El cantante Camilo desata polémica con uno de sus tatuajes que afirma "JESÚS DUDÓ"



El famoso cantante colombiano Camilo ha desatado cierta polémica entre los cristianos (católicos y de otras denominaciones) por un tatuaje en el que este famoso sugiere que Jesús dudó de Dios Padre. El tatuaje del esposo de la también famosa Evaluna Montaner dice "JESÚS DUDÓ". 

En la imagen se ve el tatuaje en uno de sus hombros, el cantante dijo, «la noche antes que lo fueran a buscar para crucificarle, estaba sentado diciendo: Bueno, si es posible que pase esta vaina que va a pasar mañana, estaba dudando».

En la Biblia, la duda y el temor con respecto a la voluntad de Dios son pecados. De hecho, Jesús mismo describe la duda como el opuesto de la fe (Mateo 14, 31, 21:21, Marcos 11, 23).

Romanos 14, 23 «Pero el que duda, si come se condena, porque no lo hace por fe; y todo lo que no procede de fe, es pecado».

La palabra de Dios relata claramente que el que no hace las cosas de Dios con fé, sino que duda, comete pecado. La duda de la voluntad de Dios es pecado.

Santiago 1, 6-8 8 «Pero que pida con fe, sin dudar; porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra. 7 No piense, pues, ese hombre, que recibirá cosa alguna del Señor, 8 siendo hombre de doble ánimo, inestable en todos sus caminos».

Decir que Jesús tenía dudas con respecto a la voluntad del Padre es convertirlo en un transgresor. Pero eso no es en absoluto la representación bíblica de Jesús. Sí, Jesús puede simpatizar con todas nuestras debilidades y, sí, él fue tentado en todas las cosas como nosotros. ¡Pero lo hizo sin pecado! (Heb. 4, 15).

Lo asombroso y espectacular del sufrimiento de Jesús es que nunca dudó de su Padre, y nunca temió al hombre. “Cuando sufrió, no amenazó, sino que siguió confiándose a aquel que juzga justamente» (1 P. 2, 23). No solo eso, la Biblia dice que Jesús fue motivado por el gozo de llevar la cruz.

Hebreos 12, 2 «puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios…».

Jesús sabía cuán terrible sería la crucifixión antes de que sucediera (Mateo 16, 21). Hay una razón por la cual Él oró: «Si es posible, pase de mí esta copa» (Mateo 26, 39). La angustia de la cruz era real, y Él lo sabía. Sin embargo, la Biblia y la Iglesia nos enseñan que la visión de Jesús nunca se estancó en la muerte. Jesús vio directamente a través de la cruz a la resurrección en el otro lado. Usted y yo podemos temer a la muerte, pero Jesús nunca lo hizo.

1 comentario:

  1. Cuál fue su duda? Como hombre no quería sufrir pero en todo momento estuvo dispuesto a dar su vida por nosotros si ésa era la forma de salvarnos ..."Padre ,si es posible, aparta de mí este cáliz, pero no se haga mi voluntad sino la tuya".Y fue "obediente hasta la muerte y muerte de cruz! ", como dice San Pablo

    ResponderBorrar

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES