sábado, 27 de abril de 2019

Santa Catalina de Siena



SANTA CATALINA DE SIENA, RUEGA POR NOSOTROS
29 abril

Catalina nace en Siena el 25 de marzo de 1347. Es la penúltima de veinticinco hijos. Hija de Jacobo Benincasa y Lapa Piacenti.

1353 Visión de Jesucristo
A la edad de seis años, tiene una visión de Jesucristo que le marca toda la vida.

1363 Laica dominica
Teniendo dieciséis años, se hace parte de la Hermandad de Penitentes de Santo Domingo.

1372 Impulsa al Papa a volver a Roma Apasionada por la Iglesia, impulsa al Papa Gregorio XI retorne a Roma.

1378 Paz entre Roma y Florencia
Una vez establecido el Papa en Roma, impulsa la paz entre florentinos y Roma. Una paz anhelada se acuerda bajo su mediación.

1380 Muerte
Entregada en todo momento a Dios, muere el 29 de abril de 1380 a los 33 años.

1461 Canonización
El día 29 de junio de 1461 es canonizada por el Papa Pío II.

1970 Doctora de la Iglesia
El Papa Pablo VI la proclama Doctora de la Iglesia el 4 de octubre de 1970.

1999 Copatrona de Europa
San Juan Pablo II le proclama como Copatrona de Europa.

Santa Catalina de Siena:
dominica, laica, mística, doctora de la Iglesia

Catalina Benincasa, conocida como Santa Catalina de Siena O.P., nació en Siena (Italia) el 25 de marzo de 1347.

Por inspiración divina, a los siete años ofreció a Dios su virginidad y ya en 1363, superada la oposición de la familia, inicia la vida como laica dominica en la Fraternidad Seglar de Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo, dedicadas con gran austeridad a la oración, penitencia y ayunos.

Vive en su propia casa una vida de sacrificio hasta el año 1370: A los veintitrés años, en una visión de su esposo celestial, recibe la misión de dedicarse a la vida de apostolado.

Su misión fue eficacísima en la reforma de la Iglesia, dividida por el cisma, y en la reforma de la Orden de Predicadores, apoyando la obra del Beato Raimundo de Capua. La familia dominicana la considera como su madre.

Catalina muere en Roma el 29 de abril de 1380, a la edad de treinta y tres años. Pío II la canoniza en 1461, y el cuatro de noviembre de 1970 es declarada Doctora de la Iglesia por Pablo VI. Su magisterio carismático es un don de Dios a la Iglesia y a la humanidad. Fue sepultada en la basílica dominicana de Santa María sopra Minerva.

¿Qué nos puede decir hoy?

Santa Catalina es modelo de predicación, fe y vida laical. Desde una oración dedicada, profunda, y una total entrega a Dios, se sabe instrumento de paz y unidad. Su pasión por la Iglesia le lleva a tomar acciones inéditas como joven predicadora, urgiendo a cambiar actitudes. Su vida orante se convierte en apostolado, y audacia para impulsar amistad entre ciudades. El amor por Jesucristo y la Iglesia hacen no aceptar acomodos o divisiones, y tomando un papel protagónico, predica con pasión.

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.


TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!
NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES