Mostrando las entradas con la etiqueta pecado grave. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta pecado grave. Mostrar todas las entradas

Sacerdote alerta sobre el grave pecado que pone en peligro a los padres católicos



 
Padre Gabriel Lickteig 

Como sacerdote, puedo decir que uno de los grandes eventos del año es administrar la Sagrada Comunión a los niños por primera vez.

Quisiera tomar unos momentos para una reflexión más profunda sobre lo que el Señor nos pide que hagamos por estos niños que Dios nos encomienda.

Estos niños, que alegran a nuestras familias y a la Iglesia, son las ovejas del Señor. Él se preocupa profundamente por ellos; Él derramó Su Sangre por ellos.

De hecho, existe un lazo profundo entre las ovejas del Señor y la Eucaristía.

Cuando Nuestro Señor multiplicó las hogazas de pan por los 5.000 en el Evangelio de Juan, había “mucha hierba” en el lugar donde la gente se reclinaba antes de darles de comer.

Ningún detalle en las Escrituras se registra por pura coincidencia.

Es probable que San Juan se refiriera al Salmo 23, el gran y famoso Salmo sobre el Buen Pastor, donde dice “en verdes pastos me hace descansar”.

Cuando un niño recibe por primera vez el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad del Señor en la Eucaristía, esto se ordena principalmente para mantenerlo vivo espiritualmente, para que pueda disfrutar por siempre de la compañía del Buen Pastor.

Como guardianes de las ovejas del Señor, les hago este llamamiento de corazón a oponerse a ciertas tendencias que se repiten año tras año en la Iglesia.

Oro fervientemente para que la primera Comunión de su hijo no sea la última. Oro fervientemente para que cuando reciban el Pan de Vida, hagamos todo lo que esté a nuestro alcance como guardianes y protectores para mantenerlos vivos, no solo físicamente, sino también espiritualmente.

Para ello, es necesario reafirmar la posición de la Iglesia sobre uno de los mínimos que nos pide Nuestro Señor: asistir a Misa todos los domingos.
 
El Catecismo especifica más precisamente este precepto de la Iglesia:

“Los domingos y otros días de precepto los fieles están obligados a participar en la Misa. El precepto de participar en la Misa se cumple con la asistencia a una Misa que se celebre en cualquier lugar en un rito católico, ya sea en el día santo o en el tarde del día anterior.

“La Eucaristía dominical es el fundamento y la confirmación de toda práctica cristiana. Por eso los fieles están obligados a participar de la Eucaristía en los días de precepto, a no ser que sea justificada por causa grave (por ejemplo, enfermedad, cuidado de niños) o dispensada por el propio párroco.

“Aquellos que deliberadamente faltan a esta obligación cometen un pecado grave”.

Catecismo de la Iglesia Católica, 2180-2181
Estimados padres, tengan en cuenta que la Iglesia considera esto “el fundamento… de toda práctica cristiana”.

Sin una base sólida, será difícil sobrevivir con nuestra fe y nuestras almas intactas.

En segundo lugar, (y no puedo enfatizar esto lo suficiente), el ejemplo de los padres es el mayor impulso para que los hijos mantengan la fe. Los padres son los gigantes y héroes que el Señor provee para guiarlos hacia Él.

Nuestros ejemplos pueden llevar a los niños a Jesús o alejarlos de Él.
Debo enfatizar, sin embargo, que aunque asistir a la misa dominical es lo mínimo indispensable, descuidarla deliberadamente es tanto un pecado grave como un escándalo:

“Escándalo es una actitud o comportamiento que lleva a otro a hacer el mal. El que da escándalo se convierte en tentador de su prójimo. Daña la virtud y la integridad; puede incluso llevar a su hermano a la muerte espiritual. El escándalo es un delito grave si por acción u omisión se induce deliberadamente a otro a cometer un delito grave”.

CIC 2284

En cuanto a la actitud de Nuestro Señor hacia los pequeños y el escándalo, no puede ser más claro:

“Pero si alguno hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una gran piedra de molino de asno y que lo hundieran en lo profundo del mar”. (Mateo 18:6)

Nuestro Señor usa palabras fuertes porque nos ama. Él ama a estos niños y quiere que vivamos.

Humildemente les pido que tomen en serio estas palabras y eviten poner en peligro la vida espiritual de la posesión más preciada del Señor, Sus ovejas.

¿Qué piensas de esta advertencia?

Calumniar o mentir a propósito en cuestiones de fe es un pecado muy grave


CALUMNIAR O MENTIR A PROPÓSITO EN CUESTIONES DE FE ES UN PECADO MUY GRAVE 

1. Cuando izamos la bandera de nuestra Patria y entonamos el himno nacional, no estamos expresando respeto y cariño al pedazo de tela que está en un mástil, sino a la Patria en donde nacimos. No consideramos dios a la Patria. Por tanto, no cometemos idolatría. 

2. Cuando nos levantamos a aplaudir a nuestro jugador favorito: Neymar, Messi, Ronaldo o quien sea. No pensamos que sea un dios, sino que lo hacemos porque juegan bien al fútbol. No somos idólatras. 

3. Cuando nos visita el Presidente de un país hermano, los militares se ponen firmes, ponen manos a la visera ante la presencia del mismo. No lo consideran un dios, sino simplemente un mandatario digno de respeto. No son idólatras. 

4. Cuando manifestamos respeto y cariño a las personas que amaron mucho a Jesús y al Prójimo y han perseverado en eso hasta la muerte. No lo hacemos porque sean dioses o diosas. NO SOMOS IDÓLATRAS. 

5. Cuando conmemoramos una fecha significativa de los héroes nacionales se suele llevar coronas de laureles a sus tumbas o frente a sus estatuas. Y ese gesto no es porque sean considerados dioses. Por tanto no es idolatría. 

6. Dios manda hacer imágenes y Dios no se contradice: (Ex 25,18), (Números 21:8), Salomón llenó de imágenes el Templo (1 Reyes 6, 23 a 29), y Dios lo aprobó (1 Reyes 8,6 a 11). 

7. En relación a lo señalado en el número 4 de Éxodo 20: es propio de los seres humanos manifestar visiblemente nuestros pensamientos y afectos. Por eso, utilizamos sus imágenes, para manifestar a esas personas que ya no están en la tierra nuestra veneración y cariño. No consideramos que esas imágenes sean dioses o diosas. POR TANTO NO SOMOS IDÓLATRAS. En Éxodo 20:3-5 queda claro que lo que Dios prohíbe es adorar ÍDOLOS, directamente o a través de sus imágenes; porque es un Dios CELOSO (Éxodo 20:5). Es decir no quiere que adoremos otros dioses, ¡Porque no existen!. 

8. Alguno podrá decir: "pero los católicos se arrodillan frente a las estatuas, o las besan". Los gestos externos son manifestaciones de los pensamientos y sentimientos de la persona. Es decir si hago una inclinación frente a la imagen de un santo, es para expresar respeto y cariño hacia una persona que está en el cielo, pero no la considero un dios o diosa a esa persona, ni a su imagen, NO ADORO. Pero si lo hiciera para expresar mi reconocimiento de la condición divina de ese ser. En ese caso, el gesto expresaría adoración. 

9. Pongamos ejemplos de la Biblia: Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. (Mateo 18:29). En este caso el acto de postrarse no se hace para adorar sino para implorar clemencia. 

Entonces Josué rasgó sus vestidos y postró su rostro en tierra delante del arca del SEÑOR hasta el anochecer, él y los ancianos de Israel; y echaron polvo sobre sus cabezas. (Josué 7:6). El Arca tenía estatua de Serafines, pero Josué no se postró para adorar el Arca, sino para manifestar su adoración a Dios, frente al Arca que significaba la presencia de Dios en medio de su pueblo. Es decir, el Arca con sus imágenes ¡Sirvió como instrumento para que Josué expresara físicamente su adoración a Dios! 

Cuando lo vieron los hijos de los profetas que estaban en Jericó frente a él , dijeron: El espíritu de Elías reposa sobre Eliseo. Y fueron a su encuentro y se postraron en tierra ante él. (2 Reyes 2,15  Se postraron no porque creían que Eliseo era Dios, sino para manifestarle respeto porque era un hombre en quien moraba el Espíritu Santo. 

¿No podemos igualmente nosotros venerar o respetar a los Santos porque son morada de Dios para siempre, porque perseveraron en el amor a Dios? "Jesús le respondió: «Si alguno me ama, guardará mi Palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él." (Juan 14:23)

Dios castiga las faltas de respeto hacia sus siervos 

Y si él (Moisés) me ve cara a cara,¿cómo se atreven ustedes a hablar mal de él?»
El Señor se enojó mucho con ellos, y se fue. Y en cuanto la nube se alejó de la tienda, María se puso leprosa, con la piel toda blanca. Cuando Aarón se volvió para mirar a María, y vio que estaba leprosa (Números 12:8-9).

Y le agrada que se les trate bien, con respeto y cariño 

Génesis 12:3 
Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. Dice el Señor a Abraham

"«Y cualquiera que les dé de beber un vaso de agua PORQUE SON DE CRISTO, yo les aseguro que no quedará sin recompensa.»" (Marcos 9:41)

10. Como ven queridos hermanos, lo esencial está en estas palabras: "porque son de Cristo". Porque pertenecen a Cristo ¡Es la razón por la cual honramos a los santos! No vemos esas manifestaciones de respeto y cariño en competencia con el amor a Cristo, sino como una expresión más de ese amor. 

11. Si crees en Dios, dime para que necesitas tantos santos y vírgenes? Dirá otro. Si tenemos a la patria, porque tenemos héroes y heroínas? Porque forman parte de la historia de la Patria, porque la amaron y lucharon por ella. Les amamos precisamente por amor a la Patria, forma parte de ese amor. 

Así también, los santos y santas forman parte de la gran historia de amor que es el cristianismo. Les amamos y honramos por su amor a Jesucristo, amarles es una forma de amar a Jesucristo, porque los santos les pertenecen. 

12. Por eso, si lees estos puntos con calma, invocando al Espíritu Santo, te darás cuenta de que no hay motivos para acusar a los católicos de idólatras. Vimos juntos muchos pasajes de la Biblia que ilustran lo que creemos los católicos. No permitas que un fanatismo enfermizo te lleve a torcer el sentido de la escritura santa. Calumniar, es decir, mentir a sabiendas en cuestiones de fe, sólo con el objetivo de ganar una discusión, es un pecado gravísimo contra la caridad y contra la verdad. 

13. Si Jesús ha venido con el solo objetivo de predicar la verdad (Juan 18:37), deberíamos buscar, respetar y amar esta verdad por encima de todas nuestras opiniones o formas de pensar. Y si descubrimos que estamos equivocados, solo queda rendir nuestro juicio y obedecer a la palabra de Dios. 

14. Que Dios nos regale sabiduría y humildad para obedecer a su palabra por encima de todas las cosas. 

ALABADO SEA JESUCRISTO!!!! 

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook. 


TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS! 

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATÓLICO DEFIENDE TU FE.


Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES