Milagros, una bebé victoriosa y encomendada a María Auxiliadora



Milagros fue extraída del vientre de su mamá en el quinto mes de gestación [lamentamos por error haber dado 17 semanas de gestación en la versión anterior de esta noticia, n.d.E] en un intento de los médicos para que la mujer pueda sobrevivir a las complicaciones del Covid-19. En ese momento, los profesionales no daban esperanzas de vida a la niña. Un mes después, su madre falleció.

La pequeña nació en Hernandarias, Departamento de Alto Paraná, al este de Paraguay, durante una de los peores embates del Covid-19, cuando los hospitales estaban abarrotados de pacientes. La baja disponibilidad de camas de terapia intensiva y de oxígeno complicaban las chances de la beba.

“Los médicos se vieron en la necesidad de sacar a mi beba del vientre de su madre ya que estaba en una posición en la que presionaba los pulmones de mi señora. Nos dijeron que mi pequeña no tenía posibilidades de sobrevivir, pero para la propia sorpresa de ellos, Milagros nació llena de vida”, relató en comunicación con AleteiaEdgar Gallardo, papá de la niña.

Tras varias horas de espera, finalmente la familia consiguió una cama de terapia intensiva neonatal para la niña en Asunción, a más de 300 kilómetros de donde nació. La falta de oxígeno obligó que los médicos realicen oxigenación manual a la niña por más de 14 horas hasta llegar al Hospital Central del Instituto de Previsión Social.

“En el momento de la cirugía los médicos no se prepararon para recibir a la beba, ya que, por su poco desarrollo gestacional, las probabilidades de que ella sobreviva eran nulas para la ciencia. Nos dijeron que sus pulmones no estaban desarrollados y que no nos ilusionemos. Era una medida para salvar a mi señora”, recordó.

Intercesión de María Auxiliadora

El próximo 24 de noviembre, Milagros cumplirá seis meses de vida y fue dada de alta tras pasar por cuatro meses en neoterapia, desde donde peleó contra varias complicaciones de salud. Su madre finalmente falleció el 30 de junio, 36 días después del parto, mientras la pequeña se aferraba a la vida.

Milagros nació el en el 24 de mayo, Día de María Auxiliadora, por lo que su padre encomendó su salud a la intercesión de la Virgen María.

“Le pusimos el nombre de Milagros María Auxiliadora porque ella fue un verdadero milagro de la Virgen. Nuestra vida de desplomó cundo murió su madre, pero mi princesa me da fortaleza para seguir adelante”, dijo Edgar Gallardo.

El papá de la pequeña comentó que la bebé salió del hospital con problemas para el desarrollo de su visión, pero antes de la intervención laser, sugerida por los médicos, milagrosamente la situación se revirtió.

“Milagros sacó la fuerza de su mamá, quien era una esposa increíble. Es duro estar sin ella pero tenemos que seguir adelante por nuestra princesa”, recuerda con emoción Gallardo.

La pequeña es una luz de esperanza para sus hermanos y su padre, quienes encuentran en ella la fortaleza para superar la muerte de Mercedes Toledo, mamá de Milagros.

Milagros María Auxiliadora Gallardo fue capaz de superar todas las adversidades y su historia conmueve a todo Paraguay.

Prematuros en Paraguay

En el país sudamericano 16.342 personas perdieron la vida a consecuencia del Covid-19, enfermad que está actualmente controlada por el avance de la vacunación, aunque ya se reportaron los primeros casos de la variante delta.

La baja disponibilidad de camas de terapia intensiva neonatales dentro del sistema de salud estatal del Paraguay hace que las probabilidades de que niños muy prematuros como Milagro sobrevivan sean ínfimas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES