miércoles, 25 de abril de 2018

¿Por qué los Adventistas guardan el Sábado como día del Señor?


¿Por qué los Adventistas guardan el Sábado como día del Señor?

Por Yasmin Oré y Jesús Urones

Cuando esta secta hace proselitismo a un católico, lo primero que critica es porque observa el domingo si para ellos esto no es bíblico.

Los adventistas son una secta de impronta cristiana protestante nacida en Estados Unidos a mediados del siglo XIX. Su fundadora es Elena G White y se caracterizan sobre todo por la observancia del Sábado como día del Señor. Y es de este tema del que vamos a hablar en el presente artículo.

Elena G White en su libro “Joyas de los Testimonios”, enseña que todos los adventistas deben guardar el sábado como mandamiento:

El sábado no debe destinarse a reparar ropas, a cocinar alimentos, a los placeres, o a otra ocupación mundanal. Antes de que se ponga el sol, debe ponerse a un lado todo trabajo secular y guardarse fuera de la vista todos los periódicos de ese carácter. Padres, explicad a vuestros hijos lo que hacéis y os proponéis y dejadlos participar en vuestra preparación para guardar el sábado según el mandamiento.— Joyas de los Testimonios 3:22.

También se basan en el Antiguo Testamento, donde el tercero de los Diez Mandamientos de la Antigua Alianza (porque la nueva solamente tiene dos: Mt 22, 37-40; Rm 13, 9) es respetar el sábado para dedicarlo al descanso y a Dios:

"Acuérdate del día del Sábado, para santificarlo. Trabaja seis días, y en ellos haz todas tus faenas. Pero el día séptimo es día de descanso, consagrado a Yavé, tu Dios. Que nadie trabaje: ni tú, ni tus hijos, ni tus hijas, ni tus siervos, ni tus siervas, ni tus animales, ni los forasteros que viven en tu país. Pues en seis días Yavé hizo el cielo y la tierra, el mar y cuanto hay en ellos, y el séptimo día descansó. Por eso bendijo el Sábado y lo hizo sagrado." (Ex 20, 8 a 11).

Hasta aquí (y en Ex 31, 12-13), es una memoria de la creación del mundo (Gn 2, 2-3). Pero hay un problema, porque esta explicación es distinta de la de Dt 5, 15, según el cual el sábado se guarda en memoria de la liberación de Egipto. Como en todos los casos de aparentes contradicciones en la Biblia, y entender que su sentido en realidad es otro, se debe tratar de buscar su sentido teológico. Así, al examinar Ex 34, que contiene doce mandamientos, vemos que el descanso del sábado es de orden cultural puesto que todas esas órdenes tienen tal sentido. Sin embargo, al examinar las diferentes códigos legislativos del Pentateuco (código de la santidad, código de la alianza, código deuteronómico, etc.), es fácil concluir que los llamados "diez mandamientos" en sus dos versiones (Ex 20 y Dt 5) son conjuntos de leyes que deben reexaminarse a la luz del mensaje de Jesús en el Nuevo Testamento, puesto que la finalidad de la mayoría de esas leyes se ha cumplido y deben ser suprimidas o revisadas, como hizo Jesús expresamente (Mt 5, 20-37). Ello es patente cuando Jesús se declara Señor del Sábado y deroga esa ley (Mt 12, 1-21), sustituyéndola por la ley de la Misericordia. Sin embargo, todas estas consideraciones no las tienen los adventistas y de manera fundamentalista entienden que es el Sábado el día que se debe guardar porque fue el día del descanso del Señor.

¿Para quién fue dada la Ley y el sábado? ¿Qué dice el NT del Sábado?

El Libro del Éxodo es claro en el Capitulo 31, Versículo 13:

“Di a los ISRAELITAS: Guardad mis sábados, porque el es señal entre mi y vosotros por vuestras generaciones para que sepáis que Yo Soy el Eterno que os santifico”

Como vemos en Éxodo 12,48, Hechos 7,8 y Josué 5,1-9 La circuncisión era el signo de la pertenecía a la Alianza, El código del Sinaí era la Ley de la Alianza. La ley no se puede tomar por porciones, o se cumple entera o no se cumple. Por lo que se concluye que la Ley del Sinaí era para los Israelitas y sus descendientes que se ponían bajo ella por el cumplimiento de la circuncisión.

Estamos totalmente de acuerdo que el sábado fue establecido y apunta a la era Mesiánica, a la era de JESUS CRISTO, pero una vez instaurado el nuevo pacto mesiánico, el Sábado ya no tiene la función establecida en la Alianza antigua, a no ser que uno permanezca en esta alianza aún.

Todo el Nuevo Testamento está lleno de versículos que hablan en contra de cualquier tipo de práctica legalista, no hay que ser un exégeta para darse cuenta de esto. Una vez que los Apóstoles rompieron con el Templo de Jerusalén, rompieron con todo tipo de legalismo mosaico y como veremos más adelante desde la Ascensión de JESÚS, la Iglesia naciente comenzó a observar el domingo como “DIA DEL SEÑOR"

Uno de los versículos que más duramente refutan el Sábado lo encontramos en:

“a vosotros que estabais muerto en pecados y en la incircucisión de vuestra carne, os dio vida con CRISTO y perdonó todos vuestros pecados. Canceló la nota de nuestra deuda, que consistía en ordenanzas desfavorables a nosotros, la quitó y la clavó en la cruz. Y despojó a los principados y potestades, los exhibió en público y triunfo sobre ellos en la cruz. Por tanto, nadie os juzgue en comida bebidas días de fiestas, nuevas lunas ó SABADOS. Todo ese es sombra de lo por venir, pero la realidad es CRISTO” (Col 2, 13-17)

La era mesiánica inaugurada por Jesús cumple la expectativa del Shabado Hebreo. Jesús carga nuestros pecados y nuestra muerte y nos libera de LA LEY en todos sus aspectos. No de una llamada “ley ceremonial y otra moral” como aclaman los Adventistas sino de TODA ORDENANZA DESFAVORABLE, o sea de toda la ley de Moisés que se cumple en su totalidad y perfección en la Cruz de Jesús.

Los Adventistas arguyen que esto se refiere a la Ley ceremonial y no al sábado que es parte de los Diez Mandamiento. Sin embargo, para ningún judío existen dos leyes sino sólo LA LEY, de la cual los Diez Mandamientos son una porción, pero que se extiende a lo largo del Éxodo, Levítico y Deuteronomio.

El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche. Hechos 20,7

Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas. 1Corintios 16,2

En estos textos vemos como el primer día de la semana se realizaba la Eucaristía y la colecta, ambos en el mismo acto central, era un día especial reservado para los cristianos. Comenzó a ser día especial desde el momento en que Cristo resucito este día (Mateo. 28: 1; Marcos 16: 2,9; Juan 20: 1,19 )

¿Qué dice la Historia sobre guardar el domingo?

Recogeremos algunos textos históricos antiguos:

"En cada día del Señor reuníos y partid el pan y dad gracias después de haber confesado vuestros pecados, a fin de que vuestro sacrificio sea puro. No permitáis que nadie teniendo disensión con su prójimo, se reúna con vosotros hasta que no se hayan reconciliado, para que no sea profanado vuestro sacrificio". Didajé 14, 70-100 d. de C.

Ignacio de Antioquía
"Aquellos que fueron criados en el orden antiguo (ej. Judíos) han llegado a poseer una nueva esperanza, sin tener que observar mas el "sábado" sino viviendo en la observancia del día del Señor, en el cual también nuestra vida se ha elevado de nuevo por Él y por su muerte". Carta a los Magnesianos 9. 107 d. de C.

San Justino mártir en el año 155 dC dijo: "Nos reunimos todos en el día del sol, pues es el primer día (después del "sabad" judío, pero también, el primer día de la semana) cuando Dios, separando la materia de la obscuridad, hizo el mundo; y en este mismo día, Jesucristo nuestro salvador, resucitó de entre los muertos". Justino mártir 1ª Apol 67


Jesús Urones


Cortesía de nuestra página hermana Convertidos Catolicos-Religion en Libertad


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES