Mostrando las entradas con la etiqueta biblia católica. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta biblia católica. Mostrar todas las entradas

«LOS 400 AÑOS DE SILENCIO» EL FALSO ARGUMENTO PROTESTANTE PARA SACAR 7 LIBROS DE LA BIBLIA



«LOS 400 AÑOS DE SILENCIO» EL FALSO ARGUMENTO PROTESTANTE PARA SACAR 7 LIBROS DE LA BIBLIA
Por Jesús Mondragón

Muy conocido es el dogma protestante de Sola Scriptura, el cuál supuestamente indica que ellos no creen en nada en materia de fe que no venga relatado en la Biblia.

Sin embargo, una cosa es decir y otra el hacer. Y la contradicción es la nota distintiva del protestantismo, porque a la hora de "probar" sus aseveraciones, no dudan en citar otros muchos documentos aparte de la Escritura, incluso de los mismos libros deuterocanónicos de la Biblia que ellos rechazan como falsos.

Así es querido lector, cuando un Católico cita algún documento histórico o algún libro deuterocanónico de la Biblia, el protestante simplemente no cree y no acepta la prueba que se le presenta, ¿por qué? Pues porque eso no está en su "biblia" mutilada.

¿Sobre la base de qué criterio muchos protestantes y grupos sectarios rechazan esos documentos que ellos mismos utilizan? Pues la respuesta es clara: Cuando a ellos les conviene.

Tal es el caso del asunto que ahora nos ocupa. Como es ampliamente conocido, los "cristianos" evangélicos usan una biblia incompleta a la que le faltan 7 libros.

I de Macabeos
II de Macabeos
Tobías o Tobit
Baruc
Judith
Eclesiástico o Sirácides
Sabiduría

Para justificar su rechazo a éstos libros que han sacado de la Biblia, los "cristianos" evangélicos se han inventado muchos argumentos. Hoy sólo nos ocuparemos de uno de ellos, el llamado argumento de los "400 AÑOS DE SILENCIO".

Según ésto, los 7 libros deuterocanónicos no son inspirados por Dios porque en la época en la que se escribieron, es decir, un periodo de aproximadamente 400 años antes de Cristo, en los que YA NO HABÍA PROFETAS, constituyendo así los 400 años de silencio.

Aseguran que al no existir profetas, los libros que se escriben en dicho periodo de tiempo no son inspirados por Dios y por consiguiente no deben ser parte de la Biblia. Según ellos, el último libro verdaderamente inspirado del Antiguo Testamento es el libro de ESDRAS.

Algunas preguntas lógicas que surgen son: ¿En qué parte de la Biblia protestante como la Reina-Valera 1960 dice esto? ¿En qué parte de la Biblia dice que el último libro inspirado del Antiguo Testamento es Esdras? ¿Cómo prueban los protestantes con su biblia los 400 años de silencio?

Resulta que la Biblia no apoya el falso argumento protestante, la Biblia no habla de ningunos 400 años de silencio, ni tampoco dice que Esdras es el último libro inspirado. Debido a eso, ¡LOS PROTESTANTES SE VEN OBLIGADOS A CITAR LOS LIBROS QUE ELLOS MISMOS HAN SACADO DE SU BIBLIA Y RECHAZAN COMO FALSOS!

Las citas a las que se han visto obligados a recurrir son del Primer libro de los Macabeos.

I Macabeos 4:44-46
Deliberaron sobre lo que había de hacerse con el altar de los holocaustos que estaba profanado.
Con buen parecer acordaron demolerlo para evitarse un oprobio, dado que los gentiles lo habían contaminado. Lo demolieron, pues, y depositaron sus piedras en el monte de la Casa, en un lugar conveniente, HASTA QUE SURGIERA UN PROFETA que diera respuesta sobre ellas.

I Macabeos 9,27
Tribulación tan grande no sufrió Israel desde los tiempos en que DEJARON DE APARECER PROFETAS.

I Macabeos 14,41
y que a los judíos y a los sacerdotes les había parecido bien que fuese Simón su hegumeno y sumo sacerdote para siempre HASTA QUE APARECIERA UN PROFETA DIGNO DE FE.

El problema con éstas citas, es que a lo largo de todo el Antiguo Testamento, o sea, antes de ESDRAS y antes de los 400 años de silencio, hubo muchas épocas en que no EXISTIÓ REY, NI PROFETAS, NI AUTORIDAD ALGUNA EN EL PUEBLO DE ISRAEL.

Si el argumento protestante de los 400 años de silencio fuera verdadero, ellos tendrían que sacar otros 6 o 7 libros de la Biblia.

Jueces
1 Samuel
Salmos
Lamentaciones
Proverbios
II Crónicas

JUECES

Jueces 17:5-6
Este hombre, Miká, tenía una Casa de Dios; hizo un efod y unos terafim e invistió a uno de sus hijos que vino a ser su sacerdote.
En aquel tiempo no había rey en Israel y hacía cada uno lo que le parecía bien.

Jueces 21:25
Por aquel tiempo no había rey en Israel y cada uno hacía lo que le parecía bien.

Entonces, ¿como no había rey, ni sacerdotes, ni autoridad religiosa, el libro de los Jueces no es inspirado por Dios?

1 SAMUEL

I Samuel 3:1
Servía el niño Samuel a Yahveh a las órdenes de Elí; EN AQUEL TIEMPO ERA RARA LA PALABRA DE YAHVEH, Y NO ERAN CORRIENTES LAS VISIONES.

Al no haber Palabra de Dios (profecías) ni tampoco visiones (revelaciones), ¿debemos por eso sacar de la Biblia el libro primero de Samuel?

SALMOS

Salmos 74:7-9
Prendieron fuego a tu santuario, por tierra profanaron la mansión de tu nombre.
Dijeron en su corazón: «¡Destruyámoslos en bloque!» Quemaron en la tierra todo lugar de santa reunión.
No vemos nuestras enseñas, NO EXISTEN YA PROFETAS, ni nadie entre nosotros que sepa hasta cuándo.

Salmos 77:9
¿Se ha agotado para siempre su amor? ¿SE ACABÓ LA PALABRA PARA TODAS LAS EDADES?

El libro de los Salmos relata explícitamente que NO EXISTEN YA PROFETAS, ¿deberíamos sacarlo de la Biblia si aplicamos el argumento protestante del silencio? Más aún, ¿por qué ellos no lo han sacado de su biblia?

Ezequiel 7:26
Vendrá desastre tras desastre, noticia tras noticia: en vano se pedirá al profeta una visión, le faltará al sacerdote la ley, el consejo a los ancianos.

El profeta Ezequiel asegura que en el tiempo de la destrucción de Jerusalén en el 586/587 antes de Cristo, acudirán a los profetas, a los sacerdotes y al consejo de ancianos y no recibirán respuesta de Dios, es decir, Dios guardó silencio en esa época, 180 años antes de Esdras, 180 años antes de que según los protestantes comenzaran los 400 años de silencio

LAMENTACIONES

Lamentaciones 2:9
Tet. Sus puertas en tierra se han hundido, él ha deshecho y roto sus cerrojos; su rey y sus príncipes están entre las gentes; ¡ya no hay Ley! Y TAMPOCO SUS PROFETAS LOGRAN VISIONES DE YAHVEH.

Otro silencio de parte de Dios antes de la época de Esdras. ¿Hay que sacar también el libro de Lamentaciones según el argumento protestante?

PROFECÍA QUE ALUDE A LA REFORMA DE EZEQUÍAS Y JOSÍAS, ANTES DE ESDRAS

II Crónicas 15:3-4
DURANTE MUCHO TIEMPO ISRAEL ESTARÁ SIN VERDADERO DIOS, SIN SACERDOTE QUE ENSEÑE Y SIN LEY.
Mas cuando en su angustia se vuelva a Yahveh, el Dios de Israel, y le busque, él se dejará hallar de ellos.

Otro silencio por parte de Dios en la Época de los libros de los Reyes.

PROVERBIOS 

Proverbios 29:18
CUANDO NO HAY PROFETAS, el pueblo se relaja, dichoso el que guarda la ley.

Como hemos podido constatar, han existido diversas épocas a lo largo de toda la historia del pueblo de Israel en las que no existieron autoridades como el rey, sacerdotes y tampoco hubo profetas. También hubo varias épocas en las que Dios guardó silencio y no inspiró a ningún profeta.

Por lo tanto, el argumento de los 400 años de silencio esgrimido por los "cristianos" evangélicos, para rechazar y sacar de la Biblia los libros deuterocanónicos, de que no hubo profetas y por lo tanto no son inspirados se cae a la luz de lo reportado por la Biblia. Y si fueran honestos y aplicaran tal criterio, deberían haber sacado varios libros más de la Escritura. Por ende, el argumento de los 400 años de silencio, no prueba nada y ni ellos mismos se lo creen.


PAX ET BONUM

4 respuestas a 4 pretextos para no leer la Biblia


Imagínate que vas por un camino y te topas con una caseta telefónica.

Hoy en día estos artefactos son especie en extinción, pero todavía hay. Imagínate, pues, que te acercas a una y ves que el teléfono está descolgado, y hay un letrero que dice: “Toma el auricular, Dios te quiere hablar”.

¿Cómo crees que reaccionarías?

Sigue estos consejos para leer la Biblia.

¿Saldrías corriendo? Tal vez te daría pánico que Dios te dijera algo que no querrías oír, por ejemplo que perdonaras a alguien o que te desprendieras de algo a lo que te has apegado, o tendrías terror que te mandara a misionar a Timbuctú.

¿Colgarías el teléfono? Si lo hicieras, cortarías la llamada. Ni la aprovecharías ni dejarías que nadie la aprovechara.

¿Tomarías el teléfono, pero no para oír, sino para hablar? Tal vez se te ocurriría que ésta era tu oportunidad para pedirle a Dios todo lo que necesitaras o reclamarle todo lo que no te ha concedido, o encomendarle a tus seres queridos.

¿O te atreverías a tomar el auricular y esperar en silencio para escuchar a Dios?

La posibilidad pone chinita la piel, pero no es descabellada, no importa que ya casi no haya casetas telefónicas, puedes escuchar a Dios a través de tu Biblia. Tal vez la tienes empolvándose en un estante, desde que te la regalaron en tu Primera Comunión, tal vez la bajaste en una app a tu celular, pero se te ha olvidado abrirla.

Pues éste es un buen momento para leerla, es septiembre, mes que la Iglesia dedica a la Biblia (porque el primer ejemplar se imprimió un septiembre, y porque el día 30 se celebra a san Jerónimo, traductor de la Biblia y patrono de quienes la leen y estudian).

Y si tienes intención de poner alguno de tus acostumbrados pretextos para no leerla, antes considera estas respuestas:

1. No tengo tiempo

Sabes que te das tiempo para lo que quieres, por ejemplo para estar con quien amas. Leer la Biblia no es leer un libro cualquiera, es pasar tiempo con Dios, que te ha escrito una carta de amor y quiere leértela al oído. ¿Cuántas veces aunque tengas prisa te pones a chatear y sin darte cuenta se te fue media hora mandando mensajes tontos? Ese ratito bien lo puedes dedicar a escuchar el mensaje más relevante que alguien te pueda enviar.

2. No le entiendo

Claro que no, si no es cualquier cosa y no está hecha para ser leída como novela. Necesitas leerla con ayuda de un buen comentario católico que te la vaya explicando, y pedir ayuda al Espíritu Santo, y entonces podrás comprenderla y disfrutarla.

Te recomiendo la Biblia de Navarra, que trae un excelente comentario sobre cada capítulo de cada libro bíblico. También me atrevo a recomendarte mis cursos bíblicos gratuitos, sobre el Evangelio de san Marcos, de san Mateo, de Hechos de los Apóstoles, y el que estoy elaborando sobre el Evangelio de san Lucas (www.ediciones72.com)

Y mi libro: “¡Desempolva tu Biblia! Guía práctica para empezar a leerla y disfrutarla”

3. Está muy gorda

Esa razón la dijo alguien que temía tener que leer demasiado y no acabar nunca, prefería ‘libros flaquitos’. Cabe responder que cuando se lee la Biblia, no se trata de acabarla pronto. Son textos inspirados por Dios que vale la pena leer despacito, reflexionándolos, dejando que bajen de los ojos al corazón y lo iluminen, dejando que sean lámpara para nuestros pasos. Y si lees un poco cada día, cuando menos pienses la habrás leído toda.

Si hablas inglés te recomiendo los podcasts y videos del padre Mike Schmitz: es excelente su breve comentario diario para leer la Biblia (The Bible in a year).

4. Es aburrida

Lo es para si sólo la hojeas de vez en cuando sin entenderla, pero si lees uno de sus libros, con la ayuda recomendada, descubrirás una realidad fascinante. Te sucederá que no podrás esperar al otro día para ver qué sigue.

Y sobre todo considera que el sentido de leer la Biblia no es informarte ni entretenerte, sino acercarte a Dios, conocerlo, descubrir cuánto te ama, cómo puedes relacionarte con Él y cómo aprovechar cuanto lo que desde Su misericordiosa providencia te quiere regalar.

Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES