea toda la literatura liberal y comunista contra Dios y la religión. De preferencia novelas que desprestigien a la Iglesia y que usted aceptará como si fueran rigurosamente históricas.

2. Dé oídos a cuanto cuento haya sobre los escándalos de la Iglesia y de los sacerdotes y después repita una y otra vez: “por eso perdemos la fe”

3.- Júntese con “intelectuales” de esos que proclaman la total libertad de hacer lo que dé la gana, y considere esclavos y anticuados a los que se rigen por una moral.

4. Atibórrese de películas “de arte”, de ésas de muchas equis, y admire y coleccione las fotos de esas revistas que los hipócritas timoratos llaman pornográficas.

5.- Ame mucho el dinero, tanto si lo tiene como si no lo tiene. Jesús decía que nadie podía servir a Dios y al dinero. Por eso, cuando lo inviten a alguna obra piadosa, conteste “¿Y yo, qué gano con eso?”.

6.- No tenga tiempo para Dios. Aléjese de su Parroquia o vaya sólo cuando “le nazca” procurando, eso sí, tener un gran control de esos nacimientos.

7.- Peque y enamórese de tal modo de su pecado que, puesto a escoger entre Dios y él, usted prefiera decir “soy ateo”, para poder conservar su derecho a pecar.

8.- Use su ateísmo como venganza contra sus padres que lo obligaban a ir a Misa.

9.- Use su ateísmo como señuelo para atraer el interés de los demás. Notará inmediatamente cómo se gana la admiración de los bobos

10.- De ninguna manera haga silencio en su corazón porque a Dios, en quien usted no quiere creer, suele hablar en el silencio. Llénese de ruido y evite quedarse a solas con usted mismo. ¡No se le vaya a ocurrir orar!

11.- Evite practicar algún arte con seriedad, porque los artistas que aman la belleza y la buscan, terminan por encontrar a Dios. Si es artista, cultive lo grotesco, disonante, cacofónico y absurdo.

12.- Finalmente, evite a toda costa la amistad sincera, el sano amor, los buenos sentimientos, el deseo de ayudar, la contemplación de la belleza, el sufrimiento de los que usted ama, su propio dolor…, porque esas trampas pone Dios para entrar en contacto con usted.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES