miércoles, 2 de enero de 2019

La Maternidad Divina de María en la historia de la iglesia


LA MATERNIDAD DIVINA DE MARÍA EN LA HISTORIA DE LA IGLESIA
Por: Jesús Urones

INTRODUCCIÓN:

-El dogma mariano más antiguo que la Iglesia ha declarado se trata del dogma de la Maternidad divina de María, fue proclamado en el concilio de Éfeso en el año 430 d.C cuando se había empezado a negar esta verdad bíblica e histórica. Desde los albores del cristianismo, se ha creído que María pario a Dios, le dio a luz, fue verdaderamente Madre de Dios.

El dogma de la Maternidad Divina se refiere a que la Virgen María es verdadera Madre de Dios. Fue solemnemente definido por el Concilio de Éfeso (año 431). Tiempo después, fue proclamado por otros Concilios universales, el de Calcedonia y los de Constantinopla.

El Concilio de Éfeso, del año 431, siendo Papa San Clementino I (422-432) definió:

"Si alguno no confesare que el Emmanuel (Cristo) es verdaderamente Dios, y que por tanto, la Santísima Virgen es Madre de Dios, porque parió según la carne al Verbo de Dios hecho carne, sea anatema."

El Concilio Vaticano II hace referencia del dogma así:

"Desde los tiempos más antiguos, la Bienaventurada Virgen es honrada con el título de Madre de Dios, a cuyo amparo los fieles acuden con sus súplicas en todos sus peligros y necesidades" (Constitución Dogmática Lumen Gentium, 66).

La maternidad divina de María se refiere solo a la generación humana del Hijo de Dios y no a su generación divina. El Hijo de Dios fue engendrado desde siempre por Dios Padre y es consustancial con él. Evidentemente, en esa generación eterna María no intervino para nada. Pero el Hijo de Dios, hace dos mil años, tomó nuestra naturaleza humana y entonces María lo concibió y lo dio a luz.

Así pues, al proclamar a María «Madre de Dios», la Iglesia desea afirmar que ella es la «Madre del Verbo encarnado, que es Dios». Su maternidad, por tanto, no atañe a toda la Trinidad, sino únicamente a la segunda Persona, al Hijo, que, al encarnarse, tomó de ella la naturaleza humana.

La maternidad es una relación entre persona y persona: una madre no es madre sólo del cuerpo o de la criatura física que sale de su seno, sino de la persona que engendra. Por ello, María al haber engendrado según la naturaleza humana a la persona de Jesús, que es persona divina, es Madre de Dios.

Que María sea Madre de Dios implica otro misterio elevadísimo, quizá el de más difícil comprensión para los hombres: el de la Encarnación del Verbo, por la cual, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad --el Verbo de Dios--, asumió una naturaleza humana formada en el seno de María Virgen, de manera que el hombre así concebido es hombre verdadero, pues verdaderamente humana es la naturaleza creada que asumió y posee, sin dejar por ello de ser Dios. Este dogma por tanto tiene una raíz Cristocéntrica: María da a luz a la segunda Persona de la Trinidad, persona divina, no humana, con naturalezas inseparables, una naturaleza humana y otra naturaleza divina. Encarnar significa hacerse carne, esto es, hacerse hombre. Cuando decimos que el Hijo de Dios se encarnó, queremos expresar que se hizo hombre, tomando un cuerpo y un alma como los nuestros.

Cristo es pues, Dios y hombre verdadero. Hay en El dos naturalezas, la divina y la humana, cuya unión forma una sola persona que es la divina. Negar la maternidad divina es negar la encarnación y es afirmar que en Cristo existe una dualidad de personas, creyendo por tanto que la Trinidad serían 4 personas en vez de 3...

2.-PADRES DE LA IGLESIA:

SAN IGNACIO DE ANTIOQUIA ( 106 D.C):


"Pues nuestro Dios, Jesucristo, fue concebido por María de acuerdo con el plan de Dios: de la simiente de David, es cierto, pero también del Espíritu Santo se encarnó y fue bautizado para que por medio de su presentación Podría purificar el agua." (Ignacio de Antioquía, Cartas a los Efesios 18,2)

SAN IRENEO DE LYON ( 180 D.C):

19,1. Manifiestamente, pues, el Señor vino a lo que era suyo, y llevó sobre sí la propia creación que sobre sí lo lleva, y recapituló por la obediencia en el árbol (de la cruz) la desobediencia en el árbol; fue disuelta la seducción por la cual había sido mal seducida la virgen Eva destinada a su marido, por la verdad en la cual fue bien evangelizada por el ángel la Virgen María ya desposada: así como aquélla fue seducida por la palabra del ángel para que huyese de Dios prevaricando de su palabra, así ésta por la palabra del ángel fue evangelizada para que portase a Dios por la obediencia a su palabra, a finde que la Virgen María fuese abogada de la virgen Eva; y para que, así como el género humano había sido atado a la muerte por una virgen, así también fuese desatado de ella por la Virgen, y que la desobediencia de una virgen fuese compensada por la obediencia de otra virgen...- (Contra las Herejías V, 19:1)

ARISTIDES DE ATENAS ( 130 D.C):

Los cristianos, empero, cuentan su origen del Señor Jesucristo, y éste es confesado por su Hijo de Dios Altísimo en el Espíritu Santo, bajado del cielo por la salvación de los hombres. Y engendrado de una virgen santa sin germen ni corrupción, tomó carne y apareció a los hombres, para apartarlos del error de los muchos dioses.- Arístides de Atenas- Apología 15:2

SAN JUSTINO MARTIR ( 160D.C):

Él fue quien primeramente apareció a Moisés y a los otros profetas en forma de fuego o de una figura incorpórea, y el que ahora, en los tiempos del imperio de ustedes, como ya dijimos, nació hombre de una virgen, conforme al designio del Padre; para la salvación de los que creen en Él, quiso ser despreciado y sufrir (cf. Mc 9,12), para vencer, con su muerte y resurrección, la muerte misma.– San Justino mártir, Apología I:63

SAN HIPOLITO ( 220 D.C):

todas las generaciones [los profetas] han representado sucesivamente los temas más grandes de la contemplación y la acción. Así, también, anunciaban la llegada de Dios en la carne al mundo, a su llegada a través de la impecable y portadora de Dios(Theotokos) María lleva el camino de la luz y el crecimiento, y la forma de su vida , la conversación con los hombres, y su manifestación por el bautismo, y el nuevo nacimiento que iba a ser para todos, y la regeneración de la pila [de bautismo] "- Discurso sobre el fin del mundo 1 (AD 217).- San Hipólito.

El Verbo descendió del cielo a la Santa Virgen María para que encarnado en ella y hecho hombre en todo, menos en el pecado, salvara a Adán que había perecido. – San Hipólito Contra Noetum. 17.

SAN DIONISIO DE ALEJANDRIA ( 250 D.C):

Así como Cristo nuestro sumo sacerdote no fue elegido por la mano del hombre, por lo que tampoco era su tabernáculo enmarcado por los hombres, sino que fue creado por el Espíritu Santo, y por el poder de Dios es protegido tabernáculo, que se tendrá en memoria eterna, María, Virgen Madre de Dios" (S. Dionisio de Alejandría, Respons. Quoest anuncio. v Pauli Samos) (Virgen, p. 81)

FÉLIX (269-274 D.C):

Las actas de la primera sesión del concilio de Éfeso, que se celebró el 22 de junio de 431, contienen un extracto de una carta del papa Félix al obispo Máximo de Alejandría (265-282) y a su clero. Trata de la divinidad y perfecta humanidad de Cristo, y dice así:

Por lo que concierne ala encarnación del Logos y a nuestra fe, creemos en nuestro Señor Jesucristo, nacido de la Virgen María, que El es el Hijo eterno y el Verbo de Dios, y no un hombre adoptado por Dios para ser otro como El. El Hijo de Dios tampoco adoptó a un hombre para ser otro como El, sino que, siendo perfecto Dios, se hizo también perfecto hombre, encarnándose de la Virgen.

Cirilo de Alejandría en su Apología y otros citan este mismo pasaje como declaración de Félix.

SAN GREGORIO TAUMATURGO ( 260 D.C):

"Para Lucas, en los relatos de los evangelios inspirados, ofrece un testimonio no sólo a José, sino también a María, la Madre de Dios, y le da a esta cuenta, con referencia a la propia familia y de la casa de David"
(Cuatro Homilías 1 [AD 262 ]).

"Es nuestro deber de presentar a Dios como sacrificios, todos los festivales y celebraciones himnos, y en primer lugar, [la fiesta de] la Anunciación a la Santísima Madre de Dios, a saber, el saludo hecho a ella por el ángel , "Alégrate, llena de gracia!" (ibid., 2).

NOTA: estas homilías son de dudosa procedencia.

Sub tuum praesidium- 250 d.C:

Bajo tu protección
buscamos refugio,
Santa Madre de Dios;
no deseches las peticiones
en nuestras necesidades,
pero de todos los peligros
líbranos siempre,
Virgen gloriosa y bendita

SAN PEDRO DE ALEJANDRIA ( 305 D.C):

"Ellos vinieron a la iglesia de la beatísima Madre de Dios y siempre Virgen María, la cual, cuando empezamos a decir que él había construido en el barrio oeste, en un barrio residencial, a un cementerio de los mártires" (The Genuine Hechos de Pedro de Alejandría [AD 305]).

"Reconocemos la resurrección de los muertos, de los cuales Jesucristo nuestro Señor llegó a ser el primogénito, sino que dio a luz un cuerpo no en apariencia, pero en realidad deriva de María, la Madre de Dios" (Carta a todos los Obispos no egipcios 12 [AD 324] ).

SAN METODIO DE OLIMPO (310 D.C)

"Mientras que el viejo[Simón] Fue así exultante, y regocijándose con muy grande y santo gozo, aquello que antes se había hablado de una cifra por el profeta Isaías, la santa Madre de Dios, ahora manifiestamente cumplido" (Oración de Simeón y Anna 7 [AD305]).

"Salve a ti siempre, virgen Madre de Dios, nuestra alegría incesante, para os puedo volver otra vez... ¡Salve, fuente de amor del Hijo del hombre... Por tanto, te rogamos, la más excelente entre las mujeres, que se jactan de la confianza de los honores de la madre, que sin cesar nos iba a mantener en el recuerdo. Santa Madre de Dios, acuérdate de nosotros, digo, que hacen nuestra gloria en ti, y que en agosto de himnos celebrar su memoria, que siempre vivirá, y nunca se desvanecen" (ibid., 14).

ALEJANDRO DE ALEJANDRIA ( 313 D.C)

"Después de esto, reconocemos la resurrección de los muertos, de los cuales Jesucristo Nuestro Señor se convirtió en el primogénito, quien dio a luz un cuerpo no en apariencia, pero en verdad, derivado de la Madre de Dios." (Alejandro de Alejandría Cartas, 12)

SAN ATANASIO (325 D.C)

"En consecuencia, el Hijo de Dios se hizo hijo del hombre, para que los hijos de los hombres, es decir, de Adán, pudieran llegar a ser hijos de Dios. La Palabra engendrado del Padre desde lo alto, indeciblemente, de forma inexplicable, incomprensible y eternamente, es El que nace en el tiempo aquí en la tierra, de la Virgen María, la Madre de Dios" (Los "grandes" Atanasio, la Encarnación de la Palabra de Dios, 8)

"Y el ángel en su apariencia, él confiesa que ha sido enviado por su Señor, como Gabriel confesó en el caso de Zacarías, y también en el caso de María, portadora de Dios".

Atanasio, oraciones III,14 (AD 362), EN NPNF2, IV: 401 

EUSEBIO DE CESAREA (325 DC) – DISCURSO DE CONSTANTINO 11,9-10 PG 20,1265

Él en verdad al llegar el momento de acercar al cuerpo terrenal y morar por cierto tiempo sobre la tierra, puesto que la necesidad así lo requería, ideó para sí un nuevo modo de nacer: una concepción sin nupcias, el alumbramiento operado en una virgen casta , una jovencita que es Madre de Dios, el principio de una naturaleza eterna, el sentido de una sustancia…

En la ciudad de Belén, la reina amantísima de Dios erigió hermosos monumentos al parto de la Madre de Dios.- Vita constantini ,1 III c.43

TITO DE BOSTRA (360 D.C)-COMENTARIO A SAN LUCAS CMP II, N° 827

La virgen oyéndose llamar constantemente Madre de Dios, no tiene dudas, sino que espera el cumplimiento de cuanto le ha sido anunciado por el ángel y por Isabel. No puede sin embargo, estar callada, antes bien con las palabras que pronuncia ofrece una pregustación y una primicia del Espíritu Santo que ha descendido sobre ella.

SAN EFREN DE SIRIA ( 350 D.C)

"Esta Virgen se convirtió en Madre conservando su virginidad, y aunque sigue siendo una Virgen que llevaba un niño en su seno, y la esclava y el trabajo de su sabiduría se convirtió en la madre de Dios." (San Efrén, Songs of Praise 1,20).

1.- Entona Himnos, cítara mía, en alabanza de la Virgen María; eleva tu voz y modula el cántico admirable de esta virgen, hija de David, que dio a luz a la Vida.
3.- Engañó el hijo a la serpiente y la pisoteó, e hizo olvidar a Eva el veneno que le había inoculado el mortífero dragón, quien, mediante la mentira aquella la había hundido en el infierno.
4.- “Te llevé – dice María – como monte Sinaí y no fui abrasada por tu terrible fuego, porque ocultaste tu fuego para que no me dañara; tampoco me quemó tu llama, a pesar de que ni los Serafines pueden mirarla”.
5.- Es llamado segundo Adán aquel cuyo nombre existe desde el principio, porque habitó en el seno de la hija de David y en ella, sin concurso de varón, se hizo hombre. ¡Alabado sea su nombre!
12.- El que es igual al Padre se hizo niño en el seno de María. El nos dio su grandeza y asumió nuestra debilidad. Se hizo mortal con nosotros e infundió su vida en nosotros para que no muramos.
16.- María es el vellocino sobre el cual descendió del padre la lluvia de bendición, con suyas gotas fue asperjado Adán. Y volvió a la vida, y se levantó del sepulcro el que había sido sepultado en el infierno por sus enemigos.
17.- Porque me ama se me manifestó como un gran tesoro de doctrina y me incitó a que hablara de la hija de David. Vengan, ustedes, los que escuchan y alégrense con la doctrina que enriquece a los que aman.
18.- La doctrina bendita habla siempre de la salvación de los hombres; miren que habla de la Virgen casta que dio a luz al Dios encarnado. Vengan pueblos, admiremos sus palabras.
20.- Esta Virgen se convirtió en Madre, y conservó intacta su Virginidad: siendo virgen lleva en su seno al niño y es madre de Dios, esclava suya y obra de su sabiduría.
23.- El Verbo de Dios descendió del alto cielo y habitó en la doncella; ésta lo concibió y lo dio a luz. Todo lo referente a esta casta virgen sobrepasa cuanto profieran los labios de cuantos hablan de ella.
27.- María lleva el fuego entre sus dedos y con sus brazos abraza la llama. El incendio que la alimentaba asía sus pechos; ella daba su leche al que alimenta a todos los seres. ¿Quién podrá hablar dignamente de Ella?
29.- El hijo de la tierra trajo al mundo las enfermedades y los dolores y abrió la puerta a la muerte que, entrando, encadenó al mundo. Pero el Hijo de María asumió los dolores del mundo y le hizo el don de la vida.
30.- María, conservando intacta su virginidad, como tierra bendita no arada, hizo germinar en su seno el árbol dela vida; gracias a su misericordia todos cuantos comen de él, viven.
31.- No intentes penetrar con tus razonamientos este portento, tú, débil hombre; no sea que avances en vano por las vías de lo natural. Por un camino espiritual oculto él entró en el seno cerrado y allí habitó.
35.- ¿Quién vio alguna vez a un hijo que eligiera a la madre que lo daría a luz, a la cual anunciara su llegada y en la cual predijera su victoria? …
37.- María, fuente pura, concibió en su seno al torrente de vida, que descendió al mundo vivificando a todos los muertos que, por él, renacieron.
38.- María es el templo puro en el que se hospeda Dios, el huésped eterno; en Ella se realizó de un modo admirable el misterio por el cual el hombre se hace Dios y Adán es llamado hijo del Padre.
40.- María es la vid que brotó de la raíz bendita de David, cuyos ramos produjeron el racimo de sangre viviente. Adán bebió ese vino, se levantó y volvió al Edén.
44.- ¡Oíd las alabanzas en el carro de triunfo de Dios y los cánticos de la Virgen madre! ¡En el carro de triunfo, su poder, y en María, su amor! El querubín alaba con temor, la Virgen madre acaricia.
45.- La voz de la vida es enviada por Ti, oh Altísimo, al reino de los muertos y dice Eva: “Una hija tuya, permaneciendo virgen, dio a luz a un hijo que pagó tu deuda”.
51.- Bendita eres, María, hija de David; y bendito es el fruto que nos diste. Alabado sea el Padre que envió a su Hijo para nuestra redención y bendito el Espíritu Paráclito que nos enseñó este misterio. Alabado sea su nombre.
Carmina Sogita 1 (selección)-

Santísima Señora, Madre de Dios, Vos que sois la más pura de alma y cuerpo, que vivís más allá de toda pureza, de toda castidad, de toda virginidad; la única morada de toda la gracia del Espíritu Santo; que sobrepasáis incomparablemente a las potencias espirituales en pureza, en santidad de alma y de cuerpo, vedme culpable, impuro, manchado en mi alma y cuerpo por los vicios de mi vida impura y llena de pecado; purificad mi espíritu de sus pasiones; santificad y encaminad mis pensamientos errantes y ciegos; regulad y dirigid mis sentidos; libradme de la detestable e infame tiranía de las inclinaciones y pasiones impuras; anulad en mí el imperio del pecado, dad la sabiduría y el discernimiento a mi espíritu en tinieblas, miserable, para que me corrija de mis faltas y de mis caídas, y así, libre delas tinieblas del pecado, sea hallado digno de glorificaros; de cantaros libremente, verdadera Madre de la verdadera luz, Cristo Dios nuestro; pues sólo con El y por El sois bendita y glorificada por toda Criatura, invisible y visible, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.- (SAN EFREN ORACIÓN A LA MADRE DE DIOS)

Virgen María, Madre de Dios, Reina de todas las cosas, esperanza de los desesperados- Serm. De S.s Dei Genit V Mariae laudibus
Acúdeme ahora y siempre oh Virgen, Madre de Dios, Madre Benigna, clemente y misericordiosa- Contr. Arian or 4.

SANBASILIO ( 360 D.C) -HOMILIA SOBRE LA SANTA GENERACION DE CRISTO 3 PG: 31,1464

Considera pues, que Dios se ha encarnado porque era necesario que fuese santificada esa carne, antes maldita, que fuese robustecida esa carne enflaquecida, que fuese reconducida a la amistad con Dios esa carne enemiga suya... ¿Y cual es el taller donde se realiza esta obra salvadora? Es el cuerpo de una santa virgen.

Puesto que quienes aman a Cristo no admiten que se les diga que la Madre de Dios en un determinado momento haya dejado de ser virgen, nosotros aceptamos como suficiente ese testimonio.

Homilía sobre la santa generación de Cristo 5 PG 31: 1468.
SAN EPIFANIO DE SALAMINA ( 370 D.C)

¿Qué diré? ¿Cómo hablaré de la ilustre y Santa Virgen? Ya que exceptuando sólo a Dios, ella es superior a todos; mas bella por naturaleza que los mismos querubines, los serafines y toda la milicia angélica. Por lo cual, ninguna lengua es suficiente, ni en la tierra ni en el cielo, para cantar sus alabanzas.

Virgen bienaventurada, paloma pura y esposa celestial, María, cielo, templo y trono de la divinidad, a ti te pertenece Cristo, sol resplandeciente del cielo y de la tierra. Nube luminosa, que has recibido del cielo, para iluminar a la tierra, su sol más brillante: Cristo.

Salve, llena de gracia, puerta del cielo, de quien evidente y claramente habla el profeta cuando en el Cantar de los cantares exclama: "Eres un jardín cerrado, hermana mía, esposa mía; eres un jardín cerrado, una fuente sellada". La Virgen es el lirio inmaculado que engendró la rosa inmarcesible, Cristo. ¡Santa Madre de Dios, oveja inmaculada que has dado a luz al Cordero, a cristo, el verbo encarnado en ti!-
Homilía V sobre las alabanzas de la Madre de Dios.

Quien asumió la carne humana y el alma, el ser perfecto al lado del Padre, encarnado entre nosotros, no en apariencia, pero en verdad, Él reformó hombre a la perfección en sí mismo, de María la Madre de Dios a través del Espíritu Santo." (Epifanio de Salamina, El Hombre Anclado 75)

SEVERIANO DE GABALA ( 390 D.C)- HOMILÍA SOBRE EL LEGISLADOR PG 56:409-410:

“Nosotros por nuestra parte tenemos a la Santa Virgen y Madre de Dios María, que intercede por nosotros. En efecto si una simple mujer Débora alcanzó la victoria cuanto más la Madre de Cristo… Nosotros tenemos a nuestra Señora, Santa María Madre de Dios”


MAXIMODE TURIN (400 D.C)- SERMONES 50-A,2 PL 57,571

“Adán nació de la tierra virgen, Cristo fue dado a luz por la Virgen María. La tierra madre del primero no habido sido aún rasgada por los arados, las entrañas de la Madre de Dios jamás han sido violadas por la concupiscencia

NILO DE ANCIRA ( 420 D.C)- CARTAS II,180:PG 79,203

“María santísima es proclamada bienaventurada en todas las naciones y lenguas, porque concibió en su seno y dio a luz a Dios, que tomo carne del Espíritu Santo y de ella……..¿Porque sigues inquiriendo el motivo de que María, la Madre de Dios, sea designada como profetisa?”

CIRILO DE JERUSALEM ( 360 D.C):

"Muchos, Mi amado, son los verdaderos testigos de Cristo. El Padre da testimonio del cielo a su Hijo. El Espíritu Santo da testimonio, que descendía del cuerpo en forma de una paloma. El Arcángel Gabriel es testigo, trayendo buenas nuevas a María . La Virgen Madre de Dios da testimonio" (Cirilo de Jerusalén, Catequesis, 10,19)

SAN GREGORIO NACIANCENO (380 D.C)

"Si alguien no está de acuerdo en que Santa María es la Madre de Dios, está en desacuerdo con la Divinidad. Si alguno afirma que Cristo solamente paso a través de la Virgen como a través de un canal y niega que el haya sido formado dentro de ella de un modo divino, sin intervención de un hombre, y de un modo humano según las leyes de la gestación , ese tal es impío." (Gregorio de Nazianz, Letters 101- a Cledonio PG 37; 180)

SAN GREGORIO DE NIZA ( 390 D.C)

“En tiempos de María, la Madre de Dios, la muerte que había reinado desde Adán hasta ella, después de haberse aproximado a ella y haberse lanzado contra el fruto de la virginidad topó contra una roca y quedo hecha trizas.” San Gregorio de Niza- Tratado sobre la Virginidad 13, PG 46:377

SAN AGUSTÍN ( 420 D.C)

"De nada le hubiera valido a María ser Madre de Dios si no hubiera llevado antes a Cristo en su corazón que en su seno" -(De sancta virg. 3, 3).

SAN JERÓNIMO ( 420 D.C)

"En cuanto a la forma en que la virgen se convirtió en Madre de Dios, [Rufino]tiene pleno conocimiento, en cuanto a la forma en que él mismo nació, él no sabe nada" (Contra Rufino 02:10 [AD 401]).

"No se maravillen de la novedad de la cosa, si una Virgen da a luz a Dios" (Comentarios sobre Isaías 03:07:15[AD 409]).
SAN CIRILO:

Como la palabra Madre de Dios fue también familiar a los Santos Padres que existieron antes de nosotros, y que tan admirables fueron por su rectitud en la fe, pienso que para la posteridad y para todo el orbe será de gran ventaja demostrarlo como verdadero -Liber ad Reginas, De recta in D.N Iesus Christum fide.

PRUDENCIO - ( 348 - 410 )

Cathemerinon III 141-155, XI, 53-60


El Verbo del Padre se hizo carne viviente;
fecundada por la acción divina
y no por las leyes ordinarias de la unión conyugal,
una joven lo concibió sin mancha
y lo va a dar a luz.


Un antiguo y violento odio
reinaba entre la serpiente y el hombre:
el motivo era la victoria futura de la mujer.

Hoy la promesa se cumple;
bajo el pie de la mujer
se siente aplastada la serpiente.

La Virgen que fue digna
de dar a luz a Dios

triunfa sobre todos los venenos.

La serpiente desarmada retuerce sobre sí misma,
con rabia, su tortuoso cuerpo
y vomita su impotente veneno
sobre la hierba del mismo color verde que sus impuros anillos.

***

¿No sientes, Virgen noble,
que por tu embarazo ya maduró La dignidad de tu pudor intacto
se acrecienta con el honor del parto?

¡Oh cuantas alegrías para todos
se contienen en este vientre puro,
del cual procede una edad nueva

junto con un resplandor dorado!

JUAN CASIANO ( 430 D.C)

"Y lo que dices, hereje, quienquiera que seas, que niegan que Dios nació de la Virgen, que María, la Madre de nuestro Señor Jesús Cristo no debe llamarse Theotokos, es decir, Madre de Dios, pero Christotokos, es decir, sólo la Madre de Cristo, no es de Dios. Porque nadie, usted dice, saca lo que es anterior en el tiempo. Y de este argumento completamente absurdo lo que usted piensa que el nacimiento de Dios puede ser comprendido por la mente carnal, y la suposición de que el misterio de Su Majestad se explica por el razonamiento humano, lo haremos, si Dios lo permite, decir algo más adelante. Entre tanto, ahora vamos a demostrar con testimonios divinos que Cristo es Dios, y que María es la Madre de Dios."
La Encarnación de Cristo, II: 2 (AD 430), en NPNF2,XI: 556

CIRILO DE ALEJANDRÍA A NESTORIO, EPÍSTOLA 17:11 (AD430), EN EL CCC, 306

"Pero dado que la Santísima Virgen dio a luz después del a carne, Dios personalmente unido a la carne, por eso podemos decir de ella que es Madre de Dios, no es como si la naturaleza de la Palabra tuvo su principio de ser de la carne, porque era en el principio, y el Verbo era Dios, y el Verbo era con Dios... pero, como hemos dicho antes, porque tener personalmente la naturaleza unida al hombre a sí mismo..."

CONCILIO DE ÉFESO, ANATEMAS CONTRA NESTORIO, I (AD 430), EN NPNF2, XIV: 206

"Si alguno no confiesa que el Emmanuel es Dios, y que por lo tanto, la Santa Virgen es la Madre de Dios (Theotokos), ya que en la carne, ella dio a luz el Verbo de Dios hecho carne [como está escrito, "La Palabra se hizo carne": sea anatema."

3.-SENTIR COMUN DE LOS FIELES:

Muchos antes del Concilio de Éfeso llamaron y tuvieron los fieles a la Santisima Virgen como verdadera Madre de Dios, Theotokos, Así consta:

1) Juan de Antioquía, favorecedor de Nestorio se esforzó cuanto pudo en persuadirle que debía cesar en sus reclamaciones y ataques contra el titulo Theotokos, que ningún doctor eclesiástico repudiaba y que muchos explícitamente usaban: “Ninguno dice de los doctores eclesiásticos: “ninguno dice de los doctores eclesiásticos le ha repudiado y muchos de gran celebridad le han usado, y los que la usaron, tampoco condenaron ni reprendieron a los que la usan” Ep ad Nestorium

2) Teodoro dice: “los mas antiguos predicadores de la fe católica enseñaron como de la tradición apostólica que la Madre del Señor debe ser celebrada y honrada como Madre de DiosDe haer.1 IV c.12

3) Juliano el apóstata acusa a los cristianos de: “Vosotros decía, no cesáis de llamar Madre de Dios a María”. -Contra Iul 1.VIII

4.-LACONSTRUCCION DE LOS TEMPLOS EN SU NOMBRE:

La Iglesia oriental dícese que en Egipto un obispo Theonas (262-300) construyó en Alejandría una iglesia, ampliada y consagrada a la Madre de Dios por su sucesor Alejandro III.

También Eutuquio Patriarca de Alejandría atestigua que en esta misma ciudad fuere erigida a la Madre de Dios una iglesia por Teófilo Alejandrino 384-412

En palestina la iglesia de la Natividad, llamada por San Jerónimo la iglesia de la gruta del salvador, y que llega a los tiempos de Constantino no solo tenía carácter de iglesia del Señor sino también de santuario en honor de la milagrosa concepción de Cristo, de la Virgen María, Madre de Dios.

En la Iglesia Occidental goza de gran estima la tradición que atribuye a San Pedro, príncipe de los apóstoles la edificación de un templo o capilla para el culto a la Madre de Dios. -Jannota Theotocologia Catholica c.4 th 1 ,73.

La Iglesia de Santa María la Antigua descubierta en 1900 bajo las ruinas de Santa María libertadora en el Foro Romano, y en ella pone esta inscripción: A la Santa Madre de Dios y siempre Virgen María -Fue edificada a principios del siglo IV----- Le sens chretien el la maternite divine de Marie. Clement.

Con esto queda demostrado el dogma de la Maternidad divina de María hasta el concilio de Éfeso.

Dios les Bendiga.

Cortesía de nuestra página hermana, Blog Convertidos Católicos-Religion en Libertad


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES