Mostrando las entradas con la etiqueta apócrifos. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta apócrifos. Mostrar todas las entradas

«LOS 400 AÑOS DE SILENCIO» EL FALSO ARGUMENTO PROTESTANTE PARA SACAR 7 LIBROS DE LA BIBLIA



«LOS 400 AÑOS DE SILENCIO» EL FALSO ARGUMENTO PROTESTANTE PARA SACAR 7 LIBROS DE LA BIBLIA
Por Jesús Mondragón

Muy conocido es el dogma protestante de Sola Scriptura, el cuál supuestamente indica que ellos no creen en nada en materia de fe que no venga relatado en la Biblia.

Sin embargo, una cosa es decir y otra el hacer. Y la contradicción es la nota distintiva del protestantismo, porque a la hora de "probar" sus aseveraciones, no dudan en citar otros muchos documentos aparte de la Escritura, incluso de los mismos libros deuterocanónicos de la Biblia que ellos rechazan como falsos.

Así es querido lector, cuando un Católico cita algún documento histórico o algún libro deuterocanónico de la Biblia, el protestante simplemente no cree y no acepta la prueba que se le presenta, ¿por qué? Pues porque eso no está en su "biblia" mutilada.

¿Sobre la base de qué criterio muchos protestantes y grupos sectarios rechazan esos documentos que ellos mismos utilizan? Pues la respuesta es clara: Cuando a ellos les conviene.

Tal es el caso del asunto que ahora nos ocupa. Como es ampliamente conocido, los "cristianos" evangélicos usan una biblia incompleta a la que le faltan 7 libros.

I de Macabeos
II de Macabeos
Tobías o Tobit
Baruc
Judith
Eclesiástico o Sirácides
Sabiduría

Para justificar su rechazo a éstos libros que han sacado de la Biblia, los "cristianos" evangélicos se han inventado muchos argumentos. Hoy sólo nos ocuparemos de uno de ellos, el llamado argumento de los "400 AÑOS DE SILENCIO".

Según ésto, los 7 libros deuterocanónicos no son inspirados por Dios porque en la época en la que se escribieron, es decir, un periodo de aproximadamente 400 años antes de Cristo, en los que YA NO HABÍA PROFETAS, constituyendo así los 400 años de silencio.

Aseguran que al no existir profetas, los libros que se escriben en dicho periodo de tiempo no son inspirados por Dios y por consiguiente no deben ser parte de la Biblia. Según ellos, el último libro verdaderamente inspirado del Antiguo Testamento es el libro de ESDRAS.

Algunas preguntas lógicas que surgen son: ¿En qué parte de la Biblia protestante como la Reina-Valera 1960 dice esto? ¿En qué parte de la Biblia dice que el último libro inspirado del Antiguo Testamento es Esdras? ¿Cómo prueban los protestantes con su biblia los 400 años de silencio?

Resulta que la Biblia no apoya el falso argumento protestante, la Biblia no habla de ningunos 400 años de silencio, ni tampoco dice que Esdras es el último libro inspirado. Debido a eso, ¡LOS PROTESTANTES SE VEN OBLIGADOS A CITAR LOS LIBROS QUE ELLOS MISMOS HAN SACADO DE SU BIBLIA Y RECHAZAN COMO FALSOS!

Las citas a las que se han visto obligados a recurrir son del Primer libro de los Macabeos.

I Macabeos 4:44-46
Deliberaron sobre lo que había de hacerse con el altar de los holocaustos que estaba profanado.
Con buen parecer acordaron demolerlo para evitarse un oprobio, dado que los gentiles lo habían contaminado. Lo demolieron, pues, y depositaron sus piedras en el monte de la Casa, en un lugar conveniente, HASTA QUE SURGIERA UN PROFETA que diera respuesta sobre ellas.

I Macabeos 9,27
Tribulación tan grande no sufrió Israel desde los tiempos en que DEJARON DE APARECER PROFETAS.

I Macabeos 14,41
y que a los judíos y a los sacerdotes les había parecido bien que fuese Simón su hegumeno y sumo sacerdote para siempre HASTA QUE APARECIERA UN PROFETA DIGNO DE FE.

El problema con éstas citas, es que a lo largo de todo el Antiguo Testamento, o sea, antes de ESDRAS y antes de los 400 años de silencio, hubo muchas épocas en que no EXISTIÓ REY, NI PROFETAS, NI AUTORIDAD ALGUNA EN EL PUEBLO DE ISRAEL.

Si el argumento protestante de los 400 años de silencio fuera verdadero, ellos tendrían que sacar otros 6 o 7 libros de la Biblia.

Jueces
1 Samuel
Salmos
Lamentaciones
Proverbios
II Crónicas

JUECES

Jueces 17:5-6
Este hombre, Miká, tenía una Casa de Dios; hizo un efod y unos terafim e invistió a uno de sus hijos que vino a ser su sacerdote.
En aquel tiempo no había rey en Israel y hacía cada uno lo que le parecía bien.

Jueces 21:25
Por aquel tiempo no había rey en Israel y cada uno hacía lo que le parecía bien.

Entonces, ¿como no había rey, ni sacerdotes, ni autoridad religiosa, el libro de los Jueces no es inspirado por Dios?

1 SAMUEL

I Samuel 3:1
Servía el niño Samuel a Yahveh a las órdenes de Elí; EN AQUEL TIEMPO ERA RARA LA PALABRA DE YAHVEH, Y NO ERAN CORRIENTES LAS VISIONES.

Al no haber Palabra de Dios (profecías) ni tampoco visiones (revelaciones), ¿debemos por eso sacar de la Biblia el libro primero de Samuel?

SALMOS

Salmos 74:7-9
Prendieron fuego a tu santuario, por tierra profanaron la mansión de tu nombre.
Dijeron en su corazón: «¡Destruyámoslos en bloque!» Quemaron en la tierra todo lugar de santa reunión.
No vemos nuestras enseñas, NO EXISTEN YA PROFETAS, ni nadie entre nosotros que sepa hasta cuándo.

Salmos 77:9
¿Se ha agotado para siempre su amor? ¿SE ACABÓ LA PALABRA PARA TODAS LAS EDADES?

El libro de los Salmos relata explícitamente que NO EXISTEN YA PROFETAS, ¿deberíamos sacarlo de la Biblia si aplicamos el argumento protestante del silencio? Más aún, ¿por qué ellos no lo han sacado de su biblia?

Ezequiel 7:26
Vendrá desastre tras desastre, noticia tras noticia: en vano se pedirá al profeta una visión, le faltará al sacerdote la ley, el consejo a los ancianos.

El profeta Ezequiel asegura que en el tiempo de la destrucción de Jerusalén en el 586/587 antes de Cristo, acudirán a los profetas, a los sacerdotes y al consejo de ancianos y no recibirán respuesta de Dios, es decir, Dios guardó silencio en esa época, 180 años antes de Esdras, 180 años antes de que según los protestantes comenzaran los 400 años de silencio

LAMENTACIONES

Lamentaciones 2:9
Tet. Sus puertas en tierra se han hundido, él ha deshecho y roto sus cerrojos; su rey y sus príncipes están entre las gentes; ¡ya no hay Ley! Y TAMPOCO SUS PROFETAS LOGRAN VISIONES DE YAHVEH.

Otro silencio de parte de Dios antes de la época de Esdras. ¿Hay que sacar también el libro de Lamentaciones según el argumento protestante?

PROFECÍA QUE ALUDE A LA REFORMA DE EZEQUÍAS Y JOSÍAS, ANTES DE ESDRAS

II Crónicas 15:3-4
DURANTE MUCHO TIEMPO ISRAEL ESTARÁ SIN VERDADERO DIOS, SIN SACERDOTE QUE ENSEÑE Y SIN LEY.
Mas cuando en su angustia se vuelva a Yahveh, el Dios de Israel, y le busque, él se dejará hallar de ellos.

Otro silencio por parte de Dios en la Época de los libros de los Reyes.

PROVERBIOS 

Proverbios 29:18
CUANDO NO HAY PROFETAS, el pueblo se relaja, dichoso el que guarda la ley.

Como hemos podido constatar, han existido diversas épocas a lo largo de toda la historia del pueblo de Israel en las que no existieron autoridades como el rey, sacerdotes y tampoco hubo profetas. También hubo varias épocas en las que Dios guardó silencio y no inspiró a ningún profeta.

Por lo tanto, el argumento de los 400 años de silencio esgrimido por los "cristianos" evangélicos, para rechazar y sacar de la Biblia los libros deuterocanónicos, de que no hubo profetas y por lo tanto no son inspirados se cae a la luz de lo reportado por la Biblia. Y si fueran honestos y aplicaran tal criterio, deberían haber sacado varios libros más de la Escritura. Por ende, el argumento de los 400 años de silencio, no prueba nada y ni ellos mismos se lo creen.


PAX ET BONUM

«El libro de Tobías de la Biblia católica enseña magia negra» Aseguran los protestantes. ¿Es verdad esto?


«EL LIBRO DE TOBÍAS ENSEÑA MAGIA NEGRA» ASEGURAN LOS PROTESTANTES. CON ESE Y OTROS PRETEXTOS, LO HAN SACADO DE LA BIBLIA. 

¿ES VERDAD ESTO? ¿EL LIBRO DE TOBÍAS CONTIENE UN TRATADO DE MAGIA?
Por Jesús Mondragón (Saulo de Tarso) 

Con el propósito de justificar el haber sacado de la Biblia un libro tan valioso como lo es el "Libro de Tobías", los protestantes argumentan que en él se promueve la magia. ¿Son verdaderas esas afirmaciones? Procedamos a analizar los textos que según ellos son la prueba, de que ahí se enseña magia negra o brujería. 

Tobías 6,3-9
Bajó el muchacho al río a lavarse los pies, cuando saltó del agua un gran pez que quería devorar el pie del muchacho. Este gritó
pero el ángel le dijo: «¡Agarra el pez y tenlo bien sujeto!» El muchacho se apoderó del pez y lo arrastró a tierra.
El ángel añadió: «Abre el pez, sácale la hiel, el corazón y el hígado y guárdatelo, y tira los intestinos; porque su hiel, su corazón y su hígado son remedios útiles.»
El joven abrió el pez y tomó la hiel, el corazón y el hígado. Asó parte del pez y lo comió, salando el resto. Luego continuaron su camino, los dos juntos, hasta cerca de Media.
Preguntó entonces el muchacho al ángel: «Hermano Azarías, ¿qué remedios hay en el corazón, el hígado y la hiel del pez?»
Le respondió: «Si se quema el corazón o el hígado del pez ante un hombre o una mujer atormentados por un demonio o un espíritu malo, el humo ahuyenta todo mal y le hace desaparecer para siempre.
Cuanto a la hiel, untando con ella los ojos de un hombre atacado por manchas blancas, y soplando sobre las manchas, queda curado.» 

Tobías 8,1-3
Cuando acabaron de comer y beber, decidieron acostarse, y tomando al joven le llevaron al aposento.
Recordó Tobías las palabras de Rafael y, tomando el hígado y el corazón del pez de la bolsa donde los tenía, los puso sobre las brasas de los perfumes.
El olor del pez expulsó al demonio que escapó por los aires hacia la región de Egipto. Fuese Rafael a su alcance, le ató de pies y manos y en un instante le encadenó. 

¿QUÉ ES LA MAGIA? 

Según la Real Academia de la Lengua Española, la definición de "magia" es la siguiente. 

MAGIA 

Del lat. magīa, y este del gr.μαγεία mageía. 

1. Arte o ciencia oculta con que se pretende producir, valiéndose de ciertos actos o palabras, o con la intervención de seres imaginables, resultados contrarios a las leyes naturales. 

2. Encanto, hechizo o atractivo de alguien o algo. 

magia blanca, o magia natural 

1. magia que por medios naturales obra efectos que parecen sobrenaturales. 

magia negra 

1. Rito supersticioso que trata de propiciar la ayuda del diablo para conseguir cosas extraordinarias. 

En suma, la magia pretende conseguir sus objetivos mediante un conjuro o hechizo, en el que se invocan para ello fuerzas ocultas (demonios), o mediante el empleo de objetos que "naturalmente" cuentan con poderes mágicos, o porque en ellos se realizó un hechizo o conjuro. 

¿Existen en los textos de Tobías antes vistos, objetos mágicos o conjuros a fuerzas ocultas y demoníacas? 

La respuesta es un claro NO, no existen objetos mágicos ni conjuros o hechizos. El ánge "Rafael",  cuyo nombre precisamente significa "Dios cura", le dice a Tobías que el corazón y el hígado del pez son "remedios útiles"

Y, ¿Qué es un remedio? Según la RAE, un remedio es: reparación, enmienda, corrección, recurso, medicamento, medicina, que se toma para reparar un daño o inconveniente. Enmienda o corrección. Recurso, auxilio o refugio. Aquello que sirve para producir un cambio favorable en las enfermedades

OTROS RELATOS BÍBLICOS QUE TAMBIÉN PUEDEN INTERPRETARSE COMO BRUJERÍA 

Si empleamos el mismo "método" que los protestantes usan para "interpretar" el libro de Tobías, podremos ver que existen otros textos con relatos que podrían ser tomados como brujería o magia, incluso más que Tobías. Veamos. 

Jacob utiliza unas varas para hacer que el ganado de su suegro Labán, sólo produzca crías listadas, pintas o manchadas: 

Génesis 30,31-43
Dijo Labán: «¿Qué he de darte?» Respondió Jacob: «No me des nada. Si haces por mí esta, volveré a apacentar tu rebaño. Fíjate bien: 

Voy a desfilar hoy con todo tu rebaño. Aparta toda oveja negra y las cabras pintas y manchadas, y eso será mi paga, y la garantía de mi honradez el día de mañana. Cuando te presente a controlar mi paga, todo lo que no fuere pinto y manchado entre las cabras y negro entre los corderos, será lo que he robado.» 

Dijo Labán: «Bien, sea como dices.» 

Y aquel mismo día apartó los machos cabríos listados y manchados, todo lo que tenía en sí algo de blanco, así como todo lo negro entre las ovejas, y lo confió a sus hijos, interponiendo tres jornadas de camino entre él y Jacob. Este último apacentaba el resto del rebaño de Labán. 

Entonces Jacob se procuró unas varas verdes de álamo, de almendro y de plátano, y labró en ellas unas muescas blancas, dejando al descubierto lo blanco de las varas, e hincó las varas así labradas en las pilas o abrevaderos a donde venían las reses a beber, justo delante de las reses, con lo que éstas se calentaban al acercarse a beber

O sea, que se calentaban a la vista de las varas, y así parían crías listadas, pintas o manchadas. 

Luego separó Jacob los machos, echándolos a lo listado y negro que ahora había en el rebaño de Labán, y así se fue formando unos hatajos propios, que no mezclaba con el rebaño de Labán. 

Además, siempre que se calentaban las reses vigorosas, poníales Jacob las varas ante los ojos en las pilas, para que se calentaran bajo el influjo de las varas; mas cuando el ganado estaba débil, no las ponía de modo que las crías débiles eran para Labán, y las vigorosas para Jacob. 

Así que éste medró muchísimo, y llegó a tener rebaños numerosos, y siervas y siervos y camellos y asnos. 

¿Empleó Jacob magia o hechicería? Claro que no, puesto que no se le atribuye a las varas ningún poder mágico, ni se realizó sobre ellas conjuro alguno a fuerzas ocultas o demoníacas, como tampoco se hizo con el corazón y el hígado del relato de Tobías. A lo más, Jacob utilizó dichas varas como un "afrodisíaco", pues la propia Escritura dice que a la vista de tales varas "las reses se calentaban"

¿Es la simple harina empleada por Eliseo en el siguiente relato, un remedio contra los hongos venenosos? Sabemos que no, sin embargo: 

II Reyes 4:38-41
Cuando Eliseo se volvió a Guilgal había hambre en el país. La comunidad de los profetas estaba sentada ante él y dijo a su criado: «Toma la olla grande y pon a cocer potaje para los profetas.» 

Uno de ellos salió al campo a recoger hierbas comestibles; encontró una viña silvestre y recogió una especie de calabazas silvestres hasta llenar su vestido; fue y las cortó en pedazos en la olla del potaje, pues no sabía lo que era. 

Lo sirvieron después para que comieran los hombres y, cuando estaban comiendo, comenzaron a gritar diciendo: « ¡La muerte en la olla, hombre de Dios!» Y no pudieron comer. 

El dijo: «Traedme harina», y la echó en la olla. Dijo: «Repartid entre la gente.» Comieron y no había nada malo en la olla. 

Tampoco empleó Eliseo "harina mágica" ni realizó sobre ella ningún conjuro o hechizo, pero lo que hizo el profeta funcionó. ¿Y qué decir del siguiente texto? ¿Es el agua del río Jordán "mágica" que puede curar la lepra? 

II Reyes 5:8-14
Cuando Eliseo, el hombre de Dios, oyó que el rey de Israel había rasgado sus vestidos, envió a decir al rey: « ¿Por qué has rasgado tus vestidos? Que venga a mí y sabrá que hay un profeta en Israel.» 

Llegó Naamán con sus caballos y su carro y se detuvo a la entrada de la casa de Eliseo. 

Eliseo envió un mensajero a decirle: «Vete y lávate siete veces en el Jordán y tu carne se te volverá limpia.» 

Se irritó Naamán y se marchaba diciendo: «Yo que había dicho: ¡Seguramente saldrá, se detendrá, invocará el nombre de Yahveh su Dios, frotará con su mano mi parte enferma y sanaré de la lepra! 

¿Acaso el Abaná y el Farfar, ríos de Damasco, no son mejores que todas las aguas de Israel? ¿No podría bañarme en ellos para quedar limpio?» Y, dando la vuelta, partió encolerizado. 

Se acercaron sus servidores, le hablaron y le dijeron: «Padre mío; si el profeta te hubiera mandado una cosa difícil ¿es que no la hubieras hecho? ¡Cuánto más habiéndote dicho: Lávate y quedarás limpio!» 

Bajó, pues, y se sumergió siete veces en el Jordán, según la palabra del hombre de Dios, y su carne se tornó como la carne de un niño pequeño, y quedó limpio. 

¿Qué hay de los siguientes relatos sobre el mismo Señor Jesucristo,  en los que emplea su ropa, saliva y lodo para curar a mudos, ciegos y curar enfermedades? 

Marcos 6,56
Y dondequiera que entraba, en pueblos, ciudades o aldeas, colocaban a los enfermos en las plazas y le pedían que tocaran siquiera la orla de su manto; y cuantos la tocaron quedaban salvados

Marcos 7:32-35
Le presentan un sordo que, además, hablaba con dificultad, y le ruegan imponga la mano sobre él. 

El, apartándole de la gente, a solas, le metió sus dedos en los oídos y con su saliva le tocó la lengua

Y, levantando los ojos al cielo, dio un gemido, y le dijo: «Effatá», que quiere decir: «¡Abrete!» 

Se abrieron sus oídos y, al instante, se soltó la atadura de su lengua y hablaba correctamente.


Marcos 8:23-25
Tomando al ciego de la mano, le sacó fuera del pueblo, y habiéndole puesto saliva en los ojos, le impuso las manos y le preguntaba: «¿Ves algo?» El, alzando la vista, dijo: «Veo a los hombres, pues los veo como árboles, pero que andan.» 

Después, le volvió a poner las manos en los ojos y comenzó a ver perfectamente y quedó curado, de suerte que veía de lejos claramente todas las cosas. 

Juan 9:6-7
Dicho esto, escupió en tierra, hizo barro con la saliva, y untó con el barro los ojos del ciego y le dijo: «Vete, lávate en la piscina de Siloé» (que quiere decir Enviado). El fue, se lavó y volvió ya viendo. 

¿POR QUÉ SE EMPLEAN CIERTOS OBJETOS EN LA REALIZACIÓN DE MILAGROS? 

Cuando Jesucristo realizaba algún milagro, lo único que pedía a la persona era FE. Pero la fe no es la misma en todos los seres humanos, hay quienes tienen mucha como María Magdalena, a quien Jesús no le permite que lo toque porque ella inmediatamente creyó en su resurrección o quienes no tienen ninguna como Tomás, al que el Señor invita a tocarlo para que crea en su resurrección. Magdalena no necesita tocar para creer, Tomás sí. El protestante que alega tener mucha fe, no cree nada si no lo ve en la Biblia, él necesita ver para creer y cuando se le muestra tampoco lo cree. 

De igual modo, ni el corazón e hígado de Tobías, las varas de Jacob, la harina de Eliseo, el agua del río Jordán, ni tampoco la ropa, la saliva o el lodo de Jesucristo son objetos mágicos, ni tienen poder alguno. Simplemente fueron empleados porque la FE de las personas es pobre y muchas veces necesitan como el padre del joven enfermo que tenía poca fe, una ayuda para aumentarla y que así suceda el milagro: 

Marcos 9,23-25
Jesús le dijo: «¡Qué es eso de si puedes! ¡Todo es posible para quien cree!»
Al instante, gritó el padre del muchacho: «¡Creo, ayuda a mi poca fe!»
Viendo Jesús que se agolpaba la gente, increpó al espíritu inmundo, diciéndole: «Espíritu sordo y mudo, yo te lo mando: sal de él y no entres más en él.» 

Jesús creó el universo sólo con su palabra, Él no necesitaba más que su palabra para sanar a los enfermos. ¿Por qué usar su ropa, saliva o lodo para sanarlas? Él no necesitaba esas cosas, pero las personas a las que sanó sí, ellos necesitaban una ayuda para su poca fe, tan esto es verdad, que el ciego de Marcos 8,23-25 a quien Jesús puso saliva en los ojos no recuperó la vista al primer intento, pues veía a la gente como árboles, ¿Fue ineficaz Nuestro Señor o la falla estuvo en la falta de fe del ciego? Obvio, al ciego le faltaba fe. El Señor impone sus manos nuevamente y quedó curado. 

En el caso del libro de Tobías, aunque enviado por Dios, el ángel Rafael actuaba de incógnito haciéndose pasar por hombre. No podía actuar directamente a la vista de Tobías, sino ayudando a la fe de éste, por medio de tales remedios, el corazón y el hígado. 

CONCLUSIÓN 

El libro de Tobías no contiene magia negra como aseguran los protestantes, a pesar de que aquí lo hemos demostrado. Pero cuando sólo se tienen prejuicios y odio hacia lo desconocido, únicamente la FE puede ayudarnos a creer... 

PAX ET BONUM 

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook. 


TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS! 

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Los libros "apócrifos", ¿Por qué sí forman parte del canon de la Biblia?


LOS "APÓCRIFOS": ¿POR QUÉ SÍ FORMAN PARTE DE LA BIBLIA?
Por Dave Armstrong

El Antiguo Testamento en las Biblias Católicas contiene siete libros más de los que se encuentran en las Biblias protestantes (46 y 39, respectivamente). Los Protestantes llaman a esos libros Apócrifos y los Católicos los conocen como los libros Deuterocanónicos. Estos siete libros son: Tobit, Judit, 1ª y 2ª Macabeos, Sabiduría de Salomón, Eclesiástico (o Sirac), y Baruc. También, las Biblias Católicas contienen seis capítulos adicionales (107 versículos) en el libro de Ester y otros tres en el libro de Daniel (174 versículos). Estos libros y capítulos fueron encontrados en manuscritos de la Biblia escritos solo en griego, y no fueron parte del Canon Hebreo del Antiguo Testamento, tal y como determinaron los judíos.

Todos ellos fueron reconocidos dogmáticamente como Escritura en el Concilio de Trento en 1548 (lo cual significa que desde entonces no se permitió a los católicos cuestionar su canonicidad), aunque la tradición de su inclusión en el canon era antigua. Al mismo tiempo, el Concilio rechazó 1ª y 2ª de Esdras y la Oración de Manasés como parte de la Sagrada Escritura (a menudo son incluídos en las colecciones de los "Apócrifos" como una unidad separada)

La perspectiva católica sobre este tema es ampliamente desconocida. Los protestantes acusan a los católicos de "añadir" libros a la Biblia, mientras que los católicos replican que los protestantes han "eliminado" parte de la Escritura. Los católicos pueden ofrecer argumentos muy sólidos y razonables en defensa del estatus escritural de los libros deuterocanónicos. Estos argumentos pueden ser resumidos de la siguiente manera:

1) Fueron incluídos en la Septuaginta (la traducción griega del Antiguo Testamento realizada el s.III A.C), la cual fue la "Biblia" de los Apóstoles. Ellos citaron generalmente las escrituras del Antiguo Testamento (en el texto del Nuevo Testamento) a partir de la Septuaginta

2) Casi todos los Padres de la Iglesia aceptaron la Septuaginta como el estándar del Antiguo Testamento. Los libros deuterocanónicos no fueron diferenciados de los otros libros de la Septuaginta, y fueron considerados generalmente como canónicos. San Agustín creyó que la Septuaginta fue apostólicamente sancionada e inspirada, y ese fue el consenso en la Iglesia primitiva

3) Muchos Padres de la Iglesia (como San Ireneo, San Cipriano, Tertuliano) citan estos libros como Escritura sin distinción del resto. Otros, mayoritariamente de Oriente (por ejemplo, San Atanasio, San Cirilo de Jerusalén, San Gregorio Nacianceno) reconocen cierta distinción pero sin embargo citan habitualmente los libros deuterocanónicos como Escritura. San Jerónimo, que tradujo la Biblia Hebrea al latín (la Vulgata, a primeros del siglo V), fue la excepción a la regla (la Iglesia nunca ha mantenido que los Padres son individualmente infalibles)

4) Los Concilios de la Iglesia en Hipona (393) y Cartago (397, 419), enormemente influenciados por San Agustín, listaron los libros deuterocanónicos como Escritura, lo cual fue simplemente el visto bueno de lo que se había convertido en el consenso general de la Iglesia en Occidente y en la mayor parte del Oriente. De esta manera, el Concilio de Trento reiteró en términos mas fuertes lo que ya había sido decidido once siglos y medio antes, y que no había sido rebatido seriamente hasta el nacimiento del Protestantismo.

5) Dado que estos Concilios también ultimaron los 66 libros canónicos que son aceptados por todos los Cristianos, es bastante arbitrario el que los Protestantes eliminen selectivamente siete libros del Canon autorizado. Esto resulta aún más curioso cuando se comprende la complicada y polémica historia del canon del Nuevo Testamento.

6) El Papa Inocencio I estuvo de acuerdo y sancionó las decisiones canónicas de los anteriores Concilios (Carta a Esuperio, Obispo de Toulouse

7) Algunos de los más antiguos manuscritos griegos del Antiguo Testamento, como el Códice Sinaítico (siglo cuarto), y el Códice Alejandrino (c 450) incluyen todos los libros deuterocanónicos mezclados con los otros y no separados.

8) La práctica de recopilar estos libros en una unidad separada data no antes del 1520 (en otras palabras, fue una total innovación del Protestantismo). Esto es admitido, por ejemplo, en la protestante New English Bible(Oxford UNiversity Press, 1976), en su "Introducción a los Apócrifos" (p. iii)

9) El Protestantismo, siguiendo a Martín Lutero, quitó los libros deuterocanónicos de sus Biblias debido a la clara enseñanza de doctrinas que acababan de haber sido repudiadas por los Protestantes, como las oraciones por los muertos (Tobit 12:12, 2ª Macabeos 12:39-45 ss; cf 1ª Corintios 15:29), la intercesión de los santos muertos (2ª Macabeos 15,14; cf Apocalipsis 5:8; 8:3-4), y la intercesión mediadora de los ángeles (Tobit 12:12,15; cf Apocalipsis 5:8, 8:3-4). Sabemos esto por las propias declaraciones de Lutero y otros Reformadores.

10) Lutero incluso no se contentó con dejar las cosas así, y procedió a lanzar dudas sobre muchos otros libros de la Biblia que eran aceptados como canónicos por los Protestantes. Consideró que Job y Jonás eran meras fábulas, y que Eclesiastés era incoherente e incompleto. El deseaba que Ester (junto con 2ª Macabeos) "no existieran", y quería "arrojarlos al río Elba"

11) Al Nuevo Testamento no le fue mucho mejor bajo la mirada de Lutero. Rechazó del canon del Nuevo Testamento ("libros capitales") Hebreos, Santiago, a la que llamó ("epístola de paja"), Judas y Apocalipsis, a los cuales puso al final de su traducción, como "Apócrifos" del Nuevo Testamento. Estimó que no eran apostólicos. Del libro de Apocalipsis dijo, "Cristo no es enseñado o conocido en ese libro". Estas opiniones se encuentran en los Prefacios de Lutero a los libros bíblicos, en su traducción al alemán del 1522.

12) Aunque el Nuevo Testamento no cita directamente ninguno de estos libros, refleja detenidamente el pensamiendo de los deuterocanónicos en muchos pasajes. Por ejemplo, Apocalipsis 1:4 y 8:3-4 parece hacer referencia a Tobías 12:15 :

Apocalipsis 1:4 Juan .... gracia y paz a vosotros .....de parte de los siete Espíritus que están ante su trono (ver también 3:1, 4:5, 5:6)

Apocalipsis 8:3-4 Otro Ángel vino y se puso junto al altar con un badil de oro. Se le dieron muchos perfumes con las oraciones de los santos. Y por mano del Ángel subió delante de Dios la humareda de los perfumes con las oraciones de los santos. (ver también Apocalipsis 5:8)

Tobías 12:15 Yo soy Rafael, uno de los siete ángeles que están siempre presentes y tienen entrada a la Gloria del Señor.

San Pablo, en 1ª Corintios 15:29 parece haber tenido en mente 2ª Macabeos 12:44: Este dicho de Pablo es uno de los más difíciles de interpretar para los Protestantes en el Nuevo Testamento, dada la teología de estos.

1ª Corintios 15:29 De no ser así ¿a qué viene el bautismo por los muertos) Si los muertos no resucitan en manera alguna ¿porqué bautizarse por ellos?

2ª Macabeos 12:44 Pues de no esperar que los soldados caídos resucitarían, habría sido superfluo y necio rogar por los muertos.

Este pasaje de San Pablo muestra que era la costumbre de la Iglesia primitiva el velar, orar y ayunar por las almas de los muertos. En la Escritura, ser bautizado es a menudo una metáfora que señala aflicción o (en el entendimiento católico) penitencia (por ejemplo, Mateo 3:11, Marcos 10:38-39, Lucas 3:16, 12:50). Dado que aquellos que están en el cielo no tienen necesidad de oración, y aquellos que están en el infierno no se pueden beneficiar de las oraciones, estas prácticas, sancionadas por San Pablo, deben de ser dirigidas directamente hacia aquellos en el purgatorio. En caso contrario, las oraciones y penitencias por los muertos no tendrían sentido, y esto parece que es, de largo, lo que Pablo está intentando manifestar. La "interpretación de penitencia" está contextualmente apoyada por los siguientes tres versículos, donde San Pablo habla de ¿Por qué nos ponemos en peligro a todas horas?... cada día estoy en peligro de muerte

Como tercer ejemplo, Hebreos 11:35 refleja el pensamiento de 2ª Macabeos 7:29 :

Hebreos 11:35 Las mujeres recobraron resucitados a sus muertos. Unos fueron torturados, rehusando la liberación por conseguir una resurrección mejor.

2ª Macabeos 7:29 No temas a este verdugo, antes bien, mostrándote digno de tus hermanos, acepta la muerte, para que vuelva yo a encontrarte con tus hermanos en la misericordia (de Dios) {una madre hablando a su hijo. Ver 7:25-26}

13) Irónicamente, en varios de los mismos versículos donde el Nuevo Testamento está citando virtualmente los "Apócrifos" las doctrinas que son enseñadas son las que son rechazadas por el Protestantismo, y son las que fueron la razón principal de que los libros deuterocanónicos fueran "degradados" por ellos. Consiguientemente, no fue tan fácil eliminar estas controvertidas doctrinas de la Biblia como se suponía (y se supone), y los Protestantes deben todavía pelear con datos del Nuevo Testamento que no se "portan bien" con sus creencias.

14) A pesar de la degradación del estatus de los libros deuterocanónicos por el Protestantismo, todavía fueron ampliamente mantenidos separadamente en las Biblias Protestantes por un largo período de tiempo (al revés de la práctica prevaleciente hoy). John Wycliffe, considerado un precursor del Protestantismo, los incluyó en su traducción inglesa. El mismísimo Lutero los mantuvo separadamente en su Biblia, describiéndoles generalmente (aunque sub-escriturales) como "útiles y buenos para leer". Zwinglio y los Protestantes Suizos, y los Anglicanos los mantuvieron en un segundo plano. La Geneva Bible inglesa (1560) y la Bishop´s Bible (1568) los incluyeron como una unidad. Incluso la Authorized, o King James Version de 1611 contenía de hecho los "Apócrifos". Y hasta el tiempo presente, muchas Biblias Protestantes continúan con esta práctica. La revisión de la King James Version (completada en 1895) incluía estos libros, como también lo hacían la Revised Standard Version (1957), la New English Bible (1970), y la Goodspeed Bible

15) Los libros deuterocanónicos son leídos regularmente en la adoración pública en el Anglicanismo, y también entre los Ortodoxos orientales, y la mayoría de los Protestantes y Judíos aceptan completamente su valor como documentos históricos y religiosos, útiles para la enseñanza, aunque deniegan su pleno estatus canónico.

Por tanto, es aparente que el "bando" Católico a favor de estos libros de la Escritura pesa muchísimo, ciertamente tanto como poco pesa el punto de vista Protestante.

(Todos los textos bíblicos han sido tomados de la Biblia de Jerusalén)


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES