Mostrando las entradas con la etiqueta respondiendo. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta respondiendo. Mostrar todas las entradas

Respondiendo a 3 mitos protestantes


RESPONDIENDO A 3 MITOS PROTESTANTES
Por: Diego López Marina 

Ex-pastor luterano, converso al catolicismo, responde a 3 populares mitos protestantes.

En entrevista para ACI Prensa, Ulf Ekman, ex-pastor luterano y también fundador de la iglesia pentecostal más influyente de la Suecia moderna y toda Escandinavia, narró su conversión a la Iglesia Católica y la importancia crucial que esta tiene para la salvación de las almas.

Asimismo, advirtió a sus hermanos protestantes no caer en prejuicios infundados y los exhortó a buscar la verdad sobre lo que realmente enseña el Magisterio de la Iglesia en temas como la Eucaristía, la Virgen María, los Santos, las imágenes, entre otros.

Aquí los 3 mitos protestantes a los que responde Ekman:

1.- "Los sacramentos son solo símbolos"

Ulf explicó que para su conversión al catolicismo “fue crucial descubrir que los sacramentos no son símbolos, sino que son el mismo poder de Cristo trabajando en nuestras vidas y los que nos confieren la gracia. Es una necesidad entender los sacramentos para conocer cómo y por qué la Iglesia los provee y los resguarda”.

También indicó la importancia de entender verdaderamente “la presencia de Cristo en la Eucaristía”.

“Porque a pesar aprender de este sacramento con el conocimiento, no lo entendí en su profundidad hasta reconocer, con la experiencia, que allí se encuentra realmente vivo el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesús”.

Sobre la confesión, contó que la primera vez que acudió a ella “fue muy doloroso pero a la vez refrescante”. “Recuerdo haber salido del confesionario con una increíble ligereza y libertad que vino hacía mí”.

2.- "No se le puede rezar a la Virgen María"
Por otro lado aseguró que el papel de la Virgen María se volvió “muy importante” para él, porque se dio cuenta “del cuidado que ella tuvo no solamente de la figura física de Jesús, como un niño que fue creciendo hasta convertirse en adulto, sino sobre el resultado de su ministerio público, básicamente concentrado en la historia de la salvación y la Iglesia”.

“María tiene el rol de intercesora por excelencia y es nuestra madre adoptiva, porque así lo quiso Jesús durante su agonía en la cruz. Es increíble su tarea en la historia de la salvación, algo que nunca me habría imaginado antes”, afirmó.

Ulf recordó que como protestante uno siempre se pregunta si se puede rezar a María o no. Y confirmó que “aquí no se está hablando de idolatría sino de solicitar su ayuda para que ore por nosotros ante su Hijo”. “Me di cuenta que todo estaba contenido en la revelación bíblica y no es algo extra”.

“Cuando pedimos la intercesión lo hacemos a las personas vivas aquí en la tierra o vivas en el cielo, y ese es un recurso impresionante que la Iglesia tiene”, añadió.

3.- "La Iglesia Católica es idólatra"
Para finalizar, el ahora conferencista católico explicó, sobre el tema de la idolatría a las imágenes, que existe un gran malentendido porque “nadie debe creer que le rendimos culto a una estatua como si fuera Dios, la Iglesia prohíbe la idolatría”.

“Nosotros tenemos un solo Dios en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Las imágenes son solo las representaciones o recordatorios de aquella persona o santo al que nos dirigimos”, aseguró Ekman.

Ahora es feliz como católico
En marzo de 2014, Ekman, quien fue un ministro licenciado luterano por muchos años y pastor en Suecia –donde solo el 1,5% de la población es católica–, anunció ante unos 3 mil seguidores en plena asamblea dominical, que él y su esposa Birgitta se convertirían al catolicismo, lo que finalmente sucedió en la Pascua de ese año.

“Mi vida cambió drásticamente, pero de una forma muy positiva. Fueron muchos años de acercamiento a la Iglesia Católica y finalmente mi esposa y yo nos convertimos en el 2014. Tuve una gran sensación de satisfacción y en verdad sentí que regresé a casa,” explicó.

Aseguró, además, que hubo diversas reacciones ante este suceso, “sin embargo en la Iglesia Católica nos recibieron con los brazos abiertos”.

Ante las críticas, Ulf se dirigió a quienes llama sus “amados hermanos protestantes”, quienes “quizás tienen un mal concepto sobre la Iglesia Católica”, para que “miren las cosas de manera más objetiva”.

“Para mí fue clave estudiar los documentos del Concilio Vaticano II, el Catecismo, la Doctrina Social y corroborar lo que en verdad la Iglesia enseña”, aseguró Ekman.

“Los invito personalmente a que miren, miren de verdad para evitar los miedos y prejuicios. Tienen que saber también que Dios tiene un plan para la salvación universal que ha estado aquí desde el principio, y solo existe sobre esta tierra una sola Iglesia que contiene la plenitud de la revelación y llegará incólume hasta la segunda venida de Cristo”, añadió.

Ekman señaló en 2014 que la confirmación de su decisión fue al conocer del video que el Papa Francisco grabó para el congreso de pastores pentecostales en Estados Unidos.

Él, quien siempre fue la figura de referencia de la congregación que fundó “Palabra de Vida”, destacó que creer en la unidad de los cristianos “tiene consecuencias prácticas”.

Hoy, Ulf relata que su llegada al seno de la Iglesia “fue un descubrimiento gradual”.

“Los cristianos en general compartimos el contenido del Evangelio y el amor a Cristo, sin embargo la riqueza del entendimiento y de la revelación que Dios proporcionó a la Iglesia Católica es innegable para entender lo que verdaderamente significa la Iglesia que nuestro Señor quiso. El descubrimiento de esto hizo que la conversión sea una necesidad para nosotros”, concluyó.

Este artículo fue publicado originalmente por nuestros aliados y amigos:


http://www.es.catholic.net/op/articulos/63691/cat/247/respondiendo-a-3-mitos-protestantes.html
Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/
Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


Respondiendo argumento ateo: "Paradoja de Epicuro sobre el mal"


RESPONDIENDO ARGUMENTO ATEO : PARADOJA DE EPICURO SOBRE EL MAL
Por Jesús Manuel Urones 

Quizás el argumento más fuerte que puede usar un ateo contra un creyente es el argumento del mal, dicho argumento esta basado en la paradoja de Epicuro, la cual afirma algo así: 

"Si Dios quiere [evitar el mal] y no puede,entonces es impotente, y esto contraría la condición de Dios. 

Si Dios puede y no quiere, entonces es malo,y esto es igualmente incompatible con Dios. 

Si Dios no quiere y no puede,entonces es Él tanto malo como impotente, y por lo tanto, no es Dios. 

Si Dios quiere y puede…¿Entonces de dónde vienen los males? ¿Y por qué no se los lleva Él?" 

Con esta paradoja, los ateos creen que pueden concluir la inexistencia de Dios Ya que existe mal en el mundo. Realmente es al revés, la existencia de Mal en el mundo, nos lleva a concluir que Dios existe y pronto lo veremos. 

Intentaremos dar una respuesta clara y precisa a este problema del mal para poder abordarlo cuando nos lo presentan los ateos. Para ello aclararemos algunos conceptos: 

Omnipotente: No significa que Dios pueda realizar cosas ilogicas, como hacer un circulo cuadrado, por lo tanto la Omnipotencia de Dios no significa que habiendo echo al hombre libre, le pueda obligar a hacer siempre el bien, porque entonces, la obligación priva su libertad, y esto es ilogico....o eres libre o estas obligado, pero no ambas. Por tanto en la Omnipotencia de Dios no se puede incluir el absurdo, o lo contradictorio. La misma biblia aclara esto: 

Es imposible que Dios mienta Hebreos 6,18 

¿Como no puede mentir deja de ser omnipotente? Claro que no, ya que Dios es LA VERDAD y la Verdad es lo contrario a la Mentira, por tanto su atributo de Omnipotencia, no implica que haga cosas absurdas o contradictorias, por ello si es LA VERDAD entonces no puede mentir. 

Esto es importante porque responde a gran parte de la paradoja y del problema: El mal es producido por la libertad del hombre, y Dios creo al hombre libre pero no le obliga a obedecerle, es absurdo pensar que el hombre puede ser libre y a la vez estar obligado a Obedecer a Dios, luego el mal no viene de Dios, sino del pecado y de los actos humanos. 

Clases de Mal: Debemos diferenciar diferentes tipos de mal: 

Mal absoluto: El infierno 

Mal físico: producido por las leyes de la Naturaleza. 

Mal moral: producido por el pecado del hombre, Dios no lo quiere pero respeta la libertad del hombre. 

Recordemos lo que dice el Catecismo: 

La fe en Dios Padre Todopoderoso puede ser puesta a prueba por la experiencia del mal y del sufrimiento. A veces Dios puede parecer ausente e incapaz de impedir el mal’ (Catecismo, n. 272). 

‘Si Dios Padre Todopoderoso, Creador del mundo ordenado y bueno, tiene cuidado de todas sus criaturas, ¿por qué existe el mal?’ (Catecismo, n. 309). 

‘no se puede dar una respuesta simple. El conjunto de la fe cristiana constituye la respuesta a esta pregunta: la bondad de la creación, el drama del pecado, el amor paciente de Dios que sale al encuentro del hombre con sus Alianzas, con la Encarnación redentora de su Hijo, con el don del Espíritu, con la congregación de la Iglesia, con la fuerza de los sacramentos, con la llamada a una vida bienaventurada que las criaturas son invitadas a aceptar libremente, pero a la cual, también libremente, por un misterio terrible, pueden negarse o rechazar. No hay un rasgo del mensaje cristiano que no sea en parte una respuesta a la cuestión del mal’ (Catecismo, n. 309). 

Pero ¿por qué Dios no creó un mundo tan perfecto que en él no pudiera existir ningún mal? En su poder infinito, Dios podría siempre crear algo mejor (cf santo Tomás de Aquino, S. Th., 1, q. 25, a. 6). Sin embargo, en su sabiduría y bondad infinitas, Dios quiso libremente crear un mundo "en estado de vía" hacia su perfección última. Este devenir trae consigo en el designio de Dios, junto con la aparición de ciertos seres, la desaparición de otros; junto con lo más perfecto lo menos perfecto; junto con las construcciones de la naturaleza también las destrucciones. Por tanto, con el bien físico existe también el mal físico, mientras la creación no haya alcanzado su perfección (cf Santo Tomás de Aquino, Summa contra gentiles, 3, 71). ( Catecismo n 310) 

Además se debe aclarar que es el mal: el mal no es una cosa, una entidad, un ser. Todos los seres son criaturas creadas por el Creador. Pero todo lo que Dios creó es bueno, según el Génesis. Si Dios es el Creador de todas las cosas y el mal es una cosa, entonces Dios es el Creador del mal, y él es el culpable de su existencia. No, el mal no es una cosa sino una elección equivocada, o el daño causado por una elección equivocada. O lo que es lo mismo, el mal es la ausencia de Bien. 

El origen del mal no es el Creador sino la libre elección de la criatura por el pecado y el egoísmo. Quita todo pecado y egoísmo y tendrías el cielo en la tierra. Incluso los males físicos que quedaban no nos molestarían ni nos amargarían pues recordemos los santos soportaron e incluso abrazaron el sufrimiento y la muerte 

Dios es la fuente de toda vida y gozo. Por lo tanto, cuando el alma humana se rebela contra Dios, pierde su vida y gozo. Ahora un ser humano es cuerpo y alma. Así que el cuerpo debe compartir el castigo inevitable del alma un castigo tan natural e inevitable como los huesos rotos de saltar de un acantilado o un estómago enfermo de comer comida podrida etc. La conexión entre el mal espiritual y el mal físico es tan estrecha como la conexión entre , el alma humana y el cuerpo humano. 

Quizás algún ateo puede pensar, si tu dices el origen del mal es el libre albedrío y resulta que Dios es el que nos dio el libre albedrío, entonces Dios es el origen del Mal. Esta manera de pensar es muy humana, muy poco lógica, porque estamos afirmando que los padres son responsables de las fechorías cometidas por sus hijos, y no tienen entonces responsabilidad real los hijos....si el mundo funcionara así deberíamos meter en la cárcel a los padres, por traer al mundo a asesinos, ladrones y delincuentes..... Dios, nuestro Padre Todopoderoso, nos dio poder para elegir libremente, lo bueno o lo malo, ¿quizás hubiéramos preferido ser robots, en vez de seres humanos y hacer siempre lo que nos ordenan?Es por ello que Dios nos ama tanto, que no nos obliga a amarle. 

A veces se nos pregunta: porque Dios permite los terremotos, huracanes etc....acaso esto es voluntad de Dios. Lo que nosotros vemos como mal, quizás es algo necesario, pues seamos conscientes de que vivimos en un planeta con unas leyes físicas, que sino fueran estas no sería posible la vida humana, es por ello que todas las cosas buenas físicas de la Tierra, están sometidas a estas leyes, y por tanto eso implica que a veces estas leyes generen unos contras, porque el mundo esta en evolución, en movimiento, es por ello que Dios deja actuar esas leyes físicas que rigen el mundo, de forma que esa misma lluvia que riega los campos, también produce inundaciones, o ese mismo terremoto que derrumba casas, hace más estable su masa y libera energía, hasta que el mundo no alcance su perfección no dejará de existir el mal físico (Romanos 8, 22, Isaias 65,17, Hechos 3,21). Esas leyes físicas que rigen nuestro mundo no son selectivas, de la misma forma que nos ayudan a cocinar el fuego, también puede quemar nuestras casas o a nosotros mismos, es decir para entenderlo con un ejemplo el propósito de la lluvia no es ahogar, pero puede producirlo. Estos fenómenos naturales son gobernados por unas leyes físicas que Dios estableció y que hacen posible la vida, sin ellas no habría vida. 

Sufrimiento: Es parte del mal moral, producido por el pecado en el mundo (Rom 5,12). El hombre haciendo mal uso de la libertad comete abusos morales lo que encadena el sufrimiento de otras personas. En otros casos, el sufrimiento viene a los hombres para sacar un bien de ellos, por ejemplo una enfermedad nos hace sufrir, pero a la vez podemos santificarnos y ganarnos más el cielo. La visión atea del sufrimiento es muy materialista y simplista, reduciendo la existencia del hombre a la Tierra conlleva esto a que no se le de el verdadero valor que el sufrimiento puede tener. La propia escritura enseña que Dios puede sacar de un mal un bien mejor: 

Ahora bien: sabemos que Dios hace concurrir todas las cosas para el bien de los que le aman, de los que según sus designios son llamados. Romanos 8,28 

Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo. Génesis 50,20 

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3,16 

Estas citas nos demuestran como Dios de un mal puede sacar un gran bien, así, Jose habla de como sus hermanos habían actuado mal contra él, pero gracias a eso, el pueblo de Egipto se mantuvo con vida y con muchas cosechas. También el Señor nos entregó a su único Hijo para que con su muerte gloriosa todos nosotros, pudiéramos ser salvados. Para nosotros el sufrimiento es purificación y santificación, y de ese sufrimiento se saca un bien: purificar el mundo, alcanzar nuestra santidad, por ello San Pablo habla de que Dios hace que todo coopere para el bien. 

Sobre el mal moral nos enseña el catecismo que: 

‘Los ángeles y los hombres, criaturas inteligentes y libres, deben caminar hacia su destino último por elección libre y amor de preferencia. Por ello pueden desviarse. De hecho pecaron. Y fue así como el mal moral entró en el mundo, incomparablemente más grave que el mal físico. Dios no es de ninguna manera, ni directa ni indirectamente, la causa del mal moral. Sin embargo, lo permite, respetando la libertad de su criatura, y, misteriosamente, sabe sacar de él el bien: ‘Porque el Dios Todopoderoso… por ser soberanamente bueno, no permitiría jamás que en sus obras existiera algún mal, si El no fuera suficientemente poderoso y bueno para hacer surgir un bien del mismo mal’ (San Agustín)’ (Catecismo, n. 311). 

Por ello no debemos culpar del sufrimiento a Dios sino al pecado, pero aún en el sufrimiento debemos ver a Dios y ofrecérselo a él para que de este saque un bien aún mayor. Así que la libertad del hombre, el pecado, y la evolución de este mundo hacia una perfección mayor junto con las leyes físicas que lo rigen es lo que causa el mal, Dios no es el responsable del mal, tampoco lo impide, pues la libertad del hombre trajo el pecado, y Dios le creó libre para amar y libre para pecar. Dios tampoco impide un mal, ya que del mismo mal el puede sacar un gran bien aunque muchas veces nosotros no seamos capaces de entenderlo ni comprender que bien sacará de ello. 

Bendiciones. 

Cortesía de nuestra página hermana, Blog Convertidos Católicos-Religion en Libertad


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook. 


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


Respondiendo una objeción protestante sobre la palabra "Católico"


RESPONDIENDO UNA OBJECIÓN PROTESTANTE SOBRE LA PALABRA "CATÓLICO"
Por Richbell Meléndez 

Protestante: Por qué ustedes los Católicos no se identifican solamente como Cristianos, qué motivo tienen de usar el nombre de Católicos, nosotros los verdaderos Cristianos no tenemos ninguna otra identidad sino solo Cristianos como fueron llamados los apóstoles y la Iglesia naciente. (Hechos 11, 26; 1 Pedro 4, 16) si la palabra "católico" no aparece en la Biblia y ni siquiera los apóstoles fueron llamados "católicos" por qué ustedes se aferran tanto a denominarse "católicos".

Católico: Interesante cuestionamiento, sabias que yo antes de comenzar en la apologética también me hice esa pregunta, pues la pregunta no esta mal, ya que es una duda muy normal entre aquellos que no conocen el origen de la palabra "católico". La cual te explicare y te sorprenderás al saber que sí aparece en la Biblia. Creo primero comenzare por allí.

La palabra 'Católica' está tomada del Griego 'Katholicos', la cual traducida, significa 'Universal'. La palabra Griega fue Latinizada a 'Catolicus'. y aunque algunos piensen no es bíblica, eso no es cierto sí que viene en la Biblia.

καὶ καλέσαντες αυτοὺς παρήγγειλαν αυτοις τὸ καθόλου μὴ φθέγγεσθαι μηδὲ διδάσκειν επὶ τωονόματι του Ιησου" Hc 4,18

καθόλου Esta palabra es"Katholou" palabra griega de donde viene "católico" significa universal,todo el mundo etc.

La "palabra" está formada de la preposición “katá” (según, en conformidad con) y “holos” (total, completo).

El término “católico” figura en el Antiguo Testamento griego: LXX Ez 13.3.22; 17,14; LXX Am 3,3.4; LXX Dn 3,50; en el Nuevo Testamento: Hechos de los Apóstoles 4,18. En los dos Testamentos se trata no de un adjetivo, sino de un adverbio que significa “en absoluto”.

Ahora bien, ya que he aclarado que la palabra "católico" sí tiene un fundamento bíblico, ahora te explicare el porque nosotros los Cristianos nos identificamos como Católicos. Creo, después de la explicación tú también vas a considerar usar el apellido de "Católico". De hecho conozco de protestantes que se identifican como "católicos" no romanos. Pero ese es otro tema.

Para explicarte el por qué los Cristianos nos identificamos también como Católicos, citaré a un Obispo del siglo IV que ya respondió esa cuestión en una carta escrita a un tal Simproniano.

"... Cesa de altercar acerca del nombre de Católico; porque si nuestro pueblo le tiene de Dios, no se le han de hacer tales preguntas, cuando lo deriva de autoridad divina: si es invención humana, póngase en claro cuando se lo usurpó. Si es bueno el nombre, no debe ser odiado: si es malo, nadie le envidiará. Tengo entendido que los Novacianos se llaman así de Novato, o Novaciano; mas yo no reprehendido en ellos el nombre, sino la secta; ni nadie echó en cara a Montano, o a los Friges su apellido.

Mas me dirás, que en tiempo de los Apóstoles nadie se llamaba Católico. Está bien, doy que sea así; concédeme a lo menos que habiéndose levantado posteriormente varias herejías, que hicieron empeño de despedazar con diversos nombres la Reina y la paloma de Dios, era justo que el pueblo Apostólico se apropiarse un distintivo que manifestase la unidad de un pueblo incorrupto, para que el error de algunos no profanase la inmaculada virgen de Dios en sus miembros. No era puesto en razón, que la principal cabeza tuviese una señal o marca para distinguirse? Si yo por acaso hubiese llegado hoy a una ciudad populosa, en que se hallasen Marcionitas, Apolinaristas, Catafriges, Novacianos, y otros que se nombrasen Cristianos; como sabría distinguir los que son de mi congregación, si esta no se llamase Catolica? Dime quien ha impuesto tanta variedad de nombres a las otras congregaciones? Por que cada ciudad, cada nación, tiene su particular denominación para ser conocida? El mismo que me hace preguntas sobre el nombre de Católico, si se pone a averiguar el origen de que yo le derivo y uso como a proprio, ignorará la causa que ha producido el suyo? A la verdad no es cosa de hombres lo que por tantos siglos permanece; ni el nombre de Católico tiene relación con Marcion, Apeles, o Montano, ni por autor suyo a ningún hereje.

En muchos puntos nos ha iluminado el Espíritu Santo que envió Dios desde los cielos a los Apóstoles por su consolador y maestro; y en no pocos otros nos ha enseñado la razón, la decencia, y la misma naturaleza, como dice el Apóstol (1 Cor 11, 14). Acaso es de poco mérito la autoridad que se deriva hasta nosotros desde los varones Apostólicos, desde los primeros Obispos, y desde el Doctor y Mártir Cipriano? Pretendemos acaso enseñar al Maestro? Somos mas sabios que el, e hinchados del espíritu de la carne despreciamos al que la sangre gloriosamente derramada, y el triunfo de un esclarecido martirio coronaron por testigo de Dios eterno? Nada valen tantos Sacerdotes de aquella comunión, a quienes unos propios dogmas enlazaron estrechamente con el mismo Cipriano por toda la redondez de la tierra? Ni tantos ancianos Obispos, tantos Mártires, tantos Confesores? Y dado caso que ellos no hubiesen tenido bastante autoridad para adjudicarse el nombre de Católicos, la tendremos nosotros para quitarselo? Prevalecerá nuestra autoridad a la de los Padres? La antigüedad ilustrada de Santos cederá para ser corregida? Y nuestros tiempos corrompidos de vicios abominables reformarán las canas de la antigüedad Apostolica? No fluctúes hermano: me llamo Cristiano, pero con el apellido de Católico: aquello me da el nombre, pero esto otro declara mi creencia: esto me da por bueno, lo otro expresa mi profesión.

Finalmente si consideramos la significación de esta voz Católica, explicando en idioma vulgar la que tiene en el Griego, es lo mismo que uno en todas partes, o, según los Doctores interpretan, obediencia de todos, a saber, de todos los preceptos de Dios. Por eso dijo el Apóstol: Si os mostráis obedientes en todo (2 Cor 2, 9). Y en otra parte: Así como por la desobediencia de un hombre solo todos se han hecho pecadores, así por la obediencia de otro solo hombre todos se justificarán (Rom 5, 19). Luego lo mismo es Católico, que obediente a lo justo; luego el Cristiano con esta cualidad es Católico. Así el llamarse Católica nuestra Iglesia, es para que este nombre la distinga del que llevan los herejes. Mas si esta voz Catolica significa uno en todas partes, como sienten los primeros Intérpretes, ya habló David cuando dijo: Presentóse la Reina vestida de tela de oro matizada de varios colores (Sal 45, 10); esto es, uniforme o una en todas cosas. En los Cantares habla así el Esposo: Una es mi paloma llena de perfecciones, ella solamente es la amada de su madre, y la escogida de. quien la engendró (Cantares 6, 9). Y en otra parte se dice: Otras vírgenes aunque no tan bellas la presentarán al Rey; y añade: Jovencitas cuyo número es infinito (Cantares 6, 8). Es pues una en todo, y una sobre todo, si atiendes al significado de su nombre." (San Paciano de Barcelona, Epístola I a Simproniano, VI-VIII)

Como puedes ver, ya San Paciano en el siglo IV deja claro el por qué nosotros los Cristianos nos identificamos como Católicos.


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES