Mostrando las entradas con la etiqueta Longinos. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Longinos. Mostrar todas las entradas

San Longinos, mártir


SAN LONGINOS MÁRTIR, RUEGA POR NOSOTROS
Su fiesta: 15 de Marzo
(no aparece en el calendario litúrgico actual).

El evangelio (San Marcos 15, 29) narra que un centurión traspasó con su lanza el Corazón de Jesús del que brotó sangre y agua. Según la tradición ese centurión se llama Longino y es de la ciudad de Lanciano.

En Lanciano se encuentra el gran Milagro Eucarístico en el que una Hostia no solo se convirtió en la Cuerpo y Sangre de Jesús como siempre ocurre, sino además ocurrió de manera visible y científicamente verificable: Milagro Eucarístico de Lanciano >>>

Revelación a Ana Catalina Emmerichsobre Longino

Según Ana C. Emmerich, Longino el centurión que le traspasó el Corazón de Nuestro Señor con la lanza, era un joven de mas o menos 25 años de edad, un poco débil y nervioso, que tenia problemas graves de la vista. La mayoría de los soldados se burlaban de el, al verlo tan débil físicamente.

El fue iluminado por la gracia de Dios, para sentir compasión de las santas mujeres que se encontraban presente al pie de la Cruz, que sufrían pensando que Jesús todavía estaba vivo sufriendo dolores espantosos. Longino quería mostrarles, que Jesús estaba realmente muerto, para que se tranquilizaran, y consolarlas un poco.

Sin darse cuenta fue instrumento, para que la profecía se cumpliera. Busco una lanza que estaba cerca y con las dos manos la tomo, traspaso el Costado de Nuestro Señor. Llego a traspasar su Corazón físico, de tal manera, que según Ana C. Emmerich, la lanza Traspaso su Corazón hasta llegar al lado opuesto, izquierdo de Nuestro Señor.

Según los evangelios apócrifos, cuando Longino, saco la lanza del Costado de Nuestro Señor, una cantidad enorme de Agua y Sangre salió de El. Longino fue empapado por toda su cara y cuerpo de la Sangre y Agua de Nuestro Señor. Esto fue una gracia similar a la del Bautismo. Gracia y salvación entró en el alma de Longino. En este momento se arrodillo pidiendo perdón en público por sus pecados, proclamando que creía en la Divinidad de Jesús. Longino fue sanado de la enfermedad de sus ojos, y empezó a ver perfectamente.

La Santísima Virgen lucía en su apariencia como si ella también fue traspasada. Según Ana C. Emmerich, el agua y la Sangre continuaban corriendo y tocando otras personas, y cayendo en rocas cercanas. La Santísima Virgen y María Magdalena recogieron la Sangre de Nuestro Señor en varias vasijas.

Aunque estos acontecimientos vienen de revelaciones privadas, podemos sacar mucho provecho de ellos, ya que no van en contra de la Tradición de la Iglesia.

Longino vio el Corazón traspasado de Jesús y fue sanado y convertido. Él dejó el ejército, se fue a Capadocia y fue martirizado por la fe. Ahora es conocido como San Longino.

Si deseas conocer más sobre tu fe católica, visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/

Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

TU DONATIVO NOS HACE FALTA Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!



Longinos, el soldado de Cristo


PERFORÓ CON UNA LANZA EL COSTADO DE CRISTO

SU NOMBRE ERA "CAYO CASIO LONGINOS”

Y AHORA ES SANTO
Por Jesús Mondragón

El Centurión romano que vio morir al Señor en la Cruz y clavó su lanza en el costado del Salvador, entre el cuarto y quinto espacio intercostal, perforando el Corazón de aquel que murió por los pecados de todos los hombres, derramando así, hasta la última gota de su sangre, por ti y por mi.

Longinos, era originario de un pueblito de Italia, llamado hoy en día, "Lanciano", en honor a la lanza de Cristo. Destacado en Palestina durante el siglo primero, estuvo a cargo de la crucifixión de Nuestro Señor Jesucristo.

¿Qué suceso fue lo que obligó a un soldado profesional, acostumbrado a ver morir y matar, para reconocer a ese humilde carpintero, que murió crucificado, como "EL HIJO DE DIOS"?

El legionario, sufría de un grave mal en el ojo y al lanzar el costado de Cristo, la Preciosísima Sangre que brotó del Corazón, escurrió a lo largo de la lanza y de su brazo, salpicando el ojo enfermo, que quedó sanado al instante.

Con el milagro, Longinos reconoció que ese hombre que acababa de morir sobre la Cruz, era más que un hombre. La Biblia le dedica un versículo al legionario romano que se convirtió al Cristianismo y murió mártir.

"Al ver el centurión, que estaba frente a él, que había expirado de esa manera, dijo: «Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios.» Marcos 15, 39.

Como testigo presencial de los hechos, se encargó de desmentir las afirmaciones de los judíos de que los discípulos habían robado el cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo, algo que los judíos jamás le perdonarían.

Longinos vivía y se movía entre ellos libremente durante un tiempo, luego volvió a casa para vivir en la finca de su padre. Pero los Judíos no habían terminado con él. Y sus mentiras pronto provocaron que Poncio Pilato, el gobernador romano de Judea en tiempos del emperador Tiberio César, emitiera una orden draconiana a sus tropas:

¡Encuentren a este centurión renegado y decapítenlo inmediatamente!

Longinos corrió a la carretera, y saludó a sus adversarios como amigos. Sin hacerles saber quién era, los invitó a su propia residencia, les dio de comer espléndidamente, y se quedaron dormidos, se preparó para su ejecución en la oración durante toda la noche y luego se vistió con ropa impecablemente blanca, un atuendo de entierro. Cuando se acercó el amanecer, señaló a sus leales compañeros y les dio instrucciones para enterrarlo en la cima de una colina cercana.

Entonces el mártir se acercó a los soldados, los despertó y les reveló su verdadera identidad: “soy Longinos, el hombre que buscan”.

Sorprendidos y mortificados por la honestidad de su anfitrión, los romanos perdieron por completo el equilibrio. ¿Cómo iban a decapitar a un hombre de carácter tan noble? Pero incluso mientras protestaban contra la ejecución, Longinos insistió en que debían llevar a cabo sus órdenes para poner fin a su vida. Al final, Longinos y los dos compañeros de armas que habían estado con él al pie de la cruz fueron llevados a Jerusalén y decapitados. El destino del centurión como un mártir de Jesucristo se cumplió.

Su nombre era Cayo Casio Longinos, ganó la corona del martirio y la santidad, hoy se le conoce con un nombre más corto, ¡pero más grande!

SAN LONGINOS...


PAX ET BONUM


Si deseas conocer más sobre tu fe católica visita nuestra página de Facebook.

https://www.facebook.com/defiendetufecatolico/


Nota importante: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Estimado lector: ¡Gracias por seguirnos y leer nuestras publicaciones. Queremos seguir comprometidos con este apostolado y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar cada vez a más personas. ¡Necesitamos de ti!
¡GRACIAS!


Donaciones:

BÚSQUEDA POR TEMA

BÚSCANOS EN FACEBOOK

PUBLICACIONES POPULARES