martes, 10 de julio de 2018

¿Por qué la Iglesia es Una, Santa, Católica y Apostólica?


¿POR QUÉ LA IGLESIA ES UNA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA?

AL RECITAR EL CREDO, TODO CRISTIANO CATÓLICO MANIFIESTA SU CREENCIA EN LA IGLESIA

¿EN QUÉ PARTE DE LA BIBLIA DICE QUE LA IGLESIA ES UNA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA?
Por Saulo de Tarso

El Credo o profesión de fe, es el acto en el que todo cristiano católico reconoce a grandes rasgos su fe.

El Credo o símbolo Niceno-constantinopolitano, fue formulado como hoy lo conocemos, por la Iglesia de Jesucristo en los concilios de Nicea y Constantinopla en los años 325 y 381. Su origen data de los mismos apóstoles y sus formas más primitivas pueden encontrarse mencionados en la Biblia.

I Timoteo 6,12
Combate el buen combate de la fe, conquista la vida eterna a la que has sido llamado y de la que hiciste aquella solemne profesión delante de muchos testigos.

I Corintios 15,3-4
Porque os transmití, en primer lugar, lo que a mi vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras...


De ahí surge el famoso Credo de los Apóstoles, que constituye el símbolo de fe de la Iglesia de Roma, la más importante y antigua y que adquirió su forma definitiva para toda la Iglesia universal en los concilios antes mencionados. El Credo de los Apóstoles es más corto que el de Nicea-Constantinopla y al tratar sobre la Iglesia sólo dice: "Creo en la santa Iglesia Católica".

En cambio, el Credo de Nicea-Constantinopla, que es más largo y es el que actualmente profesamos, amplía éste artículo de fe de la siguiente forma "Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica". ¿Existe base bíblica para que los Apóstoles y la Iglesia hayan formulado así su fe en la Iglesia de Jesucristo? ¿En qué parte de la Biblia dice que la Iglesia es una, santa, católica y apostólica? Veamos.

LA IGLESIA ES UNA

JESUCRISTO FUNDA UNA SOLA IGLESIA, SU IGLESIA

Mateo 16,18
Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

Juan 17,21
Para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.

Efesios 4,5-6
Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, por todos y en todos.


LA IGLESIA ES SANTA

La Iglesia somos todos los cristianos católicos y hemos sido santificados por Cristo mediante el bautismo en su muerte por todos los pecados del mundo.

I Pedro 1,16
Como dice la Escritura: Seréis santos, porque santo soy yo.

I Corintios 6,11
Y tales fuisteis algunos de vosotros. Pero habéis sido lavados, habéis sido santificados, habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.

Efesios 5,25-27
Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, purificándola mediante el baño del agua, en virtud de la palabra, y presentársela resplandeciente a sí mismo; sin que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada.


LA IGLESIA ES CATÓLICA, ES DECIR, UNIVERSAL

En tiempos del Antiguo Testamento, antes de Jesucristo, la iglesia o Kahal en hebreo, era sólo una Iglesia nacional, la de el Dios de Israel y todo el que no fuera Israelita estaba excluido del pueblo de Dios. La palabra Católica significa universal y significa, todas las gentes, todas las naciones, lo que abarca todo y a todos.

Esdras 5,1
Los profetas Ageo y Zacarías, hijo de Iddó, empezaron a profetizar a los judíos de Judá y de Jerusalén, en nombre del Dios de Israel que velaba sobre ellos.

Salmos 147,19-20
Él revela a Jacob su palabra, sus preceptos y sus juicios a Israel: no hizo tal con ninguna nación, ni una sola sus juicios conoció.

Efesios 2,11-12
Así que, recordad cómo en otro tiempo vosotros, los gentiles según la carne, llamados incircuncisos por la que se llama circuncisión - por una operación practicada en la carne -, estabais a la sazón lejos de Cristo, excluidos de la ciudadanía de Israel y extraños a las alianzas de la Promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.


Pero el propósito de Dios desde el principio era que su Iglesia estuviera formada por todas las naciones, o sea, la Iglesia de Dios sería una Iglesia católica, universal. Así se lo anunció desde un principio a Abraham y así lo anunciaron los profetas.

Génesis 22,18
Por tu descendencia se bendecirán todas las naciones de la tierra, en pago de haber obedecido tú mi voz.

Isaías 2,2-3
Sucederá en días futuros que el monte de la Casa de Yahveh será asentado en la cima de los montes y se alzará por encima de las colinas. Confluirán a él todas las naciones, y acudirán pueblos numerosos. Dirán: «Venid, subamos al monte de Yahveh, a la Casa del Dios de Jacob, para que él nos enseñe sus caminos y nosotros sigamos sus senderos.» Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra de Yahveh.

Isaías 45:22-23
Volveos a mí y seréis salvados confines todos de la tierra, porque yo soy Dios, no existe ningún otro.
Yo juro por mi nombre; de mi boca sale palabra verdadera y no será vana: Que ante mí se doblará toda rodilla y toda lengua jurará.


ÉSTA PROFECÍA TUVO SU CUMPLIMIENTO CON JESUCRISTO, LA IGLESIA PASÓ A SER CATÓLICA, UNIVERSAL

Génesis 49,10
No se irá de Judá el báculo, el bastón de mando de entre tus piernas. hasta tanto que se le traiga el tributo y a quien rindan homenaje las naciones.

Mateo 28,19-20
Id, pues, y haced discípulos a todas las naciones bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.

Hechos 13,47
Pues así nos lo ordenó el Señor: Te he puesto como la luz de las naciones, para que lleves la salvación hasta los confines de la tierra.


LA IGLESIA ES APOSTÓLICA

Jesucristo no dejó ninguna Biblia para enseñar a las naciones, Él comisionó a sus Apóstoles y sucesores para eso. Los discípulos de Cristo serían enseñados por los Apóstoles y sus sucesores, Él rogará por sus Apóstoles y por los que creerán por medio de su palabra.

Juan 17,20-21
No ruego sólo por éstos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en mí, para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.

Hechos 1,2
hasta el día en que, después de haber dado instrucciones por medio del Espíritu Santo a los apóstoles que había elegido, fue llevado al cielo.

Hechos 2,42
Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones.

Apocalipsis 21,14
La muralla de la ciudad se asienta sobre doce piedras, que llevan los nombres de los doce Apóstoles del Cordero.


La única Iglesia en el mundo que puede ser rastreada a través de la historia por medio de infinidad de testimonios y documentos históricos hasta los Apóstoles y el mismo Jesucristo es la Iglesia Católica Apostólica Romana.

Por eso la Iglesia es UNA, SANTA, CATÓLICA Y APOSTÓLICA.


CREDO DE LOS APÓSTOLES

Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.

Amén.


CREDO DE NICEA - CONSTANTINOPLA
(Credo Largo)

Creo en un solo Dios,
Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros lo hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.

Amén.


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/



Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



1 comentario:

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES