Mostrando las entradas con la etiqueta pagano. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta pagano. Mostrar todas las entradas

Las ventajas de ser Cristianas para las mujeres en el mundo pagano


LAS VENTAJAS DE SER CRISTIANAS PARA LAS MUJERES EN EL MUNDO PAGANO
Por Miguel Pastorino 

Contra los prejuicios anticristianos infundados y las manipulación de datos históricos 

En medio de la avalancha de slogans y artículos superficiales que acusan al cristianismo de patriarcal y sexista, pocos conocen que la Iglesia primitiva tenía un poderoso atractivo para las mujeres que vivían bajo la cultura grecolatina.

Porque, de hecho, las mujeres en el cristianismo gozaban de un status muy superior al que tenían en el mundo pagano. Y si bien cualquier experto en historia antigua lo sabe, lo lamentable es que no se conozca en forma masiva del mismo modo en que circulan los mitos y las leyendas negras sobre el cristianismo primitivo.

Las mujeres tuvieron un papel fundamental en la expansión del cristianismo dentro del Imperio Romano. Las fuentes históricas y la arqueología moderna siguen confirmando la tesis defendida por expertos en el cristianismo antiguo de las ventajas de ser cristiana para las mujeres en la antigüedad. Si bien a lo largo de la historia y en la actualidad pueden encontrarse muchas actitudes machistas entre los cristianos, lo cierto es que el cristianismo en su origen es la fuente en la cultura occidental de los valores de igualdad entre hombres y mujeres y del respeto por la dignidad de todo ser humano.

La brutalidad del paganismo greco-romano con la mujer

La cultura grecolatina no era benévola con las mujeres. El derecho romano estaba concebido en función de los varones romanos y libres. Las mujeres tenían un status muy inferior, como una propiedad del varón. Ellas se encontraban en un nivel cercano a los esclavos o a los niños.

El infanticidio femenino era moneda corriente tanto en Roma como en Atenas, y a las mujeres que sobrevivían se les brindaba poca o nula educación. Su status legal en el mundo griego era análogo al del niño y durante toda su vida eran propiedad de un varón.

Si enviudaban las romanas estaban obligadas a volver a casarse lo antes posible y sus bienes pasaban a su nuevo cónyuge. El matrimonio de la mujer se arreglaba en su niñez y se realizaba a partir de los doce años, pero a veces siendo menores de esa edad. Estando casada, el varón podía expulsarla de su casa fácilmente y si era seducida o violada, legalmente quedaba abandonada por su cónyuge.

En Roma el culto a la violencia tenía un especial desprecio por todo aquello que pudiera ser considerado débil. Por ello el infanticidio femenino era común, naturalizado y legitimado. Tácito en sus “Historias” escribe con desprecio que los judíos condenaban como pecado el “matar a un hijo no deseado”, porque los romanos lo veían como normal. Por razones distintas también los pensadores griegos recomendaban el infanticidio en caso de necesidad política. Aunque según hallazgos arqueológicos los niños abandonados al nacer o asesinados pertenecían a ambos sexos, la mayoría aplastante eran niñas. Un texto conocido y citado por especialistas muestra la naturalidad para expresarlo, en la carta de un romano llamado Hilarion a su esposa Alis:

Estoy aún en Alejandría y no te preocupes si todos regresan y yo me quedo en Alejandría. Te ruego que cuides de nuestro hijito y tan pronto como me paguen te haré llegar el dinero. Si das a luz, consérvalo si es varón, y si es hembra, desembarázate de ella. Me has escrito que no te olvide. ¿Cómo iba a olvidarte? Te suplico que no te preocupes.

En una de las investigaciones más eruditas y recientes sobre el tema, el sociólogo Rodney Stark demuestra claramente la situación desfavorable de la mujer en el mundo grecorromano, que muchos idealizan como si hubiera sido feminista, y como en realidad fue todo lo contrario. El cristianismo supuso para la civilización occidental y para la mujer un nuevo comienzo de dignidad y libertad.

La mujer en el cristianismo primitivo

Mientras que muchas novelas y libros pseudohistóricos, desde el código Da Vinci de Dan Brown, hasta el indocumentado libro de la periodista británica Catherine Nixey (“La edad de la penumbra”), que están plagados de prejuicios anticristianos infundados y que manipulan los datos históricos, cuando no los tergiversan completamente; los historiadores e investigadores académicos sobre el tema no solo desmienten todos estos mitos, sino que unánimemente sostienen el contraste positivo que supuso el cristianismo para las mujeres en el mundo antiguo frente a la cultura patriarcal del mundo greco-latino. Y la mayoría de estos autores son historiadores y no necesariamente cristianos.

Los escritos del Nuevo Testamento atestiguan en diversos pasajes el modo en que Jesús actuó contra la cultura dominante, para sorpresa y escándalo de sus contemporáneos. Las integró a las mujeres dentro del grupo de sus discípulos en trato igualitario y la primera testigo de la resurrección es una mujer (María Magdalena), llamada por los primeros padres de la Iglesia como “apóstol de los apóstoles”. Pablo de Tarso en sus cartas narra no solo que no existían diferencias entre hombres y mujeres (Gal, 3,27-28), sino que nombra a diversas mujeres que lideraban comunidades y ejercían importantes ministerios en las comunidades cristianas (Rm 16, 1-7).

El cristianismo al igual que el judaísmo condenaba duramente el infanticidio. La moral cristiana que tenía estrictas normas en cuanto a la fidelidad conyugal, eran parejas para el hombre y la mujer, donde estaba igualmente mal visto el adulterio masculino como el femenino. Las viudas eran bien recibidas y todas las mujeres que se convertían al cristianismo contaban con ventajas respecto de su vida anterior, como contraer matrimonio a una edad mayor que sus coetáneas y podían elegir a su cónyuge.

De hecho, la población femenina era mucho mayor en el cristianismo que en las otras religiones, antes de que se convirtiera en religión oficial. En una sociedad donde los varones eran demográficamente muchos más, el cristianismo tenía una gran mayoría de mujeres. Y con el tiempo ellas fueron las que transmitieron la fe a sus esposos paganos. Las fuentes muestran la cantidad de disposiciones eclesiásticas a que las mujeres cristianas se pudieran casar con hombres no cristianos. Veían en ello una posibilidad evangelizadora y de hecho su influencia demográfica fue mayor, ya que influían sobre las familias que formaban aunque sus cónyuges siguieran siendo paganos.

Es cierto que algunos autores racionalistas criticaban este dato ridiculizando las conversiones femeninas a una religión irracional. ¿Entonces por qué no tenían tantas conversiones los cultos emocionales de los templos paganos? La verdadera razón de la mayoría aplastante de mujeres en el cristianismo era que gozaban de un espacio de dignidad, de igualdad y libertad que no existía en el mundo antiguo hasta el nacimiento del cristianismo.

Lo cierto es que el cristianismo no se impuso por la fuerza bruta al mundo pagano, sino por el protagonismo de la mujer en la transmisión de la fe, por un nuevo modo de comprender al ser humano, por un modo de ver que está en la base de la cultura occidental y que hoy muchos no conocen las raíces de esos valores. ¿Por qué la mujer ha logrado conquistar derechos en occidente como en ninguna otra cultura? Muchos cristianos a lo largo de la historia se han olvidado de sus orígenes y han consentido actitudes y una mentalidad patriarcal que han ido en contra de la dignidad de la mujer. Lo cierto es que a pesar de todo lo que todavía queda hoy por conquistar en reconocer la dignidad y los derechos de la mujer en muchas partes del mundo, y de todo lo que ellas han logrado después de siglos de desigualdad, el cristianismo está en la fuente de ese reconocimiento y de sus derechos.

Fuente, Aleteia

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.


¿Por qué ponemos árbol de Navidad? ¿Conoces su origen y significado?


¿POR QUÉ PONEMOS ÁRBOL DE NAVIDAD? ¿CONOCES SU ORIGEN Y QUÉ SIGNIFICA?

EL ÁRBOL DE NAVIDAD ES 100% CRISTIANO.

ES FALSO QUE EL ÁRBOL DE NAVIDAD SEA DE ORIGEN PAGANO.
Por: Saulo de Tarso

Antes de cualquier cosa, debemos recordar que un mismo símbolo tiene varios significados, dependiendo de la época, la cultura, la religión y el contexto. El "dragón" por ejemplo, es un ser bueno y sagrado para la cultura china, pero para nosotros los Cristianos representa a un ser malvado, Satanás. Para un satanista, la cruz invertida representa al anticristo, pero para nosotros los Cristianos Católicos, la cruz invertida representa al Apóstol San Pedro, que fue crucificado de cabeza y es símbolo de sus sucesores los Papas.

Lo mismo aplica para el árbol de Navidad y otros símbolos Cristianos, el cómo utilicen esos símbolos o los hayan utilizado los paganos no es problema nuestro.

Lo importante es: ¿QUÉ SIMBOLIZA PARA NOSOTROS LOS CRISTIANOS EL ÁRBOL DE NAVIDAD?

Fue en el siglo octavo que un monje Benedictino, Bonifacio de Crediton, quien evangelizó a Alemania, enseñó a los germanos a poner el árbol Navideño.

Los alemanes eran paganos, adoradores de Odín y Thor, que realizaban sacrificios humanos de niños en un árbol dedicado a estos dioses.

Bonifacio se informó de cuándo se realizaría el siguiente sacrificio, reuniendo a un grupo de sus monjes, se presentó al lugar donde se encontraba un árbol sagrado para los alemanes y en el que una niña estaba a punto de ser sacrificada.

Bonifacio arrebató el hacha del verdugo y rescató a la niña, con la misma hacha, derribó el árbol de roble y plantó en su lugar otro árbol, explicando a las tribus germánicas que el árbol de Odín y Thor había sido derribado y en su lugar crecería el árbol del verdadero Dios, Jesucristo, el único que nos da la vida eterna y así logró la conversión de los alemanes al Cristianismo, quienes abandonaron los sacrificios humanos y dejaron de adorar a los dioses nórdicos.
El árbol de Navidad representa al árbol de la vida de Génesis.

Génesis 2,9
Yahveh Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles deleitosos a la vista y buenos para comer, y en medio del jardín, el ÁRBOL DE LA VIDA y el árbol de la ciencia del bien y del mal.

Adán y Eva perdieron el derecho de comer del árbol de la vida al desobedecer a Dios y comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, pero Jesucristo vino a darnos con su muerte en otro árbol (la cruz) la vida eterna.

Gálatas 3,13
Cristo nos rescató de la maldición de la ley, haciéndose él mismo maldición por nosotros, pues dice la Escritura: Maldito todo el que está colgado de un madero.

I Pedro 2,24
El mismo que, sobre el madero, llevó nuestros pecados en su cuerpo, a fin de que, muertos a nuestros pecados, viviéramos para la justicia; con cuyas heridas habéis sido curados.

¿CUÁL ES EL SIGNIFICADO DE LOS ADORNOS?

Todo fue cambiando con el paso de los años y aquellas manzanas y velas del comienzo, hoy se convirtieron en las tradicionales esferas y las guirnaldas con luces de colores.

LAS ESFERAS.- Representan los Dones que Dios les da a los hombres. Las de color azul simbolizan el arrepentimiento; las rojas, las peticiones; las doradas, alabanzas; y las plateadas, agradecimiento.

LA ESTRELLA.- Es habitual ponerla en la punta. Ésta representa la fe que guía nuestra vida, así como la estrella de Belén guió a los Reyes magos.

CINTAS Y MOÑOS.- Simbolizan la unión familiar y la presencia de nuestras personas queridas alrededor de todos estos dones.

ÁNGELES.- Son los mensajeros entre nosotros y el cielo y son los encargados de protegernos, por eso no pueden faltar en tu árbol.

LAS LUCES.- No importa el color o si se prenden y se apagan. Ellas tienen un sentido, y es el de iluminar nuestro camino en la fe.

Las esferas simbolizan los hermosos frutos del árbol de la vida, la recompensa de Dios para sus santos, mismos que sólo podremos disfrutar y comer en el cielo, cuando Cristo venga al fin del mundo.

Apocalipsis 22,12-14
Mira, vengo pronto y traigo mi recompensa conmigo para pagar a cada uno según su trabajo.
Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin.
Dichosos los que laven sus vestiduras, así podrán disponer del ÁRBOL DE LA VIDA y entrarán por las puertas en la Ciudad.

El árbol Navideño tiene forma de triángulo ∆ que representa la Trinidad de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Y su punta señala hacia arriba, a Dios y al cielo, nuestro destino eterno, al que si somos fieles, aspiramos llegar.

Así que, la próxima vez que alguien te diga que el árbol de Navidad es malo y de origen pagano, TÚ YA SABES LA VERDAD.




Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/
 



Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES