Mostrando las entradas con la etiqueta SEMANA SANTA. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta SEMANA SANTA. Mostrar todas las entradas

Semana Santa: ¿Por qué es Sábado Santo y no Sábado de Gloria?



El Sábado Santo es el tercer día del Triduo Pascual. Antes la gente acostumbraba llamarlo Sábado de Gloria porque la celebración de la Vigilia de la Resurrección, que simboliza “la apertura de la gloria”, se realizaba ese día en la mañana.

El que se realizara la Vigilia temprano se debía que existía una norma eclesiástica rígida que obligaba a un ayuno prolongado antes de recibir la comunión.

Ese ayuno comenzaba a las doce de la noche del día anterior y en ese lapso no era permitido ni siquiera beber agua.

Desde 1963 esa norma ya no se aplica, debido al Concilio Vaticano II y su Reforma Litúrgica, que señala que se puede comulgar sólo si se ha ayunado al menos por una hora.

Gracias a este cambio se puede celebrar la Vigilia Pascual a la hora debida, es decir, hacia la medianoche y vivir el Sábado Santo como un día de luto y no de festejo.

Adiós costumbres del Sábado de Gloria

La costumbre de bañarse en el Sábado de Gloria era algo perfectamente lícito en otro momento en que la humanidad no padecía por la falta de agua.

¿Cómo resistir la tentación de jugar con agua y bañarse, cuando salíamos de la Misa de Gloria cargados de cubetas de agua florida bendecida durante la ceremonia bautismal?

Hoy las cosas han cambiado, hay una conciencia de nuestra responsabilidad de cuidar el agua; hoy no debemos tirarla ni desperdiciarla.

Además, el Sábado de Gloria no es de alegría aún, es Sábado Santo y es de gran luto porque Jesús está en la tumba.

Con información del padre Sergio Román. 

¿Por qué la Semana Santa no tiene una fecha estable?



¿Por qué la Semana Santa no tiene una fecha estable? En la Iglesia Católica, la mayoría de las fiestas religiosas se celebran en la misma fecha cada año; sin embargo, hay algunas celebraciones movibles, como la Semana Santa, que cambia de fecha, y esta es la razón.

¿Cómo se determina cuándo es la Semana Santa?

Es de acuerdo con el calendario lunar.

En la antigua Roma medían el tiempo de acuerdo con el Calendario solar, a fin de ordenar los momentos de siembra y cosecha, pues era fundamental conocer los ciclos de las estaciones. Sin embargo, las fiestas cristianas y judías se celebraban de acuerdo con los ciclos de la luna.

Y es que, según Biblia, la muerte de Jesús fue cercana a la Pascua judía, (Cfr. Jn 13,1), pues los evangelios relatan cómo Cristo celebra la cena pascual con sus discípulos, para recordar el momento de la salida del pueblo de Israel de Egipto.

De acuerdo con las costumbres judías, la Pascua tenía lugar el día 15 del mes de Nisan (la creación del Cosmos, según el testimonio de los Padres de la Iglesia:  Cirilo de Jerusalén y Eusebio de Cesarea), que empieza con la primera luna nueva de primavera.

Por esta razón, actualmente la fecha de la Semana Santa se fija el domingo siguiente a la primera luna llena del equinoccio de primavera.

Semana Santa: ¿Qué hacer el Lunes, Martes y Miércoles santos?



Cuando se habla de Semana Santa por lo general se piensa en el Jueves, Viernes y Sábado santos, pero ésta también abarca el Lunes, Martes y Miércoles santos. Y es que para celebrar la fiesta más grande del cristianismo, debemos prepararnos muy bien.

Estos tres días nos dan la oportunidad de disponernos a vivir la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo con verdadera fe y recogimiento. ¿Qué podemos hacer? La respuesta es sencilla: alimentar el espíritu, pues así como nutrimos el cuerpo para tener fuerzas, también el espíritu necesita de alimento a fin de poder escuchar al Señor con mayor claridad.

Para ello, te sugerimos llevar a cabo estos puntos fundamentales:

1. Silencio interior

Si dos personas hablan al mismo tiempo es imposible que puedan entenderse. La Semana Santa es tiempo privilegiado para escuchar a Dios, y por ello, debemos encontrar en este período vacacional los momentos adecuados para guardar silencio y dejar que Él nos hable.

2. Alimenta tu espíritu

Nutrir nuestro espíritu es fundamental para vivir una Semana Santa llena de abundantes frutos. Te sugerimos conseguir una buena lectura espiritual y darte espacios para escuchar música que enriquezca tu espíritu. En estos días es fundamental que te animes a reconocerte pecador ante Dios.

3. Decorar tu espacio 

Para estos días el color Litúrgico es el morado. Por ello, puedes decorar con algún mantel morado, listones u hojas de colores de este tono el centro de la mesa de tu hogar, ya que éste simbolizará el sacrificio, la penitencia y la humildad a la que estamos invitados a vivir en este tiempo litúrgico.

Recuerda, si no cuentas con todos los materiales y elementos que aquí se señalan, no es necesario conseguirlos, importante es que esta celebración sea totalmente espiritual, llena de fe y, sobre todo, de todo corazón.

¿Por qué se cubren los santos en Cuaresma y Semana Santa?



¿Por qué se cubren los santos en Cuaresma y Semana Santa? Es una pregunta que se hacen muchos católicos. A partir del V Domingo de Cuaresma y hasta el Viernes Santo, en algunas iglesias las imágenes de santos y crucifijos se cubren con una tela morada, propia del tiempo litúrgico.

¿Es obligatorio? La respuesta a esta pregunta la dio el padre José de Jesús Aguilar, de la Arquidiócesis de México, en un artículo publicado en Desde la fe en 2006: No, no es obligatorio, pero es una tradición de la Iglesia que se conserva aún en algunos templos.

El sacerdote también expuso las razones del por qué se cubren las imágenes.

Que nada distraiga al cristiano de su conversión

En todas las iglesias hay bellas esculturas y obras de arte que ‘roban’ nuestra mirada, al cubrirlas se evita las distracciones, nuestros sentidos pueden enfocarse en las palabras del Evangelio del día.

“La idea es que nada distraiga al cristiano en su proceso de conversión. Así podrá descubrir con mayor profundidad el amor de Dios a través de su Hijo Jesucristo y en los santos un ejemplo a seguir. De hecho, durante la celebración del Viernes Santo por la tarde se va descubriendo poco a poco la imagen de Cristo crucificado, hasta dejarla totalmente visible”.

Es una forma de penitencia

Cuando inició la tradición de cubrir imágenes también se interpretaba como una penitencia, “pues la persona se sentía indigna de contemplar las imágenes de Dios y sus santos”.

Es un signo de duelo, de viudez

El medio de comunicación católico Cope, también complementa esta respuesta en un artículo.

“Son días de duelo y la Iglesia se cubre con el velo de la viudez. El tiempo de Pasión está consagrado de un modo especial al recuerdo de los sufrimientos de Cristo por el que hemos obtenido la redención. Cuando veamos el templo vacío, porque ninguna de las imágenes sea visible, pensemos que eso sucede en la Iglesia cuando Cristo no está. Si Jesús no hubiera resucitado, nuestra fe sería vana, y las imágenes en el tempo no tendrían ningún sentido”.

“Nos recuerda de una manera visual que nuestra fe en toda su gloria solo es posible a través de la obra de Cristo en su sufrimiento y muerte en la cruz”.

¿Está prohibido escuchar música en Semana Santa?



La piedad popular ha creado una gran cantidad de mitos en relación con la Semana Santa, algunos tan absurdos como no vestir de rojo, no bañarse en un río o  no clavar nada ni salir de casa después de las 15:00 horas el Viernes Santo; otros no son mitos, sino costumbres, como el hecho de no escuchar música en Semana Santa, que sean días en que hagamos un ejercicio de silencio.

Por lo tanto, no está prohibido como tal escuchar música en Semana Santa, pero es una costumbre que tenemos los católicos. 

¿De dónde viene esta costumbre? En entrevista para Desde la fe, el especialista en Liturgia, el P. José Alberto Medel Ortega, explica que más que tratarse de una prohibición explícita de la Iglesia católica, es una costumbre propia de la religiosidad popular, de costumbres familiares muy antiguas, con las cuales muchas generaciones fueron educadas.

El sacerdote perteneciente a la Diócesis de Xochimilco recuerda que su padre, quien provenía de una familia tradicionalmente católica, les impedía escuchar música durante esos días santos, y tampoco los dejaba ver la televisión.

Para el sacerdote, esta costumbre está relacionada con el hecho de que en la liturgia de la Iglesia se limitaba un poco la música durante la Semana Mayor. “Pero sólo la música, no los cantos, pues incluso hay un gran acervo de cantos de Semana Santa, para los cuales se utilizaba otro tipo de interpretación, no con instrumentos musicales, sino con polifonías”.

Muy probablemente –continúa el liturgista– cuando se tuvo la posibilidad de contar con aparatos electrónicos para escuchar música, como los fonógrafos o los tocadiscos, la gente imitó en sus casas la austeridad y el silencio que había en las iglesias. “Era una imitación, nunca hubo una prohibición”, insiste.

El padre Medel asegura que si bien la limitación de la música en la liturgia es una indicación que sigue vigente, actualmente se permite un poco de música sólo para soportar el canto; es decir, para evitar desentonaciones, principalmente. “Fuera de ese criterio, no hay otra prohibición en sentido estricto”.

¿Qué tipo de música puedo escuchar en Semana Santa?

“La música siempre ha ocupado un lugar muy importante dentro de la liturgia y la vida espiritual, pues estimula los sentidos y ayuda a que estos vuelen hacia lo trascendente, hacia Dios”, asegura.

Y en este sentido, la música recomendable más bien depende de la circunstancia en la que la persona se quiera concentrar; “el punto es éste: ¿en qué me quiero concentrar? Por ejemplo, hay música de ambiente, música religiosa, que nos ayuda a centrarnos en los misterios que estamos celebrando”.

“Para el Jueves Santo, hay cantos eucarísticos; para el Viernes Santo, música o cánticos que hablan sobre la muerte de Jesús, sobre su amor, sobre la redención, sobre la misma Virgen María al pie de la cruz. Ya no conviene el Viernes Santo cantos sobre nuestros pecados, pues para esto tuvimos toda la Cuaresma; el Viernes Santo es para estar con Jesús que sufre”.

Sugiere el padre Medel que para el Sábado Santo sí convendría hacer un ejercicio de silencio porque ese día “Jesús duerme en el sepulcro”, y si no se puede, música sin canto, música tranquila, música relajante, música que invite a la serenidad y la paz. Y naturalmente, del Domingo de Resurrección en adelante, se puede escuchar música jubilosa, festiva, que invite a la alegría, al gozo, a la fiesta, a sacar las emociones ante el triunfo de Cristo Resucitado”.

“Pero repito: todo depende en qué me quiero concentrar, en qué quiero centrar mis sentidos. Bueno, pues si le damos a cada día su toque propio, hay distintos tipos de música que me van a ayudar a centrar mis sentidos en los sagrados misterios”, concluye.

La Semana Santa cambia de fecha cada año. ¡Conoce la razón!


En la Iglesia Católica, la mayoría de las fiestas religiosas se celebran en la misma fecha cada año; sin embargo, hay algunas celebraciones movibles, como la Semana Santa, que cambia de fecha, y esta es la razón.

La luna y la Semana Santa

En la antigua Roma medían el tiempo de acuerdo con el Calendario solar, a fin de ordenar los momentos de siembra y cosecha, pues era fundamental conocer los ciclos de las estaciones. Sin embargo, las fiestas cristianas y judías se celebraban de acuerdo con los ciclos de la luna.

Y es que, según Biblia, la muerte de Jesús fue cercana a la Pascua judía, (Cfr. Jn 13,1), pues los evangelios relatan cómo Cristo celebra la cena pascual con sus discípulos, para recordar el momento de la salida del pueblo de Israel de Egipto.

De acuerdo con las costumbres judías, la Pascua tenía lugar el día 15 del mes de Nisan (la creación del Cosmos, según el testimonio de los Padres de la Iglesia:  Cirilo de Jerusalén y Eusebio de Cesarea), que empieza con la primera luna nueva de primavera.

Por esta razón, la fecha de la Semana Santa se fija el domingo siguiente a la primera luna llena del equinoccio de primavera.

Semana Santa 2022: ¿En qué días cae?


La Semana Santa 2022 es una de las fechas más importantes del año para los católicos, pues durante esos días recordamos la pasión, muerte y Resurrección de Jesús. ¿Sabes cuándo es? 

¿Cuándo es la Semana Santa 2022? 

Semana Santa 2022.

Comienza el 10 de abril, con el Domingo de Ramos y termina el 17 de abril, Domingo de Resurrección. Las fechas de la Semana Santa 2022 son las siguientes: 

10 de abril: Domingo de Ramos

Con el Domingo de Ramos, se da inicio a la Semana Santa. Los santos evangelios nos narran cómo, el domingo anterior al Viernes Santo, Jesús fue recibido victorioso en la ciudad de Jerusalén.

14 de abril: Jueves Santo

El Jueves Santo, Jesús instituyó la Eucaristía durante la Última Cena, enseñándonos que Él está presente en el pan y en el vino consagrados; estableció el Sacerdocio Ministerial al decirle a los apóstoles, “hagan esto en memoria mía” (1 Cor. 11,25); les lavó los pies a sus discípulos para enseñarles el mandamiento del amor y del servicio.

15 de abril: Viernes Santo

El Viernes Santo, Cristo amaneció en la casa de Caifás. Desde muy temprano fue  llevado ante Pilato, quien rechazó juzgarlo y lo envió ante Herodes (gobernante de Galilea). Herodes lo regresó con Pilato donde lo azotaron brutalmente, lo coronaron con espinas y lo condenaron a morir en el Monte Calvario.

17 de abril: Domingo de Resurrección

Es la fiesta más importante para los católicos, porque celebramos el acontecimiento que da fundamento a nuestra fe: la Resurrección de Jesús. 

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES