lunes, 24 de junio de 2019

#Afteroffice: el especial "detrás de cámaras" (Parte 5)

Especial de recuento

Por Juan M. Rodea

El #Afteroffice (Parte 5): ¿cuáles son aquellos medios principales con los que podemos disponer de la Economía de la Salvación?


Una vez logramos fortalecernos a partir de aquello que se logra mediante la Fe y las demás virtudes, es preciso seguir nuestro Camino hacia Dios, tenemos muchos recursos para desarrollar esas virtudes desde nuestro interior, desde aquellos Dones que Dios nos da para transformarnos y transformar nuestro entorno.



En efecto, la Perla de Gran Precio (Mt. 13,44-46) es el mismo Reino de Dios, al mismo accedemos por medio de la Gracia, y esas píldoras de Gracia las tenemos a la mano gracias a la Iglesia que es depositaria de esa Economía de la Salvación (CIC Num. 1066), parte de ese Misterio cristiano que a su vez soporta la Economía Sacramental (CIC Num. 1076). Entiéndanse los Sacramentos como signos que demandan ser presentados al hombre para su entendimiento y que le ayudan a conseguir su Plenitud de vida:



La Economía Sacramental ya se puede comenzar a reflexionar desde el Milagro de la multiplicación de los panes, con cinco panes y dos peces, ¿y qué es eso para tanta gente? (Jn. 6,9), la señal es clara a medida que se profundiza en ella con las dimensiones de los panes y los peces hasta que nos lleva a preguntarnos qué nos falta para entender el significado de cada uno de los Sacramentos:



¿Qué tenemos qué hacer para salvarnos pues?, esa pregunta debería de llevarnos al inicio para conocer las condiciones en las que fuimos bautizados para valorar el significado de nuestro Bautismo en la historia personal de Salvación:



Igualmente es preciso discernir la forma en que recibimos la Fe por medio del Espíritu Santo para entender mejor la Gracia reavivada del Bautismo en la Confirmación, al punto de reconocer su Acción en cada una de las áreas de nuestra vida:



Y a todo esto, para vivir en Gracia se necesita el perdón de los pecados y quién para perdonarlos sino Dios (Mc. 2,7), sabemos que a través de la confesión, pero además de saberlo, ¿cómo preservar una vida de Gracia a través de la Confesión, qué hacer para procurar el acceso y frecuencia necesarios y cómo mantenernos fuera de pecado en la medida de lo posible en los periodos que transcurren entre una confesión y otra?:



¿Y a donde quién vamos a ir? (Jn. 6,68), Jesús nos dijo que es el Camino, la Verdad y la Vida (Jn. 14,6), y lo mejor de todo es que se quedó con nosotros en la Eucaristía, ¿y cómo va nuestra Comunión con Él en el Sacramento que decimos que es el principal de nuestra Fe?:



Así fue que concluí el ciclo de los Sacramentos que forman parte del crecimiento y curación junto con el año 2018 y comencé el 2019 con los que culminan en las vocaciones, la más elemental de todas por su orden cronológico desde la dimensión humana es el que da origen a la familia: el matrimonio:



Y en esta dimensión de la Economía Sacramental, es posible encontrar uno de los signos más básicos y da continuidad a la parte práctica de la eclesiología: el Sacerdocio que a través del Ministerio da origen al Sacramento del orden y nos lleva a plantearnos lo que necesitamos trabajar para desarrollar nuevas vocaciones:



Y aunque el ciclo de los Sacramentos de curación quedó cerrado, dejé al final uno que suele darse, o bien al final de nuestra vida, o simplemente cuando hay peligro de perderla: la Unción de los enfermos y una visión un tanto tanatológica de la vida desde la Doctrina católica:



Y de hecho la esencia más básica de los Sacramentos es la oración, misma que debemos preguntarnos cómo debe hacerse y cómo perfeccionarla:



Y así como la oración es el elemento más básico de comunicación, la guía más pura que se tiene por parte de la Iglesia es la Palabra, que nos ayuda a mantenernos puros y crecer, tenemos que saber por qué no la estamos leyendo como católicos y qué podríamos hacer para empezar a hacerlo y a entenderla correctamente:



Tenemos pues todo para enriquecer nuestra alma y crecer como cristianos, todo esto fue por Amor de Dios para nosotros, y así como Dios pensó en nosotros: ¿hemos de comenzar a pensar en los demás?

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está  en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES