Mostrando las entradas con la etiqueta superstición. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta superstición. Mostrar todas las entradas

miércoles, 27 de marzo de 2019

La magia blanca, ¿Es buena o mala?


LA MAGIA BLANCA, ¿ES BUENA O MALA?
Por Pbro. Sergio G. Román

Algunos dicen que se puede influir para hacer el bien. ¿Qué opina la Iglesia?

El estadounidense David Copperfield fue capaz de “desaparecer” la Estatua de la Libertad ante los ojos atónitos de los espectadores y de las cámaras de televisión. ¿Mago?, no, tan sólo un prestidigitador; quizás el más famoso del mundo y el mejor pagado.

Prestidigitación significa rapidez de los dedos. Es un arte –de la ilusión y del engaño- tan deseado, que hasta pagamos por verlo. Allí no hay magia, hay habilidad, y si a la prestidigitación la llamamos “magia blanca”, entonces no tiene nada de malo, y es perfectamente lícita. Pero la magia blanca es otra cosa.

¿Qué es la magia?

Los diccionarios definen la palabra “magia” como el arte de influir en el curso de los acontecimientos o adquirir conocimientos por medios sobrenaturales, o como el arte o ciencia oculta con que se pretende producir -valiéndose de ciertos actos o palabras o con la intervención de seres imaginables- resultados contrarios a las leyes naturales.

Sobre esto, el Catecismo de la Iglesia Católica es muy claro: “todas las prácticas de magia o de hechicería mediante las que se pretende domesticar potencias ocultas para ponerlas a su servicio y obtener un poder sobrenatural sobre el prójimo -aunque sea para procurar la salud-, son gravemente contrarias a la virtud de la religión. Estas prácticas son más condenables aún cuando van acompañadas de una intención de dañar a otro, recurran o no a la intervención de los demonios”.

Para el común de las personas, la magia blanca es aquella que se usa para obtener algo bueno o para defenderse de la magia negra, que es cuando se busca el mal de otro. Las personas creen que por tener el calificativo de “blanca” es buena y pagan por ella.

¿Se vale la magia blanca?

Podríamos pensar que el hecho de buscar el bien de los demás o la defensa del mal podrían ser motivo de que fuera lícito el uso de la magia blanca. Ésta es la creencia general e incluso algunas brujas que practican este tipo de magia hacen gala de que son muy católicas y de que aman a la Virgencita de Guadalupe.

Pero la magia blanca es mala, no porque busque el bien de los demás, sino porque en sí misma es una superstición y atenta contra el culto debido a Dios; en concreto, contra el primer mandamiento.

Y es que la magia consiste en atribuirle a las criaturas el poder que solamente Dios tiene. La magia implica una ofensa a Dios cuando tratamos de obligarlo a hacer nuestra voluntad con recursos que consideramos infalibles porque guardan en sí mismos un poder sobre Dios al que Él no puede resistirse.

Y si hablamos de la magia negra, que se caracteriza por la invocación de las potencias malignas para hacer el mal, ¡por supuesto que es mala!

¿Existe realmente la magia?

En esto hay que ser muy prudentes para no pecar de ingenuidad ni de incredulidad. Puede ser que algún brujo tenga un pacto con Satanás y pueda hacer uso de la magia negra para causar el mal. Puede ser, pero la mayor parte de las veces, los brujos, adivinadores y demás son charlatanes que lucran con la ignorancia humana. También puede suceder que haya brujos convencidos de que lo son y, entonces, ellos son los primeros engañados.

Es muy cierto que la magia forma parte de nuestra cultura ancestral, pero los que buscamos ser discípulos de Jesús debemos hacer un esfuerzo para liberarnos de esas prácticas que ofenden a Dios, porque sustituyen la fe, es decir, la confianza que deberíamos tener en Dios y sólo en Él.

Para un buen cristiano los consejos de magia que escuchamos continuamente por la radio y la televisión deberían de ser motivo de preocupación porque denotan la ausencia del Evangelio en nuestro mundo. “El que no conoce a Dios, ante cualquier palo se hinca”.

¡Librémonos de la magia!

Magia son:

• Las famosas cadenas de cartas, las novenas infalibles para obligar a Dios a conceder un favor.

•El sobar una imagen para después sobarnos a nosotros.

•El bañarnos con agua bendita.

•El usar calzones rojos o amarillos y sacar a pasear las maletas en año nuevo.

•Magia es llevar a bendecir semillas que no vamos a sembrar y preciosos borreguitos lanudos para obtener “lana”.

•Magia son esas herraduras, ajos, piedras, imanes, cruces hechas de ocote adornadas de color rojo y con múltiples estampas de la Virgen y de los santos que se utilizan como amuletos.

•Magia es la palma bendita puesta detrás de la puerta para que se vayan los malos vecinos.

•Magia es prender velas de diferentes colores para conseguir dinero, amor, salud, venganza.

•Magia son las limpias que se acostumbran en nuestras familias desde hace muchas generaciones.

Fuente, desdelafe.mx

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.


jueves, 21 de febrero de 2019

¿Qué hay sobre la Acupuntura?



¿QUÉ HAY SOBRE LA ACUPUNTURA?
Por Padre Jordi Rivero

Etim: Del latín "acus", aguja, y "punctura", punzada.

Acupuntura: Operación con fines curativos en la que se clavan una o más agujas en el cuerpo humano. Utilizada por los chinos y japoneses desde la antigüedad.

Nuestro interés no es comentar sobre la eficacia médica de la acupuntura. Eso le corresponde a la medicina. Pero quiero advertir sobre la "acupuntura" que se vende como parte de las prácticas de Nueva Era. Y no se trata de ciencia o medicina. Cuando un centro de "acupuntura" se anuncia de la siguiente manera, entonces se trata de adivinación:

¿Le gustaría Experimentar plenamente la vida
Mejorar su salud
Vivir muchos años
Conocer su futuro
Saber qué fechas son buenas para usted y cuáles adversas?
LA ACUPUNTURA LE AYUDARÁ

Con frecuencia los centros de acupuntura mezclan una multitud de prácticas de la Nueva Era.

Otro anuncio:
¿Amor?, ¿Vida?, ¿Finanzas?, ¿Carrera?, ¿Qué tienes en la mente?.
El Tarot Mágico te permitirá...

Las promesas no tienen límites: La acupuntura quita todos los dolores y tensiones, hace bajar de peso, quita el vicio de fumar... A estas promesas sigue una jerga típica de la Nueva Era para hacer creer a los ingenuos que se trata de algo científico o misterioso... ¡armonize con el "gi" del día!

Una visita en la red produce innumerables sitios de acupuntura donde venden todo lo que usted necesita para ser un campeón: desde "brazaletes ionizados de rayos Q" hasta hierbas medicinales. ¡Y la gente lo compra! También hay regalos, como una página de acupuntura que ofrece un protector de pantallas chino para la buena suerte, capaz de llenar tu espacio de "Feng Shui positivo".

Los centros de acupuntura suelen utilizar abundantemente nombres de origen chino o japonés para identificarse con la antigua práctica de acupuntura que se remonta a esos países. Pero también promueven superstición y ocultismo: horóscopo chino, Tarot, el "mundo de I-ching" (un oráculo) y mucho más. Con frecuencia reclaman que sus productos tienen poderes sobrenaturales.

Recordamos al lector la admonición de San Pablo:

"En cambio los malos y embaucadores irán de mal en peor, serán seductores y a la vez seducidos. Tú, en cambio, persevera en lo que aprendiste y en lo que creíste, teniendo presente de quiénes lo aprendiste, y que desde niño conoces las Sagradas Letras, que pueden darte la sabiduría que lleva a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús" - II Timoteo 3,13-15

Conclusión: No nos compete evaluar los posibles méritos de la acupuntura terapéutica. Ese es el campo de la medicina. Pero sí debemos alertar sobre la "acupuntura" que se vende popularmente hoy día por todas partes pretendiendo satisfacer las necesidades humanas a base de técnicas y poderes misteriosos .... Señores, esto nada tiene que ver ni con ciencia ni con religión. Es una crasa impostura religiosa.

Fuente, corazones.org

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



sábado, 16 de febrero de 2019

Fueron a curanderos y necesitaron cuatro años de exorcismos para liberarse del demonio



FUERON A CURANDEROS Y NECESITARON CUATRO AÑOS DE EXORCISMOS PARA LIBERARSE DEL DEMONIO

El curandero los convenció de estar siendo dañados por envidias, que además había males en su casa, atemorizándolos con un sinfín de embustes, mostrándose él como la única solución a sus males.

El auge de las sectas, el sincretismo religioso y prácticas ocultistas, es una realidad que involucra a miles de personas en el mundo, quienes engañados por las promesas de gurúes, chamanes o curanderos arriesgan su integridad física, psíquica, moral y espiritual.

Es lo que vivió Eduardo Omar Suárez -un hombre sencillo, hoy de 39 años, dedicado a labores del campo cerca de Lobos, ciudad argentina en la provincia de Buenos Aires- y también su familia.

Como muchos chicos de su entorno creció sin mayor educación religiosa y desde pequeño comenzó a relacionarse -sin ser consciente de ello- con el ocultismo… Cuenta a Portaluz que en la región donde vivían era muy normal ir a los curanderos para “sanar” de alguna dolencia: “Yo lo veía de chico en mi familia, al no ser gente de misa, creyente, por cualquier cosita yo iba a un curandero, ya de chico lo sabía. Acá se conoce llevar a los chicos a curar ojeadura, empacho, mal de ojo, esas cosas que existen, esas creencias que andan por todos lados”.

EL ENGAÑO

De mayor y luego de algunos años casado, la esposa de Eduardo -Ludmila- presentó síntomas como los que provoca un ACV (accidente cerebro vascular), aunque los estudios clínicos lo descartaron. “Mi esposa tenía medio cuerpo paralizado, estaba en una cama postrada, como si fuese un ACV”, describe Eduardo.

Mientras estaba internada en el hospital apareció cierto día una señora en la sala, de visita para otra paciente. Viendo el estado de la esposa de Eduardo, la congoja que este mostraba, lo llamó a un costado de la sala hablándole en voz baja… “Me pregunta si creía en los curanderos. Obvio que en ese momento le dije que sí, que creía en la gente que curaba y que, si podrían ver a mi esposa”, relata.

Un par de días después el mentado curandero estaba ante su esposa. Aquel hombre inició de inmediato su intervención. Eduardo así relata y comenta lo sucedido: “Le pasa las manos en los lugares, le hace una oración, en silencio, mi esposa se levanta y camina, ¡adelante mío! Ahí ya creo que me ganó a mí, totalmente. Un falso milagro, me ganó. Y ya después de ahí como que fui creyéndole mucho, haciendo lo que me pedía”.

DE MAL EN PEOR

Efectivamente el curandero los convenció de estar siendo dañados por envidias, que además había males en su casa -atemorizándolos con un sinfín de embustes, mostrándose él como la única solución a sus males- y les ordenó mudarse en dos ocasiones de vivienda. El último traslado sería a la casa del curandero para recibir allí un ‘tratamiento intensivo’. “El hombre era de una ciudad aledaña a Lobos y me convenció que me quedara ahí, a vivir… Como otros curanderos decía sus invocaciones en voz baja, o en silencio, ante un altar con imágenes de santos, también estaba el gauchito Gil y otras imágenes que, bueno, seguro no estaban bendecidas. En ningún momento me aconsejaron tomar la Biblia, ir a la iglesia, recurrir a un sacerdote, no, nunca. Siempre alejándome de todo, no transmitiéndome nunca ni una palabra de paz, sino aléjate, aíslate; eso, lo que el Demonio siempre quiere hacer que es aislar a la persona, para que sola sea más vulnerable...”.

Los días que soportaron en casa del curandero no trajeron la sanación prometida, pues tanto la esposa de Eduardo como la hija de ambos comenzaron a manifestar reacciones de autoagresión inesperadas. En un atisbo de racionalidad él supuso que pudieren ser crisis nerviosas, atribuibles a un estrés psicológico y debía buscar nueva ayuda.

ANTE EL SACERDOTE

Dejó a ese curandero, pero tal como reza el dicho cayó del fuego a las brasas, pues se fue en busca de otro chamán que le recomendaron, luego otro y otro más. “Pasó lo mismo que en todos lados, la solución mágica, pagar y después todo mal de nuevo; hasta que llegamos a la parroquia del padre René Cari un martes 5 de agosto de 2014. Fui a la parroquia (San Vicente Pallotti. Lobos, Argentina) de última, porque hacía media hora había ido a otro curandero”.

Eduardo tiene vívido en su memoria aquél primer encuentro con la vida cristiana, que no hacía parte de sus vidas, y menos aún sabía de lo que el sacerdote haría para ayudarles. Su esposa Ludmila, dice, como en un estado de ausencia “la mirada mala, perdida”, reaccionó como un rayo al escuchar que venía llegando el sacerdote. “El demonio se manifestó en ella, no soportaba, no quería estar ahí… ¡Y el color que tomó su cara!, no había visto nunca así a una persona. Estaba desconcertado, asustado, no entendía nada; es más, cuando le hacían las primeras oraciones a ella, yo los miraba a todos porque no entendía lo que estaba pasando” recuerda y se emociona hasta las lágrimas Eduardo.

EL DEMONIO DERROTADO

Una vez que arribó el sacerdote “arrancó la batalla”, resume Eduardo y fue de tal magnitud, agrega, que temía “perder a mi familia”. Fueron casi cuatro años mediando el sacerdote con oraciones de liberación y exorcismos, apoyado también por la comunidad de la parroquia, hasta que la esposa de Eduardo y su hija fueron liberadas por Dios de la posesión demoníaca que padecían.

Eduardo concluye que este fue un proceso de conversión, sanador, de encuentro con Dios para toda la familia. “De a poquito fuimos aprendiendo y aferrando a lo que nos enseñaban, que fue la oración (se emociona) del rosario, la oración a San Miguel Arcángel… Bendito el problema que me trajo a este lugar; sí, le doy gracias a Dios (se emociona) por haberme llamado, porque ha llamado a toda nuestra familia… y tuvimos que tocar el fondo para estar con Él. Mi sueño es llegar al cielo (se emociona), sí, lucho por eso; mi misión es que mi familia no se pierda, mis hijos, mis nietos, nada. Y sueño con que mis padres, mis hermanos, toda la familia, la familia de mi esposa, que haya conversión, conversión verdadera en todas las personas”.

Fuente, portaluz.org

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



viernes, 4 de enero de 2019

¿Qué es la superstición?


¿QUÉ ES LA SUPERSTICIÓN?
Por Padre José Luis Zarazúa Campa, fmap

SOMBRA DE LA AUTÉNTICA POSTURA RELIGIOSA

En el compendio del catecismo de la iglesia católica se nos dice que la superstición es una «desviación del culto debido al Dios verdadero» y señala que se puede expresar también «bajo las formas de adivinación magia brujería y espiritismo» (numeral 444).

Por eso no extraña el padre Manuel guerra afirme que la superstición «es como la sombra de la auténtica postura religiosa» (Gran enciclopedia Rialp) y Santo Tomás de Aquino señal de que se presenta cuando «se ofrece el culto divino a quien no se debe, o a quién se debe, pero de un modo impropio» (S. Th. 2-2 q92 a1).

El Catecismo de la Iglesia Católica, por su parte, nos ayuda a entender que la superstición es la desviación del sentimiento religioso que se encuentra en el corazón de todo hombre y que se orienta a otras cosas que no son Dios. Además, el Catecismo señala que la superstición puede afectar también al culto quedamos al verdadero Dios, como cuando se atribuye una importancia, de algún modo mágica, a ciertas prácticas religiosas, que son legítimas y oportunas cuando se hacen adecuadamente.

De hecho, puede considerarse superstición cuando se atribuye la eficacia de ciertas prácticas a la materialidad de las oraciones o de los signos sacramentales, sin tener en cuenta las disposiciones interiores que exigen. (Mateo 23 16 - 22; Catecismo de la Iglesia Católica, numeral 2111).

CREENCIA IRRACIONAL

En el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, encontramos que la superstición es «una creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón».

Por su parte, el Pequeño Diccionario Larousse, afirma que la superstición es la «tendencia derivada del temor o de la ignorancia, a atribuir carácter sobrenatural, sagrado u oculto, a determinados acontecimientos».

El Gran Diccionario Educativo Estudiantil Ilustrado, también de Larousse, señala que la superstición es la creencia en lo sobrenatural que no está basada en la razón o en la religión.

Como es fácil notar, la superstición implica una serie de creencias y prácticas irracionales que derivan de la ignorancia, el miedo a lo desconocido y el desconocimiento apropiado de la religión.

No hay que olvidar que detrás de las supersticiones existe la creencia en fuerzas invisibles y desconocidas. Los supersticiosos piensan que es posible influir sobre estas fuerzas a través de ciertos objetos, palabras o ritos. Es lo que se llama mentalidad mágica o pensamiento mágico.

Por eso no hay que extrañarse de que la magia, la hechicería, la brujería y, en general todo lo oculto o esotérico, entren en el amplio campo de la supersticiones. Así que los católicos debemos estar prevenidos, para no caer en este tipo de situaciones, que atentan contra el primer mandamiento de la Ley de Dios, que nos ordena a amarlo sobre todas las cosas (Mateo 22 37).

LA SUPERSTICIÓN ENTRE LOS CATÓLICOS

Actualmente, ¿Cómo se puede presentar la superstición entre los católicos? Cuando algunos católicos piensan que hay que bautizar a los niños pequeños para que no se enferme frecuentemente o para que no llore tan seguido, o que debe bautizarse a los niños "para que se le caigan los cuernos".

O cuando se piensa que rezando determinado número de veces ciertas oraciones, Dios está obligado a concedernos todo lo que le pedimos. Es el caso de las famosas "cadenas", especialmente la de San Judas Tadeo, y la práctica de las novenas mal entendidas, puesto que «se pretende obligar a Dios mediante ciertas oraciones, repetidas un cierto número de veces (3 - 7). Pero sabemos que Dios nadie le puede obligar a conceder algo. Lo que podemos hacer es pedir con fe y confianza. Si se trata de algo que nos convenga, seguramente Dios lo concederá. De otra manera es inútil intentar obligarlo repitiendo la oración un cierto número de veces y acompañándola con flores y veladoras» (Amatulli Valente, Flaviano, La respuesta está en las Escrituras. Preguntas y Respuestas, Ediciones Apóstoles de la Palabra, 2011 p. 111).

CONCLUSIÓN

En resumen, la superstición:

* Es la desviación del culto debido al Dios verdadero.

* Es una falta al primer mandamiento de la ley de Dios.

* Es como la sombra de la auténtica postura religiosa.

* Es una desviación del sentimiento religioso.

* Consiste en ofrecer culto divino a quien no se debe.

* Pero también cuando se tributa a Dios, o a las personas y cosas relacionadas con Dios, de un modo impropio.

* Es una creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón.

* Deriva de la ignorancia, el miedo a lo desconocido y el desconocimiento adecuado de la religión.

* Se manifiesta bajo formas de adivinación, magia, brujería y espiritismo.

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



viernes, 7 de diciembre de 2018

Religión y superstición


RELIGIÓN Y SUPERSTICIÓN
Por: Ricardo Sada Fernández 

Ton sólo Dios tiene poder, ni las cosas o personas creados por Él tienen tal don.

Dios es para el hombre el único Señor. Lo ha creado y lo cuida constantemente con su Providencia amorosa. La existencia de la criatura y todo cuanto son o posee, lo ha recibido de Él. Por consecuencia, el hombre mantiene con Dios unos lazos y obligaciones en cuanto Creador y Ser Supremo: es el culto que debe rendírsele y que se vive con la virtud de la religión.

Horóscopos, amuletos, lectura de cartas… ¿se puede confiar en la adivinación sin que afecte a nuestra vida espiritual?

Alabar y adorar a Dios es lo que se conoce como culto. Esa necesidad ha sido sentida desde los hombres más primitivos hasta los de más elevada inteligencia, que se rinden sumisos al descubrir a Dios en su ciencia. En cualquier caso, el culto dado a Dios se realiza de un modo adecuado a la naturaleza del hombre, a un tiempo material y espiritual. Ya en el siglo XVII la Iglesia consideró como herética la proposición de Miguel de Molinos, a quien parecía imperfecto e indigno de Dios todo rito sensible, queriendo reducirlo a lo interno y espiritual. En las facultades del entendimiento y la voluntad es donde, ciertamente, se debe fundamentar el culto, pero no basta: se precisan también actos externos de adoración: arrodillarse ante el Sagrario, participar activamente en la Santa Misa, asistir con piedad a las ceremonias litúrgicas….. Pues el hombre no es sólo espíritu, y Dios es también creador del cuerpo.

En la práctica el culto se concreta en tener prontitud y generosidad ante todo lo referente a Dios. Y llega hasta el detalle de mostrar la reverencia debida a los objetos religiosos que usemos corrientemente: colocar el crucifijo en el sitio de honor de la habitación, guardar el agua bendita en un recipiente limpio, tratar con reverencia el libro de los Evangelios y el rosario, permanecer atento y con una postura digna dentro del Templo, especialmente en las bodas y otras ceremonias, donde es fácil que el gusto de saludar a los viejos amigos nos lleve a convertir el recinto sagrado en la antesala del salón de fiestas. Todos estos detalles de reverencia son parte del primer mandamiento, pues con ellos manifestamos nuestra fe de modo exterior.

¿No pasas nunca debajo de una escalera? ¿Llevas un amuleto colgado del cuello? ¿Evitas que haya trece comensales en la mesa? ¿Intentas tocar la madera cuando ocurre algo que "da" mala suerte? ¿Te sientes influido en tu estado de ánimo porque el horóscopo que leíste hoy no te era favorable? Si puedes responder "no" a estas preguntas, ni te inquietan otras tantas supersticiones populares, entonces puedes estar seguro de ser una persona bien equilibrada, con la fe y la razón en firme control de tus sugestiones.

En nuestra sociedad "tecnificada", la falta de fe lleva a que cada vez haya más supersticiosos. La superstición es un pecado contra el primer mandamiento porque atribuye a personas o cosas creadas unos poderes que sólo pertenecen a Dios. La omnipotencia que sólo a Él pertenece se atribuye falsamente a una de sus criaturas. Todo lo que ocurre nos viene de Dios; no del colmillo de un tiburón o las consejas de un curandero. Nada malo sucede si Dios no lo permite, y todo lo que ocurre en nuestra vida o en la ajena es para bien, para que aquello de algún modo contribuya a nuestra santificación o a la del prójimo.

Del mismo modo, solamente Dios conoce de modo absoluto los acontecimientos futuros, sin "quizás" ni probabilidades. Todos somos capaces de predecir hechos que seguirán a determinadas causas. Sabemos a qué hora llegaremos mañana a la oficina (si nos levantamos a tiempo); sabemos qué haremos el fin de semana próxima (siempre y cuando no haya imprevistos); los astrónomos pueden predecir la hora exacta en que saldrá y se pondrá el sol el 15 de febrero del año 2019 (si el mundo no acaba antes). Pero no sabemos qué día moriremos ni quién será el presidente de la república dentro de veinte años. Dios conoce todo, tanto los eventos posibles como el feliz desarrollo de acontecimientos necesarios.

De ahí que creer en adivinos o espiritistas sea un pecado contra la fe que Dios ha querido que tengamos en Él y en su providencia. El supersticioso es un crédulo que funda su fe en motivos al margen del plan de Dios. Los adivinos son hábiles charlatanes que combinan la ley de las probabilidades con el manejo de la psicología y la autosugestión del cliente, y llegan a convencer incluso a personas inteligentes y cultas.

En sí misma, la superstición es pecado mortal. Sin embargo, muchos de estos pecados son veniales por carecer de plena deliberación, especialmente en los casos de arraigadas supersticiones populares: números de mala suerte y días afortunados, tocar madera y cosas por el estilo. Pero si se hace con plena deliberación y deseo, acudir a esos adivinos, curanderos o espiritistas, el pecado es mortal. Aun cuando no se crea en ellos, es pecado consultarlos profesionalmente. Incluso si lo que nos mueve es sólo la curiosidad, es ilícito, porque damos mal ejemplo y cooperamos al pecado ajeno. Decir la buenaventura echando las cartas o leer la palma de la mano en una fiesta, cuando todo el mundo sabe que es juego para divertirse que nadie toma en serio, no es pecado. Pero una cosa bien distinta es consultar en serio a adivinos profesionales.

Sobre este tema, la aparición de acontecimientos por encima de lo ordinario no puede ser debida sino al demonio. De ahí que la gravedad de la superstición se mide por la mayor o menor intervención del temible enemigo del hombre. Cuando hay invocación explícita del demonio, el pecado es gravísimo. Si es implícita -por ejemplo, el que inconscientemente lo relaciona con fuerzas ocultas- el pecado también es mortal.

De algún modo puede haber invocación implícita al demonio en las películas, obras teatrales, etcétera, que imprudentemente hacen aparecer intervenciones satánicas, para infundir terror, manifestar prodigios… a nuestro "hombre adulto" cada vez más deseoso de descargas de adrenalina. Hay invocación explícita -confirmada y aceptada por los mismos autores- en la letra de las canciones de ciertos grupos musicales modernos. En ambos casos -visuales o auditivos- existe la obligación grave de no formar parte como espectador o como escucha.

Este artículo fue publicado originalmente por nuestros aliados y amigos:


http://es.catholic.net/op/articulos/56034/cat/19/religion-y-supersticion.html


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



jueves, 22 de noviembre de 2018

10 prácticas que le abren las puertas de tu hogar al demonio



10 PRÁCTICAS QUE LE ABREN LAS PUERTAS DE TU HOGAR AL DEMONIO
Por: Silvia Ramos

El relativismo nos hace creer que todo lo que del diablo se dice es un juego y que no existe un ser malvado que puede meterse en nuestros hogares e intentar destruirnos.

Es común en nuestros días considerar al demonio como un personaje inexistente, alguien casi mitológico y sin importancia en nuestras vidas. Es como un cuento de horror creado para asustar a los más pequeños y en fechas como hoy es tratado como un objeto de diversión. No nos dejemos engañar, el demonio sí existe y una de sus mayores victorias es habernos adormecido y hacernos creer lo contrario.

“A esta generación y a muchas otras se les ha hecho creer que el diablo era un mito, una figura, una idea, la idea del mal ¡pero el diablo existe y nosotros debemos combatir contra él! ¡Lo dice San Pablo, no lo digo yo! ¡Lo dice la Palabra de Dios!” (SS. Francisco, Homilía en Santa Marta el 30 de octubre de 2014).

El relativismo nos hace creer que todo lo que del diablo se dice es un juego y que no existe un ser malvado que puede meterse en nuestros hogares e intentar destruirnos. Es así que sin darnos cuenta, realizamos prácticas que le abren las puertas de par en par. ¡Prestemos atención y alejémonos de ellas lo más pronto posible! ¡No seamos ingenuos!, el demonio es inteligente, conoce nuestras debilidades y sabrá como usarlas en nuestra contra si lo dejamos.

El diablo aprovecha estos espacios y nos engaña, nos hace creer cuentos fantásticos para finalmente ingresar en nuestras vidas y en nuestro espíritu. Por eso hoy te queremos advertir de algunas de estas prácticas más comunes:

1. Consulta de Adivinos y brujos.

En nuestra cultura latinoamericana es común consultar adivinos y brujos. El motivo: tener una certeza de lo que está por venir. Un nuevo trabajo, una pareja, la sanación de alguien e incluso, buscar hacer daño. La mayoría de las personas que dicen ser adivinos y brujos son unos meros charlatanes que se aprovechan de la gente para ganar dinero.

2. Los curanderos.

El curanderismo tiene su base en algunas prácticas de las culturas autóctonas de nuestros pueblos indígenas. Es un sincretismo mezclado con medicina naturista. Muchas veces dentro de estas curaciones se ingresa a rituales que tienen que ver con la manipulación y el contacto con el mundo sobrenatural.

3. La superstición.

Vivir pendiente de lo que dice el horóscopo, no pasar debajo de una escalera, encontrase con un gato negro… ¡y un sin fin de supersticiones que la tradición popular nos ha heredado! Éstas nos llevan a poner nuestra fe a un lado y a necesitar de elementos tangibles para sentirnos seguros de lo que estamos haciendo. De este modo empezamos a confiar en prácticas que abren canales para la acción demoníaca y nos alejan de la confianza en Dios.

4. La Ouija.

Este juego, bastante conocido, consiste en poner las manos sobre una pequeña plataforma que se desplaza lentamente sobre un tablero movida por alguna fuerza misteriosa. El tablero está inscrito con números y las letras del alfabeto. Los jugadores esperan respuesta a sus preguntas según las letras sobre las que se mueva la plataforma. La “diversión” está en la curiosidad y el misterio de comunicarse con algún espíritu que revela secretos y, cuanto más parezca “funcionar”, más la ouija (y el espíritu detrás de ella) atrae y ata hasta convertirse en una obsesión. Muchas veces esta práctica se inicia con intención de contactar a un ser querido que ya no está.

5. La lectura del Tarot o de las manos.

Existe un sinnúmero de tipos del cartas del tarot, así como expertos en su lectura y adivinación. Esta práctica también tiene que ver con el porvenir. Es de esta manera que el demonio va haciendo uso de quien lee y frecuenta estas lecturas para manipular su mente y su vida.

6. Rituales, magia blanca y maleficios.

Existen muchos libros, incluso artistas y personalidades famosas que difunden rituales o prácticas de la llamada magia blanca que promete una vida llena de éxito y prosperidad. Mucha gente cae en estos cuentos y por imitación empieza a practicar y jugar con este mundo oculto. Una de ellas es la wicca: práctica neopagana muy difundida en estos días.

7. Consulta de médiums e invocaciones a los muertos.

Consultamos a médiums y participamos en prácticas de invocación espiritual para entrar en contacto con seres queridos que ya no son parte de este mundo. Y eso es definitivo, ya no son parte de este mundo. El demonio se aprovecha de nuestro deseo de querer tener a estas personas cerca y como es inteligente nos hace creer que nos hablan. No es tu ser querido el que responde, lo más probable es que sea, o charlatanería de parte del que se hace pasar de médium, o un demonio que está jugando contigo.

8. Realizar prácticas exorcistas.

Las prácticas exorcistas solo las puede realizar un sacerdote preparado par este fin. Cualquier tipo de practicas en este sentido pone en un riesgo muy grande a todo aquel que participe.

9. El Horóscopo y la carta astral.

El deseo del hombre por conocer el porvenir puede convertirse en una obsesión. Algo que puede comenzar como un juego inocente para saciar una curiosidad abre las puertas a otras realidades cada vez más potentes. Todo esto nace de la falta de fe en Dios y es el demonio quien se aprovecha: usa nuestras debilidades para entrar en casa con un acto “inocente” y “por curiosidad”. Esto poco a poco irá menguando tu fe y llevándola hacia el otro camino.

10. Reiki.

El Reiki reduce a Dios a una energía que se puede canalizar, es decir, ya no es una persona sino un algo con lo que podemos sintonizar. Muchas personas creen en la bondad de estas prácticas en cuanto a sanación, pero es necesario el discernimiento para preguntarnos el porqué las realizamos. No se trata de que los católicos rechacemos todo lo desconocido del mundo sobrenatural, sino que conocemos el orden que este lleva y los medios por los cuales llegar a Dios. No podemos caer en la ingenuidad y en la falta de sentido crítico que nos lleven a ser incoherentes con nuestra fe y además poner nuestra vida en peligro siendo tomada por quién más nos detesta: el demonio.

“Nos ayudaría mucho preguntarnos ¿creo o no creo? ¿creo un poco sí y un poco no?, ¿soy un poco mundano y un poco creyente? Sin fe no se puede ir adelante, no se puede defender la salvación de Jesús”. Papa Francisco.

Este artículo fue publicado originalmente por nuestros aliados y amigos:

http://es.catholic.net/op/articulos/61452/10-practicas-que-le-abren-las-puertas-de-tu-hogar-al-demonio.html

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


martes, 16 de octubre de 2018

15 razones de por qué el Yoga no es cristiano y sí es sumamente peligroso


15 RAZONES DEL POR QUÉ EL YOGA NO ES CRISTIANO Y SÍ ES SUMAMENTE PELIGROSO
Por Jaime Duarte Mtz.
(Analista, investigador socio-político y Consultor en Imagen Pública) 

1. Disciplina o práctica milenaria, mística-espiritual hindú (1,800 a.C.). Sus posiciones y ejercicios son inseparables de su cosmovisión; "no hay hinduismo sin yoga, y no hay yoga sin hinduismo". 

2. Fueron Christopher Isherwood y la Sociedad Teosófica quienes trajeron a Occidente el budismo zen y el yoga del Oriente. No se conocían antes estas creencias ni en Estados Unidos ni en Europa. Los gobiernos estadounidense y británico impulsaron sus planteamientos. La Sociedad Teosófica fue dirigida por masonas y ocultistas (Helena P. Blavatsky, Annie Besant, Alice Bailey). 

Fuente: José Lesta y Miguel Pedrero, Claves Ocultas del Poder Mundial, Ed. Edaf, Madrid, 2005. 

3. En cualquiera de sus formas, la finalidad del yoga no es únicamente la relajación, la correcta respiración ni el bienestar o control físico, sino la "iluminación". Es una "vía de perfección" (de 8 pasos) a través del control de los "elementos físicos y psíquicos" de la persona que pretende el "nirvana" (extinción el sufrimiento) para alcanzar la "iluminación" (apertura del "tercer ojo") y la "unión con Dios". Los primeros 5 pasos (disciplina moral, purificación corporal y espiritual, posturas gimnásticas-corporales, control respiratorio y desconexión sensorial) dicen los yoguis hindúes, son la preparación para alcanzar los grados más altos del "yoga regio" o "raja yoga". 

Fuente: Manuel Guerra Gómez, Las sectas y su invasión del mundo hispano: una guía, EUNSA, Navarra, 2003, p. 491 y 992. 

4. La "Iluminación" se lograría despertando a "Shiva" (dios hindú) en forma de serpiente ("kundalini"), que se dice mora al final de la espina dorsal, o bien, en los genitales, con objeto de que ascienda desde ese punto por la columna vertebral y vaya "activando" uno a uno los 6 o 7 "chakras" (supuestos "centros de energía" ubicados a lo largo del cuerpo) y así se una a su esposa "Parvati" (diosa "energía") que le espera en la cabeza. El enlace Shiva-Parvati abriría el "tercer ojo" a nivel psíquico y ¿físico? Esta es la meta del "yoga kundalini" y de la "meditación dinámica". 

Fuente: Fernando D. Saraví, Invasión desde Oriente: Los peligros de las nuevas filosofías hinduistas, Clie, Barcelona, 1995, p. 185-186. Mitch Pacwa, Los católicos y la nueva era, Florida Center for Peace, Miami, Florida, 1992, p. 256. La Biblia nos dice en Mateo 4, 10: “Está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, sólo a Él darás culto”. 

5. Instructores y difusores de esta disciplina como Ana Paula Domínguez (Directora del Instituto Mexicano del Yoga) confirman que, en efecto, las diferentes posiciones de ese método encarnaban al dios "Shiva" a quien solían adorar mediante un símbolo fálico llamado "linga", y que "el objetivo era obtener la liberación al fundirse con aquella poderosa deidad". 

Fuente: Milenio Diario, 12 julio 2002. 

6. La apertura del "tercer ojo" ha sido motivo de interés de los yoguis, swamis y "maestros" orientales, como también de los ocultistas occidentales, pues afirman que con ello se tiene acceso al conocimiento de todo cuanto existe, de toda la realidad aún de la sobrenatural (por ejemplo, sobre el futuro). Por ello, personalidades como el fundador del satanismo, Aleister Crowley (“el satanista más depravado de todos los tiempos”) y Jon Klimo (el "médium" más famoso de la historia), practicaban y recomendaban ampliamente el yoga. 

Fuente: Jaime Duarte Martínez, Nueva Era vs. Buena Nueva, México, 2007, p. 64 y 329. 

7. Asociaciones como la Masonería (excomulgada por la Iglesia Católica) promueven dicha práctica oriental. En el ritual llamado "Paladión", el segundo paso (de cinco en total) consiste en la "iluminación" o apertura del "tercer ojo". Willian Shnoebelen (ex satanista y ex masón) quien practicó el ritual, afirma que ese ojo ("el Ojo que todo lo ve") "es el punto de contacto entre los humanos y la conciencia de Lucifer" y se comienza a "pensar como él piensa y a ver con sus ojos... No es una buena experiencia". 

Fuente: William Shnoebelen, La Masonería más allá de la luz, Chick Publications, California, 1997, p. 197. 

8. Gopi Krishna, ex yogui de Cachemira quien introdujo la teoría del "Kundalini" ("energía vital" y "serpiente"), estuvo a punto de caer en locura completa en 1937, mientras meditaba sobre su "chakra" superior (o "tercer ojo"). Dijo: "De aquí en adelante, durante largo tiempo, tuve que vivir pendiente de un hilo, debatiéndome entre la vida y la muerte, entre la salud y la enfermedad...". "He pasado por casi todas las etapas de... tipos de mente: mediúmnica, psicótica y otros; durante un tiempo estuve alternando entre la cordura y la locura". 

Fuente: Abraham Dastferrez, Nueva Era, Ed. Clie, Barcelona, 2000, p. 235. 

9. El Swami Prabhavananda advierte sobre los peligrosos efectos físicos que pueden resultar de los ejercicios de respiración yoga: "A menos que se hagan correctamente, hay una buena posibilidad de dañar el cerebro. Y las personas que practican este tipo de respiración sin una supervisión adecuada pueden sufrir una enfermedad que ninguna ciencia o médico conocidos pueden curar". Los ejercicios respiratorios tienen como finalidad, en la religión hindú, aspirar el prana = la esencia del éter, el Atman-Brâhman, lo divino, la “fuerza vital” (“la energía”). Asimismo, el yogui Shakta Kaur Khalsa afirma: "El mito de que el kundalini es peligroso sólo sería posible mediante una muy mala práctica... la técnica y preparación adecuadas son el aislante necesario para el flujo correcto de la energía kundalini". 

Fuente: Michel Gleghorn, “El yoga y el cristianismo: ¿son compatibles?, en: http://www.ministeriosprobe.org/docs/yoga-esp.html#text19; y Shakta Kaur Khalsa, Kundalini Yoga, Ed. Alamah, 2001, p. 10. 

10. Ana Paula Domínguez y Marco Antonio Karam (Director de Casa Tíbet México), reconocieron juntos en el programa radiofónico "¿Qué tal Fernanda?" en 2004, que el yoga puede presentar un riesgo para quienes lo practican, debido, en parte, a que en México existen numerosos institutos o escuelas no autorizados para enseñarlo. 

11. El Pbro. Manuel Guerra, un importante investigador de las sectas, afirma que es un riesgo "suprimir la conciencia", pues según el segundo principio del "sutra" (discurso de Buda) "el yoga consiste en impedir que la conciencia/pensamiento tome formas diversas", o sea, en la "cesación de la actividad mental". 

Fuente: Manuel Guerra Gómez, Las sectas y su invasión del mundo hispano: una guía, EUNSA, Navarra, 2003, p. 992. 

12. El Pbro. Alfonso Uribe Jaramillo considera: "El yoga puede ser instrumento válido para el hindú que busca con sinceridad la salvación y no ha conocido la verdad revelada por el Verbo de Dios. Pero para el cristiano es un camino erizado de peligros y, a la larga, si no lo aparta de Jesucristo, lo llevará a una gran confusión, pero no a la verdadera perfección cristiana". 

Fuente: Alfonso Uribe Jaramillo, Ángeles y demonios, Lumen, Argentina, 1995, p. 205. 

13. El Cardenal Norberto Rivera Carrera señala: "El yoga es, en su esencia, un ejercicio espiritual y corporal nacido de la espiritualidad hindú. Las posturas y ejercicios, aunque se presentan como un simple método, son inseparables de su sentido propio en el contexto del hinduismo. El yoga es una introducción a una tradición religiosa muy ajena al cristianismo. La palabra "yoga" significa "unión". Habría que preguntarnos: ¿Unión con qué?". 

Fuente: Norberto Rivera Carrera, 18 preguntas sobre la Nueva Era, México, 1996, pregunta 16. 

14. El Consejo Pontificio para la Cultura y el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso del Vaticano ubican al yoga como parte de las muchas prácticas de la New Age, al tiempo de cuestionarla como forma de "iluminación". 


15. Existen ya testimonios de posesiones demoníacas, parciales o totales, en personas que practicaron el yoga. Los mismos ocultistas y médiums ya mencionados, nos confirman lo anterior, pues usaban su cuerpo con esta técnica para entrar en contacto con los "muertos" (espíritus malignos). 

Por lo tanto, el Yoga es una forma actual de idolatría, esoterismo, neopaganismo, ocultismo, adivinación, comunicación "mediúmnica" y posesión diabólica.
Yoga y cristianismo son esencialmente incompatibles.
No diga ahora… que no sabía. 



Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook. 



Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


miércoles, 10 de octubre de 2018

El culto a la mal llamada "Santa Muerte" no es católico



EL CULTO A LA MAL LLAMADA SANTA MUERTE NO ES CATÓLICO 

EL CULTO A LA SANTA MUERTE ES SATÁNICO 

¿Quién es la Santa Muerte? ¿De dónde viene? ¿Es una entidad buena o mala? Son muchas las preguntas que la gente se hace y pocas son las respuestas. En este espacio conocerás la historia de la Señora desde sus orígenes hasta nuestros días. Aprenderás cuál 

DECLARACIONES DE LOS OBISPOS DE MÉXICO: 

1. El obispo que supuestamente sigue esta secta NO está ordenado sacerdote
2. Es una secta
3. La autodenominada “Iglesia católica tradicional, misioneros del Sagrado Corazón y de san Felipe de Jesús”. NO son católicos, ni tradicionalistas. Tampoco son una iglesia.
4. quienes caen en este tipo de culto son personas que se encuentran desesperadas, pero no por una crisis económica, sino por una crisis de fe.
5. Los católicos que caen en este culto deben saber que es un pecado grave: idolatría (“devoción popular” sin ningún soporte doctrinal ni justificación teológica) 

Y advierten a los seguidores de la santa muerte que “esto no es un juego, ni la muerte es una deidad divina, detrás de ese culto hay algo diabólico y la gente debe tener mucho cuidado. Detrás de esto está el reino del maligno y la gente puede ser víctima de una posesión diabólica". 

La Iglesia católica alerta sobre el peligro que representa adorar a la “santa muerte”, dado que esto trae como consecuencia pérdidas de algún familiar o desgracias en los hogares. 

NO ES UNA DEVOCIÓN CATÓLICA 

El culto a la Santa Muerte se ha extendido de tal forma en México que quienes lo profesan han decidido no ocultar más su fervor y han puesto altares en la calle para que cualquiera que requiera su ayuda pueda invocarla. 

Sus promotores la presentan como una «entidad espiritual» que ha existido siempre, desde el principio de los tiempos hasta nuestros días, por lo que maneja una energía denominada «energía de la muerte», capaz de materializarse en una figura, que concentra tanto la fuerza creadora como la destructora del universo. Según ellos, el creyente en la Santa Muerte puede aprender a manejar esta fuerza, que emana de sus imágenes consagradas, puesto que la Santísima (otro de sus nombres) es una de las protecciones más fuertes que existen. 

Para sus devotos, la Señora, como la llaman afectuosamente, es capaz de aparecerse y manifestarse corporalmente o imprimir sus imágenes en diversos lugares. En libros y revistas en los que se promueve su culto, narran las intervenciones milagrosas que han vivido, en las que la Santa Muerte los ha librado de múltiples peligros y les ha ayudado a resolver problemas complicados. 

¿Qué decir al respecto? Que se trata de una superstición más, que en este caso se manifiesta dando características humanas y divinas a un fenómeno tan natural como la muerte, que no es ni una persona ni siquiera una cosa o fuerza. Podríamos definirla simplemente como el término de la vida. 

Conviene señalar que los católicos que rinden culto a la Santa Muerte y a sus imágenes, están haciendo un pecado gravísimo, pues les están atribuyendo poderes que no tienen ni tendrán jamás. Por otra parte, en vez de poner la propia confianza en Dios, la ponen en una supuesta entidad (o ser) espiritual que, sencillamente, no existe. En realidad, la Santa Muerte no es una persona. Es sólo un fenómeno natural como el nacer o el crecer (el inicio y el desarrollo de la vida), aunque nunca se habla del Santo Nacimiento o Santo Crecimiento. 

QUIENES SIGUEN ESTE CULTO ESTÁN LEJOS DE DIOS Y LEJOS DEL PAPA 

Esta falsa devoción la permite, favorece y promueve una agrupación no-católica que se autonombra "Iglesia Católica Tradicional MÉX-USA, Misioneros del Sagrado Corazón y San Felipe de Jesús". Es un grupo tradicionalista, que se opone a las reformas del Concilio Vaticano II y a la autoridad del Papa. Este grupo religioso no está en comunión con la Iglesia Católica ni con la Santa Sede, como podría desprenderse del nombre que ostenta. Ni tampoco son una congregación religiosa católica, como parece sugerir el nombre “Misioneros del Sagrado Corazón y San Felipe de Jesús”. Sus ministros de culto no son sacerdotes católicos, y el arzobispo David Romo Guillén -líder del grupo- no es reconocido por el Papa. Hasta este momento ignoramos si son válidas sus ordenaciones sacerdotal y episcopal y quién las realizó. 

Al respecto, el padre David Romo habla a nombre de su comunidad, “Nosotros no hemos encontrado nada realmente criticable, o a juicio nuestro, capaz de juzgarse como herético o que desvíe la doctrina o el conocimiento de la fe. “ 

Y por si hubiera dudas, señala que no tiene nada que ver con la Iglesia Católica. 

"Para nosotros, no nos hace más, ni menos (católicos) esta situación, es más, hay un lema que dice ´lejos de Roma y cerca de Dios´ y nosotros preferimos estar cerca de Dios y lejos del Papa". 

Claro, el culto de la parroquia de la Misericordia no consiste exclusivamente en venerar a esta imagen, pero su párroco no duda en afirmar que sobran razones para acaparar la popularidad de la devoción, y que le duela al Vaticano si quiere. 

"Ubicar a la santa Muerte, en el lugar que le corresponde, que es el de los santos, es lo natural, ya que este ser no necesita de una canonización, como el ángel Gabriel, quien sin necesidad de que un Concilio o de que un Papa lo hubiese nombrado santo, es santo porque es un ángel de nuestro señor", afirma el sacerdote. "Lo mismo la Santa Muerte". 

¿QUIÉN ES LA MUERTE PARA UN CATÓLICO? 

“Morir, sólo es morir. Morir, se acaba...” Así describe el muy recordado escritor José Luis Martín Descalzo a la muerte. Y más que un estilo poético, recalca una verdad de fe. 

La muerte es una consecuencia de nuestro pecado original. No es un castigo de Dios, sino una privación de los bienes que tenían Adán y Eva antes de desobedecer a Dios Padre. Cristo quiso hacerse hombre, padecer, morir y después resucitar para alcanzarnos la salvación eterna. De esta forma, la muerte para el cristiano, aunque no deja de ser dolorosa y misteriosa, tiene un sentido positivo y se convierte en un paso de este mundo al Cielo en donde estaremos en presencia de Dios, y en donde tendremos dicha completa. Por eso, se entiende esta frase bíblica: “ Cristo ha vencido a la muerte”. ( Catecismo de la Iglesia Católica nos. 410-421, 1010-1014). 

Con la muerte se experimenta una separación real de cuerpo y alma. El cuerpo del hombre continúa un proceso de corrupción –como cualquier materia viva– mientras que su alma va al encuentro de Dios. Esta alma estará esperando reunirse con su cuerpo glorificado. Con la resurrección, nuestros cuerpos quedarán incorruptibles y volverán a unirse con nuestras almas. 

Dios nos dio una vida temporal en la tierra para ganarnos la vida sobrenatural. Con la muerte termina nuestra vida en la tierra. ( Juan 5, 29, cf. Dn. 12,2). 

Desde que Cristo venció la muerte y nos dio nueva vida, el cristiano mira a la muerte con una gran esperanza. Esto no quita, sin embargo, que uno sufra cuando ve que nos dejan los seres que más amamos, o sienta miedo cuando vea que le llega la hora de la enfermedad y de la muerte. Pero también, en medio del dolor y del sufrimiento, el cristiano puede levantar los ojos y contemplar a Cristo, que dio su vida por nosotros, que murió a nuestro lado, que nos rescató con su Resurrección y nos espera con los brazos abiertos en la vida futura. 

Cristo nos dice: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida" (Jn 15). Por medio de la muerte nosotros llegamos a la vida. No podemos estar en el Cielo si no dejamos la vida terrena. Por lo tanto, es un paso necesario para llegar al Cielo. La muerte a todos nos puede causar tristeza. Pero no nos puede abatir. ¡Cristo es la respuesta a la vida y a la muerte! 

SÓLO A DIOS SE LE DA EL CULTO 

Bien conocido es el pasaje del Evangelio en el cual un doctor de la Ley le pregunta a Jesús sobre cuál es el principal mandamiento de la Ley y la respuesta: “Amarás a tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el mayor y primer mandamiento”. (Mateo 22, 36-38). 

Ya en el Antiguo Testamento, encontramos el mandato de Dios: “Yo, el Señor, soy tu Dios, que te ha sacado del país de Egipto, de la casa de la servidumbre. No habrá para ti otros dioses delante de mí” . (Ex. 20, 2) 

Este mandato lleva como consecuencia la necesidad de vivir la fe, la esperanza y la caridad. Así como la virtud de la religión. 

La virtud de la religión es la virtud moral, por la cual el hombre tributa a Dios el culto que le es debido en justicia, como Creador y Ser Supremo. 

Amar a Dios como al Ser supremo es una virtud. Podemos definir la virtud de la religión como el hábito de amar a Dios por encima de todo. Se exterioriza por medio de los actos de culto y por el cumplimiento de los Mandamientos. 

El culto: son las acciones a través de las cuales el hombre expresa su relación de amor y respeto a Dios. 

Existen diferentes tipos de culto: 

Interno: culto que se rinde a Dios en la conciencia, en el corazón, en la inteligencia y la voluntad. Es el fundamento de la virtud. (Mateo 15, 8) Como pueden ser la devoción, es decir, la disponibilidad y la generosidad ante lo referente al servicio a Dios, y la oración. 

Externo: manifestaciones externas en actos visibles, de la relación que se vive con Dios. 

Hay diferentes categorías de culto: 

Adoración: culto interno y externo que se tributa a Dios y que en sentido estricto solo se debe a Él, porque como criaturas sólo existimos por Él. Se llama de “latría”. 

Veneración: culto que se tributa a los santos. A ellos nos encomendamos para que nos alcancen por su intercesión las gracias de Dios. Este culto se llama de “dulía”. 

Una veneración especial: reservada a la Santísima Virgen por su dignidad de Madre de Dios. A este culto se le llama de "hiperdulía”. 

El culto a las imágenes sagradas, fundado en el misterio de la Encarnación del Verbo de Dios, no es contrario al primer mandamiento. 

El que venera una imagen, venera en ella al modelo, a la persona que representa. Es una veneración respetuosa no una adoración que sólo corresponde a Dios.(Catecismo 2132, 2141) 

NO ES NINGUNA SANTA LA MUERTE 

Recordemos que sólo la Iglesia, guiada por el Espíritu Santo, tiene la facultad de proclamar la santidad de una persona. Cuando popularmente se tiene a un difunto como santo que no ha sido reconocido por la Iglesia, puede ser que: 

1. La devoción de la gente acierte y años más tarde el difunto sea oficialmente reconocido por la Iglesia como santo. 

2. Puede que el difunto sea santo pero que nunca sea reconocido canónicamente. 

3. Puede que la gente se equivoque. La gente se identifica con quien tuvo luchas, sufrimientos y tragedias. Pero no es suficiente sufrir para ser santo, hace falta vivirlo todo con heroico amor y fidelidad a Jesucristo. La devoción a los verdaderos santos está orientada a imitarlos en su total obediencia a Dios. 

Para concluir recordemos lo que la Sagrada Congregación para el Culto Divino ha dicho sobre los peligros que pueden desviar la piedad popular y las sugerencias que propone para poner remedio a estas eventuales limitaciones y defectos que de ella se derivan. 

65.El Magisterio, que subraya los valores innegables de la piedad popular, no deja de indicar algunos peligros que pueden amenazarla: presencia insuficiente de elementos esenciales de la fe cristiana, como el significado salvífico de la Resurrección de Cristo, el sentido de pertenencia a la Iglesia, la persona y la acción del Espíritu divino; la desproporción entre la estima por el culto a los Santos y la conciencia de la centralidad absoluta de Jesucristo y de su misterio; el escaso contacto directo con la Sagrada Escritura; el distanciamiento respecto a la vida sacramental de la Iglesia; la tendencia a separar el momento cultual de los compromisos de la vida cristiana; la concepción utilitarista de algunas formas de piedad; la utilización de "signos, gestos y fórmulas, que a veces adquieren excesiva importancia hasta el punto de buscar lo espectacular"; el riesgo, en casos extremos, de "favorecer la entrada de las sectas y de conducir a la superstición, la magia, el fatalismo o la angustia". 

66. Para poner remedio a estas eventuales limitaciones y defectos de la piedad popular, el Magisterio de nuestro tiempo repite con insistencia que se debe "evangelizar" la piedad popular, ponerla en contacto con la palabra del Evangelio para que sea fecunda. Esto "la liberará progresivamente de sus defectos; purificándola la consolidará, haciendo que lo ambiguo se aclare en lo que se refiere a los contenidos de fe, esperanza y caridad". 

En esta labor de "evangelización" de la piedad popular, el sentido pastoral invita a actuar con una paciencia grande y con prudente tolerancia, inspirándose en la metodología que ha seguido la Iglesia a lo largo de la historia, para hacer frente a los problemas de enculturación de la fe cristiana y de la Liturgia, o de las cuestiones sobre las devociones populares. 

Se recomienda la lectura del documento completo: DIRECTORIO SOBRE LA PIEDAD POPULAR Y LA LITURGIA. PRINCIPIOS Y ORIENTACIONES


Fuente Catholic.net


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook. 



Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


domingo, 7 de octubre de 2018

El "Reiki" es invocar demonios "disfrazados de sanación espiritual", confiesa ex practicante del Reiki



EL REIKI ES INVOCAR DEMONIOS DISFRAZADOS DE SANACIÓN, CONFIESA EX-REIKISTA 

Aprendí que la oferta de la Nueva Era no es lo que parece, las supuestas energías que te venden no son energías, son espíritus malignos

Eduardo es un joven español que en verano de 2012 escribió contando su experiencia con el Reiki y la Nueva Era al periodista José Mª Zavala, después de leer su exitoso libro “Así se vence al demonio”. Después, explicó a ReL algunos aspectos de su vivencia en el Reiki. 

“Yo aprendí en mis carnes que las ofertas de la Nueva Era no son lo que parecen, que las supuestas energías que te venden no son energías, no vienen ni de la tierra, ni muchísimo menos de Dios. La gente no sabe dónde se está metiendo”, denuncia Eduardo. 

1.- ¿Cómo caemos en esta práctica? 

Primer paso: La forma más común de caer en el Reiki es sufrir alguna enfermedad y buscar algo alternativo, a menudo por consejos de amigos, pseudo-terapeutas, etc... 

"Uy, tú lo que necesitas es que te hagan un poco de Reiki…Rei… ¿qué? ¿qué es eso?" 

- ¡Reiki, hombre! Es una terapia buenísima para todo… Te cura y te mejora todo tipo de enfermedades físicas y psicológicas. Incluso te puede ayudar a morir, si es que ya ha llegado tu hora. Puede ser como una terapia o tratamiento paliativo… 

Diálogos así, señala Eduardo, llevan al Reiki a muchas personas. 

2.- Sin formación sobre el mal y lo sobrenatural 

Te quedas con cara de póker. Suele resultar que tú eres (como lo era yo) un total analfabeto en temas religiosos. De pequeño te bautizaron, pero tú no te acuerdas. Hiciste la Primera Comunión vestido de blanco, porque la hacían tus amigos pero realmente no te habías enterado muy bien de lo que estabas haciendo. Y jamás ningún cura en 12 años de colegio católico y catecismo te habló sobre el mal, Satanás, el demonio… Nunca te advirtieron que no debes abrir una puerta al demonio, que después cerrarla cuesta meses o años de oración y de ni-te-imaginas”, explica Eduardo. 

Y así la persona se apunta un teléfono, llama y acude a su primera sesión de Reiki. 

3.- El anzuelo del bienestar 

El Reiki habla de una técnica japonesa de energía canalizada para la sanación. Te explican que tenemos chakras (puntos energéticos en el cuerpo) y seguramente nos dirán que tenemos el aura de color un poco pálido y que eso denota enfermedad. Y te dicen que no te preocupes porque impondrán sus manos sobre nuestro cuerpo y todo se irá yendo progresivamente… 

Y el problema es que eso parece al principio. Llegas a notar una pseudo sensación de bienestar, una falsa sanación de síntomas… Es un anzuelo para que pienses que todo eso es maravilloso. También piensas: Uy, yo aquí tomando medicamentos y destrozándome el hígado, cuando todo esto se puede resolver con una imposición de manos. 

El segundo paso, dice Eduardo, es preguntar al operario: "Oye, perdona, y para hacer esto, ¿qué es lo que hay que estudiar?"... Pues nada en especial, esto lo puede hacer todo el mundo (suele ser la respuesta) "Solamente tienes que hacer un sencillo curso y pasado el primer nivel ya uno empieza a ser canal de energía y ya la empiezas a notar en las manos. Y a partir de ahí ya no tienes que venir a que te lo hagamos aquí, porque tú mismo ya puedes autosanarte." 

El tercer paso si eres un poco curioso, como yo lo fui en su día, es apuntarte al siguiente curso que hagan, señala Eduardo. Y no se crean ustedes que en estos cursos se mete gente rara, con problemas sociales o con una vida diferente a la de cualquiera. No, esos cursos están llenitos de gente de toda edad y clase social. Especialmente jóvenes como yo, ansiosos de poder sanar a otra gente. Jóvenes que no saben que le están abriendo la puerta al demonio. 

4.- El Curso: Toda una ilusión, un mundo nuevo 

Llegas al curso y un grupo de gente te habla de paz, amor, meditación y buen rollito… Energía positiva para tu vida y la capacidad de auto-sanación que tiene el mundo entero. Una energía que Dios repartió a la tierra. Según algunos de ellos, a los sacerdotes no les conviene contar esto porque a ellos les interesa tener el poder de sanación de enfermos en exclusiva. Y te dicen aquello de: “con la iglesia hemos topao, ya sabes”. Y tú lo ves todo claro y piensas que puede que tengan toda la razón e inmediatamente te metes en vereda con los chakras, las capas, el aura, la reencarnación, los seres de luz, los maestros de luz, etc… Y te compras un millón de libros porque acabas de descubrir un maravilloso mundo nuevo. 

Durante ese curso, se realiza un ritual. Antes, te dan una enseñanza teórica sobre chakras y un batiburrillo de todas las religiones del mundo mezcladas y manipuladas. Y eso se convierte en el dogma de fe número uno en tu vida. Ya hasta te apetece comprarte una túnica y pintarte un lunar en la frente, el tercer ojo. 

Después te sometes a un ritual donde te hacen un bailecito japonés y das permiso para sentir las energías. Te tiras 3 horas intentando aprender un símbolo japonés. Te pones a dibujarlo hasta que ya te sale hacerlo sobre un papel, sobre una pared y sobre un cuerpo, hasta que ya lo dibujas con la vista sin tener que trazarlo. Luego, otras 2 horas para aprenderte su extraño nombre en japonés. Pero a las pocas horas, al fin, el símbolo ya es tuyo. Y ya empiezas a utilizarlo. 

Hay que repetirlo 3 veces para supuestamente "llamar a la energía curativa". Y a partir de ahí ya empiezas a sentir esa energía, como eléctrica en las manos. Y te dicen que se puede utilizar para todo. 

Vas a tu casa, marcas la casa entera con el símbolo y se lo cuentas a tus amigos y amigas y vecinos y a la gente que más aprecias en la vida y les dices: amigo, amiga, tienes que aprender a hacer esto. 

El paso siguiente es reunir a tu grupo de amistades más fiel y convencerlos para que ellos también se hagan el curso… Hasta que lo hacen… Maestros invisibles y cosas sobrenaturales 

Y el penúltimo paso antes de enfermarte, es meterte ya en esa secta hasta puntos insospechados y de repente ir descubriendo que los maestros de Reiki (se alcanza el grado de maestría cuando te has sometido a 4 rituales fantásticos, cada uno con sus símbolos japoneses) son capaces de hacer cosas “sobrenaturales”. 

5.- El supuesto ángel de luz 

Según Eduardo, a partir de cierto nivel, los “maestros de Reiki” parecen realmente ser “capaces de adivinar cosas, saber cuándo va a haber un terremoto, entender lenguas muertas, ver espíritus pasando por por el salón de su casa”. Además, ellos mismos explican que obedecen las órdenes de un invisible guía espiritual que según ellos es un ángel de luz que es el encargado de guiarlos por su camino espiritual. 

Así, lo que empezaba como una energía curadora, impersonal, canalizable… pasa a ser, a niveles altos, una relación con entidades espirituales invisibles que otorgan conocimientos ocultos. Es decir, el Reiki implica el trato con las entidades espirituales malignas que la tradición judeocristiana y la Iglesia llama demonios. 

El demonio, que ya sabe que tú lo sabes, no va a permitir que tú vayas contando esto tan alegremente por ahí. Irá a por ti. Lo más leve que te podrá hacer es empezar a arruinarte la vida en todos sus campos, especialmente en el económico/laboral. 

No te extrañes si tienes una racha de mala suerte que perdura en el tiempo y que no se termina nunca. Ni te extrañes de discusiones en tu hogar que no sabes ni porqué empiezan ni mucho menos, porqué no se terminan nunca. Y luego empezarás a enfermar en mayor o en menor medida. Todo es progresivo, no suele ser de un día para otro, afirma Eduardo. 

Las personas que practican el Reiki, en general no están conscientes de que están llamando a los espíritus de Reiki cuando envían Reiki o están iniciando a otros. Invitan a los espíritus del Reiki dibujando el símbolo japonés de un demonio específico y les invitan llamando su nombre 3 veces, de esta manera pueden enviar la energía Reiki a alguien. También por los mismos símbolos, inician a alguien espiritualmente al Reiki, abriendo, por rituales, acceso a estos espíritus del Reiki para que el fluir de la energía Reiki pueda venir. 

6.- Identificación de símbolos y demonios 

Los Reikianos son engañados por las manifestaciones y el bienestar a corto plazo. Eduardo identifica así los 5 dibujos clásicos de la iniciación en el Reiki: 

Dai-ko-myo, demonio principal, soberano del Reiki 

Hon-cha-se-shonen, el espíritu de contacto del Reiki. Símbolo y espíritu para el segundo nivel de Reiki, para hacer contacto con una persona o una situación distante. Significado: “de mi divinidad a la tuya”. Se usa en todas las iniciaciones e incluso está escrito en la mano en el ritual para el segundo nivel de Reiki. 

Sei-heki, espíritu de guía, del Reiki. Símbolo y espíritu para el segundo nivel de Reiki, para influir en los niveles subconscientes. Se puede usar en la manipulación de personas. Este espíritu revela mucho sobre la gente y sus situaciones, y envía esta información al “tercer ojo”. Este símbolo también se usa en todas las iniciaciones de Reiki. 

Tjoko-rei, principal espíritu del Reiki. Símbolo y espíritu para el segundo nivel, activa o incrementa la energía reiki que se envía sobre alguien. Significa: “dios, ven aquí”, mandando actuar a la divinidad del reiki. 

Ling, espíritu principal del Harbori-reiki. Símbolo y espíritu para enviar o incrementar energía: es popular en España. Hay muchas diferentes formas de reiki que usan otros símbolos, dan nombres a espíritus (ling, raku, dragon de fuego, etc y demonios del satanismo). Cada maestro de Reiki es libre de mezclarlo con lo que quiera. Eduardo señala distintos gurús orientales y líderes de sectas que han creado su variante: reiki de Osho o Reiki de Bagwan, Reiki de Saibaba, Reiki de Yoga, de Karuna, de Harbori, de Rainbow-reiki…etc.
Eduardo señala que muchos usuarios de Reiki son personas vagamente materialistas, atraídos por esa idea de una energía que no es religiosa, y es difícil explicarles lo que se descubre a niveles más avanzados: que es un edificio construido sobre el trato con espíritus. 

A la gente a la que le he intentando explicar que esto viene del demonio, se han echado a reir y se piensan que el que estoy en una secta soy yo, lamenta. 

Sin embargo, la experiencia pastoral de sacerdotes exorcistas católicos de todo el mundo confirma lo vivido por Eduardo. 

Tengo más de 50 amigos y amigas metidos en esto, y estoy rezando para que no se enfermen como yo lo hice, pero creo que es inevitable. En la escuela de masajes que hay en los bajos de mi edificio anuncian cursos de 2º nivel de reiki por 200 euros. 

7.- ¿Qué se supone que tengo que hacer? 

"¿Rezar Rosarios, rociar con agua bendita el local?" 

Es complicado hacerles entender que están invocando demonios japoneses en el edificio donde vivo. Por eso, pide instruir a los jóvenes en los colegios y en las parroquia.Para los ateos, tiene un mensaje muy concreto. 

“Si eres ateo y no crees en nada, al menos no hagas nada: mejor eso, que hacer algo de lo que te puedes arrepentir el resto de tu vida”. 

Eduardo también cree que el gesto de imposición de manos del reiki es como una mofa o burla del demonio respecto a la oración con gesto de imposición de manos de los cristianos, como se da por ejemplo en la Renovación Carismática Católica, que en Latinoamérica es muy normal que ayuden en las liberaciones, mientras que aquí en España estamos a uvas como con casi todo. 

8.- Los 5 consejos para dejarlo 

Eduardo añade 5 recomendaciones para los que ya se metieron en el reiki y quieren dejarlo.”Si ya te metiste y ya empezaste a darte cuenta de tu gran error, estos son mis consejos: 

Haz una Confesión completa de vida. Busca un sacerdote y confiesa todo. Empieza por decirle que faltaste al primer mandamiento y que hiciste una práctica espiritual que es una gran ofensa a Dios. Arrepiéntete de corazón y recibe absolución. Infórmate bien de lo que conlleva cumplir los mandamientos porque en España, casi nadie los está cumpliendo. 

A partir de ese momento, haz vida 100% cristiana. Misa y comunión diaria. Rezar mínimo un Rosario al día. 

Busca en Internet oraciones católicas de sanación, liberación y renuncia al mal, y rézalas. 

Haz alguna novena pidiendo una completa sanación y liberación. Esto no es magia, salir de esto se tarda y es proporcional al tiempo que hayas estado practicando… 

En casos muy graves, busca un sacerdote exorcista experimentado. Eduardo aporta su correo electrónico (victimasdeldemonio@gmail.com ) en el que está dispuesto a recibir consultas, comentarios y también “sugerencias, direcciones de exorcistas de cualquier parte del mundo y todo lo que pueda ayudar en estos temas”. 

El padre Gareth Leyshon, Sacerdote exsorcista, da una advertencia: "Personas en Reiki muestran actividad demoníaca en grado de opresión"


Cortesía de nuestra página hermana, Blog Convertidos Catolicos-Religion en Libertad


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook. 



Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES