Mostrando las entradas con la etiqueta estando. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta estando. Mostrar todas las entradas

miércoles, 16 de enero de 2019

Una mujer se quedó embarazada estando embarazada


UNA MUJER SE QUEDÓ EMBARAZADA ESTANDO EMBARAZADA
Por: Carolina Chmielak

Un testimonio que expone, una vez más, la maternidad subrogada como un acto de cosificación de la persona

El 28 de octubre de 2017 se publicó en el diario Washington Post – sección “Be yor Health” - un artículo titulado “She signed up to be a surrogate mother and unwittingly gave her own child away” ("Se inscribió para ser madre sustituta e involuntariamente entregó a su propio hijo") en el que se relata una noticia de gran impacto, en particular, para la comunidad científica.-

Jessica Allen, norteamericana y madre de dos hijos, decidió alistarse en la Agencia “Omega Family Global” a los fines de convertirse en “madre sustituta” o “madre gestante” a cambio de una abultada suma de dinero, esto es, 30.000 dólares. Dicha Agencia, situada en California y dedicada a “auxiliar” parejas que requieren de la subrogación para ser padres, la contactó con un matrimonio chino que deseaba tener un hijo.-

En abril del año 2016, la mujer se sometió a una Fertilización In Vitro -en adelante FIV- quedó embarazada y semanas más tarde, luego de hacerse los controles médicos pertinentes, descubrió que se encontraba esperando gemelos.-

La pareja subrogante identificada a lo largo del artículo con el seudónimo “Lius”, estaba encantada con la idea de tener dos bebes, es más a raíz de ello, se incrementó alrededor de un 12 % la compensación económica que percibiría la “madre portadora”.-

Finalmente, en diciembre del mismo año Jessica Allen da a luz a ambos bebés con los cuales no tiene contacto alguno – de acuerdo a lo estipulado en el contrato celebrado con la Agencia- y tan solo pudo ver una foto de los recién nacidos.-

Meses más tarde recibió otras fotos de los bebes y para su sorpresa logró advertir que los mismos nada tenían de parecido, es decir, no eran gemelos.-

Y no estaba para nada desacertada, ya que con la realización de los exámenes genéticos correspondientes, se descubrió que uno de los bebés era hijo biológico de ella y su esposo.-En pocas palabras, la mujer concibió a su propio hijo luego de someterse al tratamiento FIV y concebir al hijo de la pareja que había recurrido a la subrogación.- Esto se conoce como superfetación y rara vez ocurre en seres humanos – han habido 10 casos a lo largo de la historia de la medicina.- Es un proceso diferente al de la gestación múltiple – de mellizos / gemelos – pues se concibe un nuevo feto durante un embarazo ya en curso.-

En consecuencia, los padres biológicos del niño comenzaron una dura batalla legal para recuperarlo.

La pareja que alquiló el vientre y cuya voluntad procreacional se había priorizado, pretendía deshacerse del menor y pedir un resarcimiento monetario de 22.000 dólares a causa de lo ocurrido. Por otro lado un asistente social recomendó que se diese en adopción al menor para absorber los gastos y el dinero que se reclamaba pues ellos en definitiva eran “sus padres legales”.- A su vez otro asistente social había solicitado se le pagara la suma de 7.000 dólares por los gastos en los que había incurrido para cuidar al niño.-

Lo cierto es que tras varias idas y vueltas esta pesadilla terminó en febrero de 2017.- La pareja recuperó a su hijo y no le pagó suma de dinero alguna a la pareja “Lius”.-

La maternidad subrogada es un Técnica de Reproducción Humana Asistida de Alta Complejidad que se encuentra permitida en algunos de los Estados de Norteamérica.- De acuerdo con lo dispuesto por la CDC o Center for Disease Control and Prevention de Estados Unidos, alrededor de 1.6 millones de niños son concebidos por medio de técnicas procreativas diversas, cifra que se ha duplicado en la última década.-

El caso de que se trata es llamativo desde el punto de vista médico – científico. Desde la perspectiva jurídica, este es otro lamentable ejemplo de la “lógica productiva” propia de estas técnicas: el hijo – en realidad los hijos, no podemos dejar a un lado a aquel que fue dado a la pareja subrogante- es concebido como “producto” o “mercancía” y no como ser humano.- Reiteramos y sobre todo remarcamos que el niño por nacer o ya nacido no es, ni puede ser, objeto de contrato. ES SUJETO.- De allí que cualquier acuerdo o contrato que lo considere como tal sea a nuestro criterio nulo - el objeto es prohibido.-

De alguna u otra forma esto mismo lo explica la madre biológica del menor quien expresamente reconoce que su hijo biológico fue tratado como una cosa siendo al mismo tiempo objeto constante de negociaciones.-

Cuando la sociedad logre despojarse de su mirada adultocétrica y deje a un lado la lógica mencionada precedentemente, comprenderá que la realidad biotecnológica de la “maternidad subrogada” apunta contra la dignidad e interés superior del menor.

Este artículo fue publicado originalmente por nuestros aliados y amigos:


http://es.catholic.net/op/articulos/67385/cat/258/una-mujer-se-quedo-embarazada-estando-embarazada.html


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



sábado, 24 de noviembre de 2018

Un joven canadiense testigo de Jehová, dice que Dios lo llamó a "ser Católico" estando en una zona rural de Kazajstán



UN JOVEN CANADIENSE TESTIGO DE JEHOVÁ, DICE QUE DIOS LO LLAMÓ A “SER CATÓLICO” ESTANDO EN UNA ZONA RURAL DE KAZAJSTÁN

Cuando el canadiense David Rakowski, recibió en 2014 la noticia de que estaba contratado para su primer trabajo como profesor de idiomas en Kazajstán “sabía que iba a vivir la aventura de mi vida”, cuenta en un íntimo relato que ha publicado en el portal The Coming Home Network. El destino fue Taldykorgan, ciudad situada a 120 kilómetros de la frontera china a lo largo de las majestuosas montañas de Tien Shen (imagen adjunta), donde su vida sería impactada, no solo por ser este su primer trabajo como maestro de inglés y el encuentro con una nueva cultura, sino porque viviría una transformación espiritual radical.

De niño lo educaron en la fe que profesaba su familia: los Testigos de Jehová; quienes le enseñaban, dice David, que “eran la fe cristiana verdadera”, que solo ellos “seguían la tradición… y sólo nosotros seríamos salvos”. Pero en su adolescencia y juventud, aunque libremente “aceptaba a Jesús en su corazón”, comenzó a vivir un proceso de reflexión respecto de la veracidad y la auténtica historia del cristianismo.

Había “algo más grande por descubrir”

Para cuando finalizó sus estudios universitarios, que lo habilitaban como maestro de escuela, ya había concretado su sueño de infancia viajando por más de 30 países y conocido “lugares de culto” de creencias diversas que confrontaron su propia identidad espiritual como Testigo de Jehová. “Las discusiones religiosas con la gente que conocí me dieron una perspectiva global sobre la espiritualidad en general y el cristianismo en particular”, confirma David.

Pero Dios aún le reservaba una sorpresa en este trayecto de búsqueda que el joven profesor canadiense había iniciado. No podía resistir, dice, aquel impulso interior y “estaba convencido” de que había “algo más grande por descubrir”. Finalmente “sería en Kazajstán donde me enfrenté a una pregunta crítica de mi caminar cristiano: ¿Cuáles eran los orígenes de mi fe?”.

Buscando conocer la cultura e historia de aquel país euro asiático que le ofrecía trabajo, comenzó a leer algunos informes oficiales del gobierno kazajo. Le sorprendió saber, reconoce, que más de medio milenio antes de la llegada de la iglesia ortodoxa rusa o de los protestantes, “hacia 1245 los monjes católicos ya habían visitado sus estepas”.

Conociendo la historia del cristianismo


Esa información le hizo “tangible” por primera vez, comenta David, lo que confirmaría en una posterior investigación -que le llevó un par de años- de la historia del cristianismo. “Necesitaba llegar al fondo de por qué creía lo que creía”. Estudió así las tesis de Lutero y otros reformadores como Wiclef, Hus, Zwinglio y Calvino, observando cómo en sus afirmaciones se acusaban unos a otros de no ser auténticos cristianos… Luego conoció la verdad en la Sagrada Escritura con su “canon establecido por la iglesia católica allá a finales del siglo V”, comenta. También a los “Padres de la Iglesia”, siendo cautivado por San Ignacio de Antioquía. “Cuando leí sus palabras sobre la devoción a María, los sacramentos, la presencia eucarística, el purgatorio, el primado de Pedro, la sucesión apostólica, la jerarquía eclesial y la naturaleza de la salvación, vi un cristianismo que se veía muy diferente de la variante protestante a la que estaba acostumbrado. ¿Quién era yo para contradecir a estos primeros Padres sobre la naturaleza del cristianismo?”

Por ese mismo tiempo un par de amigos que hizo en Taldykorgan, la ciudad rural donde trabajaba y vivía, lo invitaron un día a misa con ellos en la única iglesia católica del pueblo (n. del e.: se trata de la parroquia Santísima Virgen María). Fue nada más entrar por primera vez en ese recinto católico y su “intolerancia profunda”, confiesa, se desvaneció. “Sentí una conexión más directa con Dios”, agrega. El siguiente impacto lo recibió del celebrante, “el padre Luca” (Baino), misionero franciscano que emocionó a David por la “calidez, carisma y amor a Jesús”, que transmitía. “Su paciencia y fe me impactaron. Ni una sola vez me presionó; simplemente respondió a mis preguntas”.

Testigos de la fe


Un factor igual de importante en este proceso fue leer algunos testimonios de protestantes que retornaron a casa, a la fe católica. “Sus historias me aseguraron en mis descubrimientos históricos y me ayudaron a entrar en comunión con mis hermanos católicos cristianos. Estudiar intensamente mi propia fe me humilló lo suficiente como para estar de acuerdo con Chesterton en que «un católico es una persona que ha tenido el valor de enfrentarse a la increíble e inconcebible idea de que hay algo más sabio de lo que él es (The Well and the Shallows)». Podría haber seguido siendo protestante y ser una buena persona, pero ese no era el punto. Mi camino cristiano fue guiado por la búsqueda de la verdad y de la plenitud de Cristo. Me di cuenta de que, si iba a ser protestante, debía saber por qué no soy católico”.

No podía seguir negando la verdad que se asentaba en su alma, confidencia David, pero de igual forma sabía que era un privilegio lo vivido y señala: “El llamado de Dios a ser católico me sorprendió (…) y decidí poner mi confianza en la Iglesia que Jesús mismo fundó. Me bauticé en la Iglesia católica, en Kazajstán, el miércoles de ceniza del año 2017”.

David dejó Kazajstán en junio de 2017. Este es el video que, para honrarle, subieron a YouTube sus alumnos al despedirle:


Fuente, portaluz.org


Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES