Mostrando las entradas con la etiqueta crucifixión. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta crucifixión. Mostrar todas las entradas

La condena a Jesús revelada jurídicamente. Mira las injusticias procesales que lo llevaron a la Crucifixión



En el juicio a Jesús hubo todo tipo de infracciones procesales», aseguró este lunes el catedrático de Derecho Romano de la UNED Federico Fernández de Buján. El autor de Jesús callaba. La renuncia al propio derecho analizó en la Universidad CEU San Pablo el proceso que derivó en la crucifixión de Cristo, desde una perspectiva bíblica, histórica y jurídica.

El ponente señaló algunas de las irregularidades, como el juicio fuera de horas, la ausencia de testigo de descargo o el cambio de acusación cuando llevaron a Jesús a ver a Poncio Pilato: allí no le imputan considerarse Hijo de Dios, sino fomentar el impago de impuestos y el delito de perduellio, hacerse rey.

 Fernández de Buján destacó también que el Sanedrín actuó «con alevosía y conculcación», y que tenían decidida la condena antes del juicio.

«La condena del Justo convierte el proceso en inicuo», insistió. Frente a esta injusticia, el jurista destacó «el silencio y la mansedumbre absoluta del Señor», un mutismo que ejerció hasta en tres comparecencias durante el juicio. También destacó que ni Herodes ni Caifás fueron peones sin opción, y que tuvieron responsabilidad conforme a su libertad; también Judas, un personaje «fascinante» al que –confesó– le cuesta juzgar.

El papel de Poncio Pilato

Fernández de Buján abordó profusamente el rol de Poncio Pilato, de quien dijo que cometió prevaricación. «Pilato era un funcionario que dictó una resolución injusta a sabiendas de que lo era», señaló, aunque detalló cómo intentó tres veces salvar a Jesucristo: cuando lo envió a Herodes Antipas –pero el Sanedrín insistió–, cuando le puso frente a Barrabás –pero los sacerdotes manipularon al pueblo– y cuando le mandó flagelar: apuntó que este castigo pudo estar motivado para que el pueblo se compadeciese de él.

«La flagelación no está prevista en las leyes como una pena previa a la de muerte; de hecho, a los ejecutores les estaba gravemente prohibido matar a la persona a la que torturaban», dijo. ¿Qué habría pasado si Pilato se hubiera negado a crucificar a Cristo?, preguntó un asistente. «En el aspecto sociopolítico no habría pasado nada», aunque señaló que en el plano teológico la pregunta no tiene respuesta clara.

Para contextualizar su intervención, Fernández de Buján apuntó que «hoy en día nadie duda de que Jesucristo fue un personaje histórico», y que los Evangelios tienen valor histórico, además de teológico. Indicó, en este sentido, que la expresión del Credo «padeció bajo el poder de Poncio Pilato» está, realmente, indicando una coordenada histórica, «muy concreta»: Pilato fue procurador imperial durante siete años, alrededor de los años 30 del siglo I.

La conferencia estuvo organizada por la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria –una obra de la Asociación Católica de Propagandistas–, y fue presentada por su director, Fernando Lostao, quien destacó lo oportuno del acto, en vísperas de Semana Santa. Fernández de Buján deseó que su intervención sirva para preparar «la gran semana de los cristianos», que culmina más allá de la memoria de este juicio injusto, en la Pascua de Resurrección.

¿Guardaba Caifás uno de los clavos de la crucifixión de Cristo?


¿GUARDABA CAIFÁS UNO DE LOS CLAVOS DE LA CRUCIFIXIÓN DE CRISTO?

Un clavo parece haber estado guardado en el osario junto a los huesos del sumo sacerdote

Cuando encontraron un féretro -una antigua caja hecha para contener huesos humanos de una persona precedentemente sepultada – en Jerusalén en 1990, algunos creyeron que podía contener los restos del sumo sacerdote Caifás, recordado por mandar crucificar a Jesús.

El descubrimiento de ese osario hizo noticia. Aunque fue descuidado esa vez, podría asumir hoy un significado más importante. Puesto que un clavo, como los usados por los romanos para crucificar a sus víctimas, parece haber estado guardado en el osario junto a los huesos del sumo sacerdote.

¿Era uno de los clavos que crucificaron a Jesús? ¿Por qué motivo habría estado encerrado dentro del osario de Caifás? ¿El sacerdote quizá vivió arrepentido por la crucifixión de Cristo?

Las hipótesis son muchas, y algunos han vinculado este descubrimiento a un evangelio apócrifo encontrado en Turquía, según el cual después de la Resurrección, Caifás se habría vuelto un discípulo del Mesías.

Si esta hipótesis es confirmada, quizá cambiarán la interpretación de las Escrituras y las relaciones entre cristianos y judíos. O sería una de entre las muchas pistas equivocadas. Y en los ambientes cristianos parecen optar por esta última hipótesis.

El sacerdote Eugenio Aliata, arqueólogo en el Studium Biblicum Franciscanum de Jerusalén, afirma que encontrar clavos para la crucifixión no es inusual, es posible que en la tumba de Caifás se hayan encontrado clavos de la crucifixión. Aunque, agregó, esta interpretación se presta más para la fantasía que para otra cosa.

En el interés del documental producido por Simcha Jacobovici, y transmitido por la televisión israelí, la difusión de esta noticia coincidió con la Semana Santa. Pero si es auténtica o no, no cambia nada la fe cristiana.



Fuente, Aleteia

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.



Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES