Mostrando las entradas con la etiqueta falsos. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta falsos. Mostrar todas las entradas

7 Falsos devotos de María que debes conocer. Dicho por un Santo


7 FALSOS DEVOTOS DE MARÍA QUE DEBES CONOCER. DICHO POR UN SANTO

Hay siete clases de falsos devotos y falsas devociones a la Santísima Virgen María que es necesario saber

[...] Es preciso, ahora más que nunca, hacer una buena elección de la verdadera devoción a la Santísima Virgen. En efecto, hoy más que nunca, nos encontramos con falsas devociones que fácilmente podrían tomarse por verdaderas.

El demonio, como falso acuñador de moneda y ladrón astuto y experimentado, ha engañado y hecho caer ya a muchas almas por medio de falsas devociones a la Santísima Virgen y cada día utiliza su experiencia diabólica para engañar a muchas otras, entreteniéndolas y adormeciéndolas en el pecado, so pretexto de algunas oraciones mal recitadas y de algunas prácticas exteriores inspiradas por él.

Como un falsificador de moneda no falsifica ordinariamente sino el oro y la plata y muy rara vez los otros metales, porque no valen la pena, así el espíritu maligno no falsifica las otras devociones tanto como las de Jesús y María la devoción a la Sagrada Comunión y la devoción a la Virgen porque son entre las devociones, lo que el oro y la plata entre los metales.

Es, por ello, importantísimo:

Conocer las falsas devociones para evitarlas y las verdaderas para abrazarlas.

Conocer cuál es, entre las diferentes formas de devoción verdadera a la Santísima Virgen, la más perfecta, la más agradable María, la más gloriosa para el Señor y la más eficaz para nuestra santificación, a fin de optar por ella.

Hay, a mi parecer, siete clases de falsos devotos y falsas devociones a la Santísima Virgen, a saber:

1.- Los devotos críticos.
2.- Los devotos escrupulosos.
3.- Los devotos exteriores.
4.- Los devotos presuntuosos.
5.- Los devotos inconstantes.
6.- Los devotos hipócritas
7.- Los devotos interesados.

1.- Los devotos críticos.

Los devotos críticos son, por lo común, sabios orgullosos, engreídos y pagados de sí mismos, que en el fondo tienen alguna devoción a la Santísima Virgen, pero critican casi todas las formas de piedad con las que las gentes sencillas honran ingenua y santamente a esta buena Madre, sólo porque no se acomodan a sus fantasías.

Ponen en duda todos los milagros e historias referidas por autores fidedignos o extraídas de las crónicas de las Ordenes religiosas, que atestiguan la misericordia y poder de la Santísima Virgen.
Se irritan al ver a las gentes sencillas y humildes arrodilladas para rogar a Dios ante un altar o imagen de María o en la esquina de una calle... Llegan hasta a acusarlas de idolatría, como si adorarán la madera o la piedra.
En cuanto a ellos así dicen no gustan de tales devociones exteriores ni son tan cándidos para creer a tantos cuentos e historietas como corren acerca de la Santísima Virgen.

Si se les recuerdan las admirables alabanzas que los Santos Padrestributan a María, responden que hablaban como oradores, en forma hiperbólica, o dan una falsa explicación de sus palabras.

Esta clase de falsos devotos y gente orgullosa y mundana es mucho de temer: hace un daño incalculable a la devoción a la Santísima Virgen, alejado de Ella definitivamente a los pueblos so pretexto de desterrar abusos.

2.- Los devotos escrupulosos.

Los devotos escrupulosos son personas que temen deshonrar al Hijo al honrar a la Madre, rebajar al Uno al honrar a la Otra. No pueden tolerar que se tributen a la Santísima Virgen las justísimas alabanzas que le prodigaron los Santos Padres.

Toleran penosamente que haya más personas arrodilladas ante un altar de María que delante del Santísimo Sacramento, como si esto fuera contrario a aquello o si los que oran a la Santísima Virgen, no orasen a Jesucristo por medio de Ella.

No quieren que se hable con tanta frecuencia de la Madre de Dios ni que los fieles acudan a Ella tantas veces.

Oigamos algunas de sus expresiones más frecuentes:

"¿De qué sirven tantos Rosarios? ¿Tantas congregaciones y devociones exteriores a la Santísima Virgen? ¡Cuánta ignorancia hay en tales prácticas! ¡Esto es poner en ridículo nuestra religión! ¡Hábleme más bien de los devotos de Jesucristo!
Y, al pronunciar frecuentemente este nombre, lo digo entre paréntesis, no se descubren. Hay que recurrir solamente a Jesucristo. Él es nuestro único mediador. Hay que predicar a Jesucristo: ¡Esto es lo sólido!"
Y lo que dicen es verdad en cierto sentido. Pero, la aplicación que hacen de ello para combatir la devoción a la Santísima Virgen es muy peligrosa, es un lazo sutil del espíritu maligno, pretexto de un bien mayor.

Porque nunca se honra tanto a Jesucristo como cuando se honra a la Santísima Virgen.

Efectivamente, si se la honra, es para honrar más perfectamente a Jesucristo y si vamos a Ella, es para encontrar el camino que nos lleve a la meta, que es Jesucristo.
La iglesia, con el Espíritu Santo, bendice primero a la Santísima Virgen y después a Jesucristo:

"Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús". Y esto, no porque la Virgen María sea mayor que Jesucristo o igual a El lo cual sería intolerable herejía sino porque para bendecir más perfectamente a Jesucristo hay que bendecir primero a María. Digamos, pues, con todos los verdaderos devotos de la Santísima Virgen y contra sus falsos devotos escrupulosos. "María, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús".

3.- Los devotos exteriores.

Los devotos exteriores son personas que cifran toda su devoción a María en prácticas externas. Solo gustan de lo exterior de esta devoción, porque carecen de espíritu interior.

Rezan muchos Rosarios, pero atropelladamente. Participan en muchas Misas, pero sin atención.
Se inscriben en todas las cofradías marianas, pero sin enmendar su vida, sin vencer sus pasiones, ni imitar las virtudes de la Santísima Virgen.

Sólo gustan de lo sensible de la devoción, no buscan lo sólido. De suerte que si no experimentan algo sensible en sus prácticas piadosas, creen que no hacen nada, se desalientan y lo abandonan todo o lo hacen por rutina.

El mundo está lleno de esta clase de devotos exteriores. No hay gente que más critique a las personas de oración, que se empeñan en lo interior como lo esencial, aunque sin menospreciar la modestia exterior, que acompaña siempre a la devoción verdadera

4.- Los devotos presuntuosos.

Los devotos presuntuosos son pecadores aletargados en sus pasiones o amigos de lo mundano.
Bajo el hermoso nombre de cristianos y devotos de la Santísima Virgen, esconden el orgullo, la avaricia, la lujuria, la embriaguez, el perjurio, la maledicencia o la injusticia, etc.; duermen en sus costumbres perversas, sin hacerse mucha violencia para corregirse, confiados en que son devotos de la Santísima Virgen; se prometen a sí mismos que Dios les perdonará, que no morirán sin confesión ni se condenarán, porque rezan el Rosario, ayunan los sábados, pertenecen a la cofradía del Santo Rosario, a la del escapulario y otras congregaciones, llevan el hábito o la cadenilla de la Santísima Virgen, etc.

Cuando se les dice que su devoción no es sino ilusión diabólica y perniciosa presunción, capaz de llevarlos a la ruina, se resisten a creerlo.

Responden que dios es bondad y misericordia; que no nos ha creado para perdición; que no hay hombre que no peque, que basta un buen "¡Señor, pequé!" a la hora de la muerte.

Y añaden que son devotos de la Santísima Virgen; que llevan el escapulario, que todos los días rezan puntualmente siete Padrenuestros y Avemarías en su honor y, algunas veces, el Rosario o el Oficio de Nuestra Señora, que ayunan, etc.

Para confirmar sus palabras y cegarse aún más, alegan algunos hechos verdaderos o falsos poco importa que han oído o leído, en los que se asegura que personas muertas en pecado mortal y sin confesión, gracias a que durante su vida hablan rezado algunas oraciones o ejercitado algunas prácticas de devoción en honor de la Virgen resucitaron para confesarse o su alma permaneció milagrosamente en el cuerpo hasta que lograron confesarse o, a la hora de la muerte, obtuvieron del Señor, por la misericordia de María, el perdón y la salvación. Ellos esperan correr la misma suerte.

Nada, en el cristianismo, es tan perjudicial a las personas como esta presunción diabólica. Porque, ¿Cómo puede alguien decir con verdad que ama y honra a la Santísima Virgen, mientras con sus pecados hiere, traspasa, crucifica y ultraja despiadadamente a Jesucristo, su Hijo?

Si María se obligara a salvar por su misericordia a esta clase de personas, ¡Autorizaría el pecado y ayudaría a crucificar a su Hijo! Y esto, ¿Quién osaría siquiera pensarlo?

Protesto que abusar así de la devoción a la Santísima Virgen, devoción que después de la que se tiene al Señor en el Santísimo Sacramento es la más santa y sólida de todas constituye un horrible sacrilegio, el mayor y menos digno de perdón después de la comunión sacrílega.

Confieso que, para ser verdadero devoto de la Santísima Virgen, no es absolutamente necesario que seas tan santo, que llegues a evitar todo pecado aunque esto sería lo más deseable. Pero es preciso, al menos (¡nota bien lo que digo!):

Mantenerse sinceramente resuelto a evitar, por lo menos, todo pecado mortal, que ultraja tanto a la Madre como al Hijo.

Violentarse para evitar el pecado.

Inscribirse en las cofradías, rezar los cinco o quince misterios del Rosario u otras oraciones, ayunar los sábados, etc.

Todas estas buenas obras son maravillosamente útiles para lograr la conversión de los pecadores por endurecidos que estén.

Y si tú, lector, fueras uno de ellos, aunque ya tuvieras un pie en el abismo... te las aconsejo, a condición de que las realices con la única intención de alcanzar de Dios por intercesión de la Santísima Virgen la gracia de la contrición y perdón de tus pecados y vencer tus hábitos malos y no para permanecer tranquilamente en estado de pecado, no obstante los remordimientos de la conciencia, el ejemplo de Jesucristo y de los santos y las máximas del Santo Evangelio.

5.- Los devotos inconstantes.

Los devotos inconstantes son los que honran a la Santísima Virgen a intervalos y como a saltos. Ahora fervorosos, ahora tibios...

En un momento parecen dispuestos a emprenderlo todo por su servicio, poco después ya no son los mismos.

Abrazan de momento todas las devociones a la Santísima Virgen y se inscriben en todas sus cofradías, pero luego no cumplen sus normas con fidelidad. Cambian como la luna.

Y María los coloca debajo de sus pies junto a la medialuna, porque son volubles e indignos de ser contados entre los servidores de esta Virgen fiel, que se distinguen por la fidelidad y la constancia.
Mas vale no recargarse con tantas oraciones y prácticas devotas y hacer menos pero con amor y fidelidad a pesar del mundo, del demonio y de la carne.

6.- Los devotos hipócritas.

Hay todavía otros falsos devotos de la Santísima Virgen: los devotos hipócritas.

Encubren sus pecados y costumbres pecaminosas bajo el manto de esta Virgen fiel, a fin de pasar a los ojos de los demás por lo que no son.

7.- Los devotos interesados.

Existen, finalmente, los devotos interesados. Son aquellos que sólo acuden a María para ganar algún pleito, evitar un peligro, curar de una enfermedad o por necesidades semejantes... sin las cuales no se acordarían de Ella.

Unos y otros son falsos devotos, en nada aceptos a Dios ni a su Santísima Madre.

Pongamos, pues, suma atención a fin de no ser del número.

De los devotos críticos, que no creen en nada pero todo lo critican.

De los devotos escrupulosos, que temen ser demasiado devotos de la Santísima. Virgen por respeto a Jesucristo.

De los devotos exteriores, que hacen consistir toda su devoción en prácticas exteriores.

De los devotos presuntuosos, que bajo el oropel de una falsa devoción a la Santísima Virgen, viven encenagados en el pecado.

De los devotos inconstantes, que por ligereza cambian sus prácticas de devoción o las abandonan a la menor tentación.

De los devotos hipócritas, que entran en las cofradías y visten la librea de la Santisima Virgen para hacerse pasar por santos.

Y finalmente de los devotos interesados, que sólo recurren a la Virgen para librarse de males corporales o alcanzar bienes de este mundo.

Transcripción y adaptación por Qriswell Quero, del video Tratado de la Verdadera devoción a la Santísima Virgen María. Segunda Parte, Capitulo II, Deformaciones del Culto a María publicado en: Pildorasdefe.net, autor: San Luis María Grignión de Monfort

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATÓLICO DEFIENDE TU FE.


Falsos santos


FALSOS SANTOS
Por: Padre Jordi Rivero

No es suficiente sufrir para ser santo, hace falta vivirlo todo con heroico amor y fidelidad a Jesucristo

Recordemos que sólo la Iglesia, guiada por el Espíritu Santo, tiene la facultad de proclamar la santidad de una persona. Cuando popularmente se tiene a un difunto como santo que no ha sido reconocido por la Iglesia, puede ser que:

1. La devoción de la gente acierte y años más tarde el difunto sea oficialmente reconocido por la Iglesia como santo.

2. Puede que el difunto sea santo pero que nunca sea reconocido canónicamente.

3. Puede que la gente se equivoque. La gente se identifica con quien tuvo luchas, sufrimientos y tragedias. Pero no es suficiente sufrir para ser santo, hace falta vivirlo todo con heroico amor y fidelidad a Jesucristo. La devoción a los verdaderos santos está orientada a imitarlos en su total obediencia a Dios.

En algunas regiones se veneran "santos" falsos. Se trata de personas que simplemente no demostraron el grado de virtud necesario para ser ejemplos. Los santos falsos se deben distinguir de los verdaderos y los verdaderos no deben ser mezclados con supersticiones ya que ellos nada tiene que ver con esas cosas. Recuerda que si amamos a un santo es porque nos inspira a vivir el Evangelio de Jesucristo.

He aquí algunos "santos" NO RECONOCIDOS:

"La difunta Correa", mito sanjuanino. Argentina y Chile
En el transcurso del año 1835 un criollo de apellido Bustos fue reclutado en una leva para las montoneras de Facundo Quiroga y llevado por la fuerza a La Rioja. Su mujer, María Antonia Deolinda Correa, desesperada porque su esposo iba enfermo, tomó a su hijo y siguió las huellas de la montonera. Luego de mucho andar -cuenta la leyenda- y cuando estaba al borde de sus fuerzas, sedienta y agotada, se dejó caer en la cima de un pequeño cerro. Unos arrieros que pasaron luego por la zona, al ver animales de carroña que revoloteaban se acercaron al cerro y encontraron a la madre muerta y al niño aún con vida, amamantándose de sus pechos. Recogieron al niño, y dieron sepultura a la madre en las proximidades del Cementerio Vallecito, en la cuesta de la sierra Pie de Palo.

Al conocerse la historia, comenzó la peregrinación de lugareños hasta la tumba de la "difunta Correa". Con el tiempo se levantó un oratorio en el que la gente acercaba ofrendas. La difusión de sus milagros ya tradicionales se ha extendido por todo San Juan: los poetas y cantores populares le dedican sus coplas y canciones, los hombres de campo le piden protección para sus cosechas, los arrieros, con quienes tiene una deuda, la consideran su protectora, hacen sus peligrosos viajes a través de las serranías y quebradas bajo su amparo, las madres que por su debilidad carecen del necesario alimento para sus pequeñuelos, elevan sus oraciones fervientes a ella para que nutra sus pechos escuálidos

"El Gauchito Gil", de la Pcia. de Corrientes, Argentina

De su historia hay distintas versiones. Mientras unos lo tienen por un "Robin Hood" correntino, que robaba a los ricos para darle a los pobres. Unos dicen que lo mató la policía en una emboscada, otros que murió en un duelo entre gauchos, mientras aun otra versión alega que se negó a alistarse o desertó del ejercito durante las guerras internas de Argentina y entonces lo fusilaron (esto es lo que arrojaron las investigaciones mas recientes).

El hecho es que algunos lo tomaron por santo y, a pesar de que han pasado muchos años, hay gente que lleva una cinta roja, la cual es su símbolo, y ponen imágenes de él junto a las de María Santísima y los santos. La gente que frecuenta sus "santuarios" se considera católica y se creen que es un santo más de nuestra Iglesia.

La razón de su popularidad no se origina en la santidad sino, quizás, en que la gente, inconscientemente, ve en él una víctima de la injusticia y de los conflictos humanos que ellos también sufren. El Padre Julián Zini, ha hecho un estudio antropológico e histórico respecto a esto.

María Lionza

En Venezuela se encuentran muy extendidas las creencias animistas; especialmente en el estado Yaracuy, en la montaña de Sorte, se le rinde culto a MARIA LIONZA. Una leyenda sobre una indígena que huyendo de los conquistadores españoles se interna en la selva y se convierte en una especie de Diana cazadora dominando a la naturaleza como una diosa, en sus orígenes sería un culto a las fuerzas de la naturaleza y la fertilidad que se ha convertido en todo un culto satánico, con sacerdotisas que se dirigen a las llamadas "cortes" y efectúan todo tipo de brujerías y encantamiento, incluso realizan una especie de festival anual todos los once de octubre en el que invocan a los espíritus ,y hacen toda clase de ritos ocultistas es muy conocido y recibe visitantes extranjeros especialmente de las Antillas que están muy próximas, lo que es mas escandaloso es que todo esto recibe apoyo gubernamental y se promueve como expresión de cultura popular. (Contribución de Glorimar Gallo)

"Santa Buena Muerte", "San La Muerte":

El culto surge posteriori de la expulsión de los jesuitas de sus misiones en el noreste de la Argentina y Paraguay en 1767. Cuando la Iglesia habla de prepararse para la "buena muerte", algunos, por error, han pensado que se trata del nombre de un santo llamado "San La Muerte" o "San Buena Muerte" a quién veneran, por sincretismo, el Viernes Santo y el Día de todos los Muertos. Se trata entonces de un santo que no existe pero que se venera predominantemente en las provincias argentinas de Corrientes, El Chaco, Misiones y Formosa.

Otra manifestación de sincretismo es el buscar la bendición de un sacerdote para el amuleto de "San la Muerte". Se dice que, para lograr la bendición, lo llevan escondido en la mano mientras le piden al sacerdote que bendiga una estampita. Piensan que, logran así, por engaño, la bendición del amuleto escondido. No comprenden que lo que el sacerdote no tuvo la intención de bendecir no queda bendecido. (Contribución de Ricky Fernández)

A quién sí debemos conocer es a Jesucristo, a quien se le da el título de "Señor de la Buena Muerte", porque quien muere en El tendrá vida eterna.

La Niña Blanca

En México se ha extendido mucho el culto, de origen incierto, a una imagen de la muerte denominada "Santa Niña Blanca", "La Flaquita" o "Martita".

Esta falsa devoción la permite, favorece y promueve una agrupación no-católica que se autonombra "Iglesia Católica Tradicional MÉX-USA, Misioneros del Sagrado Corazón y San Felipe de Jesús". Es un grupo tradicionalista, que se opone a las reformas del Concilio Vaticano II y a la autoridad del Papa. Este grupo religioso no está en comunión con la Iglesia Católica ni con la Santa Sede, como podría desprenderse del nombre que ostenta. Ni tampoco son una congregación religiosa católica, como parece sugerir el nombre “Misioneros del Sagrado Corazón y San Felipe de Jesús”. Sus ministros de culto no son sacerdotes católicos, y el arzobispo David Romo Guillén -lider del grupo- no es reconocido por el Papa Juan Pablo II. Hasta este momento ignoramos si son válidas sus ordenaciones sacerdotal y episcopal y quién las realizó.

Los fieles católicos no deben dejarse sorprender por templos o ministros de culto, que tienen la apariencia de ser católicos.

Muchos de estos templos tienen éxito porque no exigen la preparación catequética, que se solicita en parroquias católicas, y por tolerar prácticas claramente supersticiosas (devoción a la Santa Muerte). (Extracto del artículo de Jorge Luis Zarazúa Campa, publicado en periodismocatolico.com)

El cantante Rodrigo, Argentina y Uruguay

Tras su muerte, se empezaron a construir santuarios dedicados a su persona y estampitas con su imagen y "Oraciones místicas". En Uruguay se difundió una aparente imagen de ese mismo cantante que decían que lloraba.
NOTA: Aunque el demonio no puede hacer milagros, no es de extrañar quiera imitarlos con el fin de confundir. Es una manera de desacreditar a lo que es auténtico.

La Santería, Cuba

Es un sincretismo de las religiones africanas y la fe católica. Los santos auténticos son transformados en dioses que recuerdan la religión africana.

"Santo" Jesús Malverde. Estado de Sinaloa, México

Solo se le conoce por tradición oral y no hay seguridad de que existiera. Se dice que fue un ladrón o un narcotraficante que se hizo famoso por repartir parte de su botín con los pobres, que murió asesinado el 3 de Mayo de 1909. Cada día 3 de mayo su capilla en Culiacán se cubre de flores y de una multitud de devotos. También hay devoción en Colombia, especialmente en Cali.

Los devotos de Jesús Malverde suelen considerarse católicos ya que hacen un sincretismo de su devoción con la fe en Jesucristo y la Virgen María. Su capilla es notoria por contener agradecimientos de narcotraficantes y personas al margen de la ley, incluso de quienes se proponen recurrir a la violencia. Esto demuestra una inmensa ignorancia y la gran necesidad que hay de evangelizar. Los verdaderos santos solo interceden ante Dios por lo que es justo y bueno. Debe quedar claro que la Iglesia católica no reconoce a Jesús Malverde como santo.

Hay muchos más...

¿Qué podemos aprender de la confusión en la que vive nuestro pueblo?

La imperativa de la nueva evangelización. Nuestro pueblo sufre en la ignorancia porque pocos enseñan la verdad. No debemos despreciar a quienes están confundidos pues son nuestros hermanos. Debemos recordar que una de las obras de misericordia es instruir al ignorante.

La importancia de conocer a los verdadero Santos, haga click 
aquí

Este artículo fue publicado originalmente por nuestros aliados y amigos:


http://es.catholic.net/op/articulos/21825/falsos-santos.html


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



Desenmascarando a los líderes testigos de Jehová como falsos profetas


DESENMASCARANDO A LOS LÍDERES TESTIGOS DE JEHOVÁ COMO FALSOS PROFETAS
Por Antonio Carrera

Jesús, nuestro Señor y Salvador ya nos advirtió con estas palabras:
“Cuídense de los falsos profetas, que vienen a ustedes con piel de oveja, pero por dentro son lobos voraces.” Y “muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos” (Mt. 7, 15 y 24). ¿Quiénes pueden ser estos profetas falsos y engañadores? Yo probaré que son los líderes de los llamados “testigos de Jehová”.

Ellos alardean de ser eso, profetas (ver “La Atalaya”, 1962/212/15). Y que son falsos, lo podemos comprobar leyendo, en sus mismos libros de años atrás, en los que anunciaron, en el nombre de Dios, acontecimientos que no se cumplieron. Pero llegan al colmo de la presunción al asegurar que ellos, los dirigentes de la secta, “son iluminados por Dios, y ven la verdad con exacta armonía”, que “Dios les permite entender la verdad” (Profecía, pp. 199-225) y que las páginas de su revista “Atalaya” están reveladas por Dios. (Los Testigos de Jehová en el propósito de Dios, p. 22).

Y la barbaridad más grande dicha por los jefes testigos, es que no se puede entender la Biblia si antes no leemos los libros de la “Torre” (Ver La Atalaya, Sep. 15 de 1910).

Antes de pasar a analizar sus muchos cambios, errores e incumplimientos de sus “profecías”, hay que advertir que los testigos sí intentan justificarse. Por supuesto, nunca dicen: “nos hemos equivocado”, o “lo que anunciamos es falso porque no se cumplió”. No, porque al haber afirmado que fue Dios quien se lo reveló, tendría que admitir que es Dios el equivocado. Por eso suelen decir que Dios les está dando cada día luz y entendimiento, y que la revelación les viene progresivamente. Pero si razonamos, comprenderemos que una cosa es revelación progresiva y otra muy distinta revelación contradictoria. Una cosa es aumento de luz, y otra que nos cambien el foco. Además, ningún profeta usado por Dios tuvo que rectificar por haberse equivocado, ni recibió la “luz” a plazos.

Y ahora pasemos a detallar, solamente algunos de los muchos cambios, o errores y probar que son eso: falsos profetas.

LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

Primero creyeron que Cristo volvió en 1874, pero de forma invisible. Después anunciaron que para 1914 vendría en persona, Corporalmente. Observen como lo dijeron en 1899: El Plan Divino de las Edades, p. 88, Estudio VI, bajo el título: “La Vuelta de Nuestro Señor, su objeto, la Restauración de Todas las Cosas” El primer subtítulo del capítulo dice así: “El Segundo Advenimiento
Personal y Premilenario de Nuestro Señor”.
La palabra Personal en el original aparece con mayúsculas. Como sabemos, Cristo no llegó en 1914. Pero hoy, en su literatura, enseñan que sí volvió, pero espiritualmente, de forma invisible. ¿Qué les parece? Ustedes están en el aeropuerto esperando un familiar y, tras comprobar que no llegó, alguien pretende hacerles creer que sí, que ha llegado, pero espiritualmente, y que ya no lo pueden ver. La mentira siempre se pretende tapar con otra mentira.

EL FIN DEL MUNDO, ¿CUÁNDO?

Cuando Cristo estuvo en la tierra dijo que permaneciéramos vigilantes, precisamente porque nadie podrá saber cuándo llegará Él, y cuándo será el fin del mundo. Este acontecimiento, sólo conocido por Dios, los testigos lo han profetizado para varias fechas y, naturalmente, en todas han fallado. Han dado 1799, 1874, 1914, 1915, 1918, 1925, 1975, etc.

LA CAÍDA DEL PAPADO OCURRIRÍA EN 1914

En “Estudios de las Escrituras”, de 1889, segunda serie, página 356, profetizaron: “la extinción total de esta Jerarquía falsa -el Papado- próxima a la terminación del Día de la Ira.., que terminará... con el año 1914.” Como vemos, el Papado sigue en pie, y los profetas de “La Atalaya” han fallado.

RESUCITARÍAN LOS PATRIARCAS EN 1925

Este es uno más de los errores mayúsculos de estos falsos profetas. En la Atalaya de 1954, pág. 251/33 dice así: “Nosotros, los del resto, solíamos pensar que antes, o en el Harmagedón, sería necesario que Jehová-Dios levantara de entre los muertos la nube grande de testigos de tiempos antiguos, los príncipes (calculando que serían sólo 70 en total) para fortalecer a los del resto.” También en el libro “Millones que ahora viven nunca morirán”, pp. 88- 89 y 90-97, dijeron: “Abraham, Isaac y Jacob y los fieles resucitarán... podemos suponer confiadamente que 1925 marcará el regreso de Abraham, Isaac y Jacob, y de los fieles profetas de antaño.” A tal grado creyeron esto, que construyeron una hermosa mansión para alojar a los patriarcas resucitados, no en Palestina, donde murieron, sino en California (EUA). [Tema tratado en el libro: El fraude del fin del mundo].

LOS JUDÍOS NO VOLVERÍAN A SER NACIÓN EN PALESTINA

Desde 1879 hasta 1912, enseñaron como verdad de Dios que los judíos sí regresarían a Palestina, y que esto sería una más de las pruebas del fin del mundo. Desde 1932, y usando siempre a Dios como el revelador de estas “verdades” o “profecías”, enseñan que no, que los judíos no serían nación en Palestina. La profecía ha resultado falsa, ya que los judíos sí están en Palestina, y sí son nación, y muy poderosa.

FIN DEL MUNDO PARA 1975

El dar fechas parece constituir en los Testigos una enfermedad. Por eso, desde 1967, comenzaron a lanzar otra nueva fecha para el fin del mundo o, como dicen ahora, “fin del sistema de cosas”.

Aseguraron que en la década de 1970, sin falta, vendría el nuevo mundo, y Dios destruiría a todos los inicuos de esta tierra. Más aun, esperaban este acontecimiento para mediados de la década de los setenta, precisamente en 1975.

Veamos cómo lo dicen en su libro “Vida eterna en libertad de los hijos de Dios”, página 29: “Según esta cronología bíblica fidedigna (la de los testigos), 6.000 años desde la creación del hombre terminarán en 1975, y el séptimo período de mil años de la historia humana comenzará en el otoño de 1975. E.C.”

Aquí tenemos que, si el milenio tenía que comenzar en 1975, antes tenía que haber llegado el fin. Así se lee en su libro: “Asegúrese”..., p. 443: “Reinado de mil años de Cristo, precedido por destrucción de todos los inicuos de la tierra”. Y en la revista “¡Despertad!”, del 22 de abril de 1972, pág. 26. dicen: “...a mediados de los años setenta hay una conmovedora esperanza de un magnífico alivio”. Justamente 1975.

Lo dicho y más, califica a los líderes Testigos como falsos profetas.


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/



Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

Falsos milagros y falsos profetas, los carismas no salvan


LA GENTE GLORIFICÓ A DIOS, QUE HABÍA DADO TAL PODER A LOS HOMBRES. MATEO 9,2-8

¿CUÁL FUE EL PODER QUE DIO DIOS A LOS HOMBRES?¿EL PODER PARA PERDONAR PECADOS O EL PODER DE SANACIÓN?
Por Jesús Mondragón (Saulo de Tarso)

En el Evangelio Según San Mateo se nos narra el caso de un paralítico que es llevado a Nuestro Señor Jesucristo EN BUSCA DE LA SANACIÓN DE SU CUERPO, sin embargo, el Señor no le da la sanación esperada, sino una sanación que el paralítico no buscaba. ¿Puede haber algo más importante que la sanación corporal? Veamos:

“En esto le trajeron un paralítico postrado en una camilla. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: «¡ Ánimo!, hijo, tus pecados te son perdonados.» Pero he aquí que algunos escribas dijeron para sí: «Este está blasfemando.» Jesús, conociendo sus pensamientos, dijo: «¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: "Tus pecados te son perdonados", o decir: "Levántate y anda"? Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados - dice entonces al paralítico -: "Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa".» El se levantó y se fue a su casa. Y al ver esto, la gente temió y glorificó a Dios, que había dado tal poder a los hombres”. Mateo 9,2-8.

Es de notar que éste texto de la Biblia, sólo habla de un poder que es superior y más importante que la sanación corporal, EL PODER PARA PERDONAR PECADOS.

Y la gente temió y glorificó a Dios, QUE HABÍA DADO TAL PODER A LOS HOMBRES.

Los “cristianos” evangélicos afirman que se trata del poder de sanación, el cual no negamos que existe pero ni siquiera es mencionado en el texto antes visto. Ellos por tanto, reclaman tener ese poder de sanación y los vemos en sus cultos sanando a diestra y siniestra el cáncer, tumores, paralíticos etc. Milagros que nadie puede comprobar. Se trata pues de fraudes, engaños, mentiras, lanzadas a un pueblo hambriento de ver prodigios y espectáculos.

“Porque surgirán falsos cristos y falsos profetas, que harán grandes señales y prodigios, capaces de engañar, si fuera posible, a los mismos elegidos”. Mateo 24,24.

“Cuando se enteró de que Jesús había venido de Judea a Galilea, fue donde él y le rogaba que bajase a curar a su hijo, porque se iba a morir. Entonces Jesús le dijo: «Si no veis señales y prodigios, no creéis.» Le dice el funcionario: «Señor, baja antes que se muera mi hijo.»”. Juan 4,47-49.


Siempre hay personas a las que sólo les interesa ver prodigios y nada más. Pero los Apóstoles y discípulos del Señor cuando sanaban lo hacían no nada más en el templo o las sinagogas, sino en las calles, en las plazas. Muy al contrario de ciertos "cristianos" que sólo “sanan” en sus cultos y nada más, allá para ellos y nunca en las calles, hospitales u otros lugares.

Nuestros sacerdotes que sí tienen en verdad el poder de perdonar pecados, andan en las calles, en las casas, en las guerras, hospitales, en todo lugar donde se les necesite confesando a sanos y moribundos, aunque no sean Católicos, en accidentes cuando les toca presenciarlos, a fin de que puedan ser todos perdonados por Dios a través de ellos, A TODO EL MUNDO Y A TODOS.

Los falsos milagros y sanaciones abundan a raudales sobre todo en los cultos evangélicos y en algunos círculos católicos. Sin embargo, en la Iglesia Católica un milagro sólo es aprobado después de años de investigaciones científicas y de la propia Iglesia. Y muchas veces ha sucedido, que cuando a algunas comunidades no se les aprueba el supuesto milagro, han abandonado la Iglesia Católica, porque a la Iglesia le interesa la verdad y no complacer a gente que solo quiere ver prodigios y si no, no creen.

Para otros basta con aceptar a Cristo como SEÑOR y ver o realizar milagros, sanaciones, profecías, para decir que YA SON SALVOS. Sin embargo, la Biblia muestra que no basta con aceptar a Jesús como tú Señor y salvador; y que los carismas, las profecías, los milagros, NO SALVAN.

“«No todo el que me diga: "Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial. Muchos me dirán aquel Día: "Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?" Y entonces les declararé: "¡Jamás os conocí; apartaos de mí, agentes de iniquidad!". Mateo 7,21-23.

Jesucristo no menciona que las profecías, exorcismos y milagros fueron falsos o no. Él los condena por no cumplir su voluntad.

Lucas 6:46
«¿Por qué me llamáis: "Señor, Señor", y no hacéis lo que digo?

A lo largo de la historia han habido y seguirán habiendo falsos milagros y falsos profetas:

Mateo 7:15
Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

Mateo 24:24
Porque surgirán falsos cristos y falsos profetas, que harán grandes señales y prodigios, capaces de engañar, si fuera posible, a los mismos elegidos.

Las profecías de Jesucristo y sus Apóstoles pueden constatarse hoy en día por la aparición de miles y miles de sectas pseudocristianas, que siembran herejías, difaman a la Iglesia Católica y trafican con las personas mediante diezmos, ofrendas, pactos y un sin fin.

II Pedro 2:1-3
Hubo también en el pueblo falsos profetas, como habrá entre vosotros falsos maestros que introducirán herejías perniciosas y que, negando al Dueño que los adquirió, atraerán sobre sí una rápida destrucción. Muchos seguirán su libertinaje y, por causa de ellos, el Camino de la verdad será difamado. Traficarán con vosotros por codicia, con palabras artificiosas; desde hace tiempo su condenación no está ociosa, ni su perdición dormida.

La gran mayoría de ellos salieron de la Iglesia Católica, salieron de entre nosotros mismos, y hoy combaten contra la única y verdadera Iglesia fundada por Cristo.

I Juan 2:18-19
Hijos míos, es la última hora. Habéis oído que iba a venir un Anticristo; pues bien, muchos anticristos han aparecido, por lo cual nos damos cuenta que es ya la última hora. Salieron de entre nosotros; pero no eran de los nuestros. Si hubiesen sido de los nuestros, habrían permanecido con nosotros. Pero sucedió así para poner de manifiesto que no todos son de los nuestros.

Pero no olvidemos que muchos nos odiarán, dirán que nuestra Iglesia es la gran ramera, nuestro Papa el anticristo y nosotros idólatras. Nuestro mandato es perseverar hasta el fin.

Mateo 10:22
Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará...


PAX ET BONUM


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES