Mostrando las entradas con la etiqueta permanecer. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta permanecer. Mostrar todas las entradas

Letanías de la sotana, la oración del sacerdote para permanecer fiel



AYUDEMOS A NUESTROS SACERDOTES A PERSEVERAR EN SU MINISTERIO

COMPARTE LAS LETANÍAS DE LA SOTANA CON TU SACERDOTE, PARA QUE REALICE ESTA ORACIÓN Y LE AYUDE SER FIEL A SU SACERDOCIO

LETANÍAS DE LA SOTANA

Señor misericordioso que, sin mérito alguno por mi parte, me has escogido entre tantos millones de hombres para que sea tu Sacerdote: consérvame la santa sotana.

Para que yo recuerde siempre tu elección singular sobre mí: consérvame la santa sotana.

Para que ante el mundo predique el Evangelio aun sin hablar: consérvame la santa sotana.

Para encender una luz de vida eterna en medio de los hijos de la muerte: consérvame la santa sotana.

Para que todos puedan acudir más fácilmente a la fuente de aguas vivas: consérvame la santa sotana.

Para que me comprometa públicamente a ser luz y no tinieblas: consérvame la santa sotana.

Para recordar a los que me vean que soy faro de luz de vida y mediador entre Dios y los hombres: consérvame la santa sotana.

Para que no sea yo luz bajo el celemín, sino en el candelero, para que alumbre a todos los de la casa: consérvame la santa sotana.

Para que puedan hallar mejor a tu ministro los que con ansia o en agonía lo precisan: consérvame la santa sotana.

Para mejor recordar a los señalados de la tribu de Leví: consérvame la santa sotana.

Para que, expuesto a la vista de todos los pueblos, sea luz que ilumine a los gentiles y la gloria de tu pueblo: consérvame la santa sotana.

Para que sea bandera discutida y resurrección y ruina de muchos en Israel: consérvame la santa sotana.

Para estar más cerca del supremo testimonio de amor a Cristo: consérvame la santa sotana.

Para reparación pública por los pecados y crímenes públicos: consérvame la santa sotana.

Para que mi luz brille no sólo ante Ti sino también más fácilmente ante los hombres, a fin de que glorifiquen al Padre que está en los Cielos: consérvame la santa sotana.

Para dar testimonio como sacerdote que soy, y no como seglar que no soy: consérvame la santa sotana.

Para que el Rosario por mí rezado, en el metro, en el autobús o por la calle, aparezca como Rosario rezado por un sacerdote: consérvame la santa sotana.

Para mostrar lo que se es y no lo que no se es, en este tiempo de autenticidad: consérvame la santa sotana.

Para ayudar a los hermanos con la imagen externa en el siglo de la imagen: consérvame la santa sotana.

Para proporcionar antídoto sacralizador ante los movimientos secularizadores: consérvame la santa sotana.

Para ser ante los hombres signo visible de la Iglesia visible: consérvame la santa sotana.

Para dar a mi sacerdocio un ángel de la guarda más: consérvame la santa sotana.

Para alegría de los niños: consérvame la santa sotana.

Para consuelo de ancianos y moribundos: consérvame la santa sotana.

Para comunicar fortaleza a los jóvenes: consérvame la santa sotana.

Para que mejor te confiese delante de los hombres: consérvame la santa sotana.

Para que todos sepan que estoy en el mundo pero que no soy del mundo: consérvame la santa sotana.

Para que Tú me confieses delante de tu Padre que está en los Cielos: consérvame la santa sotana.

Para mejor repartir tu paz: consérvame la santa sotana.

Para mejor reconciliar a los enemistados: consérvame la santa sotana.

Para que todos sepan que estoy muerto al mundo para vivir para Dios y los hermanos: consérvame la santa sotana.

Para la siembra de vocaciones en los pequeñuelos y en los jóvenes: consérvame la santa sotana.

Para recordar mejor la gran gracia de la mediadora de todas ellas, que es mi sacerdocio: consérvame la santa sotana.

Para que al romper el alba y al llegar la noche, al fin de una apostólica jornada, pueda besarla como a mi bandera: consérvame la santa sotana.

Para que al terminar mi vida en la tierra, sea mi santa mortaja y mi compañía en la tumba: consérvame la santa sotana.

Para que, pues Tú me has adornado con ella, sólo se cambie un día ante el Trono y delante del Cordero, por el albo ropaje blanqueado con la sangre divina, pasada la gran tribulación: consérvame la santa sotana.

Para que no me pueda esconder de los pobres: consérvame la santa sotana.

Para que no me tiente nunca a compartir con la respetable secularidad del médico o del boticario del pueblo, del albañil o del sepulturero…, y así todos puedan verme como un enviado de Dios ante los hombres: consérvame la santa sotana.

Para cautela de flirteos y para que sepa el público, particularmente el femenino, el terreno que pisa: consérvame la santa sotana.

Por afán de austeridad, para que no me confundan con el marido de la señora Pepa o el padre de la Rigoberta: consérvame la santa sotana.

Para no dar gato por liebre en este tiempo de autenticidad: consérvame la santa sotana.

Oración.

¡Oh Jesús, eterno Sacerdote!, por el Inmaculado Corazón de María, Reina del Clero, ten piedad de tus pequeños hermanos y líbranos de los engaños de Satanás; haznos notar la influencia de lo externo en lo interno, para que en todo nos mostremos como dignos Ministros de Cristo y dispensadores de los misterios de Dios. Amén.


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.


Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES