Mostrando las entradas con la etiqueta traición. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta traición. Mostrar todas las entradas

La traición de Judas


LA TRAICIÓN DE JUDAS

¿FUE JUDAS PREDESTINADO POR DIOS PARA TRAICIONAR A CRISTO?

¿CUÁNTA RESPONSABILIDAD DEBE IMPUTÁRSELE POR LA MUERTE DE NUESTRO SEÑOR?
Por: Jesús Mondragón (Saulo de Tarso)

La sola mención de Judas Iscariote, provoca de inmediato la reprobación y condena por parte de las personas, y siempre que es mencionado en los evangelios se le denomina como: “el que entregó a Jesús”, “el que había de traicionarlo”. El nombre de Judas ha pasado a la historia como sinónimo de “traidor”.

Los evangelios hablan de él como un verdadero Apóstol elegido por Jesucristo.

Porque él era uno de los nuestros y obtuvo un puesto en este ministerio. Hechos 1,17.

También pueden verse Mt 26,14.47; Mc 14,10.20; Jn 6,71. Donde es mencionado como “uno de los doce”.

Las preguntas que surgen en torno a éste personaje son muchas y complejas, trataremos de responder algunas de las más importantes.

¿SABÍA JESUCRISTO QUE JUDAS LO TRAICIONARÍA?

La respuesta es sí, Jesucristo siendo Dios conoce a las personas y el futuro también.

Pero Jesús no se confiaba a ellos porque los conocía a todos y no tenía necesidad de que se le diera testimonio acerca de los hombres, pues él conocía lo que hay en el hombre. Juan 2,24-25

Jesús les respondió: «¿No os he elegido yo a vosotros, los Doce? Y uno de vosotros es un diablo.» Hablaba de Judas, hijo de Simón Iscariote, porque éste le iba a entregar, uno de los Doce. Juan 6,70-71. Véase también Juan 18,3-4

SI CRISTO SABÍA QUE JUDAS LO IBA A TRAICIONAR, ¿POR QUÉ LO ELIGIÓ COMO APÓSTOL?

Es Jesucristo mismo quien nos responde ésta cuestión. Cuando Judas entrega a Cristo, Pedro saca su espada para evitar que el Señor sea aprehendido, pero Él lo detiene.

¿Piensas que no puedo yo rogar a mi Padre, que pondría al punto a mi disposición más de doce legiones de ángeles? Más, ¿Cómo se cumplirían las Escrituras de que así debe suceder?» Pero todo esto ha sucedido para que se cumplan las Escrituras de los profetas.» Entonces los discípulos le abandonaron todos y huyeron. Mateo 26,53-54.56

La elección de Judas y su traición, eran necesarias para el cumplimiento de las profecías, de otra forma no se habrían cumplido.

¿SIGNIFICA QUE JUDAS ESTABA PREDESTINADO POR DIOS PARA TRAICIONAR A JESUCRISTO, ESE ERA SU DESTINO?

Para muchas personas, la doctrina de la predestinación resulta repugnante e injusta, porque a su juicio, si existe un destino ¿dónde queda el libre albedrío? ¿Dónde la responsabilidad individual si el hombre no es dueño de su destino? Y finalmente ¿dónde queda la Justicia de Dios?

Antes que nada debemos aclarar, que cuando hablamos de predestinación no significa que unas personas estén destinadas a salvarse y otras a condenarse, como erróneamente creía Juan Calvino, quien a diferencia de Lutero que creía en la salvación por la sola fe, Calvino creía en la salvación por predestinación.

Dios predestinó la salvación de todos los hombres desde antes de la creación del mundo. (CIC 257,782,1008,1703,2012,2782)

que nos ha salvado y nos ha llamado con una vocación santa, no por nuestras obras, sino por su propia determinación y por su gracia que nos dio desde toda la eternidad en Cristo Jesús. 2 de Timoteo 1,9

sabiendo que habéis sido rescatados de la conducta necia heredada de vuestros padres, no con algo caduco, oro o plata, sino con una sangre preciosa, como de cordero sin tacha y sin mancilla, Cristo, predestinado antes de la creación del mundo y manifestado en los últimos tiempos a causa de vosotros. 1 de Pedro 1,18-20. También pueden verse: Rom 8,29-30; Ef 1,4-5

Dios predestinó nuestra salvación desde la eternidad, pero no predestinó a nadie a ir al infierno, porque Él quiere que todos los hombres se salven. (CIC 1037)

Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad. 1 de Timoteo 2,3-4

No se retrasa el Señor en el cumplimiento de la promesa, como algunos lo suponen, sino que usa de paciencia con vosotros, no queriendo que algunos perezcan, sino que todos lleguen a la conversión. 2 de Pedro 3,9.

Sin embargo, Dios en su infinita sabiduría, predestina a ciertas personas para realizar sus designios con el fin de salvarnos, así vemos por ejemplo a Jeremías. (CIC 488,492,599,600)

Antes de haberte formado yo en el seno materno, te conocía, y antes que nacieses, te tenía consagrado: yo profeta de las naciones te constituí. Jeremías 1,5.

De igual modo, quienes participaron en la entrega y muerte de Nuestro Señor, estaban predestinados para ello. En el caso de Judas, para traicionarlo. (CIC 599-600)

Hermanos, era preciso que se cumpliera la Escritura en la que el Espíritu Santo, por boca de David, había hablado ya acerca de Judas, el que fue guía de los que prendieron a Jesús. Hechos 1,16.

Porque verdaderamente en esta ciudad se han aliado Herodes y Poncio Pilato con las naciones y los pueblos de Israel contra tu santo siervo Jesús, a quien has ungido, para realizar lo que en tu poder y en tu sabiduría habías predeterminado que sucediera. Hechos 4,27-28

¿CUÁLES FUERON LOS MOTIVOS DE JUDAS PARA TRAICIONAR A JESÚS?

A ciencia cierta, es muy difícil conocer los pensamientos de Judas y los motivos que lo llevaron a traicionar a Jesús. Sin embargo, la Escritura nos da suficiente luz para armar las piezas. Judas era el administrador del grupo, pero también era ladrón.

...sino porque era ladrón, y como tenía la bolsa, se llevaba lo que echaban en ella. Juan 12,6.

El que roba un poco siempre quiere más, y Judas quería más. Es el capítulo 6 del Evangelio de San Juan el que nos da la clave. Después de la multiplicación de los panes, la gente busca a Jesucristo para hacerlo Rey, seguramente Judas ya se veía como un miembro destacado de la corte de Cristo, pero, ¡oh decepción! Jesucristo rechaza el ofrecimiento, en el versículo 64 del capítulo 6, no es por casualidad que se menciona que Judas no Creía en Jesucristo.

Pero hay entre vosotros algunos que no creen.» Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían y quién era el que lo iba a entregar. Juan 6,64.

El versículo 66 nos dice que a raíz de eso...

Desde entonces muchos de sus discípulos se volvieron atrás y ya no andaban con él

Judas permaneció con Cristo, físicamente, pero su corazón, su fe, no estaban con Él. Pero lo verdaderamente interesante es ¡cuando San Juan hace una comparación de los dos grandes traidores! Pedro, quien habría de traicionar al Señor al negarlo tres veces y Judas, quien lo entregaría.

Jesús dijo entonces a los Doce: «¿También vosotros queréis marcharos?» Le respondió Simón Pedro: «Señor, ¿donde quién vamos a ir? Tú tienes palabras de vida eterna, y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios.» Jesús les respondió: «¿No os he elegido yo a vosotros, los Doce? Y uno de vosotros es un diablo.» Hablaba de Judas, hijo de Simón Iscariote, porque éste le iba a entregar, uno de los Doce. Juan 6,67-71.

Mientras Pedro creía en Jesucristo y lo reconocía como el Mesías, el Hijo de Dios Mt 16,16, Judas no creía en Él. ¡PEQUEÑA DIFERENCIA!

A partir de ese momento, la tensión entre Jesús y Judas creció a grado tal, que el Iscariote se atrevió a criticar a María, hermana de Lázaro y a su Maestro en público.

Dice Judas Iscariote, uno de los discípulos, el que lo había de entregar: «¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios y se ha dado a los pobres?» Pero no decía esto porque le preocuparan los pobres, sino porque era ladrón, y como tenía la bolsa, se llevaba lo que echaban en ella. Juan 12,4-6

Como no consiguió ser un miembro de la corte que él imaginaba y al ver a María en un acto de amor al ungir al Señor con un perfume que costaba 300 denarios, siente rabia por no poder quedarse con ellos. Lo único que Judas consigue, es que Cristo lo reprenda públicamente.

Jesús dijo: «Déjala, que lo guarde para el día de mi sepultura. Porque pobres siempre tendréis con vosotros; pero a mí no siempre tendréis.» Juan 12,7-8.

Narrando el mismo suceso, Mateo en su Evangelio nos aclara que al ser reprendido en público Judas toma la determinación de traicionar a Jesús y entregarlo a sus enemigos.

Y al derramar ella este ungüento sobre mi cuerpo, en vista de mi sepultura lo ha hecho. Yo os aseguro: dondequiera que se proclame esta Buena Nueva, en el mundo entero, se hablará también de lo que ésta ha hecho para memoria suya.» Entonces uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, fue donde los sumos sacerdotes, y les dijo: «¿Qué queréis darme, y yo os lo entregaré?» Ellos le asignaron treinta monedas de plata. Y desde ese momento andaba buscando una oportunidad para entregarle. Mateo 26,12-16.

Satanás ve su oportunidad y actúa, no se trata de una posesión satánica como tal, simplemente Judas cedió a la tentación del demonio y consuma la traición.

Le responde Jesús: «Es aquel a quien dé el bocado que voy a mojar.» Y, mojando el bocado, le toma y se lo da a Judas, hijo de Simón Iscariote. Y entonces, tras el bocado, entró en él Satanás. Jesús le dice: «Lo que vas a hacer, hazlo pronto.» Juan 13,26-27.

Todavía estaba hablando, cuando se presentó un grupo; el llamado Judas, uno de los Doce, iba el primero, y se acercó a Jesús para darle un beso. Jesús le dijo: «¡Judas, con un beso entregas al Hijo del hombre!» Lucas 22,47-48.

SI TODO FUE PREDESTINADO POR DIOS, ¿CUÁL ES LA RESPONSABILIDAD DE JUDAS?

Para condenarse e ir al infierno, es necesario rechazar a Dios, la Comisión de un pecado mortal y permanecer en dicho pecado hasta el final. Judas se arrepintió de su traición, es cierto, pero…

Entonces Judas, el que le entregó, viendo que había sido condenado, fue acosado por el remordimiento, y devolvió las treinta monedas de plata a los sumos sacerdotes y a los ancianos, diciendo: «Pequé entregando sangre inocente.» Ellos dijeron: «A nosotros, ¿qué? Tú verás.» El tiró las monedas en el Santuario; después se retiró y fue y se ahorcó. Mateo 27,3-5.

Pedro traicionó a Jesucristo negándolo tres veces, pero a diferencia de Judas, él sí creía que Jesús era el Mesías, el Hijo de Dios y al arrepentirse obtuvo perdón y gracia, llegando a ser El Príncipe de los Apóstoles.

Judas por el contrario, pasó de un pecado mortal a otro (el suicidio). Llevado por la ambición, la envidia, el despecho y finalmente por la desesperación, nunca reconoció, ni tuvo fe en quien podía obtener perdón y misericordia. A pesar de estar predestinado a entregar al Señor, su destino final siempre estuvo en sus manos, utilizando su libertad, su libre albedrío, él fue el único responsable por las decisiones que tomó, ya que nunca entendió que lo que él necesitaba era conversión. (CIC 311,398,1036)

«Ya sé yo, hermanos, que obrásteis por ignorancia, lo mismo que vuestros jefes. Pero Dios dio cumplimiento de este modo a lo que había anunciado por boca de todos los profetas: que su Cristo padecería. Arrepentíos, pues, y convertíos, para que vuestros pecados sean borrados. Hechos 3,17-19.

¿ESTÁ JUDAS EN EL INFIERNO?

Al canonizar a los Santos, la Iglesia Católica da testimonio de aquellos que para gloria de Dios han alcanzado el cielo. Pero la Iglesia nunca ha definido si alguien en particular está en el infierno. No somos nosotros quienes debemos condenar a Judas, pues…

A DIOS, EL JUICIO…

Pero tomando en cuenta todo lo anterior, creemos que la Salvación de Judas está seriamente comprometida y poco probable es que se haya salvado.


Las siglas CIC significan: Catecismo de la Iglesia Católica.


PAX ET BONUM


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/



Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



La "traición" del nuevo mundo a las Sagradas Escrituras


LOS ¿POR QUÉ Y POR QUÉ? DE LA FALSA BIBLIA DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

NO SE PIERDA EL VIDEO QUE ACOMPAÑA A ESTE POST
Por Jesús Mondragón (Saulo de Tarso)

Los testigos de Jehová aseguran ser la única religión verdadera y la más antigua de todas, pues a decir de ellos, su origen data desde Adán y Eva, siendo Abel, el primer “testigo de Jehová”.

La pregunta que surge de inmediato es: si son la religión más antigua, ¿por qué fue hasta 1961 que publicaron su primer biblia? ¿Por qué desde 1874, que es cuando en realidad es fundada la secta de Jehová por Charles Taze Russell, estuvieron utilizando otras versiones de la Biblia, como la Reina-Valera, King James e incluso versiones católicas? ¿Por qué dejaron de utilizar tales versiones de la Biblia?

La respuesta es sencilla: PORQUE DICHAS TRADUCCIONES DE LA BIBLIA, NO SERVÍAN PARA APOYAR LAS FALSAS DOCTRINAS ANTICRISTIANAS, QUE LOS MAL LLAMADOS TESTIGOS DE JEHOVÁ SE FUERON INVENTANDO CON EL PASO DE LOS AÑOS.

De ahí la necesidad de inventar, fabricar y falsificar una “biblia” de acuerdo a sus blasfemas doctrinas.

Con el cuento de la falsa modestia, la secta jehovista mantuvo en secreto la identidad del equipo de traductores de su "Traducción del Nuevo Mundo", aduciendo que no deseaban recibir honra alguna, pues toda la honra es únicamente para Dios. ¿Desde cuando un equipo de traductores recibe alguna honra por traducir la Biblia?

El conocer los nombres de los comités de traductores nos indica cuán confiable es dicha traducción, si cuentan con la preparación académica, lingüística, filológica etc. Para llevar a cabo su misión y en caso de controversia, poder preguntar al traductor: ¿por qué tradujo usted tal porción de la Escritura de tal o cual modo? Conocer los nombres del comité de traductores de una versión de la Biblia, no significa rendirles honores, sino SENTARLOS EN EL BANQUILLO DEL ESCRUTINIO Y DE LA CRÍTICA. ES DECIR, PARA QUE DEN LA CARA.

Posteriormente se conocerían los nombres del comité de traductores de la “Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras”, ¿o deberíamos decir "Traición" del nuevo mundo? Ellos son: NATHAN KNORR, ALBERT SCHROEDER, MILTON HENSCHEL, GEORGE GANGAS Y FRED FRANZ. Tales nombres han sido confirmados en años recientes por los altos dirigentes que han salido de la secta, como Raymond Franz, quien fue miembro del cuerpo gobernante de los testigos de Jehová y sobrino de FRED FRANZ, quien fuera presidente de la secta y miembro del equipo de traductores y quien siempre fue considerado como el máximo "erudito" de la secta. Cabe destacar que ninguno de ellos tiene estudios superiores, a excepción de Fred Franz.

Los testigos de Jehová no cuentan con ningún experto bíblico, ningún erudito en lenguas bíblicas, no tienen un Instituto de estudios superiores en Sagrada Escritura, Lenguas, Hermenéutica, Filología etc.

¿Ahora comprende usted querido lector, la urgencia de los testigos de Jehová por ocultar los nombres de su comité de traductores?

¿Confiaría usted en una “biblia” realizada por meros aficionados y mentirosos, que el único fin que los movió a inventar su propia biblia, era que la Biblia verdadera no apoya sus enseñanzas?

¿Confiaría usted en una organización que cita a expertos bíblicos y eruditos de fama mundial que apoyan su “biblia”, y esos mismos expertos y eruditos reclaman a la secta por citar falsamente sus nombres?




He ahí los ¿por qué y por qué? De la falsa biblia de los testigos de Jehová...


PAX ET BONUM


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



La rebelión de Lucifer


LA REBELIÓN DE LUCIFER

SI DIOS ES BUENO, ¿POR QUÉ EXISTE EL MAL?

DIOS NO HIZO AL DIABLO, DIOS CREÓ UN ÁNGEL DE LUZ QUE LIBREMENTE ESCOGIÓ EL MAL
Por Jesús Mondragón

Si Dios es bueno y existe ¿Por qué permite el mal? ¿Por qué hay tanto sufrimiento en el mundo? Son las preguntas que muchas personas se hacen.

Comencemos diciendo que lo quieran o no, lo sepan o no, todo ser humano se encuentra envuelto en un conflicto, una guerra entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas, entre la salvación y la condenación. Tal conflicto nos envuelve a todos, como objeto y víctimas.

Ésta guerra tiene su origen antes del principio de los tiempos, antes de que el hombre y el universo fueran creados, cuando Dios creó a incontables espíritus puros, seres de luz e infinita belleza llamados Ángeles. Existe sin embargo un libro inspirado por Dios, un libro llamado Biblia, que nos permite reunir los cabos sueltos y conocer lo que pasó.

Pero antes de realizar su obra, Dios creó las leyes que regirían su creación, las leyes de la física que regirían el mundo material, gracias a las cuales, el universo es un cosmos y no un caos y las leyes naturales o morales que regirían el cosmos y a sus criaturas.

A éstos ángeles de luz se les dotó desde el principio de su creación de una ciencia infusa, es decir, los ángeles nacieron sabiendo todo lo que debían saber, todos los secretos del universo y las leyes que lo rigen. Tenían también conocimiento de su creador, conocían a Dios, pero no le podían ver, es decir, no gozaban de la visión beatífica de Dios. Antes, debían pasar una prueba, la prueba de la SANTA OBEDIENCIA.

Todo rey en la tierra debe recibir el juramento de lealtad y obediencia de todos y cada uno sus súbditos. Así también los ángeles debían manifestar a Dios, a su creador; lealtad, obediencia y adoración. Pero entre todos ellos, entre todos los ángeles, había uno, que era el más hermoso, el más poderoso, el más bello, el predilecto de Dios. Ese ángel era el depositario de todas las gracias angélicas y a su vez, era él, el encargado de transmitirlas a todos los demás ángeles. Su nombre era LUZBEL.

Sin embargo, ese ángel, al verse tan hermoso, tan poderoso, al ver su belleza, su potencia, se enamoró de sí mismo. En lugar de mirar a su Dios, a su creador. Es que en su interior, había surgido el germen de la maldad, de la envidia, del pecado. No era tan fuerte aún, no como para rebelarse. Así que, al mirar a todos los incontables ángeles postrarse ante Dios y jurarle lealtad, obediencia y adoración, él también se postró, pero no por amor, no por obediencia, sino ¡PORQUE NO TENÍA OPCIÓN!

Luzbel mientras tanto, en su interior concebía planes secretos contra la soberanía y majestad de Dios.

Isaías 29,15

Ay de los que se esconden de Yahveh para ocultar sus planes, y ejecutan sus obras en las tienieblas, y dicen: «¿Quién nos ve, quién nos conoce?»

Pero no pienses querido lector, que todo esto tomó a Dios por sorpresa, Él que conoce los pensamientos de todas sus criaturas, en un arranque de amor infinito advirtió al hermoso ángel del peligro de sus pensamientos. Jesucristo diría posteriormente que Satanás es homicida desde el principio. Así que la Biblia nos revela lo que Dios le dijo al primer homicida, en la advertencia que le hizo a Caín, el primer homicida humano, antes de matar a su hermano Abel.

«¿Por qué andas irritado, y por qué se ha abatido tu rostro? ¿No es cierto que si obras bien podrás alzarlo? Mas, si no obras bien, a la puerta está el pecado acechando como fiera que te codicia, y a quien tienes que dominar.» Génesis 4,6-7.

En un momento dado, Dios reveló a los ángeles la creación de nuevos seres, hombres, de naturaleza inferior a los ángeles, a los que Dios les daría el honor de ser “hijos de Dios”, pues los ángeles no tienen la gracia, el honor de ser hijos de Dios.

“En efecto, ¿a qué ángel dijo alguna vez: Hijo mío eres tú; yo te he engendrado hoy; y también: Yo seré para él Padre, y él será para mi Hijo? Hebreos 1,5.

También les reveló, que el hijo de Dios, la segunda persona de la Santísima Trinidad, se haría hombre, y aún como hombre los ángeles tendrían que adorarlo.

“Y nuevamente al introducir a su Primogénito en el mundo dice: Y adórenle todos los ángeles de Dios” Hebreos 1,6.

Adorar y postrarse ante una naturaleza inferior a la suya, era algo que Luzbel no pudo soportar. ¿Yo, adorar a Dios hecho hombre? ¡Jamás! Y gritó con voz luciferiana una exclamación que estremecería el cielo: ¡YO NO SERVIRÉ! Porque ¡¿QUIÉN ES COMO
YO?!

Al fin el pecado surgido en el interior de Luzbel había adquirido la fuerza para rebelarse, porque Dios lo había hecho tan bello, tan excelso, que la Sagrada Escritura nos lo cuenta así:

“...Así dice el Señor Yahveh: Eras el sello de una obra maestra, lleno de sabiduría, acabado en belleza. En Edén estabas, en el jardín de Dios. Toda suerte de piedras preciosas formaban tu manto: rubí, topacio, diamante, crisólito, piedra de ónice, jaspe, zafiro, malaquita, esmeralda; en oro estaban labrados los aretes y pinjantes que llevabas, aderezados desde el día de tu creación. Querubín protector de alas desplegadas te había hecho yo, estabas en el monte santo de Dios, caminabas entre piedras de fuego. Fuiste perfecto en tu conducta desde el día de tu creación, hasta el día en que se halló iniquidad en ti. Por la amplitud de tu comercio se ha llenado tu interior de violencia, y has pecado. Y yo te he degradado del monte de Dios, y te he eliminado, querubín protector, de en medio de las piedras de fuego. Tu corazón se ha pagado de tu belleza, has corrompido tu sabiduría por causa de tu esplendor. Yo te he precipitado en tierra, te he expuesto como espectáculo a los reyes. Por la multitud de tus culpas por la inmoralidad de tu comercio, has profanado tus santuarios. Y yo he sacado de ti mismo el fuego que te ha devorado; te he reducido a ceniza sobre la tierra, a los ojos de todos los que te miraban. Todos los pueblos que te conocían están pasmados por ti. Eres un objeto de espanto, y has desaparecido para siempre” Ezequiel 28,12-19.


Inmediatamente, Luzbel comenzó a sembrar la discordia entre los demás ángeles, pintando a Dios como un opresor. Recordemos cómo Satanás, sembró la discordia entre Dios y el hombre al decir a la mujer: “Dios no quiere que coman porque el día que lo hagan, seréis como dioses” ¿Qué fue lo que Luzbel prometió a los ángeles si se rebelaban contra Dios y lo seguían a él?

“¡Cómo has caído de los cielos, Lucero, hijo de la Aurora! ¡Has sido abatido a tierra, dominador de naciones! Tú que habías dicho en tu corazón: «Al cielo voy a subir, por encima de las estrellas de Dios alzaré mi trono, y me sentaré en el Monte de la Reunión, en el extremo norte. Subiré a las alturas del nublado, me asemejaré al Altísimo” Isaías 14,12-14.


Y una tercera parte de los ángeles de Dios lo escucharon y le creyeron. ¿Cómo fue posible, que seres de luz perfectos y tan inteligentes creyeran que Luzbel podía poner su trono por encima del trono de Dios y reinar sobre ellos (las estrellas de Dios)? ¿En qué momento se le ocurrió a Luzbel, que podría derrocar a Dios?

Ante todo debemos tomar en cuenta que Luzbel era muy querido, respetado y admirado por los demás ángeles, y que hasta ese momento los ángeles no tenían malicia y nunca habían escuchado una mentira. Con cuánta razón diría Jesucristo que, ¡Satanás es el padre de la mentira! Juan 8,44.

¿CÓMO REACCIONARÍA DIOS ANTE LA REBELIÓN DE SU ÁNGEL PREDILECTO?

Primero que nada, Dios experimentó un profundo dolor y decepción.

Él podía terminar la rebelión destruyendo a Lucifer, pero eso, lejos de solucionar las cosas, las empeoraría, y ante los ojos de los demás ángeles rebeldes, significaría que Luzbel tenía razón.

Obedecerían a Dios, no por amor, ni por propia voluntad, sino por miedo a las represalias. Y el amor, la lealtad, la obediencia, para que sean genuinos ¡tienen que ser libres! El libre albedrío es algo tan sagrado para Dios, que Él mismo, jamás violaría nuestra voluntad.

Si Dios quisiera exterminar la maldad, tendría que destruir a todos los seres humanos, pues en mayor o menor medida, tú querido lector, y yo, somos todos pecadores. La libertad es un don precioso que Dios nos dio, de lo contrario, sólo seríamos robots, siguiendo instrucciones programadas.

Pero la libertad también tiene sus desventajas. Como que alguien decida rebelarse contra el orden establecido por Dios. La libertad lleva implícito el riesgo de la rebeldía. ¿Qué decisión tomaría Dios? Sin duda la más sabia…

“Los siervos del amo se acercaron a decirle: "Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? ¿Cómo es que tiene cizaña?" El les contestó: "Algún enemigo ha hecho esto." Dícenle los siervos: "¿Quieres, pues, que vayamos a recogerla?" Díceles: "No, no sea que, al recoger la cizaña, arranquéis a la vez el trigo. Dejad que ambos crezcan juntos hasta la siega. Y al tiempo de la siega, diré a los segadores: Recoged primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo recogedlo en mi granero."» Mateo 13,27-30.




Lucifer y sus ángeles no podían permanecer en el cielo para seguir sembrando la discordia y atentando contra el gobierno de Dios. Pero una cosa era clara, ellos no se irían voluntariamente. No quedaba sino un sólo camino… ¡LA GUERRA!

Cuando estuvo en la tierra, Jesucristo declaró ante Pilatos: «Mi Reino no es de este mundo. Si mi Reino fuese de este mundo, mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los judíos: pero mi Reino no es de aquí.» Juan 18,36 Y EN EL CIELO, EN SU MUNDO, EN SU REINO, SUS SERVIDORES FUERON A LA GUERRA POR SU SEÑOR, POR SU REY, POR SU DIOS...

¿Cómo se peleó, qué armas se utilizaron y cuánto duró? Son cosas que la mente humana no puede comprender, sólo sabemos que a diferencia de Lucifer, que se miró a sí mismo y se enamoró de su belleza. Otro ángel se despreció a sí mismo, miró a su Dios, a su creador y se enamoró de Él. Y exclamó con un fuerte grito, el que vendría a ser su nombre: MIGUEL, ¡¿QUIÉN COMO DIOS?! Y éste ángel ocupó el lugar que perdió Lucifer. San Miguel Arcángel, Príncipe de los ejércitos celestiales, comandaría a los ejércitos de Dios ¡en la Madre de todas las batallas!

“Entonces se entabló una batalla en el cielo: Miguel y sus Ángeles combatieron con el Dragón. También el Dragón y sus Ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya en el cielo lugar para ellos. Y fue arrojado el gran Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus Ángeles fueron arrojados con él. Oí entonces una fuerte voz que decía en el cielo: «Ahora ya ha llegado la salvación, el poder y el reinado de nuestro Dios y la potestad de su Cristo, porque ha sido arrojado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios. Ellos lo vencieron gracias a la sangre del Cordero y a la palabra de testimonio que dieron, porque despreciaron su vida ante la muerte. Por eso, regocijaos, cielos y los que en ellos habitáis. ¡Ay de la tierra y del mar! porque el Diablo ha bajado donde vosotros con gran furor, sabiendo que le queda poco tiempo»” Apocalipsis 12,7-12.


Satanás fue expulsado para siempre, y ese hermoso ángel de luz, privado de la gloria del resplandor de Dios, fue perdiendo su brillo, su esplendor, su belleza, y se convirtió en un ser que hoy en día sólo causa espanto y horror.

Dios dejó crecer el mal junto con el bien. Los ángeles ya tomaron su decisión. La decisión de un ángel es irrevocable, un ángel no se arrepiente, no cambia de opinión, por eso Dios no podría perdonarlos, porque DIOS NO PUEDE PERDONAR A QUIEN NO QUIERE SER PERDONADO.

Ahora corresponde al hombre elegir el bando en el que quiera servir. En adelante, los hombres serán, o los hijos de la luz, o los hijos de las tinieblas. Al final del mundo serán separados los malos de los buenos y cada quien recibirá lo que merece. No olvides que Lucifer ignoró a Dios y se miró a sí mismo, y Miguel se despreció a sí mismo y levantó los ojos hacia Dios.

Siempre que te olvidas de Dios y te miras a ti mismo, tus logros, tu autosuficiencia, debes tener mucho cuidado ¡porque estás pisando terrenos luciferianos!

¡GLORIA A DIOS EN EL CIELO Y EN LA TIERRA PAZ A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD, ¡¿QUIÉN ES COMO DIOS?!


PAX ET BONUM


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!




Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES