¿Estaba poseído el tirador de la escuela de Texas? Exorcista responde



Pasaron cuatro días de la masacre en la escuela de Texas, cuando un joven de 18 años ingresó armado con un rifle al establecimiento y mató a 19 niños y dos adultos.

Sin descartar los problemas sociales y psicológicos que impulsaron al joven a cometer semejante crimen, el exorcista Mons. Stephen Rossetti se pregunta, “¿estaba poseído por demonios?”.

Monseñor Stephen Rosetti comienza diciendo que el asesino de la escuela de Texas “ciertamente estaba involucrado en un acto de lo más malvado. Toda esa maldad finalmente encuentra sus raíces en el oscuro reino de Satanás. Pero, como me preguntaron recientemente, ¿estaba poseído por demonios?".

“Hasta la fecha, las noticias no han dado ningún indicio de síntomas previos de posesión, ni siquiera de alguna enfermedad mental diagnosticable”, comenta.

El exorcista, quien también es licenciado en Psicología, menciona que “sin embargo, había una constelación de dinámicas en la vida del tirador que lo hacían correr un riesgo significativo de comportamiento tan violento”.

En esta línea menciona el aislamiento, el ambiente familiar angustiado, la baja autoestima, los sentimientos de victimización, la ira/rabia interior junto con sentimientos de impotencia, la angustia interior expresada a través de la violencia exteriorizada, el narcisismo, la falto de empatía o el egocentrismo.

“Vemos características comunes de tiradores escolares y terroristas lobo solitario en Salvador Ramos. Este perfil también es típico de lo que nosotros, en nuestro ministerio de liberación, llamamos: “cerebro de demonio”. Los demonios son igualmente enojados, violentos, furiosos, se sienten victimizados, aislados y son enormemente narcisistas, sin empatía. Se informa que Ramos comenzó a vestirse completamente de negro y a usar delineador de ojos negro. Si bien no podemos culpar a los demonios de todos los actos malvados, uno siente sus huellas en este incidente y en el perpetrador“, reconoce el exorcista.

Más allá de estas consideraciones, Mons. Rossetti se arriesga a decir que en el tirador de la escuela de Texas, “como mínimo, Satanás ciertamente estaba susurrando en el ‘oído‘, tentándolo a cometer un acto tan malvado, como el que trata de hacer hasta cierto punto en todos nosotros. Pero en el caso de Ramos, Satanás probablemente tenía un punto de apoyo más fuerte, dada su dinámica subyacente disfuncional de ‘cerebro demoníaco’. Ramos era un objetivo más vulnerable para la influencia del Maligno“.

“Es muy posible que estuviera “obsesionado” demoníacamente y, por lo tanto, Satanás tendría una influencia más fuerte sobre él. Entonces Satanás llena la mente con malos pensamientos. Finalmente, como Ramos se comprometió con el acto de asesinato, es posible que incluso haya sido poseído. En un momento, en el proceso de matar a los niños, se informa que dijo de manera escalofriante: ‘¡Es hora de morir!'”.

“Estas reflexiones siguen siendo especulaciones, basadas en informes de los medios hasta la fecha, sujetas a revisión. Pero no debemos subestimar el campo de batalla de la guerra espiritual en el que todos estamos comprometidos. Además, no debemos dar terreno fértil para que el Maligno se afiance. Si Salvador Ramos hubiera sido identificado mucho antes como una persona de riesgo y se hubieran aplicado los remedios terapéuticos y espirituales adecuados, esta tragedia posiblemente se hubiera evitado", concluye

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES